El Gobierno mantendrá en sus presupuestos el Reindus de Garoña

El Gobierno mantendrá el Plan Reidus para la zona de influencia de Garoña a pesar de la prórroga hasta 2019 que se le va a dar a la central nuclear. Incluso, las ayudas a la reindustrialización podrán ir más allá del 2013 (fin previsto para el actual Reindus de Garoña), ya que el subdelegado del Gobierno en Burgos, José María Arribas,  considera necesario «mantener» las ayudas a la reindustrialización en la zona norte de la provincia.
Así lo transmitió ayer en Miranda, donde mantuvo un encuentro institucional con el alcalde, Fernando Campo, en el que igualmente avanzó que el Gobierno está a la espera de cerrar los presupuestos de este año para poder definir cómo dará continuidad a las ayudas económicas para la zona de influencia de Garoña.
«Independientemente de la continuidad va a haber unas necesidades de industrialización, es necesario dar solución y posibilidades de trabajo en el ámbito industrial y empresarial al norte de la provincia, porque Garoña tendrá un final, y a partir de ahí tenemos que contar con un tejido industrial y empresarial que permita mantener los puestos de trabajo», analizó.
En paralelo comentó que la falta del presupuesto estatal ha impedido hacer ya la convocatoria de 2012; recordándole el Ayuntamiento que es algo urgente ya que «hay empresas interesadas en instalarse en el polígono de Ircio cuyos planes quedan condicionados a esta tercera convocatoria de ayudas».
Arribas explicó que no cree que habrá dificultades temporales, y aunque asumió que «será más complicado» cumplir con los tiempos de otras convocatorias, avanzó que los plazos de presentación, valoración, aprobación y justificación podrán «ser más cortos».
El máximo representante del Gobierno en Burgos, no obstante, aclaró que el encuentro era una primera toma de contacto. «Vengo a escuchar y a analizar», dijo, comprometiéndose a estudiar los asuntos que a Miranda afectan de cuantos la Administración General del Estado tiene, entre ellos una quincena que el alcalde le remitió en un documento en el que analiza su estado y necesidades, principalmente económicas. Arribas explicó que actualmente se está pendiente de aprobación de presupuesto y del Plan de Infraestructuras, «a partir de ahí podremos ver plazos de ejecución de infraestructuras», aseguró.
Sí apuntó a algunas posturas que ya ha trasladado a Madrid, como la de no prorrogar la concesión de la autopista AP-1. Y habló de que mientras llega su liberalización el Gobierno tendrá que hacer «actuaciones permanentes de mejora de la N-I y mejora de accesos», sin especificar cuáles. En este sentido, también valoró que otras inversiones estatales, como el anunciado parador de turismo en Oña, «son menos prioritarias».

Fuente Diario de Burgos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s