A Garoña sólo le interesa su propio beneficio. Nuclenor programa tener extraído el combustible del reactor el día 23 a medio gastar

De esta forma se ahorraría pagar por el nuevo impuesto que gravaria la gestion de residuos peligrosos.

La parada de descarga de los 400 elementos de combustible del reactor de Santa María de Garoña que Nuclenor está planificando iniciar el domingo a las doce de la noche, como DB avanzó el pasado jueves, está previsto que concluya el domingo, día 23, tan solo siete días después. La programación de la parada, que podría ser definitiva, avanza estos días en la planificación de las labores que se realizarán para trasladar todos los elementos combustibles del reactor a la piscina ubicada a pocos metros, en el mismo edificio de la contención.
Como adelantó DB, esta decisión, que fue trasladada el pasado miércoles al comité de empresa y a los jefes de equipo de la central, viene dada por el impacto económico que el nuevo impuesto a la producción de combustible nuclear gastado va a tener en las cuentas de la central y más después de la enmienda del Partido Popular a la Ley de medidas fiscales para la sosteniblidad energética, aprobada el pasado martes en la Comisión de Industria del Senado. En ella se concretó que el periodo impositivo de la nueva ley va más allá del periodo en que las centrales nucleares produzcan electricidad y que se cobrará el impuesto por el combustible nuclear gastado que se traslade a la piscina de la propia central, una vez parado el reactor. Concretamente, solo este impuesto obligaría a Nuclenor a abonar 153 millones de euros en 2013 por los 70.000 kilogramos de uranio y plutonio radioactivos que contiene el combustible gastado. A esta cifra habría que sumar el 7% de todo el dinero generado por la producción de electricidad, otra de las novedades de la nueva fiscalidad de las eléctricas que entrará en vigor el 1 de enero de 2013.
Mientras en Santa María de Garoña todo está prácticamente listo para parar y ya se cuenta incluso con la disponibilidad de las empresas externas que realizarán el trabajo de vaciado del reactor, en el pleno del Senado se votará mañana la nueva fiscalidad para las eléctricas. Ya el 5 de septiembre, las empresas propietarias de Nuclenor, Iberdrola y Endesa, decidieron no solicitar una nueva autorización de funcionamiento hasta 2019 porque con la nueva normativa, su viabilidad económica quedaba «severamente condicionada». Se calculaba entonces el pago de 34 millones de euros anuales en concepto de nuevos impuestos, una cantidad inasumible para Nuclenor que insiste en que «si las circunstancias cambian en el ámbito fiscal se podría volver a arrancar para funcionar hasta julio de 2013», fecha en la que concluye la autorización de explotación de Santa María de Garoña. No obstante, nadie ni en las filas del PP ni del PSOE espera cambios en la ley que la próxima semana será refrendada por el pleno del Congreso.

Fuente: DB

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s