Diario de Burgos siempre con Garoña. Incluso con el vertido de tierras sin permisos.

Veamos como ha tratado Diario de Burgos la noticia de que Nuclenor ha vertido sin autorización tierras de la central nuclear de Garoña en una gravera abandonada en la pedanía de Garoña (Valle de Tobalina, Burgos).

El hecho cierto es que la empresa de construcción Yarritu, de Miranda de Ebro,  sin autorización verbal o escrita del ayuntamiento del Valle de Tobalina, extrajo tierras del meandro del río donde se ubica  la central nuclear. Con el único consentimiento verbal del alcalde pedáneo de Garoña vertió varias decenas de camiones con tierras en una antigua gravera junto al pueblo de  Garoña.

El periodico DB menciona que según el alcalde de Tobalina Rafael Gonzalez: “los permisos están en regla”, cosa que en todo caso habrá ocurrido a posteri del vertido de tierras, ya que Yarritu en ningún momento informó ni por escrito ni verbalmente al Municipio de Tobalina del vertido que pretendía llevar a cabo. Vertido que se realizó en una zona no habilitada para ello y que no cuenta con permiso alguno para actuar como vertedero de tierras de una instalación nuclear que ha operado durante mas de 40 años .

Por otro lado está por confirmar si la extracción de tierras en el terreno de la central de Garoña puede ser realizado por cualquier empresa o debe ser una empresa homologada por el Consejo de Seguridad Nuclear.

Como dato podemos añadir que el alcalde del Valle de Tobalina trabaja como operario en la central nuclear de Garoña.

El grupo Ecologistas en Acción hizo ayer pública una nota de prensa en la que anunció que ha «presentado al Ayuntamiento del Valle de Tobalina y a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) sendos escritos donde denuncia el depósito de lodos sin autorización procedentes de la central nuclear de Santa María de Garoña». Estos escritos registrados hace más de dos meses han tenido como consecuencia que tanto la Confederación como el Ayuntamiento los archiven sin iniciar expediente alguno, en el primer caso por no ser de su competencia y en el segundo, «porque los permisos están en regla», como afirmó ayer el alcalde del Valle de Tobalina, Rafael González Mediavilla.

Aunque Ecologistas en Acción indicó en su nota que la empresa Yarritu, por encargo de Nuclenor, ha retirado «lodos del canal de agua de refrigeración de la central nuclear» y los «depositó en una cantera abandonada situada en las proximidades de la localidad de Garoña», tanto desde Nuclenor como desde el Ayuntamiento aseguran que no se trata de lodos, sino de tierra vegetal, extraída de las cercanías del canal de refrigeración -no de su interior- para proceder a habilitar un acceso de hormigón. «Esa confusión que tienen sobre el origen de las tierras hay que aclararla», indicó González, quien afirmó que «no tiene nada que ver una cosa con la otra».

Asimismo, el regidor señaló que consta en el Ayuntamiento un documento de la central que «certifica que son tierras limpias» y desde Nuclenor señalaron que «la tierra ha sido analizada por el Departamento de Protección Radiológica». El depósito de tierra en la antigua gravera, que ya concluyó hace tiempo, cuenta también con la autorización de la pedanía de Garoña, según el alcalde.

Pese a ello, Ecologistas solicita ahora «paralizar la retirada de lodos, determinar su caracterización, incoar expediente sancionador y ordenar la retirada del depósito realizado por Nuclenor».

Fuente: DB y EEeAA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s