La centra de Garoña inicia a medianoche del sábado la parada de recarga de mayo, que prevé 4.400 reparaciones

A partir de mañana domingo 30 de abril veremos si Garoña es necesaria o no. Veremos como se suple su energia, si con molinos o con centrales termicas de gas.

La central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) se desacoplará de la red eléctrica, a las 0.00 horas de la madrugada del sábado al domingo, para dar inicio a la parada de recarga y mantenimiento que se desarrollará a lo largo del mes de mayo.

En el transcurso de este periodo se realizarán más de 4.400 actividades que serán ejecutadas por más de 1.500 personas entre trabajadores de Nuclenor y de 60 empresas contratadas para la parada además de otras que seguirán realizando sus labores habituales.

Según el comunicado enviado por la empresa y recogido por Europa Press, en el tiempo que dure la parada se sustituirán 120 elementos combustibles.

“En la recarga, la ubicación en el núcleo de todos los elementos combustibles ha sido anteriormente diseñado y licenciado tras una minuciosa labor. Según el programa previsto, la duración de estos trabajos será de, aproximadamente, una semana. También se van a efectuar 28 modificaciones de diseño en equipos y sistemas de la planta, dentro del programa de modernización de la instalación”, puntualizaron.

Una vez finalizados los trabajos de parada, para poder proceder al arranque de la central se realizarán cerca de 800 pruebas, además de las de carácter diario.

“La razón de tan elevado número de análisis y comprobaciones se debe a que se acometen durante este periodo numerosas actividades de mantenimiento y es condición indispensable demostrar la perfecta operabilidad de los equipos y sistemas en los que se han intervenido”. PRIORIDAD:

Máxima seguridad

Así, la “principal prioridad” es que la parada de recarga y mantenimiento “se desarrolle garantizando la máxima seguridad y calidad en la ejecución de los trabajos”.

Se han programado más de 4.400 actividades en la planta que serán supervisadas por el Equipo de Coordinación de Parada (ECP), formado por técnicos expertos en distintas áreas como Operación, Licenciamiento, Garantía de Calidad, Recursos Humanos, Ingeniería o Prevención de Riesgos, entre otros.

Del mismo modo, se recuerda que desde el final de la parada de reconfiguración del núcleo del año 2010 el Equipo de Dirección de Parada (EDP) “ha estado trabajando en la planificación y el alcance de la parada de recarga y mantenimiento de este año.

“El resultado es un conjunto de reparaciones exigente y equilibrado que tiene como objetivo un próximo ciclo operativo con la central en las mejores condiciones de seguridad y fiabilidad en su funcionamiento”, explicaron las mismas fuentes.

Fuente:  20minutos.es

300 personas se manifiestan en Valladolid en contra de Garoña en el 25 aniversario de Chernobil

Más de trescientas personas han secundado esta tarde en Valladolid la manifestación convocada por el colectivo Ecologistas en Acción para exigir el cierre inmediato de la central nuclear de Santa María de Garoña, sita en el Valle de Tobalina (Burgos), y evitar así que se vuelvan a registrar episodios como el ocurrido hace mes y medio en Fukushima (Japón) o el que tuvo por escenario la localidad ucraniana de Chernóbil, accidente este último del que se cumple hoy el veinticinco aniversario.

La marcha, que ha partido sobre las 19.30 horas desde la Plaza de Colón encabezada por una pancarta con el lema ‘No más Chernóbil ni Fukushima. Garoña cierre ya. No al cementerio nuclear’, ha recorrido el centro de la ciudad al son de la dulzaina y el tamboril, junto con gritos en contra de la energía nuclear y el ruido de sirenas, y ha concluido en la Plaza Mayor, donde un representante del colectivo ‘Ven con nosotros’, que lleva quince años acogiendo en Castilla y León a niños procedentes de Chernóbil, ha leído un comunicado reivindicativo.

Entre los participantes, algunos ataviados con trajes de seguridad y máscaras de protección y otros provistos incluso de contadores Geiger, se encontraban los candidatos de IU a la Presidencia de la Junta y la Alcaldía de Valladolid, José María González y Manuel Sarabia, respectivamente, así como la presidenta de la asociación ‘Ven con nosotros’, María Jesús Cid, y el portavoz de EA, Miguel Angel Ceballos, quien ha vuelto a demandar al Gobierno central y la Junta el cierre de la central de Garoña y el desmantelamiento de sus instalaciones.

Ceballos, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha incidido en que con los desastres de Chernóbil y de Fukushima ha “saltado por los aires” el mito de la supuesta seguridad de la energía nuclear y pone de manifiesto que lo ocurrido en el primer escenario hace veinticinco años, con centenares de miles de fallecidos y millones de personas enfermas por la radiactividad, y ahora en el segundo, precisamente el país “tecnológicamente más avanzado”, es un serio aviso que debe llevar al cierre de la central burgalesa, máxime cuando sus instalaciones son “gemelas” de uno de los reactores que ha explotado en el país del sol naciente.

Una ‘central obsoleta’

Tenemos una central con cuarenta años que ha superado en diez años su periodo de vida útil, que es obsoleta y provista de una tecnología del siglo pasado”, ha criticado el portavoz ecologista, que ha achacado su mantenimiento a intereses económicos de sus propietarias, Endesa e Iberdrola, que se embolsan anualmente 100 millones de euros de beneficios.

Aunque ha asegurado comprender la actitud de ambas empresas, Ceballos sin embargo confiesa no entender la de las autoridades públicas que deben velar por el interés general, en alusión a un Gobierno central “que a regañadientes ha postpuesto el cierre de Garoña hasta 2013 y a una Junta de Castilla y León que se ufana en proclamar que va a luchar por prorrogar lo más posible la vida de la central, y en ambos casos obviando los graves problemas de seguridad de estas instalaciones”.

La manifestación convocada por EA ha contado con el respaldo de las plataformas anti cementerio nuclear ‘Tierra de Campos Viva’ y ‘Norte palentino’, además del apoyo de Alternativa Universitaria, ARBA, Asamblea Ciclista, Ateneo Republicano, CGT, Entrepueblos, Facua Consumidores en Acción, Fanzine Ramalazo, Federación de Asociaciones Vecinales, Greenpeace, IU, Izquierda Anticapitalista, Sodepaz, Stop Accidentes y Verdad y Justicia.

Este acto de protesta se ha celebrado coincidiendo con el veinticinco aniversario del accidente nuclear de Chernobil (Ucrania), el más grave de la historia de la industria nuclear cuya explosión liberó una radiación equivalente a 500 bombas de Hiroshima y provocó una nube radiactiva que recorrió toda Europa.

Fuente: nortedecastilla.es y elmundo.es

El reactor de Cofrentes vertió a su pozo seco 4.000 litros diarios de agua durante 2010

19/04/2011

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha detectado durante el último trimestre de 2010 un vertido de 4.000 litros al día de agua del reactor al interior de su pozo seco, según consta en el acta trimestral que recoge las comprobaciones más significativas realizadas por la inspección residente del CSN sobre los procedimientos del programa de supervisión del Sistema Integrado se Supervisión de Centrales, con fecha de 31 de diciembre del pasado año.

Así, el citado acta de inspección explica que durante ese periodo el titular ha seguido la ‘Pérdida pequeña de inventario dentro del Pozo Seco’, que se inició al detectarse con las cámaras de televisión “aportes diversos”, unos denominados de ligero goteo en los CRD 20-13 y 40-29, y otros de goteo continuo CRD 40-09.

Además, recoge que hay “otros aportes” en la zona de la bomba B de recirculación y explica que es un “hilo de agua escurriendo por un conduit. En la zona de la bomba A de recirculación también hay otros aportes que “parece provenir de cotas superiores, donde se encuentran las bandejas de drenajes de las unidades enfriadoras”.

Asimismo, el acta apunta que se han realizado seguimientos diarios del valor de fuga y de la actividad dentro del pozo seco y que periódicamente se han realizado en ese trimestre análisis isotópicos para estudiar el origen radiológico de los aportes.

En definitiva, el documento concluye que al final del trimestre el valor del aporte rondaba los 4 metros cúbicos al día, aunque los distintos análisis isotópicos realizados muestra que “se trata de agua de reactor muy diluida”.

Finalmente, a este respecto, el acta del CSN indica que la inspección ha revisado los análisis químicos de los parámetros de actividad del Pozo Seco y que no muestran valores elevados al tiempo que “no siguen las tendencias de aumento del aporte”.

ERC pide al Gobierno que adelante el cierre de la central de Garoña a 2011

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) ha registrado una proposición no de ley en el Congreso por la que insta al Gobierno a adelantar el cierre de la central burgalesa de Santa María de Garoña de 2013, como así lo ha establecido el Ejecutivo, a 2011, tras la catástrofe nuclear acaecida en Japón.

El diputado republicano Joan Ridao ha sido el responsable del registro de la iniciativa y en la que quiere especialmente que el Ejecutivo revise detalladamente la central y avance su cierre a finales de 2011, siempre y cuando en el resultado del análisis del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) se detectaran riesgos significativos, al tratarse de una central de la misma edad y del mismo diseño de la que ha sufrido el accidente en Japón.

Además, desea que el Ejecutivo remita un informe anual al Congreso de los Diputados, en el primer semestre del año, sobre el cumplimiento de los compromisos asumidos en el Plan de Acción Nacional de Energías Renovables (PANER), dando lugar a las propuestas de resolución que se estimen oportunas por los grupos parlamentarios.

En esta línea, plantea la posibilidad de un pacto de estado por la Energía, que sirva para fijar un mix energético donde se determinen las perspectivas de generación energética y las fuentes de las que procederán, de igual forma que se incorpore este escenario energético en las planificaciones a 2035.

Fuente: eleconomista.es

Carta al candidato del PSOE de La Rioja Juan Francisco Martínez-Aldama

Señor Director:

Mediante esta carta abierta quisiera expresarle al señor Martínez Aldama mi preocupación, así como demandarle la posición del Partido Socialista riojano. Estoy preocupado. Llevo semanas escuchando en la radio que en Japón, a la tragedia del terremoto se le une una descontrolada situación de catástrofe nuclear que pone en peligro la vida en una parte del planeta aún por determinar y por unos plazos de tiempo que se miden en miles de años. Los datos son escalofriantes y amenazan el futuro de las generaciones venideras; ¿qué les dejaremos como legado? ¿Les explicaremos que ante nuestras necesidades de una energía barata les hemos condenado a vivir en un mundo radioactivo? ¿Les diremos como políticos y científicos aseguraban que era una energía segura, pero que, finalmente, algo falló?

Y mientras todo ello ocurre, la central de Garoña, gemela de la de Fukushima sigue abierta pese a haber expirado su fecha de caducidad a sólo unos kilómetros de nuestros hogares. Desde su puesta en funcionamiento se vienen registrando graves incidentes de seguridad en Garoña que han obligado a numerosas paradas no programadas de la misma, sufriendo también grietas en el sistema de contención. También hay que tener en cuenta los escapes al Ebro, el último conocido en noviembre del 2009 (río del que depende nuestro medioambiente, nuestra salud, y una buena parte de nuestra economía) y todo ello ante el silencio informativo impuesto por Nuclenor que nos niega el derecho a saber lo que ocurre con nuestra propia seguridad.

Recuerdo que en el programa electoral del Partido Socialista figuraba el cierre de Garoña y aún me sorprende la desfachatez de Zapatero al romper esta promesa anunciando 4 años de prorroga… Esta prórroga supone en la práctica el no cerrar la central ya que de todos es conocida la postura del partido que seguramente gobierne en el 2013.

Estamos en campaña electoral señor Martínez Aldama, y me pregunto: ¿cuál es la postura del partido al que representa con respecto a dicha central? ¿Adopta, como hace Zapatero, la hipócrita actitud de que la cierren otros aceptando esa prórroga hasta el 2013 o se posiciona claramente y sin ambages a favor del cierre de Garoña ya?

Considero que éste es un tema de la suficiente importancia como para que tuviese a bien manifestar una respuesta clara y valiente que refleje y defienda los temores que una gran parte de la población tenemos.

Fuente:  larioja.com

Todos los concejales de Albalá dirán adiós al ayuntamiento debido al almacén nuclear

Ninguno de los ediles que empezaron la legislatura aspirará a la reelección.Los renovados, PP y PSOE no aclaran su postura respecto al proyecto nuclear.

¿ Si no se posicionan respecto al Almacen de que van a hablar en la campaña electoral ? ¿del programa de TV Sálvame y de la liga de futbol?

Ninguno de los siete concejales de Albalá que iniciaron la actual legislatura y que han protagonizado –de una forma u otra– la polémica por la candidatura de esta localidad a acoger el almacén de residuos nucleares se presentará a la reelección el próximo 22 de mayo. El Grupo Independiente, que ganó las elecciones del 2007 con amplia mayoría, desaparece y los dos ediles que tiene el PP han decidido echarse a un lado y dar paso a nuevas personas que puedan relanzar el partido a nivel municipal.

Aunque remisos a reconocerlo, el proceso del almacén temporal centralizado (ATC) de residuos nucleares ha sido una losa para estos concejales. Durante el último año han sufrido una importante presión mediática y ciudadana, tras tomar la decisión de presentar al municipio al procedimiento abierto por el Gobierno para elegir emplazamiento para el silo nuclear.

Esta decisión tuvo un efecto fulminante en el caso de Jesús Pascual, que fue elegido alcalde hace cuatro años y que en febrero del 2010 presentó su renuncia al cargo tras ver cómo sus cuatro concejales, del Grupo Independiente, aprobaban la candidatura de la localidad al ATC en contra de su opinión. Ahora, esos cuatro ediles independientes –Pura Moreno (alcaldesa tras la división de Jesús Pascual), Joaquín Barrantes, Julia Fernández y Fructuoso Polo– han renunciado a seguir adelante con la formación política. Según fuentes próximas a la corporación, no se integrarán en las listas de otros partidos y dejarán la primera línea de la actividad política.

Sí cambia de siglas Ricardo Avila, que como miembro del Grupo Independiente asumió el acta de concejal que dejó vacante Jesús Pascual hace un año. Ahora irá en los puestos de cabeza de la lista del PSOE, dentro de una candidatura que lidera Elisabeth Burgos.

Los socialistas no obtuvieron representación en la corporación municipal del 2007, pero sí el PP. Sus dos concejales, Antonio Galán y Federico Fernández, se mostraron opuestos a la candidatura del ATC desde el primer momento. En el último año han trabajado para que la opción de Albalá como destino del silo nuclear no prosperase. Ahora se echan a un lado y no se presentan a la reelección. De forma que en los comicios municipales del 22 de mayo la lista del PP de Albalá estará encabezada por Juan Rodríguez.

“De momento no nos posicionamos sobre el ATC. Es una decisión que debe tomar el pueblo según lo que opine la mayoría”,

explica el candidato. Por tanto, la corporación local será totalmente nueva y, mientras, el destino del almacén nuclear sigue en el aire.

Fuente:  lacronicabadajoz.com

El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a tomar acciones para el cierre definitivo de Garoña.

El Congreso de los Diputados aprobó este martes una proposición no de ley del Grupo Socialista en la que se insta al Gobierno a llevar a término “todas las acciones contundentes a hacer efectivo el acuerdo del Consejo de Ministros relativo al cierre de la central de Garoña cumplido su ciclo de vida útil, en consonancia con las exigencias y garantías que se deduzcan del estudio” que deberá realizar, antes del 31 de diciembre, el Consejo de Seguridad Nuclear, para asegurar la resistencia de todas las plantas españolas ante situaciones adversas.

El pleno de la cámara baja dio luz verde finalmente a un texto transaccionado que permitió que la proposición no de ley saliera adelante con la abstención del PP y de CiU, partidos que rechazaban el quinto punto de la iniciativa registrada por el PSOE, que instaba al Gobierno a hacer efectivo el cierre de la central nuclear de Garoña (Burgos) una vez cumplida su ciclo de vida útil, en el año 2013, sin que se hiciera ninguna referencia a las recomendaciones del CSN.

El diputado por Asturias Alfonso Morán fue el encargado de defender la propuesta del PSOE, en la que se pide que antes del 31 de diciembre el CSN realice los estudios necesarios para garantizar que las centrales “pueden funcionar durante su período de vida útil sin suponer un riesgo para la población o para el medio ambiente en todas las posibles situaciones consideradas como excepcionales”.

Entre ellas se incluye un amplio catálogo además de terremotos, inundaciones, accidentes o actos terroristas, como ciberataques, corrosión o envejecimiento, como demandaba la organización ecologista Greenpeace. Unos test de estrés que, a juicio del parlamentario, “deberán tener en cuenta la experiencia de los sucesos acaecidos en Japón” y hacerse públicos. De hecho, la PNL insta al Gobierno a presentar en el Congreso un informe detallado con los resultados de los nuevos análisis de resistencia.

El parlamentario señaló en su primera intervención que estos análisis no tendrían que afectar a la central burgalesa, ya que existe un acuerdo del Consejo de Ministros relativo a esta planta, que “ya ha alcanzado su vida útil de cuarenta años y que por tanto requiere un tratamiento específico”. Así, el quinto y último punto de la proposición no de ley instaba al Gobierno a clausurar la central en 2013 tras dos años de prórroga, pero finalmente se añadió que la decisión se debe tomar en consonancia con los resultados de este nuevo test.

Apuesta por mejorar la seguridad

El PP apoyó los cuatro primeros puntos de la proposición, todos ellos relativos a mejorar la seguridad de las centrales y la transparencia de los resultados, pero no el relativo al cierre de la planta burgalesa. El diputado Álvaro Nadal señaló que su partido “siempre ha atendido a los informes de los técnicos del CSN”. “Si son fiables, tendremos que hacerles caso, tanto si es para cerrar como para continuar”, apuntó el parlamentario, para quien la decisión de clausurar Garoña resulta “arbitraria, caprichosa y demagógica”. El PP presentó una enmienda de modificación del último punto en el que, al igual que la aprobada en la Ley de Economía Sostenible, no se limita temporalmente la vida útil de las centrales sino que se deja en manos de la decisión del CSN. Finalmente, la formación optó por abstenerse.

CiU también opinó que la decisión de cerrar Garoña “fue política y no técnica”, tomada a pesar de las recomendaciones del CSN, que apuntaban hasta el año 2019 si se tomaban una serie de medidas. En opinión del diputado Jordi Jané, “este martes no toca” votar el cierre o el mantenimiento de la planta burgalesa. “Quien cumpla no debe estar sometido a una fecha”, añadió el parlamentario de CiU, formación que también decidió abstenerse.

El PNV votó a favor de la propuesta a pesar de considerarla “electoralista” pero pidió al Gobierno que impulse el almacén temporal de residuos y manifestó la voluntad de que Garoña se cierre cuando cumpla su ciclo de vida útil, como apoyó la mayoría del Parlamento vasco.

Para la diputada Nuria Buenaventura, de Ezquerra Republicana, la proposición no de ley del PSOE resulta “insuficiente”. Señaló que el reactor de Garoña es “idéntico” al reactor uno de Fukushima, por lo que el Gobierno “debería cerrar la central inmediatamente por su grave incapacidad de refrigeración del combustible en situación de emergencia”. A su juicio, el fin de la era nuclear “ha llegado”.

Fuente y video:  rtcyl.es y elmundo.es

‘España podría prescindir de las nucleares mañana mismo’

La central de Garoña es gemela de la de Fukushima, solo que se encuentra en peor estado que lo estaba la japonesa antes del accidente”,

afirmaba el físico nuclear Francisco Castejón, que la semana pasada estuvo en Zaragoza participando en la charla- debate ‘Nuclear: ¿limpia, segura y barata?’ junto a la radióloga María Luisa Lores. La charla estaba organizada por Ecologistas en Acción, la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública, Ingenieros sin Fronteras y la Federación de Barrios de Zaragoza.

 

Actuó de moderador el investigador y profesor de Ingeniería Mecánica del CPS Javier Royo.

 

Garoña tiene problemas de corrosión en el circuito primario, si hubiese una explosión como la que se produjo en Fukushima, hubiera saltado por los aires y el agua radioactiva que ahora se expande por el mar, bajaría por el Ebro”,

explicó este científico, nacido en Zaragoza. Castejón, que es responsable de la Unidad de Teoría del Laboratorio Nacional de Fusión, adscrito al Ciemat, afirmó que los vertidos controlados que se han estado haciendo desde la central japonesa “constituyen un episodio gravísimo: ese agua pasará a los peces, a la cadena trófica, y acabará en el plato de alguien”. Para evitarlo “habrá que decretar una veda y mantener controles eternos sobre el pescado de la zona, si se actúa de manera sensata”, advirtió.

Esa sensatez no se ha aplicado, a su parecer, durante esta crisis que se está viviendo en Japón, en la que lamentó que “parecía que lo importante era decir que no había que preocuparse” y en la que “mientras Alemania frenaba sus planes de crear centrales, China los suspendía e Italia abandonaba definitivamente el debate nuclear, España no dijo nada pese a tener centrales muy antiguas, como Garoña”.

“Somos humanos y no podemos prever todo: Fukushima, como Chernobyl o Three Island eran sucesos muy improbables, pero ocurrieron”, afirmó Castejón, quien dijo que “tenemos que abandonar paulatinamente la energía nuclear”.

“ESPAÑA PODRÍA PRESCINDIR DE LAS NUCLEARES MAÑANA MISMO”
Y aseguró que “España podría prescindir de las nucleares mañana mismo”. Esto sería posible porque “tenemos suficiente potencia instalada como para no perder suministro de electricidad, de hecho, exportamos a todos nuestros vecinos, incluida Francia; somos exportadores netos”.  “En este mes de marzo, -continuó el científico-, la energía nuclear ya produjo menos que la energía eólica. Las renovables, incluida la hidráulica ya produce el 40% de la electricidad que consumimos”.

“ Una propuesta sensata, -dijo Castejón, que es también miembro de Ecologistas en Acción-, sería cerrar las centrales en 2020. Así damos tiempo a implementar las medidas de eficiencia energética, a estructurar la red eléctrica y, además, en 30 años las centrales se han amortizado y su cierre tendría coste cero para el ciudadano”.

Una mejor solución sería la energía nuclear por fusión. Frente al sistema actual de fisión, cuyos residuos duran un millón de años, los residuos que deja la fusión apenas son activos durante cien años, y además es mucho más segura frente a accidentes.

¿Cuánto tardará en llegar esta forma de producción energética? Castejón señaló que el problema es que “todavía no existe una fusión que sea rentable, pero podría serlo si se invirtiese más en su investigación, el ITER cuesta 10.000 millones de euros que puede parecer mucho dinero, pero lo es tanto si pensamos en que la M-30 ha costado 6.000 millones”.

DUDAS SOBRE LOS TESTS
Mientras llega, Castejón dudó de la utilidad de las pruebas de estrés que la Unión Europea ha anunciado que se va a someter a las centrales. En estos tests, dijo “se analizará su resistencia a movimientos sísmicos, probablemente ahora se incluirán con tsunamis, y es posible que también los tornados; y se prueba si resistirían el impacto de un caza, pero no de un avión de pasajeros, que es lo que venimos pidiendo, y lo que sería más probable que impactara”, explicó Castejón, quien añadió que “esas exigencias no se aplican a los edificios ‘civiles’: sala de turbinas, de control… que se ha visto que son claves para la seguridad”. Añadió que “hemos pedido pruebas de presion en las contenciones, en Fukushima ha fallado, se acumuló una nube de gas y explotó, pero creemos que no se va a hacer porque es caro y hay que parar la central”.

Los riesgos son más grandes en centrales del sistema de Garoña o Cofrentes, de agua en ebullición: el agua radioactiva de refrigeración sale de la contención y se pasea por edificios civiles ordinarios hasta la sala de turbinas, si uno hace algo sobre esas tuberías, corta ese circuito y genera un accidente grave.
Y en segundo lugar, las barras de control entran de abajo arriba, no caen automáticamente, es decir, tienen que meter presión en un sistema neumático, si ese sistema se estropea no se puede frenar la presión.
Si en Fukushima solo hubiese habido un tsunami hubiera sido terrible, porque fue el terremoto el que hizo parar la central, porque era lo único previsto.

UNA RADIOGRAFÍA A LA HORA
Por su parte, María Luisa Lorés habló de la relación entre radioactividad y salud. Lorés es radióloga del Complexo Hospitalario de Pontevedra, experta en los efectos de la radioactividad y miembro de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública.
La doctora explicó que se las dosis que se están midiendo fuera de la zona de exclusión de Fukushima equivalen a “una radiografía de tórax a la hora”. “Nos están diciendo que las dosis que está recibiendo la población no son dañinas para su salud, pero eso no está en absoluto demostrado, es muy probable que toda radiación produzca algún tipo de daño”, afirmó la radióloga que señaló que esos riesgos eran especialmente importantes para las mujeres embarazadas “sobre todo entre las 18 y 25 semanas, que es el momento en que se desarrolla el sistema nervioso mental que resulta afectado”. La doctora señaló que “la radioactividad no provoca enfermedades raras, sino una intensificación de la frecuencia de enfermedades que todos conocemos. Pero en Chernobyl se vio mucha mayor incidencia de cancer de tiroides, de leucemia, problemas neurológicos; la salud de la población bajó muchísimo de nivel ”.
Lorés, que se encontraba precisamente en Tokio durante el momento del terremoto, con su hija y algunas amigas de la joven, explicó el dilema que vivió pues “si la radiación causa daños a los óvulos de una mujer, afecta a toda la descendencia que pueda tener durante generaciones”, y recalcó que “no hay barreras para frenar la radioactividad: se extiende por personas, animales, alimentos…”.

“En los noventa se hizo un estudio a las mujeres de Bielorrusia y sólo el 11% no tenían sustancias radioactivas en la leche materna”, resaltó.

Fuente: heraldo.es

Más de 300 personas piden en Burgos el cierre de la central nuclear de Garoña

Más de 300 personas se han manifestado este sábado dia 9 en la capital burgalesa para exigir el cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña y el cese de la producción energética nuclear en el conjunto de España.

Según ha explicado, en declaraciones recogidas por Europa Press, el representante de Greepeace, Carlos Bravo, los últimos sucesos notificables de seguridad de la central burgalesa, han supuesto un “daño bastante significativo de ruptura de seguridad de las instalaciones nucleares” y aseguró que, en caso de accidente, hubiesen sido un fallo “significativo”.

“El cúmulo de problemas de la central de Santa María de Garoña, tanto en seguridad por problemas técnicos, como en el hecho de que viola la autorización de vertidos del agua de refrigeración debería llevar a su cierre inmediato”, aseveró.

Asimismo, aseguró que en caso de fallo en el suministro eléctrico, la central nuclear burgalesa “no tiene capacidad para asegurar la refrigeración del núcleo” e insistió en que las consecuencias, en ese caso, serían “similares” a las sufridas en Japón.

La manifestación, organizada por Greenpeace y Ecologistas en Acción, partió de la plaza del Mío Cid a las 13.00 horas encabezada por una pancarta bajo el lema ‘¡Garoña Cierre! Y todas las demás’. Tras recorrer varias calles del centro de la ciudad finalizó en la plaza Mayor, donde varias voces pidieron el cese de actividad nuclear en España.

Otro video de la noticia:  rtvcyl.es

Fuente: 20minutos.es

Miles de personas exigen en Valencia el cierre de las nucleares españolas

‘Bienvenido al infierno’, ‘Nuclear no gracias’ o ‘Tanquem Cofrents’ (Cerremos Cofrentes) son algunos de los lemas que han podido verse en la manifestación contra la energía nuclear que ha tenido lugar en la tarde del sábado  9 de abril por el centro de Valencia.

Miles de personas han recorrido las principales arterias de la ciudad pidiendo el cierre de las centrales de Cofrantes y Garoña y denunciando la falta de seguridad de estas instalaciones, en especial tras la catástrofe nuclear de Fukushima.

Imagen de los manifestantes en la valenciana calle de La Paz | E.M.
Además de los integrantes de la plataforma ‘Tanquem Cofrents’, en la protesta han participado miembros de Greenpeace, diversos colectivos ecologistas y ciudadanos sensibilizados con el “riesgo” de la energía nuclear. 

Los manifestantes han pedido el fin de la energía nuclear, han rechazado la posibilidad de que el Almacén Temporal Centralizado (ATC) se ubique en Zarra (Valencia) y han expresado su solidaridad con el pueblo japonés.

La marcha, que partió desde la plaza de San Agustín hasta la Delegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana, estuvo encabezada por vecinos de Ayora y de Zarra contrarios a la instalación del ATC.

Tres bidones simulando contener residuos nucleares encabezaban la manifestación, en la que han participado entidades como Acció Ecologista-Agró, Greenpeace, Esquerra Unida, Intersindical Valenciana y CGT, entre otras entidades.

La manifestación finalizó ante la Delegación del Gobierno, donde los organizadores leyeron un manifiesto en el que señalan que el desastre de la central de Fukushima, en Japón, “se ha encargado de disolver de golpe un nuevo engaño”, porque la energía nuclear es “peligrosa, sucia, cara y no sirve para evitar el cambio climático”.

Fuente: elmundo.es