Un experto en marketing habla del “Error de Garoña”.

Como se nota que la energia nuclear mueve ingentes cantidades de  recursos economicos. Ahora un “experto en marketing”  supongo que contratado por Nuclenor o el Foro Nuclear (o empresas afines) se permite “opinar del cierre de la Central de Garoña”.

Lo grave es que sale en Agencia EFE como si fuera una noticia cuando no es mas que un mero acto de marketing empresarial. La noticia debería haber sido: “La industria nuclear contrata a un relaciones públicas para justificar la continuidad de Garoña”.

Claramente se trata de llenar los medios con noticias referentes a la continuidad de Garoña en una campaña mediatica financiada por el lobby nuclear español. Además en la misma semana que la Junta de Castilla y Leon y Nuclenor han presentado denuncias contra el gobierno español ante la Audiencia Nacional por querer cerrar la central de las mil grietas en 2013.

Veamos lo que ha aparecido en  europapress.es :

“Cuando la electricidad española sea la más cara de Europa, estoy seguro de que la opinión pública dejará de ser antinuclear, pero entonces posiblemente no tendrá remedio porque la producción nuclear no se improvisa”. Lo dice Pierre-René Beauquis, un geólogo y economista francés experto en petróleo, que fue director de Estrategia de la petrolera Total. Es bueno escuchar a quien sabe y no tiene intereses directos sobre la industria de la energía en España, ahora que andan pegándose unos y otros por el mando en las eléctricas y cuando Endesa e Iberdrola le han pedido al Gobierno una indemnización de 604 millones de euros por el cierre arbitrario e innecesario de la central nuclear de Garoña. A esa petición de indemnización se van a sumar también los municipios afectados por el cierre, por razones fundamentalmente ideológicas, de la central. En los ayuntamientos afectados, dos tercios de los impuestos recaudados provienen de la central. Y de aquellas promesas de que se iba a revitalizar la zona, nada de nada. Logrado el efecto propagandístico, las promesas se archivan.

Beauquis afirma que sólo el 1,5 por ciento de la energía que consume el mundo es eólica o solar y que falta mucho para que sean una alternativa, incluso en España, donde se han subvencionado inversiones muy importantes en el sector (ver producción en tiempo real en España). El 85 por ciento de la energía que consume el mundo procede del petróleo (36 por ciento), del carbón (22) y del gas (22). El petróleo es un factor gravemente distorsionante, que provoca crisis económicas muy serias, y su precio oscila mucho porque la oferta no puede seguir a la demanda y también por cuestiones políticas, pero tiene fecha de caducidad según todos los estudios.

Cuando el petróleo se acabe o la demanda no pueda ser satisfecha, las renovables y la nuclear serán la única salida. China está construyendo 15 centrales, Estados Unidos también camina en esa dirección y en Europa sólo Austria, Irlanda, Alemania y España son antinucleares. La energía nuclear es tres veces más barata que la nuclear y, por tanto, mucho más fácil de amortizar. Francia, gracias  al socialista Mitterrand, es un ejemplo: el 80 por ciento de la electricidad es nuclear y mantenerla no sólo ha sido posible y barato, sino seguro.

Además de valorar lo que nos va a costar, el Gobierno no sólo debería dar marcha atrás en el cierre de Garoña sino buscar consenso para poner en marcha nuevas centrales nucleares. Está demostrado que es una energía segura, poco contaminante y más barata a medio plazo (ver precio del kilowatio). Vamos a sufrir nuevas crisis del petróleo y nos vamos a ver en serias dificultades. Cuando alguien decide cambiar el rumbo, otra vez habremos llegado tarde a la modernidad. Y otra vez lo pagaremos en la factura de la electricidad. Históricamente los ciudadanos han pagado los errores de sus gobernantes. Y casi siempre, los responsables políticos de esas decisiones ya eran historia en la política. Los gobernantes pasan, sus errores permanecen.

Nota: el mismo dia de publicación de esta “noticia” debido al viento sur y a que era sabado la producción eolica en España era del 48% a las 5 AM  y del 27 % a las 10 AM. Casi nada.

Fuente : europapress.es

Francisco Muro de Iscar : Ejerce todo tipo de actividades publicitarias, relaciones publicas y comunicación integral ,es decir, asesoramiento a toda clase de personas físicas y jurídicas en materia de publicidad, relaciones públicas y marketing.

Iberdrola y Endesa demandan al gobierno por el cierre de Garoña.

Insisten en sus derechos para imponer su negocio y beneficio, reclamando incluso compensación cuando se ha forrado muchos más años de los previstos en el momento de la construcción de la central en 1970.

Espero que el gobierno reaccione y demande a las empresas mencionadas por el coste que está suponiendo la gestión de los residuos de Garoña en Reino Unido, Francia y el futuro Almacén Centralizado. O sea te demando porque dejo de ganar dinero pero te comes los residuos que genero con mis beneficios….  ¡venga coge una pandereta y unas castañuelas! ¡que esto es de risa!.

Asi mismo la Junta de Castilla-Leon ha presentado una demanda por similares motivos.

La empresa Nuclenor, participada al 50 por ciento por Endesa e Iberdrola, y propietaria de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), ha presentado ante la Audiencia Nacional la demanda contra la decisión del Gobierno de cerrar la instalación en 2013.
EFE – SERVIMEDIA
Fuentes de Nuclenor confirmaron que se han formalizado ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional los argumentos de su recurso, que ya presentó el pasado 14 de septiembre, contra la orden ministerial del 3 de julio de 2009 en la que Industria establecía el cierre definitivo de la central nuclear de Garoña.

Tras conocerse esta decisión, que Nuclenor califica de “arbitraria y carente de justificación”, la empresa participada por Endesa e Iberdrola avanzó su intención de llevar a cabo cuantas acciones legales le puedan corresponder para la defensa de los derechos e intereses legítimos de todas las partes afectadas, como es el recurso presentado ante la Audiencia Nacional.

Nuclenor defendió entonces que existen “sólidas razones que avalan la continuidad en la operación de la central de Santa María de Garoña hasta 2019” y recordó la apreciación “favorable” que de su seguridad y fiabilidad ha realizado el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y cinco equipos de inspección de organismos internacionales en los últimos doce años.

Al recurso de Nuclenor se le sumó el presentado, también ante la Audiencia Nacional, por la Junta de Castilla y León, que considera que el Ejecutivo adoptó la decisión de cerrar Garoña en 2013 sin los informes preceptivos y con “vicios de procedimiento”.

Por su parte, la Asociación de Accionistas minoritarios de empresas Cotizadas (AEMEC) está pendiente de conocer qué sección de la Audiencia Nacional se hará cargo de su recurso para sustanciarlo.

La AMEC presentó su recurso en septiembre ante el Tribunal Supremo, al considerar que se trataba de la instancia adecuada por tratarse de una decisión del Gobierno “disfrazada” de orden ministerial, explicaron fuentes de la Asociación, pero el Alto Tribunal ha decidido que no es de su competencia y lo ha trasladado a la Audiencia Nacional.

Sánchez Galán afirma que se pedirá una compensación por el cierre

Por su parte, el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, afirmó que Nuclenor pedirá una compensación por el cierre de Garoña y afirmó que la demanda que se ha presentado ante la Audiencia Nacional pide que “la orden ministerial que dicta el cierre dé marcha atrás”.

La compañía dispone de un cálculo de las pérdidas “auditadas y peritadas” que dicho cierre le acarrearía. Una “cifra importante” por la que se pedirá “la compensación correspondiente”.

Mas informacion.

La energia nuclear no es barata. Y sus residuos menos aún.

¿Se incluye el coste de gestión de los residuos nucleares dentro del precio del kilowatio/hora nuclear ?

La respuesta clara es: no.

Si lo hiciera el coste del kwh.  seria mucho  mas caro de lo que los lobbies nucleares tratan de hacer ver. Por ello es más sencillo que su gestión la realice una empresa pública como ENRESA, para de esa forma repercutir el coste de los residuos entre todos los españoles.

Los residuos nucleares españoles andan repartidos por Reino Unido y Francia y su almacenamiento implica un coste económico que paga el gobierno español. Concretamente   330.000 euros desde 1983 en el caso de los residuos britanicos. Los que se encuentran en Francia han costado al erario público 9 millones de euros.

En “La Razón”  nos explican el coste que tiene los residuos que se hallan en suelo británico.

Muchos de los residuos nucleares de España se encuentran dispersos por Europa. La falta de un ATC pasa factura.

MADRID- El futuro Almacén Temporal Centralizado (ATC) ha dividido a la población antes de que se sepa siquiera su destino final. Algunos lo rechazan mientras pretenden que se alargue la vida de las centrales nucleares otros, en cambio, ven la posibilidad de que el pueblo se desarrolle, y otros, su destrucción, convertir su pueblo en un cementerio. Pero a la espera de que las renovables alcancen un mayor peso en el llamado «mix» de fuentes energéticas, para un gesto tan sencillo como calentar el café también «se tira» de las nucleares. Debate aparte, a España le va a salir caro no tener aún un lugar temporal en el que dar cobijo a sus residuos de alta radiactividad.


Elevado peaje

España lleva pagando «unas 300.000 libras al año (330.160 euros) a Reino Unido por el material procedente del reprocesado de combustible de la central nuclear de Santa María de Garoña (en el Valle de Tobalina, Burgos) que se envió a British Nuclear Fuels Limited (BNFL), informan a este periódico desde la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa). Y «los materiales llevan allí desde 1983», añaden las mismas fuentes. Es decir, que España ha pagado ya casi 9 millones de euros (en concreto, 8.911.750,42 euros o casi 1.500 millones de las antiguas pesetas) por los «600 kilogramos de plutonio y 97 toneladas de uranio» de la central nuclear que alberga el país vecino.

Y como todo apunta a que el ATC no será realidad como muy pronto hasta el horizonte 2015 (desde Enresa calculan que una vez que se inicie la construcción de la primera fase del proyecto el almacén temporal estará operativo en cinco años), lo cierto es que la cifra que España habrá pagado a Reino Unido por no haber sido previsora al final superará los diez millones de euros. Y eso, a pesar de tratarse de pequeñas cantidades de materiales fisionables.

Ahora bien, es tan sólo una cifra estimativa, ya que en la actualidad se renegocia con las autoridades británicas el coste anual que se paga por el material de reprocesado de la central nuclear más antigua de España, cuyo cierre está previsto para 2013, cuando Garoña cumplirá 42 años.

El futuro ATC albergará unas 7.000 toneladas de combustible gastado procedente de las centrales nucleares, residuos del reprocesado del combustible y aproximadamente unos 1.900 metros cúbicos de residuos del desmantelamiento de las instalaciones nucleares. Como en el caso de Garoña, hasta allí se llevarán también los residuos radiactivos que dejamos en Francia tras el incendio, en octubre de 1989, en Vandellós I, y por el que el reactor de Tarragona tuvo que finalizar su explotación comercial.

Por los 13 metros cúbicos (84 unidades) de residuos de alta actividad vitrificados y unos 666 de residuos de media actividad de distintos tipos que tienen que volver antes de 2011, España pagará a Francia unos 60.000 euros diarios a partir del 1 de enero de 2011; es decir, casi 22 millones de euros al año. Las que no tienen que retornar son «las 40 toneladas de combustible de la central nuclear José Cabrera de Almonacid de Zorita (cerrada en abril de 2006), enviadas también a BNFL, ya que el contrato no incluía devolución del material», concluyen desde Enresa.
ANÁLISIS

El coste de no disponer de un único depósito


– ¿Por qué España no tiene aún un almacén nuclear centralizado?

–Los sucesivos Planes Generales de Residuos Radiactivos han contemplado el almacenamiento centralizado, pero los distintos gobiernos han ido aplazando la decisión hasta que, en abril de 2006, el Congreso dio luz verde a la convocatoria de candidaturas a albergar el Almacén Temporal Centralizado (ATC).

– ¿Dónde se guardan los residuos nucleares?
–Los desechos de baja y de media radiactividad, procedentes de hospitales, laboratorios y del desmantelamiento de centrales en desuso, se almacenan en el depósito de la antigua mina de uranio de El Cabril (Hornachuelos, Córdoba), inaugurado en 1992. El combustible usado por los 8 reactores en funcionamiento se deposita en piscinas en las propias centrales y en almacenes en seco construidos en las mismas instalaciones, en los casos de las centrales alcarreñas de Zorita, en proceso de desmantelamiento, y Trillo, cuyas piscinas están saturadas.

– ¿Por qué se enviaron residuos al extranjero?
–El plan de gestión de residuos de Vandellós (Tarragona) contemplaba el almacenamiento temporal fuera de España ya antes de que el reactor I sufriera un incendio fortuito en 1989, lo que obligó a cerrarlo y a adelantar su traslado a La Hague (Francia). Parte del combustible de Garoña, la central en activo más antigua, y de Zorita, la primera española, se envió a Reino Unido en 1983.

Fuente:lainformacion.com

Cementerio nuclear. Opacidad y presiones para enterrar 6.700 toneladas de residuos radioactivos, ante la falta de municipios dispuestos, ENRESA eligió a los pueblos

Cementerio nuclear. Opacidad y presiones para enterrar 6.700 toneladas de residuos radioactivos, ante la falta de municipios dispuestos, ENRESA eligió a los pueblos

El 29 de enero terminaba el plazo para presentar las candidaturas para el almacén de residuos radioactivos. Prácticamente en el último momento, 14 ayuntamientos decidieron postularse para este proceso de selección. Desde ese instante, sus habitantes han conocido las estrategias que la empresa pública responsable, Enresa, ha utilizado para granjearse el apoyo de los responsables municipales. La decisión final no se sabrá hasta dentro de unos meses, tiempo para que las plataformas antinucleares intenten evitar que su municipio se una a Trillo, Zorita (Guadalajara) y El Cabril (Córdoba), lugares que tienen cementerios nucleares.

De los 8.099 municipios del Estado español, sólo 14 han solicitado la instalación del Almacén Temporal Centralizado (ATC) en su territorio. Pero todo indica que no lo han hecho por iniciativa propia. Ni siquiera los seis millones de euros al año para la comarca que el Ministerio de Industria ofrecía en un principio, de los cuáles 2,4 millones van destinados exclusivamente al municipio que acoja el ATC, fueron suficientes. Para conseguirlo la Empresa Nacional de Residuos Radioactivos SA (ENRESA) se ha tenido que emplear a fondo: reuniones secretas, ofertas a alcaldes, tours de científicos a sueldo por los pueblos e, incluso, subir la cuota inicial de inversión a 8,25 millones de euros para conseguir candidatos para acoger las 6.700 toneladas de residuos.

JPG - 114 KB
Elaboración: DIAGONAL / Fuente: ENRESA.

Por eso, algunos municipios se han presentado sin cumplir las bases del Ministerio de Industria. Incluso dos de ellos ni siquiera lo aprobaron en Pleno. La mayoría convocaron los plenos en sesión urgente el 29 de enero, último día para aprobar el ATC. Enresa había mantenido durante meses reuniones con todos los municipios y les había dado instrucciones. Por ello, plataformas ciudadanas y grupos ecologistas califican el proceso de “nada democrático”.

Prácticas poco transparentes
En Extremadura hay dos candidaturas, Albalá (Cáceres) y Granja de Torrehermosa (Badajoz). En Albalá, el alcalde, Jesús Pascual (independiente), dimitió sorprendido porque la mayoría de la corporación votó a favor. Pascual declaró que como médico conocía las consecuencias del cementerio nuclear. Antonio Galán, concejal del PP de Albalá, que también votó en contra, ha declarado a DIAGONAL: “Ha sido todo muy oscuro. El 28 tuvimos un pleno, y el 29 a mediodía nos convocaron para otro a las 17 h de la tarde. Primero nos dijeron que había llamado la agencia Efe, después reconocieron que Enresa llamó para convocar el pleno. Llevaban tiempo de negociaciones. El 80% de la comarca está en contra”.

Granja de Torrehermosa ha visto rechazada su solicitud, pues se presentó fuera de plazo y sin someterlo al pleno. Fuentes municipales aseguran que la alcaldesa, Mª Josefa Tejada, habría sido inducida a tomar esa decisión; aunque ella lo niega. “Enresa no me ha llamado, presentamos la candidatura para no perder la oportunidad. Pero ahora nos retiramos”, asegura.

En Castilla-La Mancha, la decisión de Villar de Cañas (Cuenca) también ha estado rodeada de polémica. Su candidatura ha sido liderada en la sombra por la secretaria del Ayuntamiento, Carmen Barco, que lleva 21 años en el cargo y es también la presidenta del Colegio de Secretarios de la provincia. Hace meses informó sobre el ATC a su alcalde, José María Saiz (PP). Los dos han repetido los mismos argumentos a DIAGONAL: “Esto no es un cementerio nuclear, es un ATC. La gente se opone por ignorancia, es más probable que se caiga un avión en medio del pueblo”. Saiz afirma que hasta allí fue Eduardo Gallego, profesor de ingeniería nuclear, y “nos explicó que no existen riesgos. Nos han puesto un vídeo en el que se ve qué sucede si un bidón estalla”, relata el alcalde. Se refiere al vídeo y a la charla que Gallego dio a los vecinos dos días antes de celebrar el pleno. La actuación de la secretaria ha generado una fuerte polémica, porque justo después del acuerdo del 29 de enero, envió un correo a los secretarios de la provincia justificando la decisión del ayuntamiento. Mientras, el presidente de Castilla-La Mancha Barreda le ha acusado de utilizar su cargo para influir sobre el alcalde.

“Aquí ha habido maletines”, denuncian algunos miembros de la Plataforma Voz a la Comarca durante la manifestación en Campo de San Pedro (Segovia) el 7 de febrero contra el ATC. Los vecinos no entendían la maniobra del alcalde, José Antonio Martín (PSOE), que presentó la candidatura fuera de plazo y luego declaró que se arrepentía. A la provincia de Segovia, Enresa mandó a dos de sus pesos pesados: el propio presidente, José Alejandro Pina, nacido en la provincia, y a su consejero, Arturo González, ex senador por Segovia. Cuatro municipios segovianos pretendían albergar el cementerio nuclear: Fresno de Cantespino, Santiuste, Bernuy de Porreros y Campo de San Pedro. Arturo González visitó varias veces Campo de San Pedro, incluso se reunía en el bar del pueblo con el alcalde. Cuando el alcalde propuso el ATC a la corporación pidió una especie de juramento secreto. Laura Martín, concejal del PP, votó en contra. “Enresa dijo que tendríamos riqueza y más niños en la escuela”, señala.

Bernuy de Porreros también fue tentado. Su alcaldesa, Yolanda Benito (PSOE) declaró que había recibido instrucciones de Enresa para no someter la candidatura del ATC a votación popular y que el pleno lo celebrasen el último día de plazo para evitar protestas. Este municipio fue el único que convocó una asamblea popular antes del pleno. Los vecinos de toda la comarca rechazaron la propuesta y la candidatura se frenó.

Ascó y Yebra primero
Muchos aseguraban que Enresa no sólo había buscado los candidatos más idóneos por proximidad a las centrales nucleares y por un fácil transporte de los residuos, sino que había pagado para engordar una raquítica lista de interesados. A primeros de febrero el diario Público confirmó la existencia de un ‘trato’ entre el Ministerio de Industria y la Asociación de Municipios en Áreas Nucleares (AMAC) por el que Sebastián incrementaba la partida prevista hasta 8,25 millones al año, aumento que iría a parar a los 69 municipios que albergan instalaciones nucleares. A cambio, AMAC habría buscado municipios para la lista del ATC e Industria instalaría el cementerio en Ascó o Yebra.

Pero aunque Ascó y Yebra parten como favoritos las cosas no están claras. En Ascó no existe consenso. Su alcalde, Rafael Vidal (CIU) ha ofrecido la candidatura, pero hay una fuerte oposición. En la última manifestación 6.000 personas dijeron “no” al cementerio nuclear. Vidal y varios concejales más tienen vinculaciones laborales directas o indirectas con la central nuclear. Mientras, la Coordinadora Anticementiri Nuclear de Catalunya (CANC) acusa a Enresa de provocar que los municipios hayan presentado su candidatura al ATC en un mes, cuando en países como Holanda dedicaron 15 años. Y tampoco hay consenso político. Montilla prepara su reelección en la Generalitat catalana y se niega a admitir el cementerio.

Yebra (Guadalajara), favorita por su cercanía a Zorita, tiene también un alcalde (PP) que trabaja en la nuclear. Ecologistas en Acción pide “una ley de incompatibilidad. No puede ser que los alcaldes de las zonas nucleares y sus familias tengan contratos en las centrales y decidan a espaldas de los ciudadanos y de la comarca”. Barreda se opone radicalmente porque “ni Yebra, ni Villar de Cañas reúnen las condiciones. Yebra sufrió en 2007 un movimiento sísmico y en 1995 inundaciones en las que murió, entre otros, el gerente de la central de Zorita”.

Santervás de Campos (Valladolid), con 60 vecinos, ha sonado mucho los últimos días. Su alcalde, Santiago Baeza (PP), declaró a DIAGONAL: “He hablado con Enresa y me dice que tengo que esperar. Prefiero enterrar residuos nucleares que enterrar al pueblo”. María Teresa Fernández de la Vega, vicepresidenta del Gobierno, visitó el 8 febrero a Juan Vicente Herrera, presidente de Castilla y León, y declaró que los municipios de Melgar de Arriba y Santervás de Campos (Valladolid) y Torrubia de Soria son de “excelente calidad”. Al día siguiente un periódico revelaba que si Santervás era elegido para el ATC, el centro tecnológico anexo iría al vecino pueblo de Sahagún, en León. Al parecer, los empresarios de Valladolid pusieron el grito en el cielo y dos días después el alcalde de Santervás dijo que sopesaba la posibilidad de retirarse: “Esto me huele mal”.

Los grupos ecologistas denuncian el ‘oscurantismo’ seguido por Industria. Para Fernando Ramos, de Ecologistas en Acción, “el proceso de elección ha sido oscuro y nada participativo. Es una decisión trascendental y ningún Ayuntamiento ha sido elegido para eso”. Carlos Bravo, de Greenpeace, dice que “el procedimiento ha sido un auténtico esperpento, propio de la España de charanga y pandereta. Vamos a impugnar la convocatoria junto a Ecologistas en Acción”.


“UNA BICOCA”, SEGÚN TOHARIA

La secretaria de Villar de Cañas, Carmen Barco afirma que el periodista Manuel Toharia es su amigo desde hace 30 años y que les aseguró que “el ATC es una bicoca para el pueblo. Llevamos meses haciendo gestiones y queremos ganar, por eso decidimos que se supiera el último día. Entre nuestros asesores han estado, además de gente vinculada al pueblo, Eugenio Domínguez Vilches y Eduardo Gallego, asesores del Ministerio de Industria. Sin embargo, José María Barreda no quiere el ATC, y ¿qué quiere entonces?, ¿qué pongamos un centro de interpretación del morteruelo?”, afirma Barco.


ACTORES PRONUCLEARES

MARIANO VILA
GERENTE DE AMAC

Cobardes”, así calificó Mariano Vila la decisión de Merindad de Cuesta-Urría (Burgos) y Tivissa (Tarragona) de no albergar el ATC. Vila ha sido el encargado de la Asociación de Municipios Afectados por Centrales Nucleares de encontrar pueblos para Industria. Mejor le salieron ‘sus negociaciones’ con Yebrá y Ascó, que se decidieron las primeras.

 

 

El presidente de AMAC desde el 16 de julio de 2010 es Rafael Gonzalez Mediavilla alcalde del Valle de Tobalina en Burgos,

 

ARTURO GONZÁLEZ
CONSEJERO ENRESA
Arturo González López inició su carrera política en el PSOE en Riaza (Segovia) como concejal, llegó a ser el presidente del partido en la provincia y a lograr un escaño en el Senado y en el Congreso. Ahora es director adjunto al presidente de Enresa. Esta muy vinculado con las gestiones realizadas en el nordeste de Segovia.

EUGENIO DOMÍNGUEZ
EX RECTOR DE UCO
Eugenio Domínguez Vilches, catedrático en Botánica y ex rector de la Universidad de Córdoba (UCO), encabeza el equipo de técnicos pronucleares que asesoran al equipo interministerial de Industria. Dirige los Encuentros Locales por el desarrollo sostenible de Enresa y la UCO. Ha asesorado a algunos ayuntamientos sobre la necesidad del ATC.

EDUARDO GALLEGO
PROFESOR DE LA UPM
Eduardo Gallego Díaz, profesor de Ingeniería Nuclear de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), es otro de los técnicos que asesora a la comisión interministerial. Colabora regularmente en seminarios de Enresa. Ha visitado a los alcaldes de varios municipios candidatos al ATC para dar charlas sobre la seguridad del almacen.



LAS ‘PARADOJAS’ DE CADA PUEBLO

DEL PUEBLO A HOUSTON

JPG - 49.3 KB
Foto: Oretania.es

Villar del Pozo (Ciudad Real) no está provisionalmente entre las candidatas. No hubo pleno, está situado en una zona sísmica y cerca de un aeropuerto. Según fuentes de Greenpeace, Enresa se habría comprometido a llevar hasta Houston (EE UU) a los afectados de cáncer, muchos de ellos provocados por las minas de uranio que hubo hasta los años ‘70.

ZARRA SIGUE A COFRENTES
En pleno urgente, Juan José Rubio, el alcalde independiente de Zarra, Valencia, aprobó la candidatura al ATC, el último día, a las 21 h. Cuenta con 500 habitantes y a pocos kilómetros de la central nuclear de Cofrentes. La Plataforma Tanquem Cofrents, dice que es “paradójico” que a un año del cierre de la central el alcalde de Zarra pida el ATC.

COMARCA DE MONTÁNCHEZ
Álvaro Arias, alcalde de Valdefuentes (Cáceres), cerca de Albalá, dice que “toda la comarca de Montánchez está en contra porque aquí vivimos del turismo rural y de la venta de productos de la tierra”. ¿Por qué un municipio puede decidir sobre el futuro de toda una comarca?, también se pregunta Ecologistas en Acción.

LA PRESIÓN DEL PUEBLO
Santiuste de San Juan Bautista (Segovia) fue el cuarto pueblo de la provincia tentado para albergar el almacén nuclear. La presión popular impidió que Octavio Esteban (PP) hiciera definitiva la candidatura aprobada en el pleno. Los municipios cercanos se echaron encima de la corporación porque los vinos de Rueda se verían afectados.

CANDIDATOS EN PALENCIA
Congosto de Valdivia y Lomas de Campos son pueblos de Palencia que han pedido el ATC. El primero ha sido rechazado, el segundo también, pero presentará alegaciones. Contra el cementerio en Castilla y León se manifestaron 1.500 personas el domingo 14 febrero en Villalón de Campos, Valladolid. Juan Carlos Flores de la Plataforma Tierra de Campos Viva, “necesitamos inversiones pero no nucleares”.

ATC EN ZONA PROTEGIDA
Torrubia (Soria) también se postuló a última hora para acoger el cementerio nuclear. Torrubia está situada en dos espacios Red Natura 2000, uno de encinares y otro de protección especial de aves. La Asociación Soriana para la Defensa y el Estudio de la Naturaleza ASDEN ha anunciado movilizaciones por ello.


OTROS VERTEDEROS NUCLEARES

LA FOSA ATLÁNTICA, A 700 KILÓMETROS DE GALICIA

Imágenes de bidones que son tirados desde un barco. Bidones que vuelcan una lancha motora repleta de ecologistas. Este vídeo, que fue difundido por toda Europa a inicios de los años ‘80, mostraba como a unos 630 kilómetros de la costa gallega y a una distancia similar del litoral francés se vertían libremente residuos nucleares. Una práctica que había comenzado en la costa de California (EE UU) en los años ‘40 y que fue prohibida definitivamente en 1993. Según Greenpeace: “Desde 1967 a 1982, ocho países europeos vertieron en la Fosa Atlántica hasta 142.000 toneladas de residuos de bajas y media actividad” a unos 3.000 metros de profundidad. Y que incluso el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) fecha entre 1946 y 1993. Según la última información pública del CSN, “en las muestras analizadas, las concentraciones de actividad son similares a las del resto del litoral”. Pero esta institución no realiza ningún seguimiento del estado de los barriles. “Es una indecencia. Es como si tú tiras una bolsa de basura al monte, no es que sea un riesgo enorme pero esta mal y es una falta de respeto”, afirma Ignacio Durán, catedrático de Física Nuclear de la Universidad de Santiago de Compostela. Según Greenpeace, que se sumergió en 2002 en otra zona similar a 15 kilómetros de la costa francesa y realizó fotografías que revelaban el deterioro y el desgaste de los bidones. Una situación que Juan José González, el director en 2007 del Centro Oceanográfico de Vigo, habría advertido sobre la rotura de bidones en la Fosa Atlántica en el Faro de Vigo. “Pero no creo que suponga mucho peligro”, explicaba González. Según Carlos Bravo, “la enorme presión a la que están sometidas a aguas muy profundas como la Fosa Atlántica y la corrosión del agua del mar están provocando ya enormes fugas al medio ambiente marino”.

DOS ALMACENES INDIVIDUALES EN MARCHA
Estos Almacenes Temporales Individuales (ATI) son según Ecologistas en Acción un mal menor mientras existan centrales nucleares. Pero la creación del de Trillo, aunque pasó más desapercibido, también estuvo llena de polémica. “En 1996, una moción de censura que contó con un tránsfuga del PP provocó que el primer edil de este mismo partido y trabajador de la central dejara la gestión del Consistorio en favor de José Luis García Sancho, del PSOE y empleado de la planta por entonces. El primero se oponía al ATI”, explica el periodista Miguel Jara. Ahora el actual alcalde de Trillo y presidente de la Mancomunidad Riberas del Tajo, Francisco Moreno, denunciaba en julio los “incumplimientos reiterados de este organismo” por la falta de un nuevo acuerdo de compensación económica que estará en torno a los 400.000 euros anuales, más la cifra que la propia Central de Trillo abona anualmente. En su momento, Ecologistas denunció que Trillo habría reclamado 800 millones de pesetas por su instalación, a pesar de negar que lo albergaría.

LA “OPERACIÓN TAJO” NOS PRESENTÓ A EL CABRIL _

El anuncio el 12 de febrero del desmantelamiento de Zorita, que generará 4.000 toneladas de residuos radioactivos de baja y media actividad, recuerda la existencia del Centro de Almacenamiento de Residuos Radioactivos de Baja y Media Actividad de El Cabril (Córdoba). En 1970 se produjo un escape radiactivo en la Junta de Energía Nuclear de Madrid. Entonces se vertieron “accidentalmente al alcantarillado 300 litros de residuos. De ahí pasaron al río Manzanares, al Jarama y al Tajo. Los madrileños habrían de consumir sin saberlo restos de isótopos radioactivos, pues cuando se produjo el escape había comenzado ya la producción de hortalizas en la vega del Jarama. Durante las primeras 48 horas no se tomó medida alguna, ni la población fue informada”, explica el periodista Carlos Estévez. Entonces se puso en marcha la “Operación Tajo”, que consistió en recoger y empaquetar los restos radioactivos en bidones que se trasladaron a las minas del Cabril. Desde 1961 se utilizaban de forma irregular como basurero nuclear. Hasta 1975 su situación no fue regularizada y en la actualidad se encuentra en torno al 70% de su capacidad. Mientras, los regidores de los municipios más cercanos denuncian la discriminación económica que sufren, ya que quien albergue el ATC recibirá más de siete millones.

Fuente: Asturbulla, 06-03-2010

EL PALO Y LA ZANAHORIA DE LA JUNTA DE CASTILLA Y LEON: Si quieres almacen nuclear deja Garoña en paz.

La Junta reitera a Industria su rechazo al ATC si no revisa el cierre de Garoña

El Ejecutivo regional interpondrá el lunes un recurso contra la clausura de la central nuclear

La Junta se opone ante el Ministerio al almacén nuclear mientras se mantenga el cierre de Garoña. Era la posición mantenida por la Junta de Castilla y León desde que se afloraron las candidaturas de varios municipios a acoger el almacén de residuos nucleares, pero ayer se puso por escrito y se remitió al Ministerio de Industria. El Gobierno que preside Juan Vicente Herrera acordó manifestar «la total oposición» a cualquier planificación que suponga la apertura en Castilla y León de un almacén temporal de componentes de combustible nuclear y de residuos de alta actividad y el centro tecnológico que lleva asociado.
La oposición se mantendrá firme, mientras no se produzca previamente la revisión -en los términos que marca el informe del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN)- de la decisión del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de que cese la actividad de la central de Garoña. Ese informe era favorable a una prórroga de la vida de la central de diez años. «Si quieren que hablemos de este asunto que revisen su posición ante un cierre caprichoso», emplazó el consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez.
El acuerdo de la Junta es la respuesta al Ministerio de Industria ante la demanda por parte de la Secretaría de Estado de Energía de la opinión del Gobierno autonómico.
Asimismo, el portavoz de la Junta confirmó que el próximo lunes interpondrán un recurso ante la Audiencia Nacional contra la orden que cierra Garoña a partir del 2013.
El Ejecutivo de Castilla y León argumentará que la decisión del cese de actividad se tomó sin tener los informes necesarios, y que marca la ley, sobre la mesa.
Según De Santiago-Juárez existen «vicios de procedimiento» puesto que los informes del CSN y de la Junta se emitieron sobre la solicitud de prórroga de 10 años y no la renovación que se aprobó posteriormente para cuatro y que, en ningún momento, se solicitó informe alguno sobre el cese de actividad. «Es una decisión adoptada sin respetar la tramitación exigida y en la que han omitido el trámite de audiencia a Castilla y León», aseguró el portavoz de la Junta.
En toda España hay nueve municipios dispuestos a albergar el ATC, cuatro de ellos en Castilla y León: Albalá (Cáceres), Ascó (Tarragona), Melgar de Arriba y Santervás de Campos (Valladolid), Torrubia de Soria (Soria), Villar de Cañas (Cuenca), Yebra (Guadalajara), Zarra (Valencia) y Congosto de Valdavia (Palencia).
Manifestación en Palencia
La Plataforma Antinuclear del Norte de Palencia ha convocado una manifestación para el próximo domingo en la capital palentina para protestar contra la candidatura de Congosto de Valdavia para albergar el ATC de residuos nucleares.
Según informa la plataforma en su página web la manifestación, que lleva por lema ‘No en mi tierra. Contra el ATC de Congosto de Valdavia. Por un desarrollo sostenible’, comenzará a las 12.00 horas en el Salón de Isabel II y recorrerá la calle Mayor hasta la plaza Mayor, donde se procederá a la lectura de un manifiesto.
Fuente: nortedecastilla.es

El lobby nuclear a darle a la propaganda “La energía nuclear es una fuente de energía segura y no contamina la atmósfera”

Despues de leer el articulo siguiente si alguien tiene duda de lo que significa propaganda y medias verdades que pregunte a su médico.

El peridista deja claro  en todo momento que no toma partido  por ningún lado de la noticia  y que  las preguntas no están dirigidas mas que a aclarar la verdad.

Veamos el articulo siguiente de  http://www.semanarioatlantico.com

En pleno debate sobre la cuestión energética en España, cuando el presidente Obama trabaja por descalificar el informe de un grupo de intelectuales españoles sobre los perjuicios económicos y laborales de la llamada “energía verde”, María Teresa Domínguez, Presidenta de Foro Nuclear, atiende a Semanario Atlántico en una entrevista que sirve para “desmontar la propaganda que acusa a lo nuclear de peligroso, nocivo, contaminante y caro”.

¿Qué políticas promueven desde Foro Nuclear?

Llevamos desde 1962 representando al sector nuclear español. Difundimos las ventajas de la energía nuclear a través de cursos de formación, organización de jornadas y seminarios, atención a las demandas de los medios de comunicación, profesionales de la educación o público en general, edición de publicaciones o vídeos divulgativos.

El rechazo de la sociedad española a la energía nuclear, ¿es por desinformación, manipulación o las dos cosas?

Está demostrado que cuanta mayor información recibe la sociedad, más aceptación existe. Es evidente que la opinión pública necesita estar más y mejor informada sobre la energía nuclear, pero éste es un asunto complicado que quizá no se ha sabido contar bien y que está ligado a prejuicios e ideas preconcebidas. Por otro lado, resulta positivo que cada vez más grupos y personas con responsabilidades en el ámbito empresarial, educativo, científico, sindical e institucional consideran necesario abrir un debate energético y nuclear libre de tabúes donde se pongan sobre la mesa las características y la aportación de cada fuente de energía.

El espacio mediático del que gozan ecologistas y pro-renovables no es proporcional a la información que aparece en prensa sobre energía nuclear. ¿A qué cree usted que se debe?

Esto está cambiando. Por ejemplo, Foro Nuclear es una fuente fiable de información para los periodistas, y cuando los medios escriben noticias y reportajes sobre la energía nuclear, tienen en cuenta la opinión de distintos colectivos con el fin de que el público conozca todos los puntos de vista. El sector nuclear ha comprendido que no sólo se trata de producir electricidad con todas las garantías de seguridad sino que, además, hay que contarlo y transmitirlo a la sociedad.

Ustedes defienden que la energía nuclear es la mejor solución para combatir el cambio climático. Sin embargo, en la cumbre de Kyoto de 1997, la energía nuclear no fue incluida entre las propuestas para mejorar el clima.

La energía nuclear es, efectivamente, parte de la solución al cambio climático. Y no sólo lo decimos nosotros. Para la Agencia Internacional de la Energía, la única forma de invertir la curva de CO2 es que la nuclear crezca un 9% en el mundo. El Presidente del Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas, Rajendra Pachauri, ha reiterado que no se puede obviar a una fuente como la nuclear, que produce el 17% de la electricidad mundial y que es clave para mitigar el cambio climático. La Comisión Europea reconoce, por su parte, que las centrales nucleares ayudan a frenar el cambio climático y aportan el 33% de la electricidad que se consume en la Unión. La realidad es que la energía nuclear no emite gases ni partículas contaminantes a la atmósfera. Gracias a la operación de los ocho reactores nucleares en operación, España evita el equivalente a las emisiones de más de la mitad del parque automovilístico español en un año.

Luego, a su juicio, la nuclear tiene más ventajas respecto a las renovables…

Ambas son necesarias y complementarias, pero es cierto que no se puede basar un sistema eléctrico únicamente con renovables, ya que son fuentes intermitentes A pesar de toda la eficiencia y ahorro energético que seamos capaces de conseguir, necesitamos contar con fuentes no emisoras de CO2 y entre ellas está la nuclear, que ofrece una gran estabilidad al sistema eléctrico al funcionar de forma constante las 24 horas todos los días del año. No obstante, el debate nuclear versus renovables es falso. Ambas, como decía, son necesarias para alcanzar un mix eléctrico equilibrado.

¿Es la energía nuclear la mejor alternativa a la dependencia energética que sufrimos en España?

España tiene una dependencia de los combustibles fósiles que alcanza el 80%, cifra superior a la media de la Unión Europea (50%). Esta preocupante dependencia del petróleo, carbón y otras materias primas motiva la necesidad de impulsar fuentes de energía como la nuclear, que permite reducir la dependencia energética exterior. Y es que aunque España importa el 100% del uranio, todo el abastecimiento de combustible nuclear en España se considera de carácter nacional porque no es necesario un aporte continuo de combustible a la central nuclear; el combustible se tiene acopiado en la central al menos dos meses antes del inicio de la parada de recarga, y tiene una gran capacidad energética por unidad de masa.

¿Por qué en Francia, Estados Unidos o Suiza poseen decenas de centrales nucleares y allí apenas si se debate sobre las bondades de su utilización?

Francia es el país de la Unión Europea con más reactores -58 unidades- y donde el 76% de su electricidad es de origen nuclear. En Estados Unidos hay 104 reactores en operación y en Suiza alrededor del 40% de su electricidad proviene de sus cinco reactores nucleares. Precisamente, en estos países se ha debatido abiertamente sobre la estrategia energética y medioambiental de futuro y la aportación nuclear. Estos debates abiertos y plurales ayudan a entender mejor a la energía nuclear. Una fuente segura capaz de producir grandes cantidades de electricidad sin contaminar la atmósfera.

En este sentido ¿considera que deben aumentar las tarifas eléctricas, tal y como defiende el ministro Sebastián?

De la misma forma que nos han inculcado que el agua es un bien escaso y que no se puede derrochar a través de campañas de sensibilización y otra tipo de acciones, las instituciones van a tener que concienciar a la sociedad de la energía también es un bien escaso y, además, caro.

Por tanto, el futuro, será energéticamente nuclear o no será…

Lo ideal es contar con un mix eléctrico equilibrado y variado donde cada fuente de electricidad, con sus características intrínsecas, realice su aportación a la red. La nuclear, efectivamente, tendrá que tener un importante peso. Según nuestros estudios, un sistema eléctrico equilibrado en el horizonte 2030 podría consistir en un tercio de renovables, un tercio de carbón y gas preferiblemente libre de emisiones y un tercio de nuclear. Para pasar del actual 17,6% de la producción eléctrica de origen nuclear al 30% deseado habrá que mantener en operación los reactores actuales, por supuesto con todas las garantías de seguridad, y construir nuevas unidades.

¿Y por qué si muchos municipios desean albergar ATC, conociendo la generación de empleo y los beneficios económicos que producirían para la comarca en cuestión, no se les permite tenerlos?

Ciertamente nuestra idea es construir un único almacén para toda la gestión del combustible gastado de las centrales nucleares españolas, por lo que a pesar de que 14 municipios se han presentado para albergar esta instalación junto con su centro tecnológico asociado, únicamente un municipio será seleccionado para acoger el Almacén Temporal Centralizado.

¿Cuánto hay de verdad y cuánto de mentira sobre los riesgos de un posible Chernóbil en España si se aumenta la construcción de centrales nucleares?

La energía nuclear no se utilizaría como fuente de producción de electricidad si hubiera una mínima posibilidad de un accidente como Chernóbil. En España, los motivos por los que podemos afirmar que nunca ocurriría un suceso semejante son múltiples, basados en su mayoría en la elevada cultura de seguridad en la que se asientan todos los principios del sector nuclear. El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) mantiene un estricto programa de control y vigilancia tanto de las instalaciones nucleares como de las radiactivas, dedicadas a usos médicos, industriales o de investigación. Mediante este control se garantiza que su funcionamiento se ajuste a los criterios de seguridad más exigentes. Cada uno de los reactores nucleares cuenta con un grupo de trabajo propio en el Consejo que, de manera constante, analiza el funcionamiento de la planta e inspecciona que se cumplan las normas que el CSN ha considerado aplicables para cada planta. Eso nos da seguridad y elimina posibles e infundados temores.

Francisco Carrillo Guerrero (carrilloguerrero@semanarioatlantico.com) es periodista y socio-director de La Fábrica de Discursos y formador de oratoria persuasiva y comunicación pública.

Fuente: http://www.semanarioatlantico.com

Industria nuclear afirma no prorrogar 10 años vida útil de Garoña es un error

El Foro Nuclear, la asociación que agrupa a la industria nuclear española, opina que no prorrogar diez años la vida útil de la central burgalesa de Garoña, y sólo permitirle producir energía nuclear cuatro años más es un “error” porque no existen riesgos.

Así lo ha asegurado el 11 de marzo a Efe el director de estudios y apoyo técnico del Foro Nuclear, Antonio González Jiménez, que ha ofrecido una conferencia sobre “la energía nuclear: una opción de presente y de futuro” incluida en las jornadas del XXV aniversario de la OMIC (Oficina Municipal de Información al Consumidor) de Zamora.

González Jiménez ha pedido al Gobierno de España que reconsidere su postura porque “se equivoca” al aceptar la solicitud de Nuclenor para que Garoña funcionara diez años más.

Al respecto, ha recordado que el Consejo de Seguridad Nuclear determinó que sí podía funcionar diez años más y en todo el mundo hay “más de setenta reactores” nucleares que llevan más de sesenta años en funcionamiento.

“hay “más de setenta reactores” nucleares que llevan más de sesenta años en funcionamiento. “

Calder Hall, fue la primera planta de energía nuclear del mundo. La primera conexión a la red se produjo el 27 de agosto de 1956. Cuando se cerró la planta el 31 de marzo de 2003, el primer reactor había estado en funcionamiento durante cerca de 47 años.

El señor que ha dado la rueda de prensa (Antonio González Jiménez,) se ha equivocado o está mintiendo con los datos, o el periodista ha escrito lo que ha querido.  Si estamos a 2010 y la primera es de 1956 a mi 2010 – 1956 me sale 54 años  para la que seria la mas vieja del mundo, lastima que cerró en 2003

También ha argumentado en contra del cierre de Garoña en 2013 que en los últimos diez años Nuclenor ha invertido en el mantenimiento y la sustitución de equipos de esta central nuclear más de 300 millones de euros.

¿Que porcentaje ha ido sólo a reforzar las vallas externas de la central, a transformadores quemados o dispositivos en general deteriorados o desgastados ? cosas algunas que no le afectan a la seguridad del reactor desde el punto de vista de su funcionamiento, y otras que son arreglos inevitables por desgastes o averias variadas.  De todas formas el dato da que pensar teniendo en cuenta que el volumen de negocio de la central rondó en 2009 los 126 millones de euros.

El dirigente del Foro Nuclear no se ha pronunciado sobre cuál es el lugar más adecuado para ubicar el Almacén Temporal Centralizado de residuos nucleares porque es una decisión que le corresponde al Gobierno.

Antonio González Jiménez ha defendido la energía nuclear porque “no es contaminante en su funcionamiento” y es competitiva, por lo que puede venir muy bien en una época como la actual, de crisis económica, ya que además genera mucho empleo.

Preguntado por los residuos nucleares que generan las centrales, que en algunos casos pueden mantener su radiactividad miles de años, ha declarado que esto “no es un problema” ya que existen “soluciones técnicas” para gestionarlos de manera adecuada.

Además, su radiactividad va decayendo con el paso del tiempo y pueden llegar a reutilizarse, según ha asegurado.

¿Como se  puede ser tan cínico y torticero? No será un problema para ti que te estas forrando con ella, lo será para las generaciones venideras que seguro que no te harán una estatua en una plaza.

“no es contaminante en su funcionamiento”: por eso nadie quiere los residuos que generas. Y eso suponiendo que no ocurra una fuga por accidente.

su radiactividad va decayendo con el paso del tiempo“:  si unos miles de años.

El hecho de que actualmente existan más de 430 reactores nucleares en funcionamiento en más de 30 países del mundo, a juicio del director de estudios del Foro Nuclear, “da garantías de que es una fuente de energía que tiene razón de ser y una experiencia acumulada importante en los 50 años que lleva a nivel mundial”.

O eso o que las empresas privadas supeditan el beneficio privado a los beneficios generales, centrándose en la producción y venta de electricidad y obviando la gestión de sus residuos, cuya gestión quedaría en manos públicas  por el resto de siglos benideros.

Fuente: EFE

Diez empresas y entidades de Miranda obtienen las ayudas del Plan Garoña

El Programa de Ayudas para Actuaciones a la Reindustrialización (Reindus) ha dado un ‘sí’ provisional a la práctica totalidad de los proyectos que tramitaron empresas y entidades de Miranda. Diez de las doce propuestas trasladas al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para acogerse al paraguas económico de lo que en su momento se definió como «un apéndice» al Plan Garoña, figuran entre las 43 a las que se ha otorgado ya una subvención que, en términos globales, asciende a 25 millones de euros.
De esta cuantía, de acuerdo con las condiciones fijadas por Reindus, en torno a 6 millones se destinan a administraciones, Cámaras de comercio y entidades industriales con el objetivo de desarrollar nuevas infraestructuras o mejorar las ya existentes. El resto, hasta 19 millones, se dirigen a actuaciones de carácter privado. Respecto al primer bloque (el de los 6 millones), tanto la Cámara de Comercio de Miranda como la Entidad de Conservación del Polígono de Bayas y la Fundación Centro Tecnológico de Miranda (CTM) figuran en la lista de beneficiarios. A ellos corresponde el desarrollo de uno de los proyectos emblemáticos de la industria local: un hangar de más de 5.000 metros cuadrados y 1,3 millones de euros de coste, que será laboratorio de jóvenes empresarios. Es el Vivero de Empresas.
Algo más elevada es la inversión que solicitó el órgano de gestión del Polígono de Bayas. En su propuesta al Ministerio de Industria recogía una inyección económica de 1,7 millones de euros para afrontar una reforma integral de la zona. Las medidas giraban en torno a la regulación del tráfico y al incremento del número de plazas de aparcamiento.
Se hace referencia a la creación de rotondas, que se sumarían a la de acceso a la N-1 y también al incremento de la señalización horizontal y vertical, más metros de aceras y limpieza generalizada. Todo a ejecutar en el plazo máximo de un año.
Desde el sector privado
Pero la incógnita principal sobre este paquete de ayudas -se trataría del primero de los cuatro planteados sobre un total de 100 millones de euros- planeaba sobre los proyectos de titularidad privada. Y es ahí donde los tres presentados por industrias vinculadas al empresario Ginés Clemente. En el listado de los provisionalmente aceptados figuran dos de Castelaero (Castilla y león Aeronáutica SA) y uno tramitado a través de la industria Mecanizados Ginés.
Además percibirán la subvención Alucoil SA -dedicada a la fabricación y transformación de productos de aluminio-; embutidos la Mirandesa SL; Industrias Imar -centrado en la fabricación de chapa perforada y material expandido-; y la planta de la carretera de Logroño, Montefibre Hispania SA.
Dentro del grupo de los proyectos que se sitúan en lista de espera para su posible estimación o ser desestimados definitivamente figuran propuestas de Azucarera Ebro SL y Gamesa Eólica SL, también vinculada al recién elegido presidente de Empresa Familiar de Castilla y León y máximo responsable de la FAE en Miranda, Ginés Clemente.

El C S N niega vertido tóxico al Ebro desde la nuclear Garoña.

En la siguiente informacion  del 11 de febrero se puede ver como dan las informaciones de los incidentes nucleares, ya queel  CSN dice  que no hubo fugas al exterior de la central, pero lo que no dice es que el liquido de refrigeracion se fuga  del circuito primario y va a un desagüe para luego ser tratado quimicamente  ¿y despues que se hace con ese agua radiactiva y los productos quimicos que se emplean ? seria una revolución tecnologica que hubieran descubierto la forma de limpiar la radiactividad. Está claro que en algún sitio está.

Asimismo, el subdirector general de instalaciones nucleares del organismo regulador desmintió “categóricamente” que se haya producido ningún vertido de material radiactivo de la central al exterior, ni al río Ebro porque la fuga estaba dentro del circuito, y  en ningún momento, este circuito llega al exterior. 

Que yo sepa si se fuga, el agua radiactiva ya no está dentro del circuito primario otra cosa es que vaya a la “contención primaria”, pero obviamente fuera del circuito de refrigeración.

Concretamente,  Zarzuela explicó que la fuga estaba en la empaquetadura de una válvula de bypass de una válvula de presión y aclaró que todas las líneas son del circuito primario y van al interior de la contención primaria, que es donde se encuentra el refrigerante del reactor.

También, agregó que la contención sirve para recoger las fugas producidas y desde ese sumidero se llevan a un tanque de tratamientos de residuos líquidos, que posteriormente se filtran para quitarle cualquier suciedad limpiándola químicamente, siendo llevados a continuación a un tanque para su almacenamiento y reponer después el refrigerante del reactor.

¿Que yo sepa se filtra la arena y las impurezas del agua, pero como filtras la radiación?

En esas circunstancias, el responsable del C_S_N indicó que una vez parada la central, los técnicos de Garoña pudieron acceder al pozo seco, al que anteriormente no se puede acceder porque éste está inertizado con nitrógeno para evitar un incendio en caso de problema eléctrico y porque en ese lugar hay “bastante actividad radiactiva”.

El pozo seco que ya no estaría tan seco sino más bien lleno de agua radioactiva. A no ser que ya no estuviera el agua, en cuyo caso ¿ donde está  ?

Podeis leer la información al completo extraida de EuropaPress:

SIN VERTIDOS RADIACTIVOS AL EXTERIOR

Asimismo, el subdirector general de instalaciones nucleares del organismo regulador desmintió “categóricamente” que se haya producido ningún vertido de material radiactivo de la central al exterior, ni al río Ebro porque la fuga estaba dentro del circuito y, en ningún momento, este circuito llega al exterior.

“Esto causa una alarma innecesaria al público que queremos desmentir”, subrayó, al tiempo que apuntó que el suceso ha sido calificado con un nivel 0 en la Escala Internacional de Sucesos Notificables y que no representa ningún riesgo para los trabajadores, la población y el medio ambiente y que “en cuanto a límites se refiere la operación de planta es completamente segura.

En ese sentido, calificó la “actitud” de Nuclenor a la hora de decidir parar Santa María de Garoña de “prudente y lógica” e insistió en que “no tenía obligación”.

Concretamente, Zarzuela explicó que la fuga estaba en la empaquetadura de una válvula de bypass de una válvula de presión y aclaró que todas las líneas son del circuito primario y van al interior de la contención primaria, que es donde se encuentra el refrigerante del reactor.

También, agregó que la contención sirve para recoger las fugas producidas y desde ese sumidero se llevan a un tanque de tratamientos de residuos líquidos, que posteriormente se filtran para quitarle cualquier suciedad limpiándola químicamente, siendo llevados a continuación a un tanque para su almacenamiento y reponer después el refrigerante del reactor.

En esas circunstancias, el responsable del CSN indicó que una vez parada la central, los técnicos de Garoña pudieron acceder al pozo seco, al que anteriormente no se puede acceder porque éste está inertizado con nitrógeno para evitar un incendio en caso de problema eléctrico y porque en ese lugar hay “bastante actividad radiactiva”.

FUGA INESPERADA

Además, detalló que, en primer lugar, vieron el origen de la fuga identificada en una empaquetadura de una válvula, o sello que mantiene la hermeticidad de la válvula que está en contacto con el líquido del circuito primario y que se había ido desgastando. El problema está en que, según indicó, se encontró una “fuga con la que no contaban” en una tubería para ventilar el primario, que tiene una serie de tuberías por las que sale el aire en la parada de recarga.

“La soldadura de la unión de la tubería tenía una grieta por la que había una fuga adicional”, admitió Zarzuela que acotó que “todas las fugas sumadas” estaban por debajo del límite”, aunque este segundo escape, una “fuga por barrera de presión”, debe ser notificada al CSN.

El subdirector general de instalaciones del CSN adelantó que el “foco está en dos puntos”: averiguar cuál es la causa del suceso, cuando se sepa se podrá hacer la reparación; y supervisar los trabajos de la central para comprobar que hacen un buen trabajo y que la reparación es “adecuada”.

“Este suceso no cuestiona la seguridad de la central” –incidió– “una parada de este tipo ocurre cada uno o dos años”.

Fuente:  EFE

Los vecinos de la comarca de la central de Garoña se enfrentan a una planta de reciclaje de residuos peligrosos en Moneo.

Fue la primera comarca que lanzó guiños al cementerio nuclear, pero la división social lo echó por tierra. Hoy, Las Merindades de Burgos, donde se sitúa la central de Garoña, afronta otro proyecto que encrespa a sus vecinos: una planta de reciclaje de neumáticos, plásticos de coches y electrodomésticos.

No eran más de veinte vecinos, pero los gritos, recriminaciones e insultos retumbaban en cada esquina de Moneo, un pequeño pueblo de 30 habitantes situado en Las Merindades, comarca de la provincia de Burgos que cuenta con 27 municipios y poco menos de 25.000 habitantes. En el orden del día de la Junta Vecinal –se trata de una entidad administrativa que depende formalmente del Ayuntamiento de Medina del Pomar–, había un solo punto: la inminente llegada de la empresa Reciclados Ecológicos Burgaleses.

La alcaldesa, Isabel Trigo (PP), defiende su instalación a capa y espada, mientras que el secretario de la Junta, Ramón García, es el dueño de la parcela de Moneo en la que se desarrollará el proyecto. La vendió hace algunos meses, y el precio es un auténtico misterio. Solo se sabe que la inversión total que realizará la empresa asciende a 20 millones de euros.
El último viernes de enero, Trigo y García tuvieron que hacer frente a las críticas de sus vecinos. A pesar de su carácter abierto, ambos responsables municipales impidieron la presencia de interviú en la tensa sesión.

“La parcela es mía, y me importa un bledo lo que hagan allí”, “¿Qué cuánto he cobrado? Eso es asunto mío y de más nadie”

responde García el dueño del terreno durante la reunión. Desde el público le tacharon de “egoísta” e “interesado”,a la salida del encuentro. Fuera del local le esperaban varios miembros de la Plataforma Merindades Limpias, que se opone al citado proyecto.

“Esto es increíble. Se piensan que todos vamos a trabajar ahí”

dice la vecina Yolanda Ratón. Según los datos de la Junta de Castilla y León, se trata de una “planta industrial para la obtención de hidrocarburo líquido” que reciclará neumáticos fuera de uso, plásticos de vehículos y las partes no metálicas de aparatos eléctricos y electrónicos. Al frente de este proyecto se encuentra el empresario David Aragón, que ya cuenta con una planta similar en la localidad sevillana de Aznalcóllar, donde la producción es cinco veces menor a la que se prevé en Burgos.

Sus críticos aseguran que la fábrica andaluza ha tenido continuos problemas de funcionamiento y que aún no ha logrado arrancar a pleno motor. En el caso de Burgos, el hidrocarburo obtenido tendría como destino la planta de Petronor en Muskiz (Vizcaya).
En abril pasado, el Gobierno castellano resolvió que el proyecto no necesitaba someterse al procedimiento de evaluación de impacto ambiental, alegando que está contemplado como una instalación de “almacenamiento de productos petroquímicos y químicos”. En la correspondiente orden, el Ejecutivo autónomo señala que la parcela donde se emplazará la factoría “se enmarca en una zona deshumanizada y eminentemente agrícola”.

Carlos Moreno, un madrileño que lleva diez años en Moneo, dice que él, su mujer y sus dos pequeños hijos son el vivo ejemplo de una zona “humanizada”. La fábrica quedará a 400 metros de su casa, por lo que ha presentado alegaciones ante el Tribunal Contencioso-Administrativo de Castilla y León.
Hace algunas semanas, cerca de su casa aparecieron unas pintadas a favor de la instalación de la recicladora y en las que se tachaba de “primitivos” a sus detractores. Por su parte, la vivienda de la alcaldesa de Moneo y la nave industrial situada justo delante de los terrenos donde se instalará Reciclados Ecológicos Burgaleses también fueron objeto de pintadas, en ambos casos con lemas contrarios al proyecto. En una de las paredes, las manos anónimas dejaron escrita la palabra cáncer. Nadie se anima a señalar a los autores, pero la alcaldesa de Moneo lanza sus sospechas al aire. “El único que aquí anda dando voces es un señor que debe ser de un grupo ecologista”, dice la regidora.
En efecto, fueron las voces de los ecologistas, unidas a las de la mayoría de los vecinos, las que ya impidieron que esta zona albergara el cementerio nuclear. Su principal defensor era el alcalde de Merindad de Cuesta-Urria, Alfredo Beltrán –del PP–, quien además integra la comisión directiva de la Asociación de Municipios en Áreas de Centrales Nucleares (AMAC). “Lo estudié como una alternativa para mi pueblo, pero no iba a tirar para adelante si mis vecinos no estaban a favor. Así y todo, creo que fue una oportunidad perdida”, confiesa Beltrán. Ahora el alcalde estudia los efectos que tendría la llegada de la recicladora, que quedará a poca distancia de dos núcleos urbanos: San Cristóbal y Pradolamata.
Uno de los grupos que se movilizaron contra su propuesta de acoger el cementerio nuclear fue Tesla Viva. Su portavoz, Marta Quintanilla, advierte que lucharán “con las mismas fuerzas” para tratar de frenar la llegada de esta planta. “Entre el cementerio y lo que quieren hacer en Moneo, me quedo con el primero”, asevera. Agapito Suárez, un veterano ecologista y pescador aficionado que lideró las protestas locales contra Garoña, también compara el denominado Almacén Temporal Centralizado (ATC) con la planta que convertirá los restos de neumáticos y plásticos de coches en hidrocarburo. “Si tuviese que elegir, me quedo con el cementerio, porque por lo menos va a estar controlado y contaminará menos”, afirma.
En el Ayuntamiento de Medina de Pomar, donde actualmente se tramitan las licencias de obra de la futura instalación industrial, sus responsables creen que detrás de estas críticas hay “intereses políticos”. Alfonso Martínez, miembro del PP y concejal de Medio Ambiente, defiende el interés social de esta iniciativa empresarial.

“Será muy importante para la generación de empleo en la comarca”, señala. Según las previsiones de sus promotores, se crearán entre 40 y 50 puestos de trabajo. En Medina, cerca de 300 personas viven de la central nuclear de Garoña, que cerrará sus puertas en 2013.
Dentro del consistorio, los ocho representantes del PP han hecho una piña a favor de la recicladora, a la que el PSOE –con cinco concejales– se opone. “Yo aquí tengo mis hijos, y sería la primera que no querría algo nocivo para mi pueblo”, afirma la concejala de Cultura, Mónica Pérez. El edil socialista Vicente Alonso dice que detrás de esta encendida defensa “hay intereses que aún no llegamos a comprender”. Recuerda que el alcalde de Medina, José Antonio López Marañón, acompañó al representante de Reciclados Burgaleses a la Junta de Castilla y León para que presentara su iniciativa.

“Lo peor de todo es que esta fábrica es contaminante y el PP lo sabe”, critica el concejal socialista.

Madres asustadas

En un informe conjunto elaborado por la Plataforma Merindades Limpias, Ecologistas en Acción y el colectivo Amigos de Moneo, sus integrantes denuncian que la industria proyectada emitirá sustancias en niveles “hasta 46 veces superiores al máximo legal permitido”, e inciden en la presencia de cloruro de hidrógeno, “causante de la lluvia ácida”. “Dejar que una planta de estas características –añade el informe– se instale en Las Merindades sería el equivalente a jugar a la ruleta rusa con toda la población de un radio de 30 kilómetros”.
Esos mismos miedos llevaron a las madres de los 500 alumnos que asisten al colegio público de ese municipio a iniciar una campaña contra la fábrica, que quedará a 3.500 metros del centro educativo.

“Si se produce un accidente, arrasará con todo lo que hay alrededor”,

advierten Mercedes Helguera y Mónica Cereceda, dos representantes del AMPA. Su posición llegó al Ayuntamiento, donde el concejal de Medio Ambiente critica a quienes “manipulan a los chavalillos”. “Los árboles emiten CO2 y a nadie se le ocurre cortarlos”, dispara.


La crispación social derivó en la mayor manifestación que esta zona recuerda. Fue el pasado 6 de diciembre, y según sus organizadores, asistieron cerca de tres mil personas. Y a finales de enero, la consejera de Medio Ambiente de la Junta, María Jesús Ruiz, recibió 7.200 firmas pidiéndole que detuviera el proyecto.
Los opositores reclaman que las administraciones apuesten por el desarrollo turístico y agrario de la zona. En verano, las localidades de la comarca ven multiplicar su población gracias al importante afluente de turistas, en su mayoría del País Vasco. Ángel Pérez, propietario de una casa rural en la zona de Las Merindades, dice que la recicladora de neumáticos será una “mala propaganda”. Entre los agricultores –el otro pilar económico– hay una opinión similar. Rodrigo Ajuria, un joven dedicado al cultivo de pipas y cereales, está preocupado. “Si hay contaminación, nuestra producción bajará irremediablemente”, señala.

Fuente:  interviu.es