Nuevo video manipulador sobre Garoña en Internet de la mano de Europa Press

Ya no se molestan ni en añadir declaraciones de personas y citar sus cargos.

En el siguiente video aparecen 2 hombres con acento andaluz o extremeño hablando de lo segura que es Garoña. Eso si lo que dicen es de primero de infantil.
http://www.dailymotion.com/embed/video/xjldpx?hideInfos=1

Como todos sabemos  en  Castilla no se habla con los mencionados acentos, por lo que los señores no son vecinos de Burgos como sugiere el titulo del video,  vienen de fuera o directamente los han copiado y pegado de algun video de vete tu a saber donde.

El asunto es el de siempre. No doy datos de Garoña solo digo que es segura y punto.

¿Que sabe un andaluz de las paradas, grietas, calentones y fugas que ha tenido Garoña en su historia?

El CSN revisará si las nucleares soportan el choque de un avión

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) está ultimando las pruebas de resistencia para ver si las centrales nucleares españolas soportan el impacto de un avión, según fuentes próximas al organismo. La entidad quiere ver cómo reaccionarían los silos en esa situación, y si serían capaces de llevar la central a “parada segura”, pese a la existencia de incendios generalizados.

Tras el accidente de Fukushima, las autoridades nucleares de todo el mundo comenzaron a reevaluar la seguridad de las plantas. El accidente cambió todo el panorama, porque ocurrió lo imprevisto: que una única causa, un tsunami, acabase de golpe con todo el sistema de refrigeración de emergencia. Las plantas sí habían considerado que hubiese fallos en los generadores diésel de emergencia, por eso había varios. Estos generadores mantienen el sistema de refrigeración de la central en caso de pérdida de la alimentación eléctrica. Pero nadie había calculado que una “causa común” se llevara todos los generadores de golpe, como pasó en Japón. Algo que dejó a Fukushima sin forma de evacuar el calor e hizo que se fundiesen al menos los núcleos de tres de los reactores.

El pasado 25 de mayo, el pleno del CSN aprobó las pruebas de resistencia para inundación, terremoto, accidente severo o pérdida de la refrigeración de las centrales nucleares. El pleno -con dos miembros propuestos por el PSOE, dos por el PP y uno por CiU- pospuso en esa reunión la propuesta de pruebas de ataques terroristas. Según lo aprobado, las centrales deben demostrar que pueden superar un incendio o una inundación mayor a la prevista en las bases de diseño. Las centrales deben enviar antes del 31 de octubre un informe sobre cómo superarían esos problemas.

Pero ¿qué ocurre si todo el sistema se pierde por una causa única y distinta? ¿Y si en vez de un tsunami es un atentado el que acaba con la refrigeración? Los países de la UE estaban divididos sobre si debían incluirse ataques terroristas en las pruebas de resistencia y finalmente lo dejó en manos de los Estados miembros.

En España, el Congreso aprobó por unanimidad el pasado 20 de abril una proposición no de ley en la que pide al CSN que evalúe “el análisis de resistencia y grado de vulnerabilidad de las instalaciones nucleares frente a posibles ataques terroristas y sabotajes o ciberataques”. También la “resistencia de los sistemas de contención ante impacto de aeronaves (por accidente o ataque terrorista)”, entre otras cosas, como el impacto del cambio climático. Greenpeace criticó entonces al Consejo por no seguir lo pedido por el Parlamento, la institución de la que depende oficialmente.

Con la nueva instrucción técnica complementaria, el CSN cumpliría esa resolución, aunque como destacó recientemente en rueda de prensa el vicepresidente del organismo, Luis Gámir, no era vinculante. Gámir añadió que el organismo trabaja con el Ministerio del Interior sobre la seguridad física de las centrales y lo aprendido de Fukushima.

Hasta ahora, el sector nuclear daba por hecho que las centrales españolas pasarían las pruebas de resistencia aunque tendrían que realizar inversiones para, por ejemplo, duplicar sistemas de suministro eléctrico y refrigeración. La industria nuclear está convencida de que incluso Garoña, la central más antigua de España (se conectó a la red en 1971) y que es idéntica al primer reactor de Fukushima, superará los exámenes. En 2009 el CSN aceptó que Garoña funcionara 10 años más.

Sin embargo, la inclusión del choque de un avión, con incendios extendidos por la central y amplios daños, puede hacer más difícil que superen las pruebas. Alemania, por ejemplo, concluyó en mayo que ninguna de sus 17 centrales superarían el impacto de una aeronave comercial.

El impacto de Fukushima en el sector nuclear aumenta. Tras las pruebas de resistencia, el apagón nuclear previsto en Alemania y Suiza, el referéndum en Italia ganado por los antinucleares, ahora el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) ha pedido cambiar la escala internacional de accidentes nucleares para diferenciar Fukushima de Chernóbil. Ambos accidentes han sido calificados con nivel 7, el máximo posible, aunque el OIEA insiste en diferenciarlos. Pretende crear un nivel superior para el accidente de Ucrania y poder mantener así que Fukushima no es Chernóbil.

Fuente:  elpais

El almacén de residuos de baja y media actividad de la nuclear de Cofrentes está al 38,8% y el de combustible al 64,37%

Según este informe, consultado por Europa Press, durante mayo se generaron 37 bidones de residuos de baja y media actividad y se entregaron 45 bidones a la Empresa Nacional de Residuos Radioactivos (Enresa) para su traslado al Centro de Almacenamiento de El Cabril.
El almacén de este tipo de residuos tiene capacidad para 20.100 bidones y, actualmente, está ocupado al 38,8 por ciento. Por su parte, el que acumula combustible gastado cuenta con 3.468 elementos, de los 5.387 que puede tener, por lo que está al 64,37 por ciento de su capacidad.
Por otra parte, la central nuclear de Cofrentes generó durante el pasado mayo 801,7 millones de kilovatios hora (kWh), con un factor de operación del 1

El almacén de residuos de baja y media actividad de la nuclear de Cofrentes está al 38,8% y el de combustible al 64,37%

00 por cien. La producción media diaria fue de 25,86 millones de kWh.
El informe mensual de la nuclear indica que en mayo se produjo una bajada de carga programada el día 7 para reestructurar las barras de control, con el fin de obtener, al final del ciclo, un quemado más uniforme del combustible.
Asimismo, el día 27 también se produjo una reducción de la producción, a raíz del accionamiento involuntario de una de las bombas de recirculación por parte de un operario, lo que supuso un descenso automático de la producción de la planta de hasta el 55 por ciento. Este suceso fue notificado al Consejo de Seguridad Nuclear.

El estudio relativo a mayo indica que la producción eléctrica acumulada desde el origen de la instalación, en octubre de 1984, y hasta el pasado día 31, asciende a 206.744,98 millones de kWh, mientras que el factor de operación –relación entre el número de horas que la central ha estado acoplada a la red y el número total de horas en el periodo considerado– se sitúa en el 88,8 por ciento.
El valor alcanzado por las emisiones de efluentes fue unas 460 veces inferior al límite autorizado, lo que, según los responsables de la central, permite afirmar que el impacto radiológico de la central en la zona es “prácticamente inapreciable”.
No se menciona nada acerca de la tierra contaminada que aparecio fuera de la central nuclear.  Ver Informacion.

 

 

En la central de Cofrentes, que es propiedad de Iberdrola Generación y la de mayor potencia eléctrica instalada del parque nuclear español, trabajan 670 personas, de las que 350 son personal propio de Iberdrola –entre las que se incluyen ocho personas destinadas en las Oficinas Centrales de Madrid– y 320 personal contratado.

Fuente:  laredcomarcal

Una manifestación reclama en Bilbao el cierre de Garoña

Una manifestación ha recorrido esta tarde las calles de Bilbao para reclamar el cierre inmediato de la central nuclear de Garoña (Burgos), que este año cumple su ciclo ordinario de vida útil y que está situada a menos de cien kilómetros de la capital vizcaína.

La marcha, a la que han asistido alrededor de dos mil personas, estaba convocada por 39 organizaciones ecologistas, sociales, sindicales y políticas del País Vasco, entre las que se encuentran los sindicatos ELA, CCOO o LAB y partidos como Aralar, EA o EB, así como la izquierda abertzale.

La movilización, con el lema “Garoña, itxi orain!!” (!Garoña, cierre ahora!), ha comenzado a las siete y media de la tarde en la plaza del Arriaga y se ha dirigido a la Plaza de Moyúa, donde se ubica la Subdelegación del Gobierno central en Vizcaya.

Los manifestantes han lanzado proclamas como “Ni un día más, Garoña cierre ya”, “Más solar, menos nuclear” o “Ez, ez, ez nuklearrik ez! (No, no, no, no a lo nuclear).

Además, un grupo de manifestantes portaba una pancarta en contra de la Unidad de Reducción de Fueloil, conocida como planta de coque, que la refinería Petronor tiene previsto construir en Muskiz (Vizcaya).

A juicio de los convocantes, la planta burgalesa es “una central vieja, problemática, insegura e innecesaria”, por lo que han reclamado su cierre.

Esta misma mañana, el pleno del Ayuntamiento de Bilbao ha aprobado una moción en la que insta al Gobierno de España a no prorrogar la actividad de la central. El texto ha sido apoyado por todos los grupos municipales, a excepción del PP, que ha votado en contra.

El pasado 5 de junio el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) se pronunció a favor de prorrogar la operatividad de Garoña durante un periodo de diez años, aunque el Ministerio de Industria pidió la pasada semana a este organismo que emitiera informes para la renovación de la autorización de explotación para un periodo de dos, de cuatro o de seis años.

El Gobierno debe decidir antes del 5 de julio si prorroga la licencia de explotación de la planta burgalesa.

Fuente: deia.com

Greenpeace confirma la “excesiva” temperatura del embalse que surte a Garoña

Greenpeace ha presentado este miércoles los datos de un nuevo informe que confirman la “excesiva” temperatura del embalse de Sobrón (Álava), encargada de surtir de agua al reactor de la Central Nuclear de Garoña, en Burgos.

La ONG en defensa del medio ambiente realizó a finales del mes de mayo, coincidiendo con la inactividad de la central debido a las operaciones de recarga de combustible, un estudio para medir la temperatura en diversos puntos del río Ebro cercanos a la planta, con el objetivo de contrastar estos datos con los ya obtenidos el pasado mes de febrero, en plena actividad de la central.

Según los datos de este segundo informe, el estudio revela que en ausencia de actividad “no existe contaminación térmica de las aguas del embalse de Sobrón, ni existe reflujo térmico, es decir contaminación por temperatura excesiva aguas arriba de la propia central”.

Concretamente, y de acuerdo con el informe de febrero de 2011, la temperatura del Ebro en los tramos anteriores a la planta nuclear era de 6,5º, que contrastan con los 17-21º en el embalse de Sobrón, inmediatamente posterior a la central, y que supone un aumento de “al menos 10º” entre ambos puntos.

Asimismo, el informe de febrero reveló que, entre la muestra de temperatura obtenida a diez kilómetros de la localidad de Frías(Burgos), situada a mayor distancia aguas arriba de Garoña, y la del embalse alavés de Sobrón, se registró un incremento de temperatura de 15,7 grados, lo que supone un aumento de 2,3º por kilómetro.

En contraste, el nuevo informe realizado en mayo sin actividad de la central observa un “ligero pero progresivo incremento” de la temperatura, que en total difiere en 4,6º entre ambos puntos, pasando de 16,5º aguas arriba, a 21,1º en el embalse de Sobrón. Estos datos suponen un incremento de 0,31º por kilómetro de río, y tienen en cuenta la mayor temperatura del mismo debido a la acción solar, más potente en el mes de mayo que en febrero.

Además, desde Greenpeace han denunciado la “manipulación” de los datos de un informe de Nuclenor, titular de la central, que indican que en febrero de 2010 la temperatura entre la zona del Ebro anterior a Garoña y el embalse de Sobrón “apenas sufre variaciones de un grado, algo del todo imposible”.

PROBLEMAS DE REFRIGERACIÓN

Según ha denunciado el responsable de la campaña nuclear de Greenpeace, Carlos Bravo, la causa de este aumento en la temperatura del Ebro reside en los problemas de refrigeración del reactor de Garoña, en cuyo proceso se provoca “un enorme calentamiento de las aguas que vulnera de forma flagrante las condiciones de autorización de vertido de aguas exigidas por el Ministerio de Medio Ambiente”.

En este sentido, Greenpeace ha recordado que la autorización de vertido otorgada a Nuclenor por la Confederación Hidrográfica del Ebro(CHE), dependiente a su vez del Ministerio de Medio Ambiente, especifica que “el máximo incremento admisible para la temperatura aguas arriba de Garoña, respecto a la zona inmediatamente posterior a la misma, no debe superar los 3º, lo que contrasta con los más de diez grados de diferencia que presenta nuestro informe”.

Por este motivo, la ONG ha reiterado su exigencia al Ministerio de Medio Ambiente para que revoque, “de forma inmediata”, la autorización de vertido de aguas de refrigeración “al no cumplir con los criterios de dicha autorización”. “Si, tras la evidencia que aportan estos informes no revocan la autorización, pasaremos a tomar medidas legales”, ha finalizado Bravo.

fuente:  econoticias

El miercoles 22 de junio manifestacion en contra de Garoña en Bilbao.

En un comunicado, los convocantes de la marcha son colectivos ecologistas y sociales que han anunciado que la manifestación partirá a las 19;30 horas de la Plaza Arriaga, bajo el lema “En Euskal Herria y en todo el mundo, otra electricidad y otro consumo eléctrico son posibles.¡Nucleares cierre ya!”.

Han demandado el cierre progresivo de todas las centrales del Estado, empezando por la de Garoña, ya que es “la más vieja y pePulse para ver el videoligrosa”, así como han defendido la reducción del consumo y la apuesta por las energías renovables.

Los grupos que apoyan la marcha han indicado que “Garoña está totalmente amortizada desde hace tiempo” y ahora “proporciona grandes beneficios a Iberdrola y Endesa, un negocio que se hace a costa de la seguridad de todos” porque es “una instalación nuclear obsoleta con graves problemas de deterioro en su estructura”.

Han denunciado que el gobierno de Rodríguez Zapatero “haya olvidado las promesas electorales que hizo en 2004 y 2008”, cuando planteó un calendario de cierre de las nucleares al llegar el final de su vida útil, pero Garoña sigue activa y ha pasado “la decisión al próximo gobierno”.

Los ecologistas han recordado que la de Burgos, es una central “gemela del reactor número de Fukushima y que adolece de las mismas debilidades en caso de accidente”.

fuente: abc y elcorreo.com

Los italianos se unen a Alemania y votan no a la energia nuclear.

No a la energía nuclear, no a la privatización del agua pública, no a que empresas privadas se puedan enriquecer aumentando su precio y no a que el primer ministro pueda librarse de un juicio por estar ocupado.

Ese es el mensaje claro y rotundo que la gran mayoría de los italianos ha enviado al Gobierno de Silvio Berlusconi tras el referéndum celebrado entre el domingo y el lunes. La consulta popular tuvo una participación del 57% y superó, pese a todas las trabas que se encontró por el camino, la cifra mágica de la mitad de los 50 millones de electores más uno por un amplio margen, dato clave ya que era el requisito indispensable para que tuviera validez.

Los cuatro noes son un gran rechazo a puntos importantes de la política de Il Cavaliere y ponen de manifiesto la brecha cada vez más amplia que existe entre los ciudadanos y el Ejecutivo. Una brecha que quizá contagie a su principal socio en el Gobierno, la Liga Norte, que por boca del ministro de la Simplificación, Roberto Calderoli, dijo que la formación está “cansada de recibir bofetadas”.

Las elecciones municipales de principios de junio, en las que Berlusconi perdió su feudo histórico de Milán, ya mostraron la voluntad de cambio de los italianos y este referéndum confirma que aquello no fue un espejismo. “Ha sido un referéndum sobre el divorcio, el divorcio entre el Gobierno y los italianos” dijo cargado de ironía haciendo referencia a la primera consulta que se convocó en Italia Pierluigi Bersani, líder del Partido Democrático, que reclamó con fuerza la dimisión de Berlusconi.

En su opinión, el Ejecutivo “vive en un hemisferio distinto al del resto del país”, y a tenor del 95% de los electores que votó contra el nuclear, no le falta razón. Pese a la existencia de la consulta y los mensajes de preocupación que llegaban de la opinión pública tras la catástrofe de Fukushima, el Gobierno se apresuró a aprobar a finales de mayo una nueva ley que proyectaba la construcción de centrales nucleares. Luego lo adornó con una moratoria de un año para hacer creer a la gente que había paralizado sus planes, pero esa estrategia no le ha servido de nada. Italia, que ya decidió su vocación antinuclear en 1987 después de Chernóbil, hoy se ha reafirmado en este sentido.

La inmunidad de Berlusconi se tambalea

Otro ejemplo es el 95% que se manifestó contrario al Legítimo impedimento, una ley con la que Berlusconi podía ausentarse de los cuatro juicios que tiene abiertos por supuestos problemas de agenda. Sin ir más lejos, el premier no fue a la vista por el caso Mediatrade, en el que está imputado por apropiación indebida y fraude fiscal, ya que estaba reunido en Roma con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

La Justicia, o más bien sus constantes enfrentamientos con los jueces y fiscales, fue precisamente uno de los motivos que le condujeron a la derrota en las municipales, y pese a que Berlusconi dijo en un comunicado “recoger el mensaje de los italianos”, no parece que nada vaya a cambiar a corto plazo.

Sus ministros no opinan que el referéndum haya sido una derrota y algunos incluso lo ven un buen resultado ya que hubo muchísima movilización entre los electores del centroderecha. Para el nuevo secretario general del Pueblo de la Libertad (PdL), Angelino Alfano, “estaba claro que el referéndum no nos iba a poner fecha de caducidad ni como partido, ni como Gobierno”. La misma lectura hizo el portavoz del PdL en el Parlamento, Fabrizio Cichitto, quien recalcó que “los resultados no tienen ningún tipo de consecuencias”.

Pero eso puede acabar decidiéndolo la Liga Norte de Umberto Bossi, que se reunió durante más de tres horas y el próximo fin de semana celebra un congreso del que podría salir un ultimátum a Il Cavaliere.

El que sí estaba exultante era Antonio Di Pietro, líder de Italia de los Valores, el partido promotor del referéndum quien dijo tener “la satisfacción de haber hecho algo importante por el país”. Las dos preguntas sobre el agua rozaron por su parte el 96% de votos contrarios al Gobierno y gracias a la gran participación dentro de Italia, los votos en el extranjero cuya validez definitiva se decidirá el jueves, no resultaron determinantes como se había previsto y sólo rebajaron unas décimas los resultados finales.

Nuevo varapalo de Berlusconi en las urnas

Nuclear

Era necesaria una revisión del referéndum de 1987 en el que los italianos votaron no, ya que el Gobierno se había empeñado en imponer la creación de varias plantas nucleares con la aprobación de un decreto ley a última hora. La nueva legislación estuvo a punto de arruinar la consulta y obligó a reimprimir todas las papeletas a diez días del voto. Posiblemente ha sido el tema que más ha ayudado a movilizar al electorado, que desde hace 15 años no llegaba al quórum. Italia es zona de terremotos y las imágenes de Fukushima estaban muy recientes.

Agua

Las dos preguntas sobre el agua, que se referían a la privatización de las infraestructuras, la liberalización del servicio y la posibilidad de que las empresas que lo gestionan pudieran aumentar la factura un 7% para sufragar los costes, fueron el origen de la consulta pese a que se haya hablado muy poco de ello. Los promotores del referéndum recopilaron 1,4 millones de firmas antes de presentar la petición en el Tribunal Supremo, lo que es una cifra récord en la historia italiana. Han sido las cuestiones más votadas por ciudadanos y políticos de todas las ideologías.

Justicia

La última pregunta del referéndum giraba en torno al Legítimo impedimento, una ley creada ad hoc por el ministro de Justicia, Angelino Alfano, para evitar que Il Cavaliere se sentara en el banquillo de los acusados alegando problemas institucionales. En enero, el Tribunal Constitucional lo invalidó parcialmente dejando dando al juez la responsabilidad de determinar si Berlusconi está realmente ocupado. Su abolición propicia que todos los italianos vuelvan a ser iguales ante la Ley y es la mayor bofetada al premier, que desde que está en política ha manipulado la legislación a su favor para sortear sus juicios.

Fuente: publico.es

Casi un 60% de los españoles, en contra de la energía nuclear

El Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del mes de mayo (PDF) ha fijado su atención en la energía nuclear, y el dato es contundente: el 59,4% de los encuestados se posiciona en contra. Un porcentaje muy similar (60,9%) cree asimismo que no deben construirse nuevas centrales nucleares.

En la encuesta hay otro dato que llama la ateciónn: el paro ha vuelto a batir en el mes de mayo el récord de la década como la principal preocupación de los españoles, al ser considerado así por el 84,1% de los ciudadanos.

Al desempleo le siguen los problemas económicos, citado por el 46,6%, y después la clase política y los partidos, que también superan su cota máxima de los últimos años, al ser vistos como el mayor problema para el 22,1% de los ciudadanos.

El muestreo del CIS, realizada entre el 3 y el 11 de mayo pasado, antes de las elecciones autonómicas y municipales y de las protestas del movimiento 15-M, apunta que el 78,3% de los encuestados ve la situación económica como “mala” o “muy mala” y un 66,8% califica de la misma forma la situación política del país.

La preocupación por el desempleo ya batió su récord en marzo, cuando era la primera preocupación para el 83,9% de los españoles, algo menos del porcentaje registrado ahora, mientras que en febrero alcanzaba el 82,8% y en enero la proporción fue del 82,4%.

Estos elevados valores se registraron después de un trimestre de ligero descenso: en el barómetro de diciembre el paro era la mayor dificultad de España para el 78,6% de los encuestados, en noviembre también lo era para el 79,5% y en octubre, para el 81,1% de la población.

Muy por detrás de los tres principales problemas, aparecen la inmigración en cuarto lugar (11,2%), el terrorismo (9,1%), la inseguridad ciudadana (7,9%), la educación (5,6%), el Gobierno (5,4%), la corrupción (5%), la vivienda (4%), los problemas de índole social (3,7%) y las pensiones (2,7%).

Situación económica

En cuanto a la situación económica actual, el 78,3% de los encuestados cree que se vive un momento “malo o muy malo” y sólo un 2,3% considera que es “bueno o muy bueno”. No hay demasiado optimismo en que mejore, pues el 29,5% vaticina que dentro de un año será aún peor y sólo un 16,7% piensa que mejorará.

Tampoco es muy buena la valoración sobre la situación política que vive España en estos momentos. Para el 66,8%, la situación es “mala o muy mala”, mientras que un 2,9% la juzga “buena”, y sólo un 0,2% se atreve a calificarla de “muy buena”. Dentro de un año será todavía peor para el 20,8% de los ciudadanos, si bien un 12% augura que el clima político mejorará. El resto de los encuestados estima que seguirá “igual”.

Fuente: Publico.es

El Pleno del Senado rechaza establecer un calendario de cierre de nucleares

El Pleno del Senado ha rechazado hoy una moción de Entesa Catalana de Progrés para fijar un calendario de cierre de las centrales nucleares, una propuesta a la que el PSOE, PP y CiU han presentado enmiendas que tampoco han prosperado.

La moción de Entesa -que contó con 227 votos en contra, 11 a favor y 3 abstenciones– y el resto de textos alternativos presentados sí coincidían en que hay que revisar los planes de emergencia nuclear, tachados de ‘obsoletos’ por algunos grupos.

Además de un calendario de cierre y la revisión de dichos planes, Entesa solicitaba que la ubicación del futuro almacén de residuos radiactivos tuviera en cuenta la voluntad de la comunidad autónoma y que una vez amortizada una planta atómica, un tercio de los beneficios se destinaran a las energías renovables.

El PSOE ha presentado una enmienda, que modificaba cuatro de los cinco puntos planteados por Entesa, en donde abogaba por avanzar en la actual estrategia energética para el periodo 2011-2020 (descarta nuevas centrales y promueve el cierre de las existentes cuando agoten su vida útil).

La propuesta socialista, defendida por Ana Luisa Durán, instaba a al Gobierno a determinar ‘en el plazo más breve posible’ la ubicación del almacén de residuos nucleares de alta radiactividad y hacerlo con el ‘máximo consenso territorial e institucional’.

Sobre la revisión de los planes de emergencia -que hoy alcanzan un radio de 30 kilómetros y que Entesa quería ampliar a 80-, Durán ha señalado que esta distancia es la que cree ‘oportuna’ el Consejo de Seguridad Nuclear, y ha apuntado a la necesidad de los simulacros periódicos, que

‘por lo visto no se están realizando’.

La enmienda presentada por el senador de CiU Josep Luis Maldonado apostaba por la prórroga de la vida útil de las centrales en función de parámetros técnicos y de seguridad, rechazaba que el almacén de residuos se instale en Cataluña y estaba de acuerdo con actualizar unos planes de emergencia ‘obsoletos’.

Por su parte, el PP ha presentado una enmienda de sustitución, aunque ha dicho compartir algunos puntos de Entesa.

El principal desacuerdo del senador popular Javier Marqués se refiere al cierre de las nucleares, que en su opinión debe tener en cuenta aspectos esenciales como su vida útil en función de los informes de seguridad y técnicos.

El senador de Entesa Josep María Esquerda ha rechazado todas las enmiendas del resto de los grupos de la Cámara, por entender que hacer lo contrario habría desvirtuado el contenido de su iniciativa

Tanto el senador navarro Francisco Javier Tuñón, del grupo Mixto, como la senadora Miren Lore Leanizbarrutia (del grupo de senadores nacionalistas) han apoyado la propuesta de Entesa.

Fuente: Terra.es

El Constitucional italiano ratifica el referéndum atómico en Italia el 12 y 13 de junio

Italia decidirá en referéndum sobre la energía nuclear.

La Corte Constitucional de Italia ha aprobado la celebración del referéndum sobre la energía nuclear, previsto para el domingo y el lunes, rechazando el recurso que había interpuesto el Gobierno de Silvio Berlusconi. Además, en la misma consulta los ciudadanos votarán sobre la derogación de la ley del legítimo impedimento, que permite al primer ministro alegar compromisos de Gobierno para frenar sus juicios pendientes, y responder a dos cuestiones sobre la privatización del agua, cuya gestión estaba antes en manos de los municipios.

Berlusconi, en horas bajas tras la derrota en las elecciones municipales de hace 10 días, quería impedir que los italianos decidieran sobre el programa atómico que su Gobierno había paralizado solo de forma temporal con una ley diseñada ad hoc para sortear el referéndum. El primer ministro había definido como “inútiles y demagógicas” las cuatro preguntas del referéndum, convocado gracias a las recogidas de firmas impulsadas por Italia de los Valores, el partido del ex fiscal Antonio di Pietro.

En un intento de no convertir la consulta en un nuevo plebiscito contra Berlusconi, el Pueblo de la Libertad, el partido gobernante, ha dado libertad de conciencia a sus militantes. Pero lograr el quórum necesario -la mitad más uno de los censados- parece una empresa difícil de alcanzar. Entre otras cosas, porque los votos de los 3,5 millones de residentes en el extranjero probablemente no serán contabilizados. La decisión del Supremo de autorizar la pregunta sobre la energía nuclear, cambiando su redacción para adaptarla a la nueva norma, llegó cuando ya miles de emigrantes habían mandado sus papeletas a Roma.

El Gobierno aprobó hace dos semanas un decreto con el que decía paralizar la construcción de las cuatro plantas nucleares que Il Cavaliere pactó en 2010 con el presidente francés, Nicolas Sarkozy. Pero en realidad se trataba de una moratoria encubierta que sólo tenía vigencia por un año y estaba destinada a evitar el referéndum, porque además del nuclear, los ciudadanos se pronunciarán sobre el Legítimo Impedimento, una ley que permite a Berlusconi ausentarse de sus juicios y, tras el varapalo electoral de las municipales, lo que menos quiere el premier ahora es un nuevo castigo en las urnas.

El nuevo decreto modificaba además la legislación a la que hacían referencia las papeletas, lo que provocó que el Supremo tuviera que obligar al Ministerio de Interior a imprimirlas otra vez con el nuevo articulado.

Para que tenga validez el referéndum, debe votar la mitad más uno de los electores, es decir, 25.332.487 millones. Ahora el principal problema es que las papeletas nuevas no han llegado a los tres millones de italianos que viven en el extranjero.

Fuente: publico.eselpais.es