En la nuclear de Cofrentes tambien ha habido “incidentes” al aparecer tierra contaminada.

Esta noticia de 2008 nos demuestra la seguridad real de las centrales nucleares españolas, no la seguridad  que los medios de desinformativos masivos nos repiten machaconamente  y de forma sistematica.

La empresa Iberdrola, titular de la central nuclear de Cofrentes, ha localizado el origen del incidente con material contaminante en el lavado y enjuague de un camión de limpieza en la zona “que produjo algunas salpicaduras sobre el terreno”.

En un comunicado, Iberdrola ha señalado que la presencia de ese material se detectó ayer en una zona próxima al sistema de tratamiento de aguas residuales de la planta, en la que se habían realizado labores de limpieza.

La zona se acotó convenientemente y se procedió “de inmediato” a su total limpieza, que ha finalizado a las 12.49 horas de hoy una vez recogida “completamente” la tierra afectada y almacenada como residuos de la central.

Las mismas fuentes han resaltado “los bajísimos niveles de contaminación de la zona”, que “no han supuesto riesgo alguno para los trabajadores de la planta, ni para el público ni para el medio ambiente al no producirse ninguna liberación al exterior de la central”.

Además, han valorado “los rigurosos procedimientos de control” de la central nuclear, que han funcionado “correctamente en todo momento”.

Desde Iberdrola se ha asegurado también que el número de incidencias en la central “ha disminuido sustancialmente en los últimos años gracias al trabajo de la Dirección de la planta y a la aplicación de criterios de seguridad mucho más estrictos que los exigidos habitualmente”, un trabajo que ha sido “estrechamente supervisado” por el Consejo de Seguridad Nuclear.

Greenpeace denuncia tierra radiactiva

El responsable de la campaña nuclear de Greenpeace, Carlos Bravo, se preguntó “cuántas más pruebas necesita el Gobierno para aceptar que es urgente cerrar las centrales nucleares españolas y apostar definitivamente por un modelo mucho más seguro y barato basado en las energías renovables”.

Desde la organización ecologista advirtieron de que “dependiendo de la cantidad de material radiactivo que haya sido liberado más allá del recinto de contención y según su composición, se puede tratar de un suceso que pudiera entrañar graves consecuencias para la población”. Por este motivo, es “tan importante” que el CSN “esclarezca con carácter de urgencia todos los detalles del incidente”.

Cofrentes, propiedad de Iberdrola, es la central atómica con “más fallos después de las instalaciones catalanas”, y este suceso “tan sólo es el último caso dentro de una larga y creciente lista de accidentes que afectan seriamente a la seguridad de estas instalaciones”, aseguraron desde Greenpeace.

Además, enumeraron otros accidentes, como el escape radiactivo de Ascó, la rotura de barras de control de Trillo y la pérdida de piezas metálicas dentro de la vasija de este reactor, la prealerta de emergencia de Cofrentes a principios de abril por la rotura de una válvula, y la fuga de agua radiactiva en Almaraz a mitad de mayo, entre otros.

Para los ecologistas, la confluencia de factores, como el “acusado envejecimiento” de los reactores, los “fallos propios de una tecnología intrínsecamente peligrosa” y la “cada vez menor cultura de seguridad de los operadores de centrales como consecuencia de la falta de competitividad de la energía nuclear en un mercado eléctrico liberalizado”, están “creando una situación de alto riesgo para que se produzca un accidente grave en una central nuclear”, apuntaron.

Desde Greenpeace, aseveraron que la media de edad de todas las centrales españolas es de casi 25 años (su vida útil técnica) y “todas presentan, en mayor o menor medida, problemas de envejecimiento”.

En esta línea, precisaron que “en especial”, la central de Santa María de Garoña, la más antigua en funcionamiento (inaugurada en 1971), “sufre graves problemas de agrietamiento por corrosión en diversos componentes de la vasija del reactor”, factores “fundamentales para la seguridad”, explicaron.

“Cumplir un compromiso”

Para la organización ecologista, tras las declaraciones en Dinamarca del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en las que “apostó por un futuro energético libre de nucleares”, el Gobierno central “debe cumplir su compromiso de cerrar las centrales nucleares de forma progresiva” y “sustituir su aportación energética por energías limpias, seguras y menos costosas, como reza su programa electoral a las Elecciones Generales 2008”.

La responsable de la campaña de Cambio Climático y Energía de Greenpeace, Sara Pizzinato, señaló que ante el “patente estado de decrepitud del parque nuclear español que ha sufrido seis sucesos tan sólo en los últimos diez días”, el Gobierno socialista “tiene que poner en marcha ya un plan de cierre de las centrales nucleares españolas empezando por la más vieja, la de Garoña”, subrayó.

Para Sara Pizzinato, pensar en un futuro con nucleares es “obsoleto y peligroso” pues, a su juicio, las energías renovables “han de ser las verdaderas protagonistas”, concluyó.

Un comentario en “En la nuclear de Cofrentes tambien ha habido “incidentes” al aparecer tierra contaminada.

  1. Pingback: El almacén de residuos de baja y media actividad de la nuclear de Cofrentes está al 38,8% y el de combustible al 64,37% « Agrupación de Noticias nucleares para no perder la perspectiva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .