Villar de Cañas (Cuenca) albergará el almacén de residuos nucleares. El ATC español.

 El PSOE tras escurrir el bulto pasa la patata caliente al PP que aprovecha las fiestas Navideñas y las medidas anticrisis para colar la ubicación del almacen nuclear de tapadillo

El Gobierno ha aprobado en el Consejo de Ministros que el pueblo de Villar de Cañas, a medio camino entre Albacete y Madrid, será el que acoja el Almacén Temporal Centralizado (ATC). La instalación albergará el combustible gastado de las centrales nucleares y otros materiales procedentes de su desmantelamiento. Lo ha hecho a propuesta del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria.https://i1.wp.com/img.europapress.net/fotoweb/fotonoticia_20111230150433_470.jpg

Antes de conocer la noticia, el alcalde de la localidad, José María Saiz, señaló que la elección “sería una gran noticia, como si nos hubiera tocado la lotería”. “Lo de menos es el almacén, lo importante es que trae consigo un centro tecnológico y un parque empresarial que va a repoblar y reactivar la actividad económica de la zona”, agregó. En una entrevista a Público el año pasado, el regidor ya comentó que  “yo no vivo de la política, sólo pienso en los vecinos” y que el ATC solucionaría todos los problemas del pueblo, de apenas medio millar de habitantes.

Villar de Cañas era uno de los nueve municipios que aspiraban a albergar el ATC junto Albalá (Cáceres), Ascó (Tarragona), Melgar de Arriba (Valladolid), Santervás de Campos (Valladolid), Torrubia de Soria (Soria), Yebra (Guadalajara), Zarra (Valencia) y Congosto de Valdavia (Palencia).

Greenpeace ya ha avanzado que recurrirá la decisión de llevar el silo nuclear a Villar de Cañas y la Plataforma Anticementerio Nuclear en Guadalajara se opone también a la decisión.

La construcción del almacén supone una continuidad para albergar en España los residuos nucleares. Actualmente, sólo existe el centro de El Cabril (Córdoba), aunque en él se tratan residuos de baja y media actividad. El resto de residuos son almacenados en piscinas de las propias centrales nucleares hasta que son desmanteladas.

La previsión de inversión total es de unos 700 millones de euros. Para la construcción de las instalaciones se estima un promedio diario de unos 300 trabajadores durante los cinco años de la primera etapa, con algún pico de hasta 500 trabajadores.

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, siempre ha mantenido una posición ambigua respecto al ATC porque señaló que Guadalajara ya ha sido una provincia “lo suficientemente solidaria” en materia nuclear y que, por lo tanto, de acuerdo a la normativa aplicable “no debe instalarse” el ATC en Guadalajara; aunque manifestó que no declaraba a “Castilla-La Mancha entera antinuclear”.

Su postura era más pronuclear que la del anterior Ejecutivo, el que presidía José María Barreda, quien mantuvo una oposición constante a que el almacén se instalara en algún territorio manchego.

Fuente: publico.es

La Plataforma anti Cementerio Nuclear recurrirá el ATC en Villar de Cañas

La Plataforma contra el Cementerio Nuclear de Cuenca recurrirá el proceso de instalación del Almacén Temporal Centralizado (ATC) en Villar de Cañas, según ha informado hoy a Efe su portavoz, María Andrés, durante la concentración llevada a cabo esta tarde en la capital conquense.

Andrés, que ha leído un manifiesto de rechazo al ATC en presencia de cerca de   200 personas, ha criticado que en el proceso de designación del ATC “los que menos han pintado han sido los ciudadanos”. La Plataforma anti Cementerio Nuclear recurrirá el ATC en Villar de Cañas

Ha asegurado que “no existe proyecto del ATC” y que la plataforma recurrirá todo el proceso, incluido el recorrido de los transportes de los residuos nucleares.

“No es una cosa que afecte sólo a Villar de Cañas, porque vendrá transporte de Valencia y de Madrid”,

ha afirmado.Se ha referido a la candidatura de Villar de Cañas y su alcalde, José María Saiz, diciendo que

“fue un pleno extraordinario, a última hora hecho por un alcalde de un municipio de 400 habitantes que no representa a la gran mayoría de la gente que está aquí hoy”.

A la concentración ha asistido tanto el alcalde de Cuenca, el socialista Juan Ávila, como buena parte de su equipo de gobierno, así como varios alcaldes y concejales de pueblos cercanos a Villar de Cañas.Visiblemente afectada, la alcaldesa de Belmonte, Angustias Alcázar, ha confesado que ha “llorado mucho desde hace unas horas” pero se ha mostrado segura de que sus lágrimas “no van a ser inútiles”.Ha comentado a Efe que hoy ha recibido la llamada de una persona que pensaba instalar una bodega ecológica en Belmonte y ahora “se lo está pensando” y también un ganadero preocupado porque la denominación de origen del cordero manchego se verá afectada, según la alcaldesa.

“¿Cómo quieres que me plantee yo sacar adelante un pueblo cuando me lo van a convertir en un basurero nuclear?
se ha preguntado.Bruno y Hugo, de 12 y 11 años respectivamente, han exhibido la pancarta que ellos mismos han confeccionado con el lema “Acabáis de arruinar mi futuro”. Por su parte, Juan ha dicho que “esto es una cosa demasiado importante para que se quede así” y ha defendido la inversión en energías renovables y no “en muerte”, en referencia al ATC.Fuente: larazon.es

Organizaciones ecologistas recuerdan las deficiencias de la central de Garoña.

Los cinco grandes grupos ecologistas con presencia en España, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF, han emitido un comunicado en el que recuerdan al ministro de Industria, José Manuel Soria, lo que consideran deficiencias de la central nuclear de Garoña (Burgos).

De esta forma, las organizaciones ecologistas han querido responder a las palabras del ministro Soria durante una entrevista radiofónica en las que ha señalado sobre la central burgalesa que aún no hay una decisión tomada, aunque indicó que el Consejo de Seguridad Nuclear ha autorizado su funcionamiento hasta julio de 2019.

Las ONG aseguran que la central tiene problemas de refrigeración, agrietamiento en el circuito primario y que no resistiría un terremoto como el de Lorca (Murcia) ni el impacto de un pequeño avión comercial, como señaló hace unas semanas Greenpeace en un estudio.

Asimismo, las organizaciones firmantes han señalado que una prórroga en el funcionamiento de la central antes de conocer el resultado definitivo de los test de estrés de las centrales españolas, “socavaría la función del Consejo de Seguridad Nuclear y pondría en entredicho la utilidad de estas pruebas de resistencia”.

El Consejo de Seguridad Nuclear presentó el pasado 22 de diciembre un informe de las pruebas de resistencia realizadas a las centrales nucleares españolas cuyas medidas presentadas deberán ser ratificadas antes del 31 de diciembre de 2012 ante el propio consejo regulador, detallan.

Según los grupos ecologistas, en dicho informe se requiere la realización de análisis adicionales con el fin de identificar las medidas necesarias para mitigar las consecuencias de sucesos provocados, voluntaria o involuntariamente por la mano del hombre en las centrales inspeccionadas, entre las que se encuentra Garoña.

Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF han recordado también que la central española es gemela de la unidad 1 de la siniestrada central japonesa de Fukushima, y que la de Garoña, presenta, además, serios problemas de refrigeración en su reactor.

Por último, las organizaciones que han redactado el documento sostienen que el cierre de Garoña no supondría ningún problema en el suministro de electricidad ya que su contribución energética ronda sólo el 1% de toda la generada en España.

La Audiencia Nacional confirmó el pasado 14 de julio la decisión -recurrida por la empresa propietaria y otras entidades- del pasado Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de cerrar la planta burgalesa el 6 de julio de 2013.

Fuente: ABC.es

Las nucleares pagarán 560 millones en impuestos, el triple que en 2005

Las centrales nucleares se han convertido en uno de los principales objetivos para la recaudación por parte de las administraciones públicas. Según las estimaciones que ha realizado el sector, el parque de generación eléctrica nuclear español abonará 560 millones de euros durante el ejercicio 2011 en concepto de tasas y tributos, lo que supone más que triplicar lo que se pagaba en el año 2005.

Concretamente, esta cantidad representa un incremento del 261% respecto a los 155 millones de euros que abonaban, hace apenas seis años, los propietarios de los seis enclaves españoles: Cofrentes, Almaraz, Trillo, Vandellós, Ascó y Garoña.

Los tributos se han prácticamente duplicado en dicho periodo de tiempo, al pasar de los 78 millones de euros desembolsados en 2005 a los 148 millones de euros con los que previsiblemente se cerrará este ejercicio, según las previsiones del sector eléctrico.

Este significativo crecimiento ha venido impulsado, fundamentalmente, por el nacimiento de los llamados impuestos ecológicos, de carácter autonómico (por ejemplo, en Extremadura), y por la aplicación gradual de los impuestos municipales denominados BICES (Bienes Inmuebles de Características Especiales) que han supuesto una carga importante para este tipo de instalaciones.

En la normativa existe la posibilidad de que estos recargos puedan aplicar al recibo de la luz de los ciudadanos de las autonomías que los imponen.

Cuota para Enresa

Por otro lado, la mayor carga impositiva se produce también por la tasa para mantener el necesario funcionamiento de Enresa, que ha pasado de los 77 millones de euros del año 2005 a los 413 millones con los que los operadores de centrales nucleares culminarán 2011, cifra que representa un aumento del 436%.

Enresa tiene que afrontar la construcción del almacen temporal centralizado de combustible y gestionar los residuos de las centrales. El anterior gobierno después de haber cerrado prácticamente el proceso para adjudicarle a Zarra el llamado ATC decidió dejar el asunto sin resolver de tal forma que desde aquel momento el coste de mantener los residuos nucleares en Francia ya supone 26 millones de euros y ha dejado en herencia para el ministro, José Manuel Soria, una de las decisiones más polémicas.

En los últimos meses se ha barajado la posibilidad de crear un canon específico para la energía nuclear y la hidráulica.

Fuente: eleconomista.es

La central de Garoña comunicó ocho de los 64 incidentes que registró el Consejo de Seguridad Nuclear en 2011

Además de los 64 sucesos notificados en 2011, se ha informado al CSN de otros sucesos en instalaciones o equipos radiactivos. En total, a falta de lo que ocurra hasta el 31 de diciembre, en este ejercicio se ha comunicado al regulador un total de 70 sucesos, es decir, tres más que las 67 notificaciones en 2010, al contabilizarse seis comunicaciones de la fábrica de combustible nuclear de Juzbado (Salamanca). La cifra de este año es, asimismo, cerca de un 29 por ciento menos que los 87 sucesos registrados en 2009 en el parque atómico español, según datos del organismo regulador. En 2011 el primero de los sucesos notificados se produjo el 14 de enero, cuando la central nuclear de Trillo (Guadalajara) informó de la parada no programada a causa de la pérdida de aceite en un cojinete de la turbina.

Por número de sucesos comunicados, Ascó I y Ascó II (Tarragona) fueron los reactores que en más ocasiones informaron al regulador. En total, Ascó I comunicó al CSN 11 sucesos, mientras que Ascó II informó de una decena de ellos; al mismo tiempo que a lo largo de 2011 el conjunto de las dos unidades (Ascó I y Ascó II) informaron de otros cinco sucesos, siendo uno de ellos por activación de la pre-alerta en ambas unidades debido a las predicciones de viento fuerte.

Es decir que en total, este complejo informó de 26 sucesos. Además, a Ascó le sigue Cofrentes (Valencia) que comunicó al CSN un total de 11 sucesos, incluida la acción de incursión de la ONG Greenpeace el 15 de febrero, cuyos activistas accedieron a la torre oeste de refrigeración, aunque horas después fueron desalojados.

En tercer lugar se encontraría Almaraz, puesto que la unidad 1 comunicó 5 sucesos al CSN y la unidad 2 un total de 4, pero a esto se añade otro suceso notificado más al regulador que afectaba a ambos reactores, lo que suma un total de diez sucesos. En esta planta se produjo un curioso suceso, cuando el 8 de julio desde el Ayuntamiento de Almaraz (Cáceres) se activó “por un error de megafonía” la alerta nuclear en este pueblo cercano a la central, cuando uno de los dos reactores se encontraba en parada programada por recarga de combustible.

GAROÑA OCHO SUCESOS, EN CUARTA POSICION.

En el ‘ranking’ anual de sucesos notificados al CSN por los titulares de las centrales figura en cuarta posición la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) que comunicó al regulador un total de 8 sucesos, la mayoría de ellos durante las tareas de parada programada por recarga. Después de Garoña, Vandellós comunicó un total de ocho sucesos notificados, uno de ellos fue calificado con un nivel 1 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES) al incumplir un requisito de vigilancia de las Especificaciones Técnicas de Funcionamiento. Por su parte, la central de Trillo (Guadalajara) –la más nueva– fue la que menos sucesos anunció al regulador, con un par de sucesos notificados.

El CSN fue informado también de otras incidencias radiactivas, como del robo de dos fuentes radiactivas en Pozuelo de Alarcón (Madrid) el 5 de junio, y de la sustracción de un equipo radiactivo en Móstoles el 29 de junio. Asimismo, el 4 de octubre se produjo una irradiación a varios trabajadores de Cepsa en la Refinería de la Rábida (Huelva); mientras que desde la fábrica de combustible de uranio de Juzbado (Salamanca) se informó al CSN de dos sucesos a lo largo de todo el año.

Finalmente, el Centro Nacional de Aceleradores de Sevilla informó al regulador el 17 de junio de la rotura de una ventana que aísla la instalación del exterior durante una irradiación con protones en el ciclotrón de la instalación para la producción de flúor 18, y de que el contenido gaseoso del blanco se fugó al interior del búnker del ciclotrón, provocando una alarma de contaminación ambiental en su interior.

Fuente: abc.es

Marti Scharfhausen, nuevo Secretario de Estado de Energía

Viernes, 30 de diciembre de 2011

Fernando Marti Scharfhausen, ex vicepresidente de la Comision Nacional de la Energia (CNE), ha sido nombrado hoy Secretario de Estado de Energía por el Consejo de Ministros a propuesta del Ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria. marti2Licenciado en Ingeniería por la Universidad Politécnica de Madrid, además de poseer un MBA del IESE de la Universidad de Navarra, Marti Scharfhausen ha sido vicepresidente de la Comisión Nacional de Energía entre 2000 y 2011. Asimismo, ha colaborado con diversas empresas del sector energético, entre ellas, Repsol.

Al cargo también optaba Alfonso Beltrán, actual director general del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), pero, al parecer, su perfil era considerado demasiado cercano al sector de las energía renovables. A Martí se le ve como más afín al sector pronuclear.

El nuevo secretario de Estado de Energía deberá hacer frente al déficit de tarifa, uno de los problemas “más complejos” heredados por el actual Gobierno, según ha asegurado el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy.

Villar de Cañas albergará el almacén nuclear
El Consejo de Ministros ha acordado, por otra parte, que el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares se ubique en el municipio conquense de Villar de Cañas. El ATC albergará el combustible nuclear gastado y los residuos radiactivos de alta actividad procedentes de los reactores nucleares actualmente operativos en España.

Villar de Cañas es un municipio principalmente agrícola de 442 habitantes, situado a unos 75 kilómetros al suroeste de Cuenca y a unos 135 km de Madrid. Zarra (Valencia), Ascó (Tarragona) y Yebra (Guadalajara) (290) eran los otros tres municipios que optaban a albergar el ATC,  cuya construcción fue propuesta al Gobierno por el Congreso de los Diputados en 2004.

Según ha declarado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros Soraya Sáenz de Santamaría, el almacenamiento de los residuos en el ATC permitirá un ahorro a las arcas públicas de unos 60.000 euros diarios . A mediados de este año, la Unión Europea aprobó una Directiva que obliga a cada estado miembro a hacerse cargo de sus propios residuos radiactivos.

El ATC supondrá una inversión aproximada de 700 millones de euros y permitirá la creación de unos 300 puestos de trabajo directos durante los cinco años que se calcula durará la construcción del complejo, según Industria.

Mientras que el partido popular de Castilla La Mancha y el municipio designado han celebrado la noticia, el portavoz socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha asegurado que su partido está radicalmente en contra de que la provincia de Cuenca se convierta en el “estercolero nuclear de España”.

TRAYECTORIA COMO PRESIDENTE DEL CSN A DIA 18 DE JUNIO DE 2014
El presidente del CSN Martí Scharfausen  ha cesado en febrero de 2014  al inspector residente y a la jefa del Servicio del CSN en Garoña. (leer)marti2

Los dos profesionales destituidos cuentan con una larga trayectoria profesional y eran los dos miembros del CSN que mejor conocian el funcionamiento de la central de Garoña.

La “limpieza” de Martí Scharfausen, comenzó  en octubre de 2013 ya que el Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN)  cesó al subdirector de Instalaciones Nucleares, al subdirector de Protección Radiológica Operacional, al subdirector de Emergencias y Protección Física y al jefe de la unidad de Investigación y Gestión del Conocimiento, según ha informado el organismo regulador (leer)

Martí Scharfausen ocupó anteriormente la secretaría de Estado de Energía y fue el encargado de revocar la orden ministerial de cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña (leer)

Un hombre muy trabajador que tiene muy claro para que ha sido nombrado y cumple su hoja de ruta al milímetro.

Fuente: www.energias-renovables.com

 

Zapatero ha recomendado a Rajoy que no instale el almacén nuclear en Valladolid

El nuevo ministro de Industria recibe un informe que aconseja su ubicación en Zarra (Valencia)

Ni Santervás de Campos ni Melgar de Arriba. Ninguno de los dos municipios vallisoletanos que aspiran a albergar el almacén temporal centralizado (ATC) de residuos nucleares es, hoy por hoy, la ubicación que cuenta con más papeletas. La favorita es Zarra, en Valencia, y así se lo ha hecho saber el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero al nuevo jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy. Entre los miles de documentos que han pasado durante estos días de despacho en despacho y de mano en mano por aquello del traspaso de poderes, figura un informe, ya recibido por el nuevo ministro de Industria, Comercio y Turismo, José Manuel Soria, que desglosa las bondades de Zarra como lugar idóneo para ubicar el silo nuclear. ‘El Periódico de Cataluña’ desvelaba ayer en sus páginas que ese dosier, elaborado en un ‘power point’, estuvo a punto de ser aprobado en el Consejo de Ministros del 17 de septiembre de 2010, pero que finalmente, por cuestiones de oportunidad política, se ha retrasado en el tiempo.

El Gobierno de Rodríguez Zapatero no quiso resolver este dilema (una suerte de ruleta en la que dan vueltas ocho municipios candidatos) para que la decisión no coincidiera con las elecciones municipales ni la con el posterior relevo al frente de la presidencia de la Comunidad Valenciana (Camps cedió el bastón de mando a Fabra en julio de este año). Así las cosas, ese documento -titulado ‘El ATC: una oportunidad para la Comunidad Valenciana’- ha llegado ahora a manos de los nuevos gobernantes del PP, que ya en su día dieron el visto bueno a la opción de Zarra, tal y como informa ‘El Periódico’. Esto supondría un paso más de distancia entre el almacén nuclear y las candidaturas de Tierra de Campos, que verían como se aleja una apuesta defendida en Santervás de Campos y Melgar de Arriba.

Santiago Baeza, alcalde del primero de los municipios, asegura que no ha recibido ninguna notificación por parte de este nuevo Gobierno ni tampoco por el anterior de Rodríguez Zapatero. «La última noticia que tenemos es del 21 de junio del año 2010, cuando nos invitaron a participar en Santander en la clausura de unas jornadas sobre energía nuclear. Allí estuvimos los alcaldes de los ocho municipios y nos deseamos suerte porque, supuestamente, iban a anunciar quién era el elegido en el Consejo de Ministros del 2 de julio». Lógicamente, aquel 2 de julio no se decidió nada. Y tampoco se hizo la segunda vez que la medida llegó hasta este órgano (en septiembre de 2010). En los dos casos, el proyecto defendido por el entonces ministro de Industria, Miguel Sebastián, y que apostaba por Valencia, contó con el rechazo de parte del Consejo de Ministros (con la vicepresidenta Fernández de la Vega a la cabeza) por entender que antes de decidir había que informar y negociar con la comunidad autónoma implicada, en este caso la valenciana. Ayer mismo, el secretario general del PSOE de la Comunidad Valenciana, Jorge Alarte, aseguró: «Fuimos los socialistas valencianos quienes le paramos los pies al ministro Miguel Sebastián y quienes impedimos que el Consejo de Ministros adjudicara el almacén nuclear» a Zarra. Así que, por una mera cuestión de oportunidad política, aún se está a la espera de una decisión que ahora, meses después, ha recaído en el nuevo Gobierno de Rajoy.

«Hace más de un año que no recibimos ningún tipo de notificación al respecto», confirma Óscar Fernández, alcalde de Melgar de Arriba. Esta inactividad queda patente en la página web que el Ministerio del Interior abrió para informar de los pasos dados respecto a este almacén nuclear… y que no se actualiza desde el 20 de septiembre de 2010, curiosamente tres días después de ese Consejo de Ministros en el que se decidió posponer la elección de Zarra.

Acciones en enero

La supuesta designación de la localidad valenciana vino después de un informe sobre cada uno de los municipios que, según el alcalde de Melgar de Arriba, «es una auténtica tomadura de pelo, donde dicen que Melgar está situado en la provincia de Burgos o que nuestro terreno propuesto tiene malas comunicaciones», asegura Óscar Fernández, quien añade que para finales de enero emprenderán una campaña para defender su candidatura. «La idea es llevarla a cabo antes de que designen un emplazamiento definitivo para que no parezca que es un pataleo».

El hecho de que Zarra (cerca de la central nuclear de Cofrentes) fuera la localidad mejor posicionada para obtener el silo de material nuclear ya se comentó en septiembre de 2010, pero es ahora cuando trasciende la existencia de ese documento en ‘power point’ que glosa las bondades de la opción valenciana. A cambio de la instalación del ATC, el municipio elegido recibiría una inversión de 600 millones de euros para la construcción del almacén, que iría acompañado de un centro tecnológico y de un parque empresarial (cien millones más de inversión). Y a eso se uniría un incremento de los impuestos y de las inversiones y, especialmente, la creación de puestos de trabajo en al zona, cerca de 380 mientras duran las obras (con periodos en los que se podrían superar los 500) y después, de forma permanente en el almacén, 120 trabajadores.

«Ya sabíamos que el estudio -realizado en su día por una comisión interministerial- da la mejor puntuación a Valencia», explica Arranz. «Es una noticia que hace tiempo salió del Gobierno central y el de Valencia», añade Baeza, «pero me decepcionaría que finalmente fuera esa la ubicación elegida. Yo sigo ilusionado con que el ATC se instale en Santervás y voy a luchar hasta el final para conseguirlo», asegura el regidor, quien confía en que el nuevo Gobierno «lo piense un poco mejor». «Todavía -añade- tenemos esperanzas porque oficialmente no hay ninguna comunicación».

La Asociación de Municipios en Áreas con Centrales Nucleares (AMAC) anunció el viernes que a mediados de enero pedirá una reunión con el Ministerio de Industria, Energía y Turismo para hablar sobre Garoña y el almacén temporal centralizado (ATC) de residuos nucleares de alta actividad y combustible gastado, «un tema escabroso que, durante la campaña, los partidos mayoritarios han eludido».

Fuente : elnortedecastilla.es

Black and Green insiste con su planta incineradora de neumáticos para Ircio (Miranda de Ebro)

Una empresa altamente contaminate y con grave impacto para el aire y el rio Ebro persiste en instalarse en Miranda de Ebro al  disponer de 6 millones de euros de ayudas del Plan Reindus de Garoña.

La negativa reiterada del Ayuntamiento de Miranda a que el polígono de Ircio de cobijo a la planta de reciclaje de neumáticos que promueve Black and Green Companies SLU, no parece calar en la dirección de esta multinacional. Ha vuelto a insistir en que los argumentos de la Administración no sustancian, en lo referente a exigencias urbanísticas, lo que desde Valencia, sede central de la firma, parece interpretarse como un veto. Por ello la pasada semana remitió al Consistorio documentación complementaria entre la que figuraría una autorización ambiental obtenida por la Generalitat Valenciana para la empresa que funciona en esa región, «un escrito presentado al Congreso de los Diputados y otro, una especie de ‘power point’ con las bondades de su industria».

Fernando Campo insiste en que Black and Green no habría explica aún lo fundamental: su proyecto para Miranda. «No sabemos lo que quieren hacer, así de claro». La aparente brecha abierta con la multinacional se puso en común con los portavoces del resto de los grupos políticos durante una reunión celebrada hace menos de dos semanas. El objetivo no era otro que el de buscar una postura de consenso. El alcalde, como ya lo hiciese un mes antes en una comparecencia ante los medios de comunicación, volvió a esgrimir los informes de la Concejalía de Urbanismo y Medio Ambiente. Los mismos con los que se ha justificado el ‘no’ a la propia empresa en dos ocasiones.

Se la considera «una industria pesada química y, por lo tanto, su uso está expresamente prohibido».

La firma, por contra, entiende que su actividad no se corresponde con esa calificación puesto que «no trataría productos brutos, pesados en su origen, en gran cantidad para transformarlo en productos semi elaborados». Su materia prima «serían productos ya elaborados, neumáticos y plásticos residuales, que se transformarían químicamente en productos comerciales de valor añadido». En última instancia Black and Green aseguraba que «la actividad de la planta es la gestión de residuos, no la fabricación de productos químicos de primera elaboración».

La explicación siguió sin convencer. La propia Secretaría General emitió un documento concluyente en respuesta a un recurso de la propia compañía. Tras enumerar los productos que no encajarían en la normativa que regula éste y los otros polígonos de la ciudad -fertilizantes, colorantes, explosivos, plásticos, gomas, caucho, detergentes, aislantes, fibras artificiales, productos fotográficos, y productos farmacéuticos, entre otros muchos-, otorgaba plena validez a la postura de los técnicos. El responsable municipal fue más allá:

«No vamos a permitir que se instale una empresa que a través de una chimenea genera humo negro constantemente».

Transcurridos dos meses desde esta aseveración, el compromiso de consenso le lleva a un discurso más cauto. Pero del que se desprende el mismo sentido. «La Junta de Portavoces acordó solicitar a ADE Parques Tecnológicos y Empresariales que nos amplíe el concepto de industria pesada y química que no se permite para el polígono y a la empresa que nos envíe documentación complementaria». El primero de los pactos tomó cuerpo a finales de la pasada semana, el viernes día 16, con la petición formal por registro de esa aclaración que la empresa de gestión de suelo público industrial atenderá en unas semanas.

No es válida

«Curiosamente -apostilló el alcalde-, al día siguiente de la Junta de Portavoces ya teníamos más documentación de Black and Green». Casualidad o no, lo cierto es que los nuevos datos tampoco se ajustan a lo que parece requerirle el Ayuntamiento. «A esa información se les va a contestar en el sentido de que no nos vale; con esa documentación no se puede hacer nada. Lo que tienen que presentarnos es el proyecto de la planta». Ésta necesita la Autorización Ambiental Integrada que otorga la Junta «y según la información que manejamos, en Valladolid tampoco han presentado nada».

Y ese contexto es el que refuerza, a juicio de Alcaldía, la denegación de la licencia que Black and Green solicitó el pasado 13 de octubre. Se trataba de una petición para trabajos básicos, relacionados con el movimiento de tierras, pero éstos están considerados como una primera fase de la propia licencia de obras «y no es coherente otorgar esa autorización para mover tierras sin saber qué es lo que van a construir allí. Deben presentar el proyecto en el Ayuntamiento».

La insistencia de este industria tiene su lógica empresarial. En dos ejercicios consecutivos ha obtenido las ayudas del Reindus. En cifras globales, y de acuerdo con los datos facilitados el pasado marzo y ya reflejados por este periódico, habría obtenido una cobertura de 6,4 millones de euros -sumados los 1,3 que le habían sido concedidos este mismo año por la vía de los incentivos regionales-. Partía, por tanto, con una provisión del 71% de la inversión que tenía programada, que gira en torno a los 10 millones para una fábrica que daría trabajo, en principio, a ocho operarios.

Black and Green Companies SLU se posicionó a favor del polígono de Ircio después de que su pretensión de instalarse en el Valle de Tobalina quedase descartada por la fuerte oposición social. La actividad de la fábrica, según la autodefinición con la que recurrió a las ayudas públicas es «la separación y aprovechamiento de componentes orgánicos de plásticos cauchos y neumáticos».

Amplia tu informacion sobre Black and Green aqui.

Fuente: elcorreo.com

La subida de la luz con Garoña funcionando descarta la hipotesis de que la nuclear es barata.

“La situación es tal, que se necesita buscar una solución conjunta”, decía esta semana Iñaki Goiriena, socio de energía de PwC. Esta consultora presentó el documento Diez temas candentes del sector eléctrico español para 2012, un informe donde se desgranan los problemas .

El informe no nace para aleccionar al futuro Gobierno. Pero con sus propuestas, y otras surgidas en los últimos días, como las de Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, se podría hacer una lista de doce graves retos a los que se enfrentará Rajoy en 2012.

Estos son los doce grandes retos:

1. SUBIR LA LUZ: La primera decisión será si se sube o no el recibo de la luz el 1 de enero. Es solo una de las medidas para paliar el déficit de tarifa, de casi 29.000 millones, que se ha creado porque los precios no cubren los costes. Propuestas hay de todo tipo (desde el 15% hasta el 30%).

2. LARGA VIDA A GAROÑA:Una promesa de Rajoy fue revertir la decisión del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de cerrar la nuclear de Garoña en 2013. La decisión de prorrogarla debe tomarse antes. Dar continuidad a Garoña es admitir que otras centrales también podrán funcionar más de 40 años.

3. CEMENTERIO NUCLEAR:España paga a Francia 64.900 euros diarios por enviarle residuos nucleares, al no disponer de almacenamiento propio. Habrá que decidir pronto donde construirlo.

Fuente: expansion.es

Antinuclares denuncian que las pruebas de resistencia a las centrales son “un paripé” para calmar a la opinión pública

Medio centenar de personas, representantes de las organizaciones que componen la CEAN (Coordinadora Estatal Antinuclear), se ha concentrado este jueves ante la sede del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) para denunciar que las pruebas de resistencia a las centrales son “un paripé” para calmar a la opinión pública tras el accidente de Fukusima, a la vez que reclaman al Gobierno que sean más estrictos en estos controles para cumplir con los requerimientos del Parlamento y de las Unión Europea.

Así, el coordinador de CEAN y miembro de Tanquem Cofrents, Juan José Sanchis, ha señalado que “hacer las centrales nucleares más seguras requeriría inversiones millonarias que las empresas no están dispuestas a afrontar” y, por lo tanto, ha criticado que el CSN sea “cómplice” en estas políticas, “ayudando a que se den un maquillaje para tranquilizar, pero sin que haya un aumento de la seguridad”.

Los manifestantes han desplegado sus pancartas contra las centrales nucleares con los siguientes lemas: ‘Enfriemos al Gobierno nuclear’, ‘Ahora y siempre, nucleares no’ o ‘Ni cementerios, ni centrales nucleares’. Además, los portavoces del colectivo han pedido una entrevista con la presidenta del Consejo de Seguridad Nuclear, pero han recibido como respuesta una dirección de mail para dirigir allí su petición.

Durante la concentración, han denunciado mediante cánticos la falta de seguridad de las plantas españolas y han pedido al CSN que sean estrictos en el informe que deben enviar antes del 31 de diciembre a la Comisión Europea. En este sentido, han insistido en que la energía nuclear es insegura, antieconómica, insostenible y prescindible, por lo que piden que se establezca un calendario de cierre progresivo de las centrales nucleares españolas, comenzando por las más antiguas e inseguras.

En este punto, han puesto como ejemplo la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) que, según explican, “es incapaz de resistir terremotos con una aceleración horizontal de 0.3 como el regulador exige ahora”, un nivel que, sin embargo, ya superó el terremoto de Lorca (con una aceleración de 0,36). Además, han recordado que no se ha cumplido con el requerimiento de valorar qué pasaría si un avión comercial se estrellase como un avión comercial. Garoña, en este caso, “ni siquiera aguantaría la colisión de una pequeña aeronave”, sentencian.

CAMBIO DE ACTITUD DEL PSOE

Por su parte, la responsable de la campaña de Energía de Greenpeace, Raquel Montón, ha valorado el cambio de actitud “sorprendente” del PSOE, que este miércoles reclamaba un cierre de las centrales nucleares a partir de 2013 y hasta 2018. “Cuando más podría haber hecho en este sentido, menos hicieron”, ha criticado Montón, que celebra en cualquier caso este cambio de discurso “porque es la que todas las asociaciones ecologistas piden”.

Montón también ha recordado que todos los informes que deben preparar tanto los dueños de las instalaciones como la propia administración “deberían ser públicos”. Sin embargo, los documentos redactados por los propietarios de las centrales “no han salido a la luz”, como dictan los mandatos de la Unión Europea.

El líder de Equo, Juan López de Uralde, también ha acudido al acto y ha recordado que, tal y como prometió, “la oposición seguirá en la calle”. Por ello, ha advertido al gobierno de Rajoy de que van a oponernos de cualquier intento de mantener la central de Garoña o de alargamiento de su vida, al entender que se trata de una instalación “obsoleta y peligrosa”.

Por último, Uralde se ha referido a la Conferencia del Clima de Durban (Sudáfrica). En este punto, ha afirmado que en esta cita “se ha salvado el proceso del Convenio del cambio climático, pero no se ha salvado el clima”, ya que, entre otras cosas, “se ha perdido una década en la lucha contra las emisiones del cambio climático”. En cualquier caso, ha celebrado que el proceso siga vivo.

Sin embargo, ha alertado de la “gravedad” de la decisión de Canadá de abandonar el Protocolo de Kioto porque “es como si un país abandonase la convención internacional sobre derechos humanos”, puesto que se trata de “la única herramienta internacional efectiva de lucha” contra el cambio climático. “Hay que condenar la acción del Gobierno de Canadá que se ha arrodillado contra la industria sucia”, ha sentenciado.

Fuente:  europapress.es