La Junta de Castilla no considera prioritario invertir en el entorno de Garoña pese a tener la mayor tasa de paro de Burgos.

Burgos, 20 ene (EFE).- La Junta de Castilla y León no tiene entre sus prioridades invertir para generar actividad alternativa a la planta de Garoña en toda su zona de influencia, ha reconocido hoy el portavoz del grupo popular en las Cortes de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo.

En rueda de prensa tras una reunión con los procuradores del PP por Burgos, Fernández Carriedo ha explicado que “se invertirá en la zona en la medida en que lo permitan las circunstancias económicas”.

Ha precisado que en este momento es necesario establecer prioridades en el gasto de fondos de la administración autonómica y ha insistido en que las prioridades son mantener con calidad las prestaciones de sanidad, educación y servicios sociales.

Fernández Carriedo ha expresado su satisfacción por los pasos dados por el gobierno del PP para alargar la vida útil de Garoña hasta 2019 y ha afirmado que “lo más importante” es mantener los 1.000 puestos de trabajo vinculados con la planta nuclear, siempre que el informe del Consejo de Seguridad Nuclear sea favorable.

El portavoz del grupo popular en las Cortes de Castilla y León ha restado importancia al Plan Garoña que anunció el anterior Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero hace más de un año porque “ni se había puesto en marcha ni había generado puestos de trabajo alternativos a Garoña”.

Por otra parte, el PSOE considera que es “un error” alargar la vida útil de la central nuclear de Garoña más allá de 2013, como pretende el gobierno del PP, ha afirmado el procurador regional socialista por Burgos Julián Simón de la Torre.

En declaraciones a Efe, Simón de la Torre ha considerado que la vida útil de Garoña “ha llegado a su fin” y la planta está “sobradamente amortizada”, por lo que considera que no tiene sentido intentar que siga funcionando seis años más de la fecha prevista para su cierre, en julio de 2013.

El procurador regional ha considerado que los responsables del PP siguen si explicar de manera clara las razones para pretender alargar el funcionamiento de la planta nuclear burgalesa.

Además ha insistido en la necesidad de que, sea cuál sea el tiempo de funcionamiento que se permita para Garoña, se mantenga el Plan Garoña, que pretendía una inversión 100 millones de euros en cuatro años para un desarrollo económico y laboral alternativo de la zona.

En este sentido, ha considerado que la central nuclear cerrará tarde o temprano y si no se toman medidas la zona quedará totalmente deprimida, dada su dependencia económica y laboral de la planta.

Simón de la Torre ha asegurado que la presencia de Garoña ha frenado cualquier otra actividad económica en su entorno y no ha sido capaz de evitar que los jóvenes de la zona se sigan marchando y que la población se haya reducido un 50% desde que comenzó a funcionar la central en 1971.

Fuente: ABC.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s