500 personas contra la incineradora de neumáticos en el Valle de Tobalina

Medio millar de personas se manifestó este sábado en contra de la herencia que la central nuclear de Garoña pretende dejar en el Valle de Tobalina , una planta  incineradora de neumáticos y plásticos instalada gracias  a las ayudas del Plan Reindus.

En un Valle de 1500 habitantes con más del 50% de su población mayor de 65 años, acostumbrada a no opinar por el que dirán y con el recuerdo del secretismo que rodea todo lo relacionado con la central nuclear de Garoña, es muy meritorio que 500 personas se concentren casi en noviembre y con amenaza de lluvia en petición de sus derechos. Esto demuestra la clara determinación de los manifestantes de no querer ser contaminados con la excusa de la creación de 6 puestos de trabajo reales de baja cualificación, cuando la razón evidente es el lucro económico de unos empresarios valencianos.

La protesta fué convocada por las plataformas ‘AP69 no gracias’, ‘Merindades Limpias’, ‘Ecologistas en Acción‘ y la asociación ‘Amigos de Moneo‘, que calificaron de éxito la jornada reivindicativa.

La manifestación discurrió por las calles de la localidad burgalesa de Quintana Martín Galíndez, y finalizó junto al Ayuntamiento del Valle de Tobalina donde se leyó un comunicado en contra de la planta incineradora de neumáticos y plásticos.

Los participantes han mostrado su rechazo a la empresa ‘Black & Green /Pirorec,  promotora de la incineradora, porque consideran que la puesta en marcha de la misma traería al Valle de Tobalina

“humos tóxicos repletos de metales pesados dañinos para el medio ambiente y la salud de los habitantes del entorno”.

A lo largo de la manifestación se exigió al Ayuntamiento del Valle de Tobalina un

“rápido y claro pronunciamiento en contra de la instalación de esta industria contaminante”.

Los organizadores recuerdan en un comunicado remitido a los medios que

“parte de los terrenos sobre los cuales se instalaría la planta petroquímica son de propiedad municipal y muchos de ellos requieren de una recalificación previa, por lo cual la decisión final para la instalación o no de una incineradora en el Valle de Tobalina aún está en manos del Ayuntamiento que debería velar por la salud y calidad de vida de sus habitantes”.

Asimismo, afirman que la incineradora de neumáticos se situaría en el corazón del Valle de Tobalina, “extremadamente” cerca de núcleos de población y de espacios naturales altamente protegidos como el Parque Natural Montes Obarenes San Zadornil y el humedal del embalse de Sobrón, lo que a su juicio, es

“la peor elección posible para situar una planta de estas características”.

Para las organizaciones convocantes, la instalación de la incineradora es una decisión “altamente irresponsable a todas luces, que cercenaría de raíz cualquier posibilidad real de desarrollo económico para la zona mediante el turismo y la industria agroalimentaria y devaluaría las tierras de cultivo así como las viviendas de las poblaciones del entorno”.

Manifiesto de la manifestión en el Valle de Tobalina.

Fuente: elmundo.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s