Garoña vuelve a encender su reactor.

De nuevo veamos un comunicado de prensa que se cuela en una noticia como parte de la misma. Despues ABC recibirá los ingresos de los anuncios publicitarios de Nuclenor en su periodico.

La central nuclear de Santa María de Garoña, en la provincia de Burgos, ha vuelto a producir hoy energía tras finalizar una parada de recarga que comenzó el 1 de mayo, ha informado mediante una nota de prensa la empresa propietaria de la instalación, Nuclenor. La planta llevaba varios días realizando pruebas de arranque, aunque el viernes tuvo que retrasarse el arranque definitivo al detectar un temblor anómalo en la turbina.

A la 1.37 de esta madrugada, la instalación ha vuelto a generar energía eléctrica y se han dado por finalizados los trabajos de recarga y mantenimiento que comenzaron el día 1 de mayo, aunque la central no alcanzará el 100% de potencia hasta la tarde de hoy.

Durante la parada programada se han realizado en la central nuclear de Garoña más de 3.500 trabajos en los que han participado 1.622 profesionales de 60 empresas, la mayoría situadas en el área de influencia de la central. En esta parada se han sustituido 121 elementos de combustible, se han realizado inspecciones en el interior de la vasija y se ha actuado, entre otros sistemas y equipos de la planta, en la turbina y en el generador.

Total normalidad

Según Nuclenor, la parada se ha desarrollado con total normalidad siguiendo el programa previsto por el equipo de dirección de parada. (una turbina que puede hacer que falle toda la refrigeracion del reactor hacia un ruido anómalo y es algo sin importancia).

Todas las actividades que se han desarrollado en la planta han sido supervisadas por técnicos del Consejo de Seguridad Nuclear que han intensificado su labor de inspección y control en la instalación a lo largo de este mes, un hecho habitual cuando las centrales nucleares se encuentran en situación de parada de recarga.

Una vez finalizados los trabajos previstos, para poder proceder al arranque de la central se han realizado cerca de 800 pruebas para garantizar el correcto funcionamiento de todos los equipos de la planta atómica.

Fuente : ABC.es

Apagón nuclear en Alemania en 2022

Tomemos ejemplo de un pais avanzado y con bastante menos horas de sol que España.

El Gobierno de Alemania ha acordado cerrar todos los reactores nucleares del país para el año 2022, según ha anunciado en la madrugada de este domingo el ministro de Medio Ambiente, Norbert Rottgen, tras una reunión de varias horas entre las fuerzas de la coalición gobernante.

Según el calendario indicado, los siete reactores más viejos del país -que fueron objeto de una moratoria tras el accidente nuclear en la planta japonesa de Fukushima 1- y el de Kruemmel no volverán a funcionar, mientras que un segundo grupo de seis cerrará en 2021 y los tres más modernos lo harán en 2022.

GRAFENRHEINFELD, Alemania.- Activistas anti nucleares se manifiestan frente a la planta nuclear en Grafenrheinfeld, Alemania, en la víspera del 25 aniversario del desastre nuclear de Chernobyl.

A pesar de esta decisión, Rottgen ha explicado que el impuesto sobre las barras de combustible gastadas seguirá vigente, aunque no ha especificado hasta cuando. Con ello, el Gobierno espera recaudar unos 2,3 billones de euros anuales.

Además, el ministro ha aclarado que se trata de una decisión definitiva, por lo que “no habrá cláusula de revisión”, a pesar de que algunos partidos políticos habían solicitado que la medida pudiera revisarse en un futuro.

Advertencias de la industria

La industria alemana ya ha advertido de que el cierre prematuro de los reactores nucleares podría tener unas consecuencias nefastas, especialmente si no se plantea una alternativa para sustituir la energía que producen, que representa el 23% de la que se consume en el país.

En esta línea se manifestaba la canciller, Angela Merkel, antes de entrar en la reunión. “Creo que estamos en el buen camino, pero hay muchas dudas que resolver. Si quieres acabar con algo, también tienes que decir cómo podemos conseguir un suministro de energía duradero y sostenible”, ha dicho, en declaraciones recogidas por la BBC.

Precisamente, para solventar un desabastecimiento, en el caso de que las energías renovables y los combustibles fósiles no sean suficientes para atender la demanda energética, la coalición ha acordado mantener en “reserva fría” hasta 2013 uno de los reactores.

La clausura de los reactores obedece a las multitudinarias manifestaciones antinucleares que tuvieron lugar en Alemania tras el accidente en Fukushima 1. Además, ha recibido el apoyo del Partido Verde, que arrebató a los cristiano-demócratas su bastión de Baden-Wuerttemberg en las elecciones de marzo.

Ver manifestacion en abril de 2011 para cerrar las nucleares alemanas.

España no necesitará potencia eléctrica adicional hasta el año 2019.

http://www.elpais.com/articulo/economia/Espana/necesitara/potencia/electrica/adicional/ano/2019/elpepieco/20110530elpepieco_3/Tes

Pero los 1.283,4 millones de euros de beneficios de las nucleares españolas dan para comprar a muchos politicos.

http://www.elpais.com/articulo/opinion/yugo/tarifa/electrica/elpepuopi/20110407elpepiopi_12/Tes

Fuente: publico.es

Las emisiones de CO2 a la atmósfera no bajan pese a la ¿crisis?

Un estudio del AIE considera una “utopía” evitar que la temperatura del planeta no aumente en los próximos años

La crisis económica no ha detenido el aumento de las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera y de hecho durante 2010 alcanzaron niveles récord. Es lo que se desprende del último informe de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que estima que ese incremento es de 1,6 gigatoneladas de CO2 con respecto a 2009.

El diario británico The Guardian, que ha tenido acceso al documento, cita al economista jefe de la AIE, Fatih Birol, diciendo que el objetivo para impedir que la temperatura del planeta aumente en dos grados cebtígrados los próximos años se ha convertido ya en una “bonita utopía”. “Estoy muy preocupado. Es la pero noticia sobre emisiones que podíamos tener”, dijo Birol al periódico

Según la información publicada, el año pasado se emitieron a la atmósfera 30,6 gigatoneladas (Gt) de dióxido de carbono, especialmente por los combustibles fósiles, un aumento de 1,6 Gt frente a 2009.

Previsiones catastróficas

El prestigioso profesor Lord Stern, de la London School of Economics, considera que de continuar esta tendencia hay un 50% de un aumento en las temperaturas promedio del mundo de más de 4 centígrados para 2100.

Un calentamiento así puede interrumpir la vida y los medios de vida de cientos de millones de personas en todo el planeta, llevando a una migración masiva y al conflicto”, dijo.

Birol cree, no obstante, que se puede evitar un desastre si los gobiernos prestan atención a este calentamiento: “Si tenemos medidas valientes, decisivas y urgentes muy pronto, aún tenemos una oportunidad de tener éxito”.

La AIE calcula que si el mundo quiere evitar los peores efectos del calentamiento global las emisiones anuales de gases no deberían ser de más de 32 Gt para 2020.

Fuente: publico.es

China exporta reactores nucleares low-cost.

China va camino de convertirse en el mayor exportador mundial de reactores nucleares en la próxima década, y eso que ni siquiera es hoy una potencia en el sector. La inversión del gigante asiático en tecnología nuclear es tan brutal, y la prisa por poner en marcha nuevas centrales nucleares tan acusada, que China no sólo se siente con confianza para instalar con éxito los 34 reactores a los que ha dado luz verde (26 de ellos ya en construcción), sino también para comenzar a exportar reactores de fabricación propia a partir de 2013.Un modelo de un reactor nuclear de la compañía china CGNPC se exhibe en una feria en la ciudad de Shenzen, en 2009. bloomberg

¿Cómo pretende China dar este tremendo salto nuclear? A base de desarrollo tecnológico, por supuesto, pero sobre todo gracias a su gran arma comercial: el precio. Este argumento puede ser la clave para que muchos países en vías de desarrollo opten por comprar reactores nucleares baratos a China en lugar de a Francia, Estados Unidos y Japón, la santísima trinidad del panorama nuclear, cuyo producto es de mayor calidad pero también mucho más caro.

Además del precio, China ofrece unas condiciones de financiación muy atractivas que podrían abrirle las puertas del mercado nuclear en el sureste asiático, África y América Latina. Es una nueva política low cost tras el desastre deFukushima, y mientras países occidentales, como Suiza y Alemania, renuncian a la energía nuclear, y otros (como por ejemplo España) revisan sus centrales atómicas.

David Shen Dade, ejecutivo de la China Guangdong Nuclear Power Corporation (CGNPC), desveló este mes que su compañía, uno de los dos gigantes de propiedad estatal junto a la China National Nuclear Corporation (CNNC), está en conversaciones avanzadas para exportar sus productos a Vietnam, Tailandia, Malasia y Singapur. No hay ningún país desarrollado que haya mostrado interés en adquirir tecnología china.

“El precio es definitivamente una ventaja”, explica Lin Boqiang, reputado experto nuclear y director del Centro Chino para la Investigación Energética de la Universidad de Xiamen. “China es el mayor comprador mundial de tecnología nuclear, no un vendedor. En los próximos años, países como India pueden llegar a comprar productos nucleares procedentes de China, pero otros como Estados Unidos no van a estar interesados. China está investigando nuevas tecnologías, no creo que sea el momento todavía de producir en masa y exportar”, asevera.

Tecnología desfasada

Está claro que esa no es la corriente de opinión entre los que toman decisiones. Tian Jiashu, director nuclear de la CNNC, aseguró hace diez días, en el Congreso de la Energía Nuclear China celebrado en Pekín, que su compañía será capaz de exportar de forma independiente sus reactores a partir de 2013, cuando esté todo listo para su producción en masa. En concreto se trata del modelo CP1000, cuya tecnología pertenece a la llamada “segunda generación mejorada” de reactores, un diseño que la CNNC lleva desarrollando desde 1998 y del que posee los derechos de explotación. Hoy, los grandes del sector ya han hecho el salto a la tercera generación, que introduce importantes mejores en la seguridad.

Hasta que su modelo CP1000 esté listo, la CNNC tiene intención de exportar reactores de segunda generación (la misma que la central de Fukushima) a otros países, mediante acuerdos comerciales con la francesa Areva, titular de la propiedad intelectual. Mientras en Occidente ya nadie instala reactores de segunda generación (notablemente más vulnerable que la tercera), y ni siquiera China los quiere, parece que Pekín no tiene inconveniente en venderlos en el exterior.

Los dos únicos reactores que hasta hoy ha exportado China se encuentran en Pakistán, en la central nuclear de Chashma, y tienen una capacidad de 300 megavatios (MW) cada uno. Su adjudicación no fue fruto de una libre competencia del mercado en la que se impuso la tecnología china, sino de un acuerdo entre ambos estados dentro de su marco de cooperación estratégica. La CNNC tiene previsto instalar dos nuevos reactores (número 3 y 4) en la planta de Chashma y alcanzar 1.000 MW, como un reactor de Ascó (Tarragona).

“Hasta la fecha, muchos de los reactores fabricados por China basados en su propio know-how incorporan una tecnología que se utilizaba enOccidente y en otros países avanzados hace 30 años”, asegura Mark Hibbs, experto en energía nuclear de la Fundación Carnegie para la Paz Internacional. “Esa es la tecnología que están exportando las empresas chinas a Pakistán”. Este país sufre serios problemas para abastecerse de energía nuclear debido a que se niega a firmar el Tratado de No Proliferación Nuclear. Tras el desastre de Fukushima, China puso en cuarentena varios proyectos y paralizó alguno, pero no detuvo sus operaciones en el país vecino.

“Lo importante para China es que este acuerdo [nuclear] cimenta su cooperación estratégica con Pakistán a nivel político y militar, pero también le provee de un lugar de trabajo para que su industria ganeexperiencia en la construcción de centrales en el extranjero, algo que desea con muchas ganas”, prosigue Hibbs.

“China está haciendo grandes esfuerzos en el campo de la seguridad”, asegura el profesor Lin. “Pero cada productor siempre dirá mi reactor es seguro’, por eso la verdadera seguridad procede siempre de las políticas de los gobiernos y de la sociedad. Creo que debemos presionar a nuestro gobierno para que invierta más dinero en la seguridad de la industria nuclear. Eso podría ralentizar un poco el desarrollo de nuestra tecnología, pero la seguridad tiene que ir por delante”, advierte el académico, antes de añadir: “Después de Fukushima, pasar de la segunda generación y de la segunda mejorada a la tercera es una obligación para China”.

A la vista de los hechos, Pekín no está por la labor de dar ese salto cualitativo, menos aún cuando a partir de 2013 pueda llenar sus arcas con su reactor CP1000, del que tendrá todos los derechos de propiedad intelectual. Eso significa que la segunda generación mejorada, que ya empieza a considerarse obsoleta entre los grandes productoresoccidentales, sobrevivirá en los países emergentes y en desarrollo durante los próximos 60 años, tiempo de vida útil del modelo CP1000.

España no dispone de componentes nucleares chinos ni hay previsión en el futuro. Para Juan Ortega, director de Tecnatom y presidente del Spanish Nuclear Group for China, no hay motivo para la preocupación: “China ha demostrado su compromiso con la seguridad. Tras Fukushima ha puesto proyectos en revisión y está haciendo un análisis bastante realista de cómo tiene que modular o modificar su programa nuclear para asumir las lecciones de Japón”. Y añade: “No creo que nadie en el sector piense que China tiene un compromiso menor con la seguridad que el que existe en otros países. Que el precio final de un reactor chino sea menor que uno occidental no afecta al concepto de seguridad, sino que se debe a los costes de fabricación y mano de obra”.

China, en todo caso y en su calidad de dictadura, puede hacer y deshacer sin oposiciones. Una ventaja competitiva que ha encumbrado su economía en casi todos los sectores y que puede allanarle el camino también en el sector nuclear, sobre todo en la escéptica y cautelosa era pos-Fukushima.

Fuente: Publico.es

Ecologista en Acción pide el cierre de Garoña tras su último fallo de un turbina.

La organización ecologista recuerda que el 26 de mayo, cuando se intentaba poner en marcha la central de Garoña (Burgos), tras el proceso de recarga, se produjeron vibraciones en la turbina, lo que obligó a realizar una parada no programada de la central.

Esta parada supone, además, que en estos momentos la mitad del parque nuclear español no esta funcionando, sin que esto cause problemas en el suministro eléctrico.

Ecologistas en Acción explica en su comunicado que la vibración de la turbina, de aumentar excesivamente,

podría dar lugar a una rotura de ésta, con el consiguiente escape de vapor radiactivo al edificio auxiliar de turbinas y al medio ambiente.

Además, los ecologistas consideran que el mal funcionamiento de la turbina también puede causar un incendio que podría propagarse al resto de la central con el consiguiente peligro de accidente severo, algo similar a lo que ocurrió en el accidente de Vandellós I (Tarragona) en 1989.

En este sentido, recuerdan que

en las centrales de agua en ebullición, como es el caso de Garoña, el vapor radiactivo llega hasta la turbina, por lo que no es cierto que este elemento de la central no guarde ninguna relación directa con la parte atómica de la planta, como han señalado portavoces de la instalación nuclear.

En la nota de Ecologistas en Acción se recuerda también que el incidente de la turbina, cuyas causas se desconocen todavía, viene a sumarse a todos los problemas de seguridad de la central que aconsejan su cierre inmediato.

Para Ecologistas en Acción, todos estos problemas son síntomas de que “los años han dejado huella en los sistemas de seguridad de la central y lo más sensato sería no permitir que funcione hasta 2013”, cuando esta previsto su cierre.

En opinión del grupo ecologista, si no se procede al cierre se debe únicamente a que la central produce grandes beneficios económicos a Nuclenor, la empresa explotadora, propiedad de Endesa e Iberdrola, puesto que la planta ya está totalmente amortizada gracias a las múltiples subvenciones recibidas.

Fuente: ABC.es

Parada no programa en la central nuclear de Garoña por las vibraciones de una turbina del reactor.

Y siguen jugando con la suerte en la envejecida central de Garoña.

La central nuclear Santa María de Garoña, en Burgos, ha suspendido el funcionamiento del reactor debido a la aparición de vibraciones anómalas en la turbina, según ha informado hoy el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

En un comunicado, el CSN asegura que la suspensión “no programada”, que ha tenido lugar durante las pruebas finales tras la recarga, “no ha tenido repercusión en los trabajadores, la población ni el medio ambiente”.
Este suceso “ha sido clasificado preliminarmente como de nivel 0 en la Escala internacional de Sucesos Nucleares (INES)”, añade la nota.
“Todos los sistemas de seguridad de la instalación han actuado según lo previsto y la central nuclear continúa en proceso de revisión y de análisis de las causas del incidente”, ha afirmado el CSN.
Este organismo ha afirmado que se siguió “el procedimiento reglamentario” para la suspensión de la turbina nuclear.
Garoña es uno de los ocho reactores nucleares que tiene España y es del mismo tipo, de agua en ebullición, que el de la maltrecha central nuclear de Fukushima (Japón).
Fuente: elcorreo.com

El PP denuncia el parón del Plan Garoña con tan sólo 15 empleos en 2010

Sólo se han ejecutado 44 de los 950 M€ previstos de inversión

El senador del Grupo Parlamentario Popular en el Senado por Burgos, Alfredo González Torres, ha lamentado este jueves el “incumplimiento” por parte del Gobierno del denominado Plan Garoña y ha reclamado al ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián que convoque una reunión de la Comisión de Seguimiento y “dé la cara”.

“Hay que volver a reunirse, dar la cara y explicar a los ciudadanos del entorno de Garoña y a los burgaleses, el motivo de este parón en el Plan. No olvide que ha transcurrido un año y medio y la panacea que su Gobierno prometió, ni está ni se la espera”, ha subrayado el senador durante la comparecencia del ministro en la Comisión de Industria, Turismo y Comercio del Senado.

El senador ha recordado que el plan anunciado “a bombo y platillo” por el Gobierno para reactivar la economía en la zona de influencia de la central de Garoña, contempla 26 actuaciones concretas de las que, a su juicio, “no sólo no se han cumplido los plazos, sino que está prácticamente abandonados”.

Además, ha indicado que el plan comprende inversiones para la zona de 950 millones de euros entre 2010 y 2013, y el denominado ‘Plan Reindus’ con ayudas a las reindustrialización que recoge 38 proyectos, al mismo tiempo que ha denunciado que “sólo se hayan ejecutado 44 millones de euros”, lo que supone un 5% de las inversiones previstas y que parte de las infraestructuras incluidas “no se vayan a llevar a cabo”.

“Han caído dos proyectos muy importantes para la zona, como el desdoblamiento de la N-I y la autovía Dos Mares, que uniría Reinosa con Miranda de Ebro. La desaparición de este proyecto conlleva que no se creará la plataforma logística en Villarcayo, que frenará el desarrollo industrial de la zona pero salvará 2 parques naturales del norte de Burgos (Obarenes y Valderejo). Además, el proyecto de  las mejoras en el N-629 se encuentran totalmente paralizados”, ha lamentado.

Asimismo, ha denunciado que en 2010 sólo se hayan creado 15 empleos de los 32 comprometidos y que sólo se hayan ejercitado 9 de los 37 proyectos previstos, al mismo tiempo que ha lamentado la reducción en un 17% de la aportación económica comprometida por el Estado para el ‘Plan Reindus’ y la eliminación del resto de las propuestas “porque no están recogidas siquiera en los Presupuestos Generales del Estado”.

Durante su intervención, González Torres ha reclamado a Sebastián que aclare el futuro del Parador incluido en el Plan así como su ubicación, una pregunta, que, según el senado, el ministro “ha evitado contestar en su comparecencia”.

Fuente: elmundo.es

Nuclenor ultima los trabajos de la parada de recarga de Garoña

Un comunicado de prensa de Nuclenor (Iberdrola y Endesa) sobre Garoña que se ha publicado como noticia.

La central nuclear de Santa María de Garoña enfila la recta final de la parada de recarga iniciada el pasado 1 de mayo con la vista puesta en comenzar el proceso de arranque a lo largo de esta misma semana. Según explicaba ayer Antonio Cornadó, director de comunicación de la central, «estamos terminando» de realizar las actividades programadas y «empezando a preparar el proceso de arranque».
De momento, la parada de recarga de este año «ha sido más tranquila que en otras ocasiones», debido, en parte, a los trabajos realizados en 2010. «El año pasado tuvimos que hacer una parada muy corta» para reconfigurar el núcleo y adaptar los ciclos de operación de la central a las exigencias de la orden ministerial de cierre y se aprovechó para llevar a cabo algunas actuaciones complementarias, señala Cornadó.
A pesar de ello, el volumen de trabajos realizados durante las últimas semanas ha sido ingente. A la sustitución de 120 elementos combustibles del reactor se le suman actuaciones como la instalación de un nuevo transformador principal, la sustitución de siete accionadores o la limpieza e inspección de diferentes componentes de la vasija y de la cámara de relajación de presión, entre otros muchos.
En total, más de 4.400 actividades que han necesitado de la presencia en la instalación de alrededor de 1.500 trabajadores(muchos de fuera de la provincia de Burgos), el doble de la plantilla normal, que han estado coordinados en todo momento por el Equipo de Coordinación de Parada (ECP), formado por técnicos expertos en distintas áreas.
Tras varias semanas de intenso trabajo, algunos de los empleados temporales ya han abandonado la instalación a la espera de finalizar todas las actuaciones. «Hasta ahora todo ha salido bien», aunque todavía queda pendiente una prueba de fuego: el proceso de arranque.
En este sentido, Cornadó insiste en que se trata de un «proceso largo y complejo» que incluye la realización de «cientos de pruebas» para determinar que la central puede operar en «perfectas condiciones» tras la parada. Por eso, el director de comunicación no se atreve a aventurar plazos concretos para que la instalación pueda a operar a plena capacidad.
¿Última parada?
Sea como fuere, esta podría ser la última parada de recarga a la que se somete la instalación del Valle de Tobalina. No en vano, la orden de cierre en julio de 2013 permanece vigente y el Ejecutivo de Zapatero no ha mostrado intención alguna de revocarla. Eso sí, la situación podría cambiar drásticamente en caso de prosperar el recurso planteado por Nuclenor ante la decisión del Ministerio, un recurso que a día de hoy sigue su curso en la Audiencia Nacional. «No tenemos noticias, pero parece ser que estamos en la recta final de la fase procesal», plantea Cornadó.
Paralelamente, Nuclenor cuenta con otra posibilidad para seguir operando hasta 2019. Y es que, Mariano Rajoy ha insistido en que si el PP gana las elecciones del próximo año procedería a revocar la orden en base a los informes del CSN. De momento, el vuelco electoral registrado en las pasadas elecciones locales y autonómicas no ha cambiado las perspectivas de la empresa. «La orden sigue ahí», concluye Cornadó.

Fuente:  elcorreodeburgos

Italia también apuesta por la fotovoltaica y triplica objetivos para 2016

Con la aprobación del “4º conto” hace poco más de una semana, Italia eleva su objetivo de solar fotovoltaica de los 8.000MW, previstos en el “3º Conto”, a los 23.000MW para 2016. En un país con elevada radiación solar, elevada dependencia energética y de generación eléctrica (Italia importa más del 10% de la electricidad), elevados precios y que ha decidido abandonar sus planes nucleares, la apuesta lógica estaba clara. De esta manera la energía eléctrica fotovoltaica generada en 2016 será mayor de la que eventualmente generarían cuatro reactores nucleares de última generación.

Italia fue el segundo mercado fotovoltaico europeo el año pasado, con unos 2.800MW instalados. Pero las cifras son engañosas, ya que ENEL, la eléctrica italiana, en ocasiones tarda hasta 6 meses a conectar una planta solar. Se especula que, contando con las plantas fotovoltaicas construidas, pero no conectadas en 2010, la potencia real fotovoltaica construida el año 2010 oscilaría entre los 4.000MW y los 7.000MW. Así la potencia a añadir en los próximos 5 años será de unos 18.000MW. A modo de comparación, en España se prevé instalar unos 3.000MW de potencia fotovoltaica en los próximos 9 años.

Para conseguir estos objetivos, pero evitar un boom, Italia ha constituido un registro. Solo las plantas que entren en este registro tendrán derecho a recibir prima. Una idea que parece similar a la actual normativa española pero que, analizado en detalle, no lo es en absoluto. Para empezar se establece un periodo transitorio, para evitar que una parada súbita dañe a la industria fotovoltaica italiana. Durante este año se producirán decrementos en las primas cada mes y en el año 2012 se establecen tres cupos. A partir de 2013 los cupos serán semestrales.

La primera diferencia respecto al sistema español es que estos cupos son únicos para todas las tipologías de planta fotovoltaica, grande o pequeña, en suelo o techo, o plantas de investigación. Las plantas de investigación, categoría que no existe en España, tendrán la tarifa más elevada. Seguidas de las plantas en tejado. Las plantas en suelo serán las que tendrán la tarifa más baja. Al mismo tiempo, dentro de cada tipología, cuanto mayor sea la planta, menor será la prima. Y la prima que puede conseguir de manera estable y gantizada durante 20 años una planta fotovoltaca, se irá reduciendo a medida que pasen los cupos.

Además el límite del cupo no es la potencia, sino el presupuesto. De esta manera si se instalasen más plantas en suelo que las previstas, la potencia instalada aumentaría y se decrementaría si la potencia se instalara por encima de lo previsto en tejados.

Con las previsiones del gobierno Italiano a partir de 2013 se instalarán 2.400MW anuales y esto se incrementaría gradualmente hasta los 3.000MW al año en 2016. El coste presupuestario se irá reduciendo cada año, al reducirse la prima. De esta manera los 3.000MW instalados en 2016 tendrán un coste muy reducido de 160 millones al año, lo que representará un sobrecoste de poco más de 3c€/kWh de esta energía y con un impacto mucho menor en la tarifa al diluirse esta afectación entre otras fuentes de generación.

De nuevo, las comparaciones con España son odiosas. El coste presupuestario de los casi 4.000MW que incentivó el gobierno Español a instalar en los años precedentes ascienden a más de 2.800 millones de € al año. En este caso el gobierno español creó una legislación que permitió instalar mucho cuando la tecnología era cara y ahora que la tecnología reduce su precio a marchas forzadas, limita su instalación destruyendo la industria fotovoltaica española creada en años precedentes. Ya que debemos pagar errores precedentes, no hubiera estado de más conservar algunos de los beneficios, principalmente industria, empleo e I+D.

Con el “4º conto”, sin duda, Italia se convertirá en uno de los jugadores más potentes de la industria fotovoltaica mundial.

Fukushima: 3 reactores fusionados y la central fuera de control

Un ejemplo de como las noticias sobre energia nuclear se esconden contemporizan y mediatizan. Tres de los cuatro reactores de Fukushima  se fundieron en la primera senana despues del tsunami. Nos enteramos mes y medio despues cuando el foco mediatico está con Obama tomando cerveza en Irlanda.

Tepco reconoce que el combustible de los reactores 2 y 3 de Fuskushima está parcialmente fundido. Dentro de unos meses nos daran la noticia de que se ha fundido todo el material y ha emitido a la atmosfera particulas cancerigenas como el equivaente a 200 bombas nucleares. Es de esperar que la noticia coincida con el nacimiento del hijo de Carla Bruni y Sarkozsy

Tokyo Electric Power (Tepco) , la empresa operadora de la central nuclear de Fuskushima, accidentada por el terremoto de 9 grados y el posterior tsunami que arrasó el noreste de Japón el 11 de marzo, ha reconocido que las barras de combustible de los reactores 2 y 3, están parcialmente fundidas. Después del tsunami, la central nuclear quedó sin suministro eléctrico, que no pudo ser reestablecido porque el sistema había quedado destrozado, lo que provocó la situación actual.Los operarios de Tepco entran en un reactor de Fukushima

Aunque el Gobierno y algunos expertos internacionales ya habían hablado de esta fusión parcial, la copmañía operadora sólo lo había confirmado en el reactor 1. No ha sido hasta ahora cuando Tepco ha reconocido que los tres reactores que estaban en funcionamiento cuando ocurrió la catástrofe resultaron dañados.

“En las primeras etapas de la crisis Tepco seguramente intentó evitar el pánico”, analiza Koichi Nakano, profesor en la Universidad Sophia citado por Reuters. “Ahora la gente se ha acostumbrado a la situación, a pesar de que no se ha resuelto nada, por lo que la noticia tendrá un impacto menor”.

Esta información confirma que los tres reactores que estaban activos en el momento del accidente sufrieron fusiones parciales cuando se quedaron sin refrigeración, aunque según Tepco estos hallazgos probablemente no empeorarán la ya grave crisis. A mediados de marzo, Japón reconoció que la central había sufrido problemas incluso en el reactor 4, que no estaba en funcionamiento en el momento del desastre (no tenía combustible).

La empresa ha admitido que la mayor parte de las barras de combustible usadas dentro de los reactores 2 y 3 se fundieron unos cuatro días después de la catástrofe, y que las vasijas de presión donde están encapsuladas podrían sufrir daños. Esto supondría que el agua usada para enfriarlos, altamente radiactiva, se estaría vertiendo a la vasija de contención primaria de las unidades.

A mediados de este mes Tepco ya anunció que la mayor parte de las barras de combustible en el interior del reactor 1 sufrieron una fusión horas después del desastre y perforaron la vasija de presión e incluso la de contención primaria, por lo que el agua estaría inundando el edificio que contiene la unidad. Ahora se sospecha que lo mismo pudo suceder en las unidades 2 y 3 de la planta. El 12 de abril Japón reconoció que la crisis había alcanzado el mismo nivel que el accidente de Chernóbil, hasta ahora el más grave de la historia.

La compañía anunció el 17 de mayo que cambiaría su plan de inundar con agua los reactores afectados para enfriarlos. La crisis parece eternizarse: esperan restaurar su refrigeración en verano y llevarlos a un estado de “parada fría” para enero de 2012.

Veremos en realida cuando se consigue controlar la central, viendo que Chernobyl sigue activa 25 años despues de su fusion.

Fuente: elpais.es