Medio centenar de personas participaron en la Bajada del Ebro con 20 embarcaciones

La cita anual del último fin de semana de Agosto con el río Ebro se cumplió. Ayer se celebró la XXVIII bajada del Ebro, organizada por Izquierda Unida, Izquierda Mirandesa, Comité de Solidaridad Internacionalista y Agitación.

Y lo cierto es que los propios promotores de la cita ecologista reconocieron que la participación era «algo menor que la del año pasado». En el paraje de Los Pinos se congregaron algo más de cincuenta personas para hacer el recorrido por las aguas del Ebro. En el lugar de cita se vieron algunas barcas, neumáticas o de madera, pero sobre todo balsas de fabricación casera en cuya elaboración participaron todos. Al final surcaron el río un total de veinte y, a la zona del embarcadero acabaron arribando todas; con mayores o menores dificultades, pero lograron concluir la travesía.

Aun cuando no fueron demasiados los que se animaron, este año la tradicional demora en la salida se limitó a poco más de quince minutos y el trayecto se hizo en algo más de una hora.

Con este acto festivo, sí, pero sobre todo reivindicativo, se quiso recordar que los compromisos políticos hablan del año 2015 como fecha para lograr la «mayor recuperación posible del Ebro». Por eso se solicitó de los responsables que trabajen por alcanzar el reto.

Bien es verdad que desde IU, formación representada por la concejala Conchi Ortega, el camino no se ve tan sencillo. «Siendo realista a mí me parece que va a ser bastante complicado. Aun así, lo que tenemos que hacer es seguir peleando y, acercarnos en la medida de lo posible a la recuperación de este río que es de todos».

Una de las tradicionales reivindicaciones de los participantes en la Bajada ha sido la petición del cierre de Garoña. Este año la central nuclear volvió a estar presente, aunque en esta oportunidad en lo que se puso en acento fue en solicitar al Gobierno que cumpla con lo prometido y la planta nuclear deje de operar en 2013.

En este sentido recordaron, tal y como lo hicieron a la hora de presentar la Bajada, que desde la comisión organizadora estarán muy atentos para que el PSOE no de

«ningún resquicio ni trampa para facilitar que la amenaza de Garoña siga adelante».

Después del esfuerzo para hacer llegar las embarcaciones hasta el punto de desembarco, los participantes continuaron con la fiesta con un concierto en la plaza de España; que fue el lugar en el que se leyó el comunicado y donde se dieron cita para la edición del próximo año.

La cita anual del último fin de semana con el río Ebro se cumplió. Ayer se celebró la XXVIII bajada del Ebro, organizada por Izquierda Unida, Izquierda Mirandesa, Comité de Solidaridad Internacionalista y Agitación.

Y lo cierto es que los propios promotores de la cita ecologista reconocieron que la participación era «algo menor que la del año pasado». En el paraje de Los Pinos se congregaron algo más de cincuenta personas para hacer el recorrido por las aguas del Ebro. En el lugar de cita se vieron algunas barcas, neumáticas o de madera, pero sobre todo balsas de fabricación casera en cuya elaboración participaron todos. Al final surcaron el río un total de veinte y, a la zona del embarcadero acabaron arribando todas; con mayores o menores dificultades, pero lograron concluir la travesía.

Aun cuando no fueron demasiados los que se animaron, este año la tradicional demora en la salida se limitó a poco más de quince minutos y el trayecto se hizo en algo más de una hora.

Con este acto festivo, sí, pero sobre todo reivindicativo, se quiso recordar que los compromisos políticos hablan del año 2015 como fecha para lograr la «mayor recuperación posible del Ebro». Por eso se solicitó de los responsables que trabajen por alcanzar el reto.

Bien es verdad que desde IU, formación representada por la concejala Conchi Ortega, el camino no se ve tan sencillo. «Siendo realista a mí me parece que va a ser bastante complicado. Aun así, lo que tenemos que hacer es seguir peleando y, acercarnos en la medida de lo posible a la recuperación de este río que es de todos».

Una de las tradicionales reivindicaciones de los participantes en la Bajada ha sido la petición del cierre de Garoña. Este año la central nuclear volvió a estar presente, aunque en esta oportunidad en lo que se puso en acento fue en solicitar al Gobierno que cumpla con lo prometido y la planta nuclear deje de operar en 2013.

En este sentido recordaron, tal y como lo hicieron a la hora de presentar la Bajada, que desde la comisión organizadora estarán muy atentos para que el PSOE no de «ningún resquicio ni trampa para facilitar que la amenaza de Garoña siga adelante».

Después del esfuerzo para hacer llegar las embarcaciones hasta el punto de desembarco, los participantes continuaron con la fiesta con un concierto en la plaza de España; que fue el lugar en el que se leyó el comunicado y donde se dieron cita para la edición del próximo año.

Fuente: elcorreo.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s