Hallan en Francia el doble de niños con leucemia cerca de centrales nucleares

Coincide con un estudio español sobre Garoña de 2001 (ver estudio en ingles)

La incidencia de la leucemia es el doble de alta en niños que viven cerca de centrales nucleares

respecto de los que habitan en otras partes de Francia, según un estudio realizado por expertos sanitarios y de seguridad nuclear franceses. Pero el estudio, que se publicará pronto en el International Journal of Cancer, no establece un vínculo causal entre esa mayor incidencia de leucemia, una clase de cáncer de la sangre, y vivir cerca de centrales nucleares.

París, 11 de enero.

Francia lleva 30 años utilizando energía nuclear y es el país que más depende de ella en el mundo, con 75 por ciento de su electricidad originada en 58 reactores. El estudio, realizado por el organismo francés de investigación sanitaria Inserm, encontró que entre 2002 y 2007 se diagnosticó leucemia a 14 niños menores de 15 años que vivían en un radio de cinco kilómetros en torno a 19 de las centrales del país. La cifra es el doble que la del resto del país, donde se registraron un total de 2.753 casos en el mismo periodo.

Este es un resultado que ha sido comprobado de forma exhaustiva y que es estadísticamente significativo,

indicó Dominique Laurier, responsable del laboratorio de investigación epidemiológica en el organismo francés de investigación de seguridad nuclear (IRSN). El Inserm ha realizado investigaciones similares con el IRSN desde 1990, pero hasta ahora no había encontrado una incidencia mayor de leucemia en niños que viven cerca de centrales nucleares. Pero estamos trabajando con números que son muy pequeños y los resultados tienen que analizarse con mucho cuidado, indicó Laurier, uno de los autores del estudio.

Laurier dijo que los hallazgos no indican diferencias de riesgo entre lugares situados cerca del mar o de ríos, ni en función de la potencia de la central.

El IRSN recomendó un estudio más exhaustivo de las causas de los casos de leucemia hallados cerca de centrales nucleares, y confió en lograr colaboración internacional en la investigación.

Es una enfermedad poco común y trabajar a una escala mayor permitiría resultados más estables, dijo Laurier.

Un estudio británico realizado durante 35 años y publicado el año pasado no encontró pruebas de que los niños que viven cerca de centrales nucleares tengan un riesgo mayor de desarrollar leucemia. La investigación, realizada por científicos del Comité de Aspectos Médicos de Radiación en el Entorno (COMARE, por sus siglas en inglés) encontró sólo 20 casos de leucemia infantil a 5 kilómetros de plantas nucleares entre 1969 y 2004. Los científicos señalaron que la tasa era prácticamente la misma que en zonas sin centrales.

Se han realizado estudios en todo el mundo sobre la relación entre el riesgo de cáncer infantil en la sangre y vivir cerca de centrales nucleares. Un trabajo alemán publicado en 2007 encontró un riesgo significativamente mayor, pero el equipo de COMARE afirmó que probablemente esos hallazgos se vieron afectados por un brote inexplicado de leucemia cerca de una central en Krummel, al norte de Alemania, que se produjo entre 1990 y 2005.

Excluyendo Krummel, las pruebas de un aumento del riesgo de sufrir leucemia entre los niños que vivían cerca de las centrales eran extremadamente débiles, indicó el organismo.

Mas informacion

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s