Casi un 60% de los españoles, en contra de la energía nuclear

El Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del mes de mayo (PDF) ha fijado su atención en la energía nuclear, y el dato es contundente: el 59,4% de los encuestados se posiciona en contra. Un porcentaje muy similar (60,9%) cree asimismo que no deben construirse nuevas centrales nucleares.

En la encuesta hay otro dato que llama la ateciónn: el paro ha vuelto a batir en el mes de mayo el récord de la década como la principal preocupación de los españoles, al ser considerado así por el 84,1% de los ciudadanos.

Al desempleo le siguen los problemas económicos, citado por el 46,6%, y después la clase política y los partidos, que también superan su cota máxima de los últimos años, al ser vistos como el mayor problema para el 22,1% de los ciudadanos.

El muestreo del CIS, realizada entre el 3 y el 11 de mayo pasado, antes de las elecciones autonómicas y municipales y de las protestas del movimiento 15-M, apunta que el 78,3% de los encuestados ve la situación económica como “mala” o “muy mala” y un 66,8% califica de la misma forma la situación política del país.

La preocupación por el desempleo ya batió su récord en marzo, cuando era la primera preocupación para el 83,9% de los españoles, algo menos del porcentaje registrado ahora, mientras que en febrero alcanzaba el 82,8% y en enero la proporción fue del 82,4%.

Estos elevados valores se registraron después de un trimestre de ligero descenso: en el barómetro de diciembre el paro era la mayor dificultad de España para el 78,6% de los encuestados, en noviembre también lo era para el 79,5% y en octubre, para el 81,1% de la población.

Muy por detrás de los tres principales problemas, aparecen la inmigración en cuarto lugar (11,2%), el terrorismo (9,1%), la inseguridad ciudadana (7,9%), la educación (5,6%), el Gobierno (5,4%), la corrupción (5%), la vivienda (4%), los problemas de índole social (3,7%) y las pensiones (2,7%).

Situación económica

En cuanto a la situación económica actual, el 78,3% de los encuestados cree que se vive un momento “malo o muy malo” y sólo un 2,3% considera que es “bueno o muy bueno”. No hay demasiado optimismo en que mejore, pues el 29,5% vaticina que dentro de un año será aún peor y sólo un 16,7% piensa que mejorará.

Tampoco es muy buena la valoración sobre la situación política que vive España en estos momentos. Para el 66,8%, la situación es “mala o muy mala”, mientras que un 2,9% la juzga “buena”, y sólo un 0,2% se atreve a calificarla de “muy buena”. Dentro de un año será todavía peor para el 20,8% de los ciudadanos, si bien un 12% augura que el clima político mejorará. El resto de los encuestados estima que seguirá “igual”.

Fuente: Publico.es

El Pleno del Senado rechaza establecer un calendario de cierre de nucleares

El Pleno del Senado ha rechazado hoy una moción de Entesa Catalana de Progrés para fijar un calendario de cierre de las centrales nucleares, una propuesta a la que el PSOE, PP y CiU han presentado enmiendas que tampoco han prosperado.

La moción de Entesa -que contó con 227 votos en contra, 11 a favor y 3 abstenciones– y el resto de textos alternativos presentados sí coincidían en que hay que revisar los planes de emergencia nuclear, tachados de ‘obsoletos’ por algunos grupos.

Además de un calendario de cierre y la revisión de dichos planes, Entesa solicitaba que la ubicación del futuro almacén de residuos radiactivos tuviera en cuenta la voluntad de la comunidad autónoma y que una vez amortizada una planta atómica, un tercio de los beneficios se destinaran a las energías renovables.

El PSOE ha presentado una enmienda, que modificaba cuatro de los cinco puntos planteados por Entesa, en donde abogaba por avanzar en la actual estrategia energética para el periodo 2011-2020 (descarta nuevas centrales y promueve el cierre de las existentes cuando agoten su vida útil).

La propuesta socialista, defendida por Ana Luisa Durán, instaba a al Gobierno a determinar ‘en el plazo más breve posible’ la ubicación del almacén de residuos nucleares de alta radiactividad y hacerlo con el ‘máximo consenso territorial e institucional’.

Sobre la revisión de los planes de emergencia -que hoy alcanzan un radio de 30 kilómetros y que Entesa quería ampliar a 80-, Durán ha señalado que esta distancia es la que cree ‘oportuna’ el Consejo de Seguridad Nuclear, y ha apuntado a la necesidad de los simulacros periódicos, que

‘por lo visto no se están realizando’.

La enmienda presentada por el senador de CiU Josep Luis Maldonado apostaba por la prórroga de la vida útil de las centrales en función de parámetros técnicos y de seguridad, rechazaba que el almacén de residuos se instale en Cataluña y estaba de acuerdo con actualizar unos planes de emergencia ‘obsoletos’.

Por su parte, el PP ha presentado una enmienda de sustitución, aunque ha dicho compartir algunos puntos de Entesa.

El principal desacuerdo del senador popular Javier Marqués se refiere al cierre de las nucleares, que en su opinión debe tener en cuenta aspectos esenciales como su vida útil en función de los informes de seguridad y técnicos.

El senador de Entesa Josep María Esquerda ha rechazado todas las enmiendas del resto de los grupos de la Cámara, por entender que hacer lo contrario habría desvirtuado el contenido de su iniciativa

Tanto el senador navarro Francisco Javier Tuñón, del grupo Mixto, como la senadora Miren Lore Leanizbarrutia (del grupo de senadores nacionalistas) han apoyado la propuesta de Entesa.

Fuente: Terra.es