El Parlamento Vasco pide el cierre de Garoña contra el criterio del PP pero con el ‘sí’ de Maroto

El Parlamento Vasco ha aprobado, también con los votos del PNV, una resolución pactada por PSE-EE y EH Bildu que “denuncia la actitud del Gobierno de España de hacer todo lo que está en su mano para imponer la reapertura de la central nuclear de Santa María de Garoña” y que pide el “desmantelamiento” urgente de las instalaciones nucleares del Valle de Tobalina, en Burgos pero muy cerca de Álava. La noticia, sin embargo, ha sido el “voto particular” del parlamentario del PP Javier Maroto, también alcalde de Vitoria, que ha roto la disciplina de voto de su partido y se ha sumado a la petición mayoritaria de la Cámara.maroto

Maroto, que ha defendido iniciativas como la aprobado hoy en el pleno de su Ayuntamiento, ya adoptó la misma postura en junio del año pasado en otro debate sobre Garoña. En aquella ocasión el partido no sancionó el desmarque de su representante, que también hace gala de discurso propio en otras materias como el matrimonio homosexual.

Sin embargo, el portavoz del PP, Carmelo Barrio, ha defendido en la tribuna la continuidad de Garoña siempre que sus propietarias (Endesa e Iberdrola a través de la sociedad Nuclenor) cumplan los requisitos de seguridad que establecerá el Ministerio de Industria en un próximo decreto, que con toda probabilidad será aprobado mañana en el Consejo de Ministros. “Quédense con el discurso que yo hago, es el discurso del PP”, ha dicho Barrio.

“El Gobierno considera que en las actuales circunstancias económicas y teniendo en cuenta la dependencia energética [de España respecto al exterior] no se puede infrautilizar ninguna de las fuentes energéticas disponibles“, ha remarcado Barrio, que irónicamente ha recordado que todos los días hay que encender las “bombillas de los comercios” y cargar los “móviles y iPad” de los parlamentarios que piden la clausura de Garoña. También ha subrayado el empleo que genera la planta (un millar de puestos) y que da actividad a 63 empresas de su comarca.

Además, Barrio ha culpado a los socialistas, en concreto al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, de que se aprobara prolongar la vida útil de las centrales y de que el precio de la energía sea “el tercero más caro de Europa después de dos islas” cuando en 2004 era la más barata de Europa.

Desde EH Bildu y PNV le han recordado que la continuidad de Garoña, con un reactor gemelo al accidentado en Fukushima (Japón), pone en riesgo la “seguridad de cientos de miles de personas”, lo cual afecta directamente a Vitoria, a 44 kilómetros en línea recta de la planta. “Hay mucha gente que es pronuclear y a la vez ‘antiGaroña’. ¿Por qué? Por la seguridad”, ha sintetizado Juan Carlos Ramírez Escudero (PNV), también alcalde de una localidad como Valdegovía, en la zona de influencia de Garoña. Y ha apostillado: “A nadie le gustaría ver en Álava las imágenes de Chernóbil y Fukushima”.

Él y Txarli Prieto (PSE-EE) han refutado el argumento de que es necesario reabrir la planta para que la industria, el comercio y los hogares tengan un suministro estable. Según los datos aportados en la Cámara, la central sólo aportaría el 1% de la energía total generada en España. Además, han incidido

UPyD, que no se ha sumado al acuerdo mayoritario contra la central burgalesa, ha defendido una propuesta alternativa, en la que rechaza una legislación a la carta para reabrir Garoña como en la que trabaja el Ministerio de Industria.

Fuente : elmundo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s