Fiscalía descarta que la nuclear de Garoña deteriore el agua del Ebro

Concluye que los vertidos de la central no alteran ni dañan el ecosistema del río. Sobresee el caso tras constatar que la Confederación vigila la fluctuación térmica

La Fiscalía de la Audiencia Provincial de Zaragoza ha decidido archivar las diligencias en las que investigaba si los responsables de la nuclear de Garoña, explotada por Endesa e Iberdrola a través de la empresa Nuclenor, estaban cometiendo un delito ecológico al verter al Ebro el agua procedente del circuito de refrigeración de la central.

La denuncia que originó las diligencias, presentada por la organización ecologista Greenpeace, apunta que la elevada temperatura con la que el agua del sistema de refrigeración llega al Ebro en las inmediaciones del embalse de Sobrón –el único situado entre el de cabecera y el de Mequinenza– podía estar provocando modificaciones en el ecosistema fluvial.

El permiso de vertido de la nuclear contempla que la central solo puede elevar en tres grados la temperatura del agua que devuelve al Ebro en relación con la que presenta en el punto de toma. Un estudio elaborado por una consultora por encargo de Greenpeace detectó que en febrero del año pasado el complejo tomaba el caudal a seis grados y lo vertía a 32, lo que situaba en 18 la de Sobrón. Ese mismo informe cifraba la diferencia en el mes de agosto en diez grados.

La Fiscalía de Medio Ambiente de Zaragoza debía determinar si se producen esas variaciones térmicas y, de existir, si tienen efectos en el ecosistema y quién es su responsable.

Tras una investigación de más de tres meses, el ministerio público ha concluído que, aunque aguas abajo del punto de vertido de la nuclear se dan puntualmente variaciones de la temperatura del agua, la entidad de estas no es suficiente como para provocar alteraciones en la fauna y la flora del cauce.

CONTROLES Por otro lado, la Fiscalía ha llegado a la conclusión de que tanto Nuclenor como la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) realizan un seguimiento frecuente de la temperatura del agua, lo que les permitiría actuar en caso de detectar variaciones que pudieran tener consecuencias en el equilibrio ambiental del ecosistema.

Entre otras gestiones, la Fiscalía ha recabado numerosos datos del organismo de cuenca, cuyos técnicos han aportado a la causa un amplio informe sobre la gestión del vertido del sistema de refrigeración de Garoña.

De haber hallado indicios de delito, Fiscalía habría denunciado el asunto en el juzgado.

Fuente: elperiodicodearagon.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s