Muestras de pesca capturadas en las aguas de la prefectura de Fukushima contienen 2.540 veces más Cesio que la norma.

Según Tepco (Tokyo Electric Power Co.), la empresa operadora de Fukushima I, un ‘murasoi’ (Sebastes pachycephalus), un tipo de pez semejante a la lubina del Mediterráneo, que fue capturado cerca de la central nuclear siniestrada presentaba una cantidad del cesio equivalente a 254.000 becquereles por kilo. El límite máximo permitido en mariscos y pescado que no se considera dañino para la salud humana es de 100 becquereles por kilo.Cabe recordar que la actividad pesquera en la prefectura está prohibida en estos momentos, al igual que el consumo de leche, carne, setas y legumbres procedentes de allí. El presidente del Comité de Política Energética de Japón y el titular de la Comisión Independiente de Investigación del desastre de Fukushima, Koichi Kitazawa, calcula que los niveles de radiación en Fukushima permanecerán altos a lo largo de todo el siglo, y que solo dentro de 100 años las condiciones volverán a ser habitables en la zona.

 

Tepco también comunica que está preparando un proyecto de limpieza del fondo marítimo y que tiene programado renovar el sistema de redes que rodean las aguas de la región, evitando que los peces radiactivos desoven o sean devorados en una zona no contaminada. La medida es vital, teniendo en cuenta que muchos peces del Pacífico como, por ejemplo, los salmones, son anádromas, es decir, viven en agua salada, pero atraviesan miles de kilómetros para aparearse en agua dulce. La ‘fuga’ de ejemplares contaminados puede causar la difusión de la radiación hacia casi cualquier lugar del planeta.

Fuente: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/84117-adios-sushi-pescan-japon-lubina-veces-radiactiva-norma

Las autoridades japonesas han apostado por una solución que permita compensar el déficit energético causado por el accidente nuclear de Fukushima: quieren construir el mayor parque eólico en alta mar en el mundo.

El parque se ubicará a unos 16 kilómetros de la costa de la prefectura de Fukushima e incluirá un total de 143 turbinas eólicas instaladas sobre plataformas flotantes de acero. Las plataformas serán estabilizadas con un contrapeso y ancladas al fondo marítimo por medio de cables de amarre.Las labores de construcción empezarán en julio de este año. En una primera etapa, los ingenieros japoneses construirán e instalarán una turbina de 2 megavatios y, una vez sean comprobados todos los detalles de su funcionamiento, proseguirán con el resto.
Los molinos alejan el fantasma de Fukushima: Japón apuesta por la eólicaEstá previsto que la construcción del parque termine en 2020 y que en 2040 el complejo empiece a funcionar plenamente. A partir de ese momento, la central eólica suministrará electricidad a la red energética a la que antes de la catástrofe de marzo de 2011 estuvieron conectadas las dos centrales nucleares de Fukushima, la siniestrada Fukushima I y Fukushima II.

Los diseñadore, que han llevado a cabo una serie de experimentos, entre ellos la simulación por ordenador y pruebas en tanques de agua, sostienen que el complejo resistiría tanto un maremoto, un tsunami o un tifón.

Entre las ventajas de su proyecto, los ingenieros japoneses destacan el impacto positivo que el parque tendría sobre el sector pesquero. El sector quedó gravemente damnificado por el desastre nuclear, cuando las aguas radioactivas de Fukushima I contaminaron la zona. Los especialistas insisten en que podrán convertir el parque eólico en un “pasto marino” que atraerá al pescado.

Fuente: http://actualidad.rt.com/ciencias/view/84002-molinos-alejan-fantasma-fukushima-japon-apuesta-eolica-alta-mar

La central nuclear de Almaraz informa de otra parada tras una “anomalía eléctrica”

La ruleta rusa de las centrales nucleares españolas sigue girando:

El titular de la central nuclear Almaraz I, en Cáceres, ha comunicado este martes al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) la parada no programada del reactor tras la parada automática de la turbina, debido a una “anomalía eléctrica”en el alternador, según informa la dirección de la central. A última hora del martes, la planta se encontraba parada y estable. Según la central, los sistemas de seguridad han funcionado según lo previsto en su diseño y se está analizando las causas de la anomalía eléctrica. El suceso “no ha tenido repercusión para las personas ni el medio ambiente”, y ha sido clasificado provisionalmente como nivel 0 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES). La incidencia se ha producido al 19% de potencia nuclear, durante la subida de carga. El pasado domingo, el titular comunicó al CSN un incidente de características similares que provocó la parada automática del reactor.Fuente: http://www.20minutos.es/noticia/1702103/0/central-nuclear/almaraz-parada/anomalia-electrica/#xtor=AD-15&xts=467263