Cientos de personas se concentran ante la central de Garoña

Cientos de personas –entre 300 y 400 según la Coordinadora contra Garoña– se han concentrado ante las puertas de la central nuclear de Santa María de Garoña, sita en el Valle de Tobalina (Burgos), para exigir el “cierre inmediato y urgente” del reactor por considerar que ya ha cumplido su vida útil y que no da suficientes garantías de seguridad.

Los manifestantes, que portaron una pancarta en la que se podía leer ‘Garoña ni un día más’, se dieron cita ante la central nuclear en torno a las 12.30 horas de este domingo y, tras leer un comunicado por el cierre del reactor burgalés, realizaron un simulacro de accidente nuclear con botes de humo, mascarillas, una alarma y gente tendida en el suelo.

Tras recordar que la central nuclear de Santa María de Garoña es la más antigua de España, los manifestantes han advertido del “gran riesgo” que supone su mantenimiento en el tiempo ya que, según han alertado, los reactores nucleares están expuestos a muchas causas de riesgo como un terremoto, como ha ocurrido en Japón, un accidente o un fallo humano. Por ello, han abogado por el inicio de una nueva era sin nucleares.

Para Alfonso Riboto, uno de los portavoces de la Coordinadora contra Garoña, no se puede apelar a que en España no va a haber terremotos como en Japón como argumento para mantener abierta la central burgalesa que, según ha insistido en declaraciones a Europa Press, está expuesta a otro tipo de riesgos, como un accidente o un fallo humano.

“Lo sensato y razonable es cerrar la central”, ha insistido Riboto, que considera necesario saber sacar consecuencias del accidente nuclear ocurrido en Fukushima (Japón), con la que Garoña comparte modo de producción, potencia y antigüedad, tras lo que ha trasladado su solidaridad con las víctimas del desastre natural y de la posterior “catástrofe nuclear”.

Los manifestantes que se han concentrado esta mañana ante la central nuclear de Santa María de Garoña, con el apoyo de IU en Castilla y León a través de su coordinador regional, José María González, procedían de la propia zona de influencia del reactor, como el término burgalés de Frías, de la capital burgalesa y de otras zonas del país, como Euskadi, Zaragoza y La Rioja, desde donde se fletaron autobuses.

Según ha explicado el portavoz de la Coordinadora contra Garoña, tras el acto reivindicativo de este domingo a corto plazo no se han previsto más manifestaciones o protesta a la espera de ver cómo evoluciona lo ocurrido en Japón y a los movimientos políticos que haga el Gobierno de España.

Fuente:  europapress

Una manifestación en Vitoria-Gasteiz pide el cierre inmediato de Garoña

La capital alavesa ha congregado esta tarde a centenares de personas en una manifestación para exigir el cierre inmediato de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) y no esperar hasta el año 2013, fecha en la que el Gobierno central se ha comprometido a clausurarla.

GASTEIZ. Convocados por la plataforma “Araba sin Garoña”, que agrupa a más de 60 colectivos alaveses, los manifestantes han recorrido varias calles del centro de la ciudad tras una pancarta en la que se leía “Herriaren Hitza Errespetatu. Garoña Itxi Orain”.

Portavoces de la plataforma han recordado que Garoña, que pertenece a las centrales nucleares de primera generación, tiene las mismas características que la japonesa de Fukushima, gravemente afectada por el terremoto y posterior maremoto que ha asolado parte del país nipón.

La plataforma rechaza los argumentos utilizados por quienes dicen que Garoña no tiene los mismos riesgos que la de Fukushima ya que, según ha recordado, la central está construida sobre un meandro del río Ebro y tiene riesgos de inundación.

También el Ayuntamiento de Gasteiz, a través de una moción aprobada ayer, ha instado al Gobierno de España al cierre “inmediato” de la central.

Todos los grupos del Ayuntamiento, excepto el PP que se abstuvo, apoyaron esta iniciativa en la que se denuncia que Garoña ha sufrido desde su puesta en marcha “multitud de problemas en su funcionamiento” y que desde hace años la preocupación por su estado y su seguridad ha sido una “reivindicación constante por parte de la sociedad civil”.

Asimismo, en las Juntas Generales de Araba, todos los grupos excepto el PSE-EE, que se abstuvo, y el PP, que votó en contra, apoyaron también ayer una propuesta de Aralar en contra de las prórrogas de explotación de Garoña.

Mañana, ecologistas y grupos contrarios a la energía nuclear de Burgos, Bizkaia, Araba, La Rioja y Zaragoza participaran en una concentración a las puertas de la central para pedir también su cierre inmediato y a ese acto se sumará, entre otros, una delegación de Ezker Batua encabezada por su coordinador general y parlamentario vasco, Mikel Arana.

Fuente: noticiasdegipuzkoa

Los españoles quieren un referéndum sobre las centrales nucleares

La mayoría de los españoles se muestra a favor de convocar un referéndum sobre el uso o la prohibición de la energía nuclear, según los datos del último Publiscopio sobre centrales nucleares, elaborado entre el 21 y el 24 de marzo. Un 66,3% de los ciudadanos declara ser partidario de esta consulta y esta respuesta afirmativa predomina tanto en votantes del PSOE (66%), como del PP (64%) y de otras fuerzas políticas (72%).

El desastre nuclear en la central atómica japonesa de Fukushima ha reavivado el debate sobre la seguridad de las centrales, aunque no ha hecho variar la opinión que los españoles tenían sobre la producción de energía nuclear antes del accidente. Así lo declara un 70,5%. El Publiscopio indica una división entre los que están de acuerdo en seguir utilizando las centrales nucleares para la producción de energía eléctrica (49,4%), que superan a los que se declaran en contra (41,6%).

La comparación entre partidos políticos sí presenta diferencias significativas. En el electorado del PSOE ganan, por una ligera ventaja, los detractores de utilizar la energía atómica. En el caso del PP, sus votantes se declaran claramente a favor de seguir generando energía eléctrica a través de las nucleares (66%). Sólo un 23% se manifiesta en contra.

Las centrales españolas

Ante la catástrofe nuclear de Japón, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, ha asegurado que el parque de las centrales nucleares españolas “es joven y seguro”, y que seguirá funcionando con normalidad a no ser que el Consejo de Seguridad Nuclear manifestase lo contrario. Los datos de la encuesta indican una división igualada entre los españoles partidarios de mantener las centrales (43,6%) y aquellos que abogan por cerrarlas (44,4%). Esta paridad de resultados global se rompe en el caso de los votantes del PP: sólo un 27% se muestra a favor de cerrarlas.

La central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) ha estado en boca de políticos y ecologistas tras el accidente de Fukushima, ya que los reactores japoneses son del mismo tipo que el de esta planta, cuyo cierre está anunciado para 2013. En este caso concreto, la mitad de las 1.201 personas encuestadas telefónicamente en este Publiscopio se muestran partidarios de cerrarla.

El análisis por partidos políticos refleja, a grandes rasgos, las posturas defendidas por cada una de las fuerzas. El PSOE ha hecho una apuesta por la sustitución de las centrales una vez cumplan su vida útil. Un 55% de sus votantes se muestra, no obstante, partidario de cerrar Garoña, mientras que un 31% considera que hay que mantenerla.

El líder del PP, Mariano Rajoy, no ha descartado mantener abierta la planta hasta 2019. La mayoría de su electorado, en consecuencia, se declara a favor de mantener Garoña. Sólo un 27% considera que habría que cerrarla. En cuanto a los votantes de otras fuerzas políticas, un 70% de ellos son partidarios del cierre. IU, ERC, ICV y el BNG han pedido su clausura inmediata.

Fuente: publico.es