Plataforma contra el Cementerio Nuclear en Cuenca dice que “no es cierto que haya consenso”

La Plataforma contra el Cementerio nuclear en Cuenca ha asegurado que la publicación este viernes en el Boletín Oficial del Estado del acuerdo del Consejo de Ministros del pasado 30 de diciembre, por el que se Manifestación Plataforma Anti ATC Cuenca, Villar De Cañasdecidía ubicar el Almacén Temporal Centralizado en Villar de Cañas (Cuenca), es “un jarro de agua fría”.

No obstante, en declaraciones a Europa Press, la portavoz de la Plataforma, María Ándrés, se ha mostrado convencida de que aún hay oportunidad de frenar la ubicación del ATC en Villar de Cañas porque, como están demostrando las concentraciones, “no hay consenso social”.

   “No es cierto que haya consenso, vamos a recurrir el nombramiento y seguiremos adelante con la movilización”,

ha dicho la portavoz, que ha asegurado que la plataforma seguirá luchando para evitar la instalación del silo nuclear que ha de albergar los residuos nucleares de todo el país en Cuenca.

CUENCA, 19 Ene. (EUROPA PRESS) –

Alrededor de unas 150 personas, 200 según los convocantes, se han manifestado este jueves frente a la Subdelegación del Gobierno en Cuenca para mostrar su oposición a que el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares se instale el municipio conquense de Villar de Cañas.

La Plataforma Anti-ATC, que integra una treintena de organizaciones políticas, sindicales, vecinales y ecologistas ha anunciado que se concentrará cada jueves en varios puntos de la provincia para revocar el anuncio del Gobierno central.

María Andrés Azcoitia, portavoz de la plataforma, ha insistido en que la decisión no es firme y ha destacado que aún no se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado. Un hecho que a su juicio se debe a que “fueron argumentos únicamente políticos” los que llevaron a elegir el emplazamiento de Villar de Cañas “y eso es complicado ponerlo en un papel”.

NO EXISTE EL CONSENSO

En ese sentido ha señalado que el consenso entre la población que se ha mostrado como uno de los motivos, “no existe como demuestran estas concentraciones”. Además, ha apelado al “gran apoyo” que se está recolectando en las redes sociales por parte de personas originarias de la comarca que ahora no residen en ella y ha señalado que a no se ha producido ninguna baja entre las entidades que pertenecen a la plataforma.

Ha informado de que Asaja Cuenca sigue perteneciendo a ellas a pesar de las declaraciones de su presidente nacional, Pedro Barato, posicionándose a favor del ATC y que el Ayuntamiento de Tarancón no ha comunicado su baja si bien ha admitido “que habrá que reunirse y ver la nueva situación”.

Ante las manifestaciones del presidente de la Diputación de Cuenca, Benjamín Prieto, en las que confiaba que la construcción al menos de las infraestructuras auxiliares comenzara este mismo año, Andrés ha advertido que “para eso tendrá que existir proyecto, que no existe, ya que sólo están las normas mínimas que tenían los candidatos para presentarse”.

Por su parte, el portavoz del Grupo Socialista en las Cortes Regionales, José Luis Martínez Guijarro, también ha ironizado sobre el anuncio del nuevo presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Ramón Aguirre, quién había dicho que en febrero podrían iniciarse los trabajos.

“Eso solo puede pasar si se saltan todas las obligaciones legales. Estaría bueno que para construir una casa hubiera que pedir mil permisos y se pudiera construir un cementerio nuclear sin autorización alguna”, ha dicho, al tiempo que ha remarcado que “la energía nuclear no es el futuro de nuestra provincia”.

COMO EL TRASVASE

Finalmente, Juan Ávila, alcalde socialista de la capital conquense, ha comparado esta infraestructura con el trasvase Tajo-Segura y ha asegurado que “igual que cuando se construyó había gente a favor por el trabajo que iba a generar en ese momento, pero eran puestos de trabajo que duran un tiempo”.

   “Después desparecen esos puestos de trabajo y lo que queda es esa pesada hipoteca que lo que hace es cortocircuitar otras líneas de desarrollo más duraderas y coherentes”, ha argumentado.

En la concentración de Tarancón se han concentrado 200 personas, en la de Alconchel de la Estrella unas 70 y en Motilla del Palancar unas 250, según la plataforma convocante. También se ha celebrado una movilización en el municipio de Cañizares.

Mensaje de la plataforma anticementerio en cuenca

Fuente: Europapress

El Gobierno optó por poner el silo nuclear en Cuenca por el ‘consenso institucional’

El municipio no dispone de conexión por tren y no tiene cerca instalaciones nucleares
Enresa ya ha empezado a valorar los terrenos que propone la candidatura elegida
Cospedal aceptó el ATC en Cuenca, pero se negó a ubicarlo en Guadalajara

El Gobierno ha publicado este viernes en el Boletín Oficial del Estado el acuerdo adoptado en el Consejo de Ministros del pasado 30 de diciembre por el que decidió ubicar en el municipio de Villar de Cañas (Cuenca) el Almacén Temporal Centralizado (ATC), que agrupará los residuos del parque nuclear español.

El Ejecutivo sostiene que tuvo en cuenta el “consenso social, territorial e institucional” que ofrece esta emplazamiento. La candidatura conquense se situó en cuarta posición entre las opciones que valoró la comisión interministerial de expertos encargada de elevar un informe técnico al Ejecutivo.

El anuncio hecho público en el BOE supone el arranque oficial de la construcción del ATC, pero el Ejecutivo no ha hecho público el informe completo de los técnicos. En un comunicado emitido el jueves por el Ministerio de Industria avanzó que la candidatura de Villar de Cañas obtuvo la calificación de Muy Bueno (MB) en los apartados de extensión y geometría, topografía, geotecnia, sismicidad, meteorología, hidrología, instalaciones de riesgo alrededor, zonas de interés estratégico o distancias a núcleos principales.

Otras candidaturas

Fuentes cercanas a este proceso aseguran que, a la hora de tomar una decisión final, el Ministerio de Industria ha ponderado estos aspectos por encima de otros, como las infraestructuras o las instalaciones industriales próximas, en los que Villar de Cañas salía peor parado en comparación con los tres municipios que quedaron por delante: Zarra (Valencia), Ascó (Tarragona) y Yebra (Guadalajara).

La elección del Consejo de Ministros se basa en la orden publicada por el BOE el 29 de diciembre de 2009 con la que se abrió el proceso de selección para la ubicación del ATC. Entre los factores a considerar figuraba de modo destacado las infraestructuras, especialmente la conexión por ferrocarril, y la vinculación del municipio candidato con instalaciones industriales, especialmente, de carácter nuclear. Tanto Yebra, próximo a la central nuclear de Trillo y a la desmantelada de Zorita, como Ascó, en cuya comarca operan los reactores de Ascó y Vandellós. La localidad catalana, además, dispone de una conexión por tren excelente, una infraestructura fundamental para el traslado de los residuos de alta actividad y el combustible gastado. En el caso de Villar, la distancia desde los emplazamientos presentados a la A-3 es de 7 a 10 kilómetros. La estación de ferrocarril más próxima es Tarancón, que está a 53 kilómetros.

En el informe de propuesta de los técnicos se destaca el Ayuntamiento de Villar de Cañas ha presentado tres parcelas en los parajes de ‘La Carbonera’, ‘Las Balanzas’ y ‘Los Blancares’, siendo preferente la denominada ‘La Carbonera’, que es de titularidad privada. En uno de estos terrenos es donde ahora se levantará el ATC. Los técnicos subrayan que “en todos los grupos de parcelas presentadas puede ubicarse la instalación, tanto con su diseño actual como con ampliaciones que fueran necesarias en el futuro”. Asimismo, también subrayan que “la actividad sísmica catalogada es baja” y que “no existen instalaciones industriales de riesgo“.

La comisión interministerial encargada de elaborar el análisis técnico ha estado formada por el secretario de Estado de Energía, el secretario general para la Prevención de la Contaminación y del Cambio Climático, el director general de Política Económica, el director general del Ciemat, el director general de Salud Pública, el director general de Cooperación Local y el director del Departamento de Relaciones Institucionales del Gabinete del Presidente del Gobierno.

Por otro lado, entre los miembros que componían el comité asesor técnico que ha ayudado a pilotar el proceso se encuentran Eugenio Domínguez, catedrático de Botánica, Universidad de Córdoba; Adolfo Barceló, secretario de Administración Local; Eduardo Gallego, profesor de la Universidad Politécnica de Madrid; Antonio Gómez Sal, catedrático de Ecología de la Universidad de Alcalá; Santiago Hernández, catedrático de la Cátedra Superior Ambiental en la Universidad de Extremadura; y Antonio Rovira Viñas, director del Departamento de Derecho Público y Filosofía jurídica en la Universidad Autónoma de Madrid.

Apoyo de la Junta

A pesar de la importancia del informe técnico, la decisión última sobre el ATC ha correspondido al Ejecutivo. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, al ser preguntada en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del 30 de diciembre, afirmó que se había elegido Villar de Cañas porque cumplía “con todos los requisitos técnicos”. Al mismo tiempo, recordó que el Gobierno español paga cada día 60.000 euros a Francia por alojar una parte de los residuos nucleares de las centrales españoles. Santamaría no detalló que ese dinero se abona en concepto de aval, es decir, que retornará a las arcas públicas del Estado en cuanto finalice la construcción del ATC.

Según ha podido saber ELMUNDO.es, el ministro de Industria, José Manuel Soria, telefoneó antes de final de año a la presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, para informarle de que Villar de Cañas había sido el municipio elegido. Cospedal opuso resistencia a que el ATC se llevara a Guadalajara, pero no a Cuenca. Esta posición desbloqueó un asunto que venía arrastrándose desde hace más de tres años y que fue objeto de rechazo por parte de varias comunidades autónomas.

La candidatura de Yebra (Guadalajara) sólo había recibido el apoyo del Ayuntamiento de esta localidad, gobernado por el PP. En cambio, la candidatura de Villar de Cañas tenía el respaldo de su Consistorio, pero también de las principales instituciones y agentes sociales de Cuenca. De ahí el interés de Cospedal en aceptar el ATC en la provincia conquense y no en la alcarreña. El presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, mostró la negativa del Gobierno valenciano en acoger el almacén nuclear.

Enresa estudia los terrenos

El proceso de selección del almacén nuclear se remonta al 27 de abril de 2006. En esa fecha, la Comisión de Industria, Turismo y Comercio del Congreso de los Diputados aprobó una proposición no de Ley relativa a la creación de una Comisión Interministerial encargada de establecer los criterios que deberá cumplir el emplazamiento del ATC y de su centro tecnológico asociado.

En dicha proposición, el Congreso instaba al Gobierno a que, a la vista de la propuesta formulada por la Comisión, designara el emplazamiento e impulsase las políticas públicas y las previsiones legales que, en su caso, resultasen necesarias para su aplicación en dicho emplazamiento. Posteriormente, en junio de ese año, el entonces Gobierno socialista aprobó el Sexto Plan General de Residuos Radiactivos, en el cual se contempla la construcción de un ATC como estrategia básica para la gestión de combustible gastado y residuos radiactivos de alta actividad en el país. El PP apoyó esta iniciativa sin titubeos.

Después de que la Secretaría de Estado de Energía abriera en diciembre de 2009 una convocatoria pública para la selección de los municipios candidatos, el 16 de septiembre de 2010 la Comisión Interministerial aprobó un informe de propuesta de emplazamientos candidatos, que remitió al Gobierno, en el que se concluye que, desde un punto de vista técnico, los terrenos presentados por los municipios de Zarra, Ascó, Yebra y Villar de Cañas son los que resultan más idóneos para la realización del proyecto, arrojando la valoración técnica escasas diferencias entre ellos. Esta decisión motivó la decisión adoptada por el Ejecutivo en el Consejo de Ministros del pasado 30 de diciembre. “Teniendo en cuenta el citado informe y las conclusiones del mismo sobre las distintas candidaturas, así como la consecución del mayor consenso social, territorial e institucional, el Consejo de Ministros ha acordado designar el emplazamiento propuesto por el municipio de Villar de Cañas para albergar el ATC y su centro tecnológico asociado”.

La citada instalación del ATC y su centro tecnológico asociado prestarán un servicio público de titularidad estatal, encomendado a la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa). De hecho, un equipo técnico de esta empresa pública ya ha empezado a estudiar los terrenos ofrecidos por Villar de Cañas para levantar el almacén nuclear.

Fuente: elmundo.es

Black and Green asegura que su incineradora de plásticos y neumáticos no es industria pesada

La empresa Black and Green Companies confía en que podrá instalar su planta de reciclado de neumáticos en el polígono industrial de Ircio. O al menos que su actividad no es industria química pesada, y por lo tanto es compatible con los usos permitidos. Su responsable, Victorino Luengo, defiende la valía de la planta para ubicarse en Ircio a pesar de la oposición generada desde el Ayuntamiento mirandés.

«Industria pesada es una siderúrgica, un alto horno, una cementera… no una empresa que recicla un residuo para darle un valor añadido, es más bien al revés», valora Luengo.

[Desconocemos si el sr. Luengo es la pesona de Pirorec que dijo en el Valle de Tobalina que el beberia de la balsa de decantacion de la incineradora, sin decir a los vecinos que contenia  ¡ sosa caustica !, en fin .. deben creer que hablan con deficientes mentales]

Al margen de estas valoraciones, desde la compañía estiman que ellos están haciendo la tramitación tal y como corresponde a la legislación, y en breve enviarán el proyecto básico. Igualmente tramitarán la obtención de la autorización ambiental integrada en la Junta de Castilla y León.
Por otro lado ya han abonado tanto el IVA por los 30.000 metros cuadrados de suelo industrial adquirido en Ircio como una entrada. Lo que no han logrado es que el Consistorio les conceda la licencia para realizar la explanación de los terrenos y el movimiento de tierras, «algo que necesitamos para hacer las mediciones exactas de las cotas de la parcela ya sí poder definir el proyecto definitivo», comentan.
Desde Black and Green se explica como ejemplo de que la planta proyectada en Miranda no es industria química pesada que en Guadalsequies, en Valencia, ya cuentan con una instalación similar que ha obtenido la pertinente autorización ambiental.

«Siempre es una garantía que se cuente ya con una, porque lógicamente si te la han concedido en un sitio, se ajusta a la normativa y a la Ley, es algo ya avanzado, porque hay cuestiones que son iguales en todos los sitios»,

relata Luengo. También defiende que la autorización de la planta valenciana es muy completa ya que «es de las más fuertes que hay en Europa, porque como es un proyecto de una tecnología nueva, que nadie sabía lo que es, han recogido multitud de aspectos, y nosotros los cumplimos todos… además, en la licencia se ponen unas condiciones que hay que cumplir, y nosotros cumpliremos todas», asegura.

Sin visita

La empresa ha invitado a los responsables municipales a que conozcan la planta de Guadalsequies para que vean la realidad de lo que hacen, aunque por ahora no han accedido. Luengo rechaza igualmente las críticas vertidas por el alcalde de Miranda la semana pasada en las que menospreciaba la documentación enviada por la empresa, especialmente un informe en formato Power Point «que dice lo buenos que son», decía el alcalde, Fernando Campo. «Lo que dice el alcalde que es un Power Point es un informe del instituido Tecnológico de Castilla y León que hicieron tras venir a ver la empresa y certificar la actividad», aclara el responsable de la firma.
Y mientras, el Consistorio espera a que se defina si se trata de una industria química pesada, como él defiende, o no. No obstante, de momento algo ha cambiado, y si hace unos meses el alcalde afirmaba que la empresa no obtendría las licencias, ahora el Ayuntamiento quiere que ADE Parques Tecnológicos (propietaria del polígono) se pronuncie sobre lo que es una industria química pesada, lo que abre la puerta a la instalación. Y lo ha hecho remitiendo a Valladolid un escrito en el que se insta a que defina qué es este tipo de industria en general, no sobre este caso concreto.

En breve

ADE, que prevé dar una contestación inminente, no podrá pronunciarse sobre el proyecto exacto de Black and Green, ya que la solicitud municipal es genérica, y además la empresa regional no cuenta con el proyecto de la firma de reciclaje de neumáticos. Así, es probable, que la contestación de ADE se base en plan parcial de Ircio y en el Plan General de Ordenación Urbana.
En el primer documento se define que quedan como usos autorizados en las zonas de densidad media y baja los «industriales» entre otros, y define como prohibidos los de «industria pesada», además de los residenciales. Nada se dice de químicas o no, y no se detalla el carácter de pesada.
Por ello, parece ser que debe ser el Ayuntamiento el que defina si Black and Green es o no industria pesada química, y en última instancia si esta empresa puede ubicarse en el polígono. Y lo debe hacer en base a los documentos urbanísticos propios, como el Plan General de Ordenación Urbana, que de cumplir Black and Green, tendría el camino más despejado. En el PGOU, respecto a los usos, se habla de «producción industrial», identificando como el uso que persigue la «obtención o transformación de productos por procesos industriales», y que simplemente se califica en unos de sus apartados como «industria grande».

  1. Ver testimonio de un vecino de Guadasequies.
  2. Mas informacion sobre los residuos que genera Black an Green. Es una industria pesada, diga quien diga lo contrario
  3. Ver incineradora  de Guadasequies por detrás,  y por delante. Eso si cuando todavia todavia estaba en obras.

Fuente: diario de burgos

Plan garoña

Unos 500 vitorianos se manifiestan contra la central de Garoña.

GASTEIZ. Las ha habido de muy diferentes formatos y dimensiones, se han realizado en distintos lugares, pero el mensaje elemental de las movilizaciones contra Garoña apenas cambia con el paso del tiempo: el cierre de la central nuclear más antigua del Estado no debe posponerse ni un día más. La Plaza de la Provincia de Gasteiz fue escenario este domingo 15 de enero de la última de estas protestas, una nutrida concentración silenciosa ante la Diputación que volvió a evidenciar el rechazo social y político que despierta la planta atómica burgalesa, ubicada a apenas 42 kilómetros de la Green Capital europea.Concentración en Gasteiz para exigir el inmediato cierre de la central de Garoña

Alrededor de medio millar de personas se sumó a la convocatoria de la plataforma Araba sin Garoña, cuyos colectivos se reunirán esta próxima semana para diseñar nuevas acciones reivindicativas “más allá de salir a la calle”. “Los silencios cómplices y las palabras a medias ya no nos sirven”, advirtió el portavoz de la plataforma, Alberto Frías.

La llegada del Partido Popular al Gobierno central ha creado “una nueva situación” que exige, según Frías, “pasar de las palabras a los hechos”. El nuevo ministro de Industria, José Manuel Soria, ya ha dejado clara su intención de prolongar la vida útil de la central más allá de julio de 2013, última fecha prevista de cierre por el anterior Ejecutivo socialista, de ahí que haya encargado un informe al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) para conocer si se dan las condiciones. La posibilidad de que Garoña no cierre hasta 2019 ya ha comenzado a planear en el ambiente, y todo a pesar de las 22 mociones aprobadas en los últimos doce años en las Juntas alavesas pidiendo su clausura.

“hartazgo” ciudadano Frías exigió a la Diputación, ahora en manos del PP, que “abandere” esta exigencia porque “la ciudadanía ya ha mostrado su hartazgo” en múltiples ocasiones. También lo mostraron ayer representantes políticos del PNV, Bildu, EB y Equo, entre otras formaciones. Y muchos ciudadanos individuales que ya han perdido la cuenta de cuántas protestas en contra de Garoña han secundado en los últimos años.

Entre ellos se encontraban Ibon Aristondo y Enrique González, muy conscientes de los peligros asociados a la energía nuclear. “Nos intentan engañar con que es la fuente más barata, pero es mentira. Su producción sí es barata, pero lo que genera en cuanto a residuos y peligrosidad también hay que ponerlo en la balanza”, advertían.

Ayer, a falta de consignas a viva voz, los mensajes escritos ganaron la partida. Tras la pancarta –Herriaren hitza errespetatu. Garoña itxi orain-, los carteles en mano de los manifestantes repartieron recados contra los representantes provinciales del PP, De Andrés y Maroto a la cabeza pese a la abierta posición de este último contra la central, o las empresas explotadoras de la planta, Endesa e Iberdrola. “Los políticos están en manos de los mercados y las empresas, por lo que su prioridad no es la seguridad de las personas”, lamentaba Ibon.

Cerca de ellos, Lourdes López de Lacalle también exigía el fin “inmediato” de Garoña, una reivindicación que se ha engrandecido si cabe tras el desastre de Fukushima. “Lo que ha pasado en Japón nos ha impactado a todos, ese miedo es mucho”, advertía Lourdes. “Estos años van a ser definitivos, porque la gente está pagando unos dinerales por la luz a pesar de todo. ¿Pero qué nos están vendiendo? Todo esto se acabará y será incluso a pesar de los políticos”, replicaba su amiga Pili Revilla.

Alberto Frías recordó que tras la orden ministerial del Gobierno socialista saliente la Empresa Nacional de Residuos (Enresa) entregó al ministerio de Industria un plan de desmantelamiento de Garoña preliminar que a la vista de los acontecimientos ha quedado olvidado en algún cajón. “Pedimos que se siga esa hoja de ruta”, remarcó Frías.

Fuente: deia.com

Hallan en Francia el doble de niños con leucemia cerca de centrales nucleares

Coincide con un estudio español sobre Garoña de 2001 (ver estudio en ingles)

La incidencia de la leucemia es el doble de alta en niños que viven cerca de centrales nucleares

respecto de los que habitan en otras partes de Francia, según un estudio realizado por expertos sanitarios y de seguridad nuclear franceses. Pero el estudio, que se publicará pronto en el International Journal of Cancer, no establece un vínculo causal entre esa mayor incidencia de leucemia, una clase de cáncer de la sangre, y vivir cerca de centrales nucleares.

París, 11 de enero.

Francia lleva 30 años utilizando energía nuclear y es el país que más depende de ella en el mundo, con 75 por ciento de su electricidad originada en 58 reactores. El estudio, realizado por el organismo francés de investigación sanitaria Inserm, encontró que entre 2002 y 2007 se diagnosticó leucemia a 14 niños menores de 15 años que vivían en un radio de cinco kilómetros en torno a 19 de las centrales del país. La cifra es el doble que la del resto del país, donde se registraron un total de 2.753 casos en el mismo periodo.

Este es un resultado que ha sido comprobado de forma exhaustiva y que es estadísticamente significativo,

indicó Dominique Laurier, responsable del laboratorio de investigación epidemiológica en el organismo francés de investigación de seguridad nuclear (IRSN). El Inserm ha realizado investigaciones similares con el IRSN desde 1990, pero hasta ahora no había encontrado una incidencia mayor de leucemia en niños que viven cerca de centrales nucleares. Pero estamos trabajando con números que son muy pequeños y los resultados tienen que analizarse con mucho cuidado, indicó Laurier, uno de los autores del estudio.

Laurier dijo que los hallazgos no indican diferencias de riesgo entre lugares situados cerca del mar o de ríos, ni en función de la potencia de la central.

El IRSN recomendó un estudio más exhaustivo de las causas de los casos de leucemia hallados cerca de centrales nucleares, y confió en lograr colaboración internacional en la investigación.

Es una enfermedad poco común y trabajar a una escala mayor permitiría resultados más estables, dijo Laurier.

Un estudio británico realizado durante 35 años y publicado el año pasado no encontró pruebas de que los niños que viven cerca de centrales nucleares tengan un riesgo mayor de desarrollar leucemia. La investigación, realizada por científicos del Comité de Aspectos Médicos de Radiación en el Entorno (COMARE, por sus siglas en inglés) encontró sólo 20 casos de leucemia infantil a 5 kilómetros de plantas nucleares entre 1969 y 2004. Los científicos señalaron que la tasa era prácticamente la misma que en zonas sin centrales.

Se han realizado estudios en todo el mundo sobre la relación entre el riesgo de cáncer infantil en la sangre y vivir cerca de centrales nucleares. Un trabajo alemán publicado en 2007 encontró un riesgo significativamente mayor, pero el equipo de COMARE afirmó que probablemente esos hallazgos se vieron afectados por un brote inexplicado de leucemia cerca de una central en Krummel, al norte de Alemania, que se produjo entre 1990 y 2005.

Excluyendo Krummel, las pruebas de un aumento del riesgo de sufrir leucemia entre los niños que vivían cerca de las centrales eran extremadamente débiles, indicó el organismo.

Mas informacion

El Gobierno decide comprar todo el arroz contaminado que supere los cien becquerelios de radiación por kilogramo

El Ministerio de Agricultura de Japón ha decidido comprar todo el arroz contaminado en el que los análisis han registrado unos niveles superiores a los cien becquerelios de radiación por kilogramo, especialmente el cosechado en ocho distritos de la prefectura de Fukushima.

El Ministerio planea negociar con la Compañía Eléctrica de Tokio (TEPCO), que opera la central nuclear de Fukushima-1, para que ayude con los costes de la compra, según ha informado la cadena de televisión pública nipona NHK.

El Ministerio de Agricultura ha estimado que el total de arroz que tendrá que comprar alcanza las 4.000 toneladas y ha señalado que anunciará los detalles del plan a lo largo de la jornada del martes.

Fuente: europapress

Japón estima que tardará entre 30 y 40 años en desmantelar Fukushima

El Gobierno japonés y la operadora de la maltrecha central de Fukushima, TEPCO, han revelado hoy la hoja de ruta para el desmantelamiento de la planta, una operación que, según el calendario previsto, podría llevar entre 30 y 40 años. La semana pasada se decretó la “parada fría” de los  reactores de Fukushima.

Según la agenda, el primer paso será eliminar el combustible nuclear usado de las piscinas de enfriamiento de los reactores en los dos próximos años. Después, se retirará el combustible fundido en el interior de los reactores, lo que se hará en el próximo decenio, ha informado la agencia Kyodo.

En una reunión celebrada hoy entre el Gobierno y TEPCO, el ministro de Industria nipón, Yukio Edano, ha instado a la operadora a “incrementar” el nivel de trabajo para reducir la preocupación de los cerca de 80.000 evacuados en la zona por la crisis nuclear.

Además, según el diario económico Nikkei, el Gobierno estudia entregar cerca de un billón de yenes (9.798 millones de euros) de las arcas públicas para ayudar a la compañía a pagar las compensaciones para los afectados por la tragedia.

Desde el inicio de la crisis en la central de Fukushima el 11 de marzo, la eléctrica ha reportado pérdidas por más de 5.800 millones de euros entre abril y septiembre. Durante este año fiscal, que concluye en marzo de 2012, TEPCO tendrá que desembolsar cerca de un billón de yenes en indemnizaciones, y la cantidad podría aumentar a 4,5 billones de yenes (44.090 millones de euros) en los próximos dos años.

El pasado 16 de diciembre el Gobierno de Japón confirmó que los tres reactores nucleares de la central de Fukushima dañados por el tsunami de marzo habían alcanzado la “parada fría”, lo que supone que se mantienen de forma estable por debajo de los 100 grados centígrados, incluso en el caso de que haya una emergencia.

A pesar de haber decretado la “parada fría”, será necesario desmantelar la central y concluir las labores de limpieza de la radiactividad en torno a la planta antes de dejar atrás la crisis nuclear, la peor en los últimos 25 años.

En fin, esperemos que no haya una sequia, o que pase algo en el embase de Sobrón que ayuda a refrigerar a gemela de Fukushima, Goroña.

Fuente: elpais.es

El alcalde de Garoña contento con la posibilidad de que la central continue arruinando al Valle de Tobalina.

El alcalde del Valle de Tobalina, Rafael Gonzalez, contento de que la central de Garoña continue en funcionamiento.  No es de extrañar dado que trabaja en la mencinada central.

Y esto a pesar de los hechos siguientes que resumimos a continuacion:

  • Garoña ha provocado despoblación. Podemos citar al pueblo de Barcina del Barco, sito a 500 metros de la central de Garoña, donde a mediados de los años 80 habia 5 bares y 2 supermercados.  ¡AHORA NO QUEDAN YA NI BARES NI SUPERMERCADOS ! (bueno, el año pasado se abrió un bar después de 10 años)
  • Tobalina tiene mas paro que toda la provincia de Burgos. Por favor que alguien explique esto. El Colegio de Economista de Burgos ya lo dijo claro.  Ver enlace.
  • Frena el desarrollo del Valle de Tobalina. Asi lo reconocen sus propias Normas Urbanisticas que puedes consultar aqui.
  • Huida de inversiones. Nadie invierte su dinero al lado de una bomba de relojeria, leasé  reactor de 2ª mano con grietas en la  tapa de la vasija del reactor.
  • Ser de diseño gemelo a Fukushima y de las pocas que quedan en Europa de circuito primario. El agua del Ebro entra al circuito de refrigeración, es irradiada por el reactor y sale de nuevo al Ebro, una atrocidad técnica digna de un pais tercermundista.
  • Estar enclavada entre dos parques naturales de Alava y Burgos: Valderejo y Montes Obarenes-San Zadornil, al lado de Frias, rio Ebro  y del  paraje de los cañones de Sobrón, sitio espectacular donde los haya.
  • Calentar el Ebro por encima de lo permitido legalmente.  Calienta 20.000 litros/seg. En verano tiene problemas de refrigeración.  Ver aqui
  • Su edificio de contencion tiene sólo 60 centimetros de espesor, y deja escapar mas radiacion que una central mas moderna.
  • La tasa de Leucemia alrededor de Garoña es la mas alta de España. Ver estudio sobre Leucemia etc en centrales españolas de 1999
  • La tasa de cancer de estomago es la mas alta de España. Ver estudio del Carlos III publicado en Ingles y fuera de España claro.
  • Durante 30 años la sede de Nuclenor estuvo en la provincia de Cantabria en lugar de Burgos. Algo que demuestra la ignorancia y clientelismo de los politicos locales.
  • Despues de 40 años la fatiga y desgaste de los materiales puede ocasionar un problema en el momento mas insospechado.