No se cumple la legalidad en la elección del Almacen Nuclear de Alta Intensidad (ATC) ya que no existen los informes técnicos y de seguridad.

La Audiencia Nacional ha confirmado a Greenpeace que no existen los informes técnicos y de seguridad del almacén nuclear (ATC).
Al parecer se pretende elegir primero la ubicación del almacen nuclear y despues hacer los informes técnicos pertinentes a la medida de las necesidades del Ministerio deIndustria.

La Audiencia Nacional ha confirmado a Greenpeace que no existen los informes técnicos y de seguridad del almacén nuclear (ATC), según ha notificado hoy a los medios esta ONG ecologista.

De acuerdo con la organización, este hecho reafirma la vulneración del Convenio Aarhus por parte del Ministerio de Industria y demuestra la nulidad de pleno derecho de todo el proceso.

En nota de prensa explican que han recibido una Providencia de la Audiencia Nacional en la que se afirma que los informes técnicos y de seguridad del cementerio nuclear (ATC) y de su centro de experimentación nuclear asociado no existen.

La organización solicitó esa documentación en su recurso contencioso-administrativo presentado ante este Tribunal contra la resolución que dio inicio al proceso del ATC.

La inexistencia de estos informes, según la ONG, confirma la vulneración del Convenio Aarhus por parte del Ministerio de Industria y demuestra la nulidad de pleno derecho de todo el proceso.

Según Greenpeace, la ausencia de esta documentación es una clara muestra de que el ministerio de Industria inició el proceso que debía finalizar con la construcción del cementerio nuclear, y su centro tecnológico de experimentación nuclear asociado, sabiendo que no disponía de la documentación técnica y de seguridad básica para comenzar el procedimiento.

Asimismo, Greenpeace considera “inaceptable” que el ministerio, según ellos, haya afirmado en numerosas ocasiones que poseía esos documentos y que finalmente haya admitido su inexistencia a raíz de que la organización haya llevado la cuestión a los tribunales.

A su juicio, también se demuestra la ausencia de credibilidad de los alcaldes que han promovido su localidad como municipio candidato, puesto que han solicitado una instalación nuclear sin conocer en detalle en qué consistía el proyecto ni los riesgos para la salud y el medio ambiente que conllevaría.

Estos documentos son: Proyecto Técnico del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares, Estudio de Seguridad del ATC, Proyecto Técnico del Centro Tecnológico Asociado al ATC para experimentación con residuos radiactivos y radiactividad, Estudio de Seguridad del Centro Tecnológico y los Informes sobre la protección física del emplazamiento del complejo.

En el oficio remitido a la Audiencia Nacional por el ministerio, y siempre según Greenpeace, se dice disponer sólo de un “estudio de seguridad del diseño genérico del ATC, en inglés, elaborado por la ingeniería francesa SGN”.

A juicio de la ONG, hoy “queda claro” que el ministerio de Industria y ENRESA “se han saltado la ley de forma lamentable” para tratar de sacar adelante el ATC a toda prisa.

El proceso del ATC “es nulo de pleno derecho”,

ha declarado Carlos Bravo, responsable de la campaña Nuclear de Greenpeace.

El convenio de Aarhus (Dinamarca) fue elaborado el 25 de junio de 1998, ratificado por España mediante instrumento de 15 de diciembre de 2004 y en vigor en nuestro país desde el 29 de marzo de 2005.

Fuente: abc.es


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s