La subida de la luz con Garoña funcionando descarta la hipotesis de que la nuclear es barata.

“La situación es tal, que se necesita buscar una solución conjunta”, decía esta semana Iñaki Goiriena, socio de energía de PwC. Esta consultora presentó el documento Diez temas candentes del sector eléctrico español para 2012, un informe donde se desgranan los problemas .

El informe no nace para aleccionar al futuro Gobierno. Pero con sus propuestas, y otras surgidas en los últimos días, como las de Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, se podría hacer una lista de doce graves retos a los que se enfrentará Rajoy en 2012.

Estos son los doce grandes retos:

1. SUBIR LA LUZ: La primera decisión será si se sube o no el recibo de la luz el 1 de enero. Es solo una de las medidas para paliar el déficit de tarifa, de casi 29.000 millones, que se ha creado porque los precios no cubren los costes. Propuestas hay de todo tipo (desde el 15% hasta el 30%).

2. LARGA VIDA A GAROÑA:Una promesa de Rajoy fue revertir la decisión del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de cerrar la nuclear de Garoña en 2013. La decisión de prorrogarla debe tomarse antes. Dar continuidad a Garoña es admitir que otras centrales también podrán funcionar más de 40 años.

3. CEMENTERIO NUCLEAR:España paga a Francia 64.900 euros diarios por enviarle residuos nucleares, al no disponer de almacenamiento propio. Habrá que decidir pronto donde construirlo.

Fuente: expansion.es

Antinuclares denuncian que las pruebas de resistencia a las centrales son “un paripé” para calmar a la opinión pública

Medio centenar de personas, representantes de las organizaciones que componen la CEAN (Coordinadora Estatal Antinuclear), se ha concentrado este jueves ante la sede del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) para denunciar que las pruebas de resistencia a las centrales son “un paripé” para calmar a la opinión pública tras el accidente de Fukusima, a la vez que reclaman al Gobierno que sean más estrictos en estos controles para cumplir con los requerimientos del Parlamento y de las Unión Europea.

Así, el coordinador de CEAN y miembro de Tanquem Cofrents, Juan José Sanchis, ha señalado que “hacer las centrales nucleares más seguras requeriría inversiones millonarias que las empresas no están dispuestas a afrontar” y, por lo tanto, ha criticado que el CSN sea “cómplice” en estas políticas, “ayudando a que se den un maquillaje para tranquilizar, pero sin que haya un aumento de la seguridad”.

Los manifestantes han desplegado sus pancartas contra las centrales nucleares con los siguientes lemas: ‘Enfriemos al Gobierno nuclear’, ‘Ahora y siempre, nucleares no’ o ‘Ni cementerios, ni centrales nucleares’. Además, los portavoces del colectivo han pedido una entrevista con la presidenta del Consejo de Seguridad Nuclear, pero han recibido como respuesta una dirección de mail para dirigir allí su petición.

Durante la concentración, han denunciado mediante cánticos la falta de seguridad de las plantas españolas y han pedido al CSN que sean estrictos en el informe que deben enviar antes del 31 de diciembre a la Comisión Europea. En este sentido, han insistido en que la energía nuclear es insegura, antieconómica, insostenible y prescindible, por lo que piden que se establezca un calendario de cierre progresivo de las centrales nucleares españolas, comenzando por las más antiguas e inseguras.

En este punto, han puesto como ejemplo la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) que, según explican, “es incapaz de resistir terremotos con una aceleración horizontal de 0.3 como el regulador exige ahora”, un nivel que, sin embargo, ya superó el terremoto de Lorca (con una aceleración de 0,36). Además, han recordado que no se ha cumplido con el requerimiento de valorar qué pasaría si un avión comercial se estrellase como un avión comercial. Garoña, en este caso, “ni siquiera aguantaría la colisión de una pequeña aeronave”, sentencian.

CAMBIO DE ACTITUD DEL PSOE

Por su parte, la responsable de la campaña de Energía de Greenpeace, Raquel Montón, ha valorado el cambio de actitud “sorprendente” del PSOE, que este miércoles reclamaba un cierre de las centrales nucleares a partir de 2013 y hasta 2018. “Cuando más podría haber hecho en este sentido, menos hicieron”, ha criticado Montón, que celebra en cualquier caso este cambio de discurso “porque es la que todas las asociaciones ecologistas piden”.

Montón también ha recordado que todos los informes que deben preparar tanto los dueños de las instalaciones como la propia administración “deberían ser públicos”. Sin embargo, los documentos redactados por los propietarios de las centrales “no han salido a la luz”, como dictan los mandatos de la Unión Europea.

El líder de Equo, Juan López de Uralde, también ha acudido al acto y ha recordado que, tal y como prometió, “la oposición seguirá en la calle”. Por ello, ha advertido al gobierno de Rajoy de que van a oponernos de cualquier intento de mantener la central de Garoña o de alargamiento de su vida, al entender que se trata de una instalación “obsoleta y peligrosa”.

Por último, Uralde se ha referido a la Conferencia del Clima de Durban (Sudáfrica). En este punto, ha afirmado que en esta cita “se ha salvado el proceso del Convenio del cambio climático, pero no se ha salvado el clima”, ya que, entre otras cosas, “se ha perdido una década en la lucha contra las emisiones del cambio climático”. En cualquier caso, ha celebrado que el proceso siga vivo.

Sin embargo, ha alertado de la “gravedad” de la decisión de Canadá de abandonar el Protocolo de Kioto porque “es como si un país abandonase la convención internacional sobre derechos humanos”, puesto que se trata de “la única herramienta internacional efectiva de lucha” contra el cambio climático. “Hay que condenar la acción del Gobierno de Canadá que se ha arrodillado contra la industria sucia”, ha sentenciado.

Fuente:  europapress.es