Fuga de vapor radiactivo en la central nuclear de Cofrentes

Un escape de vapor en el edificio de turbinas, ha provocado un aumento de radiactividad y de temperatura en el mismo, que ha obligado a llevar a la central a parada no programada. Esta radiactividad ha salido fuera de la contención y podría afectar al medio ambiente y los trabajadores.

La central nuclear de Cofrentes dispone de un reactor de agua en ebullición, modelo BWR, que solo cuenta con dos circuitos de agua: el primario y el de refrigeración, al igual que la central de Garoña (Burgos). El circuito primario, cerrado, está en contacto con el combustible, luego los niveles de radiactividad del agua son elevadísimos. Al igual que en Garoña y a diferencia de los reactores de agua presurizada (PWR), los otros seis reactores en territorio español, en el caso de Cofrentes es el vapor de agua del primario el que mueve la turbina, luego el escape de vapor señalado en la nota del CSN implica emisión de material radiactivo al exterior del circuito, concretamente hacia el interior del edificio de turbinas. La central se ha visto obligada a parar para atajar la fuga.

El vapor protagonista del escape proviene de los separadores de vapor, en los que se extraen impurezas para que al edificio de turbinas llegue solo H2O en estado puro. Pero eso no evita que en ese agua existan núcleos inestables – radiactivos – como el hidrógeno-3 (tritio) que se ha esparcido por el edifico auxiliar, con la posible afección al medio y a los trabajadores.

Se trata del décimo suceso notificable que sufre la central en lo que va de año, además de la prealerta de emergencia del mes de marzo. Este tipo de centrales, similares a las de Fukushima-Daiichi, fueron en su día más baratas de construir, pues tienen un funcionamiento más simple y más compacto. Pero por la misma razón son más inestables, y obligan a una exposición a la radiactividad mayor a los trabajadores, en labores de recarga y mantenimiento. Además, como se ha demostrado en el desastre de Japón, el edificio de contención no sirve para contener el material radiactivo en el interior en caso de accidente grave.

Para Ecologistas en Acción, este suceso muestra, una vez más, que los problemas de las centrales nucleares son imposibles de atajar en su totalidad. Teniendo en cuenta que producen unos residuos peligrosísimos que estarán en activo durante miles de años, para los que no hay solución, y que no son necesarias, entre otras cosas porque por su propia naturaleza inflexible, suponen un freno para el desarrollo de las renovables, lo más razonable sería proceder a su cierre de forma escalonada.

Fuente: ecologistasenaccion.org

Garoña simula un accidente nuclear de nivel 5 (INES) tras un terremoto superior al de diseño

La central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) ha realizado este jueves su simulacro anual preceptivo en el que ha simulado un accidente nuclear de nivel 5 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES) a causa de un terremoto superior a la base de operación de la planta, según ha informado el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

El ejercicio ha comenzado a las 09.20 horas con la notificación al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) por parte de la central, de la parada automática del reactor ocasionada por la pérdida de alimentación eléctrica exterior tras la ocurrencia de un terremoto (superior a la base de operación) ocurrido en la zona.

Así, el simulacro se realiza conforme a los requerimentos establecidos en el Plan de Emergencia Interior y ha contado con la participación de la Organización de Respuesta ante Emergencias del Consejo de Seguridad Nuclear y la subdelegación del Gobierno en Burgos. La actuación del Consejo se ha desarrollado desde la Sala de Emergencias (SALEM), desde donde ha realizado el seguimiento del estado de planta y de las actuaciones del titular tanto para la recuperación de las condiciones de seguridad como para la adopción de medidas de protección radiológica.

Durante el simulacro, el CSN siguiendo los criterios radiológicos, ha recomendado a la subdelegación del Gobierno en Burgos, la activación del Plan de Emergencia Nuclear de Burgos (PENBU), en situación 2, lo que implicaría el confinamiento de la población y el control de acceso a la instalación en un radio de 10 kilómetros y la distribución de las tabletas de yodo estable. A

demás, la subdelegación del Gobierno de Burgos, de forma preventiva, ha declarado la situación 3 del PENBU, lo que supondría la evacuación de la población en un radio de 10 kilómetros.

Asimismo, se ha simulado la emisión al exterior de material radiactivo debido a la apertura controlada de la línea de venteo de la contención, medida llevada a cabo para garantizar el mantenimiento de su función. En este contexto del simulacro, el titular de la planta ha llegado a simular la declaración de emergencia general (categoría IV) de su Plan de Emergencias Interior.

Mientras tanto, el CSN ha activado su Organización de Respuesta ante Emergencias, llegando hasta el modo 2, que implica la activación de los grupos operativos de su Sala de Emergencias (SALEM) y de los apoyos externos.

Un suceso de esta naturaleza habría sido clasificado como accidente de nivel 5 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES).

La soimetria acumulada a lo largo de los años sin embargo no atiende de simulacros y es una realidad del dia a dia de la poblacion que vive alrededor de estas instalaciones nucleares.

Fuente: eleconomista.es

El Gobierno pide por escrito la cesión del Monasterio de Oña para ubicar el Parador dentro del Plan Garoña.

El secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías, remitió la carta al presidente de la Diputación, César Rico, el 11 de este mes y pide conocer la disposición a ceder el inmueble

Las promesas y desmentidos en el aire sobre el proyecto para construcción de un Parador en la provincia de Burgos dentro del conocido como Plan Garoña se asientan ya sobre algo tangible. Al menos en el primero de los casos. Sobre la mes del presidente de la Diputación provincial, César Rico, hay una carta del secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías, donde le insta a que manifieste su predisposición a ceder el Monasterio de San Salvador de Oña para ubicar el Parador.

La misiva del responsable en el Ministerio de Política Territorial y Administración Pública del ‘Plan de Dinamización Económica y de Medidas para el empleo enla zona de influencia de la central nuclear de Santa María de Garoña’ se enviaba el pasado 11 de noviembre. Ahora la Institución provincial debe responder. Por el momento, Rico ha optado por guardar la carta y evitar que su contenido se haga público.

Zarrías expone en la comunicación un argumento que se ha difundido desde las filas del PSOE antes y duranta la campaña electoral: que se considera el Monasterio de San Salvador de Oña como «una ubicaicón idónea para esa instalación turística». Por esa razón se pide a Rico que manifieste, dado que se requiere la colaboración del ente provincial al ser el propietario del inmueble, su predisposición a ceder el uso del edificio.

La construcción de un Parador se contempla en el punto 4.8 del Plan Garoña. Una infraestructura que se integraría en la Red de Paradores  Nacionales. Las posibles localizaciones ha de pasar por el trámite de su análisis en el Consejo para la Dinamización Económica y del Empleo.

El Parador se convertía en el proyecto ‘estrella’ del Plan Garoña y, a la vez, en argumento para el debate entre el Partido Popular y el PSOE. La ausencia de documentos que sostuvieran las palabras pronunciadas desde ambas formaciones políticas se palia, al menos en parte, con el paso dado por el secretario de Estado de Cooperación Territorial.

Una carta que se envía desde el Ministerio a nueve días de la celebración de las elecciones generales. Un hecho que obliga a los responsables políticos en la Diputación a responder con inusitada rapidez.  Y hacerlo, además, con la posibilidad de que el futuro Gobierno central -si lo conforma el Partido Popular- revoque el cierre de la central nuclear si el informe del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) es favorable y Garoña funcione como mínimo hasta el 2019.

Sin presupuesto

Treinta días antes de que Manuel Chaves, de visita por la provincia de  Burgos el 15 de octubre, anunciara la ‘intención’ del Gobierno de Rodríguez Zapatero de construir un_Parador Nacional en la zona de influencia de la central de Garoña,  ese mismo Ejecutivo confirmaba por escrito por tercera vez en este año que no existe «previsión para construir un nuevo Parador» en Castilla y León «durante el presente ejercicio». Esa es la última respuesta que el Gobierno emitió sobre una pregunta de los senadores del PP de Burgos y en la que confirma que la «administración turística del Estado no ha recibido solicitud alguna por parte de las instituciones autonómicas, provinciales o locales para iniciar los trámites de un nuevo Parador en la Comunidad de Castilla y León».

Chaves, en declaraciones a los periodistas durante la presentación de los candidatos del PSOE el jueves pasado, aseguró que «cualquier iniciativa que vayamos a ofrecer es un compromiso que debe ir acompañado de una partida presupuestaria». Sin embargo, y pese a estas garantías dichas en las puertas de la campaña electoral, la promesa del vicepresidente de llevar adelante el Parador vuelve a contradecir los planes de Turespaña.

El Gobierno, por escrito y en sede parlamentaria, confirmaba por dos veces, en febrero y en mayo de este año; y una tercera el 12 de septiembre un mes antes del anuncio de Chaves, que «la Administración Turística Española ha decidido establecer una moratoria en la decisión de construcción de nuevos Paradores». Así se lo detalló a los tres senadores del Partido Popular en respuesta a sendas preguntas parlamentarias en las que el Gobierno señala que la previsión de gasto del complejo hotelero sería de 24 millones de euros y que «en este momento está establecida una moratoria temporal en la decisión de construcción de nuevos paradores, ya que está comprometido el presupuesto de este ejercicio con los paradores ya en construcción o en avanzado proyecto».

Fuente:  elcorreodeburgos

El Plan Garoña ha creado 36 empleos, sólo 5 en el Valle de Tobalina.

La cuenta atrás marca tan solo 21 meses para que la central nuclear de Santa María de Garoña se desconecte de la red eléctrica, detenga su reactor y deje sin empleo a cerca de un millar de trabajadores, si se cumple la orden del Ejecutivo socialista aprobada en 2009.

Mientras tanto, el Plan Garoña, aprobado en noviembre de ese año por el Consejo de Ministros, ha tenido 24 meses para ir paliando los efectos del cierre, pero tan solo ha creado 36 empleos, 31 mediante las contrataciones de empresas beneficiarias de ayuda con el Plan de Reindustrialización (Reindus) de 2010 ubicadas en Trespaderne (5), Valle de Tobalina (5), Miranda de Ebro (14), Briviesca (6) y Pancorbo (1) y cinco más con la creación del Punto de Información de I+D+i habilitado en Miranda de Ebro. Además, la recesión económica y otras causas han llevado a seis de las 25 empresas beneficiarias del Reindus 2011 a renunciar a sus préstamos, por lo que la creación de empleo prevista en esta anualidad se reduce en diez menos de los 88 inicialmente previstos.

Las empresas Abonos y Semillas, con sede en Fuentebureba; Empresa de Energía Eólica y Renovables, con un proyecto en Villalba de Losa; Grupo Neumáticos Galdakao 2002, con proyecto de ubicarse en el Valle de Tobalina; Tecnohome Estructuras Ligeras, con sede en Medina de Pomar; Hormigones Premezclados Álava, en Quintanavides; y Kores DMS Energy, en Miranda de Ebro; han renunciado ya al préstamo a interés cero que les otorgó el Ministerio de Industria la pasada primavera.

En su lugar, Industria ha repescado de la lista de espera al proyecto de Servicio Integral de Fracciones Industriales S.L., que recibirá dos millones de euros para crear un centro de valorización de residuos industriales no peligrosos de Abajas, municipio perteneciente a la Bureba.

Sin noticias de…

Mientras tanto, hay empresas, como Gestión Comercial Balfour, con un proyecto que recibió un préstamo de 600.000 euros para un planta de reciclado de materias plásticas en Valle de Tobalina, pero cuyos titulares aún no han presentado ningún tipo de proyecto ante el Ayuntamiento.

Así pues, el informe de seguimiento del Plan Garoña que el Colegio de Economistas de Burgos realiza por encargo de la Asociación de Municipios en Áreas Nucleares (Amac) evidencia en su resumen ejecutivo del tercer trimestre del año que los efectos del Reindus «para generar empleo tienen un alcance muy limitado e insuficiente». Asi mismo, indica como entre septiembre de 2009 y septiembre de 2011, los afiliados a la Seguridad Social en Medina de Pomar, Miranda de Ebro y el Valle de Tobalina han bajado de 14.386 a 13.420, lo que significa un descenso del 7%. Por ello, considera que

«los efectos de la crisis son más palpables en la zona de influencia de Garoña que en el resto de la provincia».
Añade que «el cierre de la central solo podría suponer un empeoramiento de la situación, con un engrosamiento del desempleo y la merma en el desarrollo económico y social de la provincia, además del desaprovechamiento de recursos humanos altamente cualificados.

Asimismo, el informe destaca como otras medidas del Plan Garoña, como el Parador o el Plan de Dinamización Turística del entorno de Garoña no se han materializado, ni siquiera plasmado en papel, y como el Plan de Intervención Multimodal de Medidas de Políticas Activas de Empleo, con una dotación de 3 millones en 2011 tampoco se ha puesto en marcha a falta de un acuerdo con la Junta de Castilla y León.

Fuente: diariodeburgos.es

Jauregui recuerda que la Audiencia Nacional avaló el cierre de Garoña.

El ministro de la Presidencia se trasladó hasta el Centro Ataria de Salburua, rodeado de humedales, donde recordó la orden gubernamental que establece el cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña en julio de 2013. Dicha orden data de julio de 2009, cuando el Gabinete Zapatero, quien incluyó el cierre de la central en su programa electoral, determinó que la central burgalesa deberá echar la persiana en el plazo máximo de dos años, después de disfrutar de cuatro ejercicios de prórroga.

De esta forma, las instalaciones nucleares prorrogarán su vida útil hasta los 42 años, decisión que fue recurrida en la Audiencia Nacional y resuelta en este tribunal al considerar que

la iniciativa adoptada por el Ejecutivo central era “legítima” y que no podría ser cuestionada porque “formaba parte de la estrategia energética adoptada por el Gobierno”.

En concreto, Jáuregui afirmó que este año el 35% de la energía es renovable y confió en que el porcentaje sea mayor en los próximos años. “El Gobierno español consideró que es una central muy antigua, del mismo prototipo técnico que Fukushima, y que 42 años de vida eran suficientes”, reiteró.

En este sentido, recogió las palabras del candidato del PP, Mariano Rajoy, afirmando que con el partido conservador en el gobierno Garoña no se va a cerrar, “a pesar de que el Ayuntamiento de Vitoria, las Juntas Generales alavesas y el Gobierno central del PSOE acordaron el cierre”. “¿Qué piensa el PP alavés? ¿Qué dice Alfonso Alonso de esta materia? ¿Van a cerrar Garoña sí o no?”, cuestionó en el acto que protagonizó junto a la cabeza de lista al Senado por Álava, Yolanda Vicente.

Finalmente, advirtió de que la Fundación popular FAES propone alargar la vida útil de las centrales nucleares hasta los 60 años, “lo que supondría dejar abierta Garoña 20 años más”. “Que digan ahora, antes de votar, qué van a hacer”, zanjó.

Fuente: noticiasdealava.com

El CSN fijará límites al tiempo de almacenamiento de los residuos en las piscinas de la centrales.

Las nucleares españolas no podrán guardar de forma permanente el combustible usado y radiactivo que ahora acumulan en las piscinas ubicadas en recintos instalados junto al reactor. Es la medida pionera y más significativa adoptada hasta ahora por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), máxima autoridad en materia atómica del país, para extremar la seguridad de las plantas tras el accidente nuclear de la central japonesa de Fukushima. El organismo ha decidido, por este motivo, fijar un límite al tiempo que el combustible -principalmente uranio, que posee alta actividad radiactiva durante miles de años- pueda permanecer en las instalaciones, según aprobó el pleno del CSN del pasado octubre y que se comunicó ayer.Residuos

La medida, que dividió la opinión del pleno y se aprobó con tres votos a favor y los dos votos en contra de una consejera y de la presidenta del CSN, Carmen Martínez Ten, razona que cuanto menos material radiactivo acumulen las centrales menor será la radiactividad que puedan emitir en caso de accidente. La diferencia de criterios fue tal que Ten incluso elaboró un voto particular, junto a la consejera Rosario Velasco, donde lamenta la falta de previsión y de rigor técnico para tomar esta decisión. “Compartimos la preocupación, pero antes de decidir es necesario definir criterios técnicos contrastados, y ello supone un tiempo de reflexión”, señalan. Los partidarios de la medida, el vicepresidente, Luis Gámir; y los consejeros Antonio Colino y Antoni Gurgui, defendieron, por su parte, que garantizar la seguridad de las plantas no tiene por qué esperar más tiempo, detallaron fuentes del CSN.

Esta limitación supone una iniciativa sin precedentes, según los expertos del organismo, aunque otros Estados europeos están estudiando aprobar medidas similares también a cuenta del accidente de Fukushima. En esa planta, que emitió radiactividad tras sufrir un terremoto seguido de un tsunami, el material acumulado en las piscinas no tuvo un papel relevante, pero podría haber empeorado la situación si la fuga hubiese seguido descontrolándose. “Fue un toque de atención: debemos preguntarnos si es seguro seguir acumulando residuos en instalaciones que no han estado diseñadas para este fin”, detallaron fuentes del CSN.

La decisión del Consejo pone de relieve la imprevisión del Gobierno en este aspecto: el almacén centralizado que debía acoger estos residuos debería haberse construido en 2010, según las previsiones iniciales. El retraso forzó que en ese año se aspirara al menos a designar la localidad que acogerá el almacén, pero el Ministerio de Industria mantiene paralizada esa decisión después de que los técnicos seleccionaran al municipio de Zarra (Valencia) seguido del de Ascó (Tarragona).

La dirección técnica del CSN precisará, en el plazo de un año, cuál debe ser el tiempo máximo que las centrales pueden acumular un determinado combustible. Una vez el material almacenado cumpla el límite que se fije, deberá ser trasladado a otro recinto alejado del reactor. Mientras tanto, cada uno de los ocho reactores que emplea piscinas va incrementando el número de barras de combustible que guardan junto al reactor: las plantas acumulan ya unos 11.500 bloques radiactivos -cada tipo de distinto tamaño y cantidad- y cada año suponen unas 150 toneladas más, según datos del CSN. Los dos reactores de Ascó ya están construyendo un almacén propio alejado de las piscinas, a punto de saturarse, mientras la nuclear de José Cabrera (Guadalajara) ya emplea un almacén. En este caso, el CSN también analizará que el material radiactivo de esta planta pueda manipularse con rapidez para responder a cualquier accidente.

Fuente:    elpais.es

La ley de Hidrocarburos de 1998. Leyes 34/1998 y 12/2007.

Podemos ver en el enlace siguiente la actual ley estatal que regula los hidrocarburos en España.

Leyendo un poco el indice quizá se puedan sacar ideas para parar el desproposito de la extraccion de gas mediante Facking o Fracturacion Hidraulica.

http://www.coitiab.es/reglamentos/comb_liq/reglamentos/ley_hidrocarburos.htm

Una pildora para imaginar lo que puede pasar de seguir adelante el asunto.

TÍTULO V
Derechos de ocupación del dominio público, expropiación forzosa, servidumbresy limitaciones a la propiedad

Artículo 103. Declaración de utilidad pública.
1. Se declaran de utilidad pública a los efectos de expropiación forzosa y ejercicio de la servidumbre de paso las siguientes instalaciones:

a) Las instalaciones y servicios necesarios para el desarrollo de las actividades de investigación y explotación a que se refiere el Título II.
b) Las instalaciones de refino, tanto de nueva construcción como las ampliaciones de las existentes, las instalaciones de transporte por oleoducto y de almacenamiento de productos petrolíferos, así como la construcción de otros medios fijos de transporte de hidrocarburos líquidos y sus instalaciones de almacenamiento.
c) Las instalaciones a que se refiere el Título IV de la presente Ley.
2. Los titulares de concesiones, permisos o autorizaciones para el desarrollo de las citadas actividades o para la construcción, modificación o ampliación de instalaciones necesarias para las mismas gozarán del beneficio de expropiación forzosa y ocupación temporal de bienes y derechos que exijan las instalaciones y servicios necesarios, así como la servidumbre de paso y limitaciones de dominio, en los casos que sea preciso para vías de acceso, líneas de conducción y distribución de los hidrocarburos, incluyendo las necesarias para atender a la  vigilancia, conservación y reparación de las instalaciones.

 

Mas informacion.  Aunque el asunto es que no parece haber legislacion especifica relatica a la fracturacion hidraulica.

BOE de la Concesión de URRACA en las Merindades de Burgos. Mas Fracking para Burgos.

El pasado jueves 29 de Septiembre, se publicó en el BOE la concesión del permiso de investigación de hidrocarburos URRACA que adjudica dicho permiso a Trofagás Hidrocarburos S.L., filial de BNK Petroleum, empresa que se dedica a la extracción de gas no convencional mediante la técnica de la fractura hidráulica.

Según se publica en el BOE, el permiso consiste en 5 años en los cuales se perforarán 9 pozos. En el primer año se harán estudios geológicos y sísmicos y se solicitará el permiso para la perforación de los dos primeros pozos.  Los dos primeros pozos se perforarán en el segundo año.

Los 9 pozos se estimularán por fractura hidráulica (fracking) y se harán test de producción.

El área ocupa parte de la comarca de Las Merindades, municipios como Villarcayo, Medina de Pomar, Merindad de Valdivielso, Tobalina, Garoña y Frías están incluidos en el permiso. También una pequeña porción de Álava en la que se encuentra Valdegovía.

Además las emisiones de disolventes Xileno, Tolueno, Benceno y otros cancerijenos  afectarán a la población y al Parque Natural Montes Obarenes-San Zadornil.

Fuente: fracturahidraulicano.wordpress.com

Activistas se manifiestan en 46 ciudades alemanas contra un convoy radiactivo

Activistas de Greenpeace se manifestaron hoy en 46 ciudades germanas en contra del convoy cargado de residuos radiactivos que partirá este mes de Francia con destino al depósito nuclear de Gorleben, en el norte de Alemania.

El polémico transporte nuclear alemán con 11 contenedores “Castor” saldrá de la planta de reprocesamiento de La Hague (norte de Francia) el próximo día 24.
Dos días más tarde, los activistas de la organización ecologista tienen prevista una manifestación multitudinaria en las inmediaciones de Gorleben.
“La variada y colorida protesta (de hoy) es un adelanto de la manifestación de finales de noviembre”, declaró el experto nuclear de Greenpeace Tobias Riedl.
En ciudades como Hamburgo, Colonia, Hannover y Magdeburgo los activistas hicieron brillar con velas, linternas y farolillos una letra X para expresar su rechazo al almacenamiento de residuos radiactivos en Gorleben, en el estado federado de Baja Sajonia.
Este complejo provisional alberga en la actualidad 97 contenedores “Castor” con residuos nucleares procedentes de la planta de reprocesamiento de La Hague, ya que Alemania no cuenta con un cementerio para basura altamente radiactiva.
Además, está previsto que a partir de 2014 el almacén temporal reciba basura radiactiva procedente de la planta de reprocesamiento británica de Sellafield.
A pesar de sus dos décadas de existencia, Gorleben es legalmente sólo un depósito temporal, ya que ninguno de los sucesivos gobiernos federales ha estipulado el emplazamiento de unas instalaciones definitivas para el almacenamiento de residuos atómicos en el país.
Fuente;laverdad.es

La central nuclear de Onagawa sufre filtraciones de agua

La central nuclear de Onagawa, en la provincia de Miyagi (noreste de Japón), sufre filtraciones de agua tras el fuerte terremoto del jueves,  aunque no se ha detectado por el momento un aumento de la radiactividad, informó la cadena NHK.

La planta, parada desde el devastador seísmo del 11 de marzo, sufrió la suspensión temporal de los sistemas de refrigeración tras la réplica de ayer , aunque finalmente los técnicos los recuperaron. El terremoto provoco que el agua donde se sumergen las barras de combustible nuclear usado se filtrara, según informó la operadora de la planta, Tohoku Electric Power.Vista de la central de Onagawa.

Los operadores de la central calculan que se podían haber escapado al exterior unos 3,8 litros de agua, aunque también se han encontrado filtraciones en otros cinco puntos de la planta, que tiene tres reactores nucleares.

Fukushima, sin problemas (nuevos se entiende)

La central de Higashidori, en Aomori, se quedó tras el terremoto sin el suministro eléctrico externo y ahora está funcionando con generadores diésel de emergencia, aunque no se ha informado de problemas después del terremoto.

Sin embargo, la central de Fukushima, la más problemática desde la catástrofe, no ha registrado un aumento de la radiación fuera de lo ya anormalmente alto, según la agencia nuclear. El nuevo terremoto tampoco afectó a sus trabajadores que pudieron continuar con el bombeo de agua a los reactores 1, 2 y 3, como tampoco la inyección de nitrógeno en la unidad 1 para prevenir una explosión de hidrógeno, informó TEPCO, operadora de la planta.

El parón en tres plantas térmicas de generación eléctrica ha provocado cortes de luz en una amplia zona del noreste de Japón, apagones que afectan ahora a 3,5 millones de hogares y que se suman a problemas en las conducciones de gas y agua.

Tres líneas de tren de alta velocidad o Shinkansen, Yamagata, Akita y Tohoku, tienen servicios suspendidos en algunos tramos, mientras se mantienen con retrasos o cancelaciones 29 líneas ferroviarias en la región noreste de Japón, informó JR East.

Hasta ahora, el seísmo del jueves ha sido la réplica más grande del terremoto. Este nuevo temblor provoco una alerta de tsunami que fue levantada hora y media después.

No Comment

Fuente: publico.es