La comarca de la central de Garoña tiene mas paro que el resto de Burgos.

Con lo cual queda mas que demostrado que Garoña no solo no es beneficiosa para la comarca del Valle de Tobalina sino que es perjudial.

Tambien se reconocia así en las Normas Urbanísticas Municipales del Valle de Tobalina de 2006  ver noticia

En la noticia que recogemos  a continuación parece existir una seria contradicción en las declaraciones del colegio de Economistas de Burgos ya que dicen que Garoña es insustituible pero a la vez reconocen que

el desempleo en su área de influencia es el mayor de Burgos.

Y esto es así porque no han hecho público un  DATO IMPORTANTE: de los 300 trabajadores de la central de Garoña (que no 800) muy pocos  son o viven en el Valle de Tobalina (donde se ubica Garoña), en su mayoria viven en Medina de Pomar , Miranda de Ebro o Trespaderne.

Claramente la influencia de Garoña en el Norte de Burgos ha ocasionado un serio retraso para el empleo y el desarrollo económico, pese a toda la propaganda del lobby nuclear, aunque en el plano positivo el despoblamiento ha permitido tener en la actualidad una naturaleza muy bien conservaba, que ha favorecido la creación de 2 parques naturales en torno al rio Ebro y el embalse y el  desfiladero de Sobrón.

Por otro lado si van a hacer falta mas trabajadores para desmantelar Garoña que para explotarla en vida ¿Que esperamos para cerrar Garoña?  ¿a que tenga un escape serio?

El Colegio de Economistas de Burgos asegura que el Plan Garoña es complementario a la Central Nuclear de Santa María pero que no servirá para sustituirla, tal y como refleja el informe elaborado por el organismo burgalés para valorar el grado de cumplimiento y la evolución de este Plan de Dinamización Económica y Medidas para el Empleo puesto en marcha por el Gobierno Central, hace ahora un año, para paliar las consecuencias del cierre de Garoña.

A pesar de que las primeras medidas desarrolladas están teniendo resultados positivos, no han sido capaces de superar los efectos adversos que ha provocado el anuncio de cierre de Santa María de Garoña, unido a la situación de crisis económica, lo que demuestra que el Plan Garoña es necesario, pero como complemento a las instalaciones de la Central Nuclear, dado que en ningún momento servirá para sustituir la actividad económica y el empleo que ésta genera, según el decano del Colegio de Economistas de Burgos, Carlos Alonso de Linaje.

Esta conclusión, extraída del análisis sobre el primer año de vida del Plan Garoña, se sustenta también en los datos del desempleo en la zona de afección de la Central Nuclear, que demuestran que el paro en este área concreta es peor que el que se registra en la provincia burgalesa y que la media nacional. De este modo, Carlos Alonso de Linaje ha insistido en que las iniciativas empresariales generadas a través de este plan no han mitigado la situación adversa del empleo en la zona.


Analizando el desarrollo del Plan de Dinamización Económica y Medidas para el Empleo creado por el Gobierno Central en este primer año de vida, la conclusión que se extraen es que la medida que más activa se encuentra es el Plan Reindus, dado que en 2010 ha aprobado 38 proyectos en la zona de influencia de la Central Nuclear. Entre ellos, la ubicación del Puerto Seco por parte de la Autoridad Portuaria de Bilbao en Pancorbo, una iniciativa que está generando polémica política en el País Vasco pero que se ve con buenos ojos desde el Colegio de Economistas, como cualquier otro proyecto que sirva para generar actividad económica en la zona.

Carlos Alonso de Linaje ha lamentado que dos de las principales actuaciones en materia de infraestructuras se hayan caído, como son la conversión en autovía de la N-1 entre Burgos y Miranda de Ebro y la construcción de la Autopista AP-69 “Dos Mares”, y ha recordado que sólo se ha actuado en la mejora de la N-629. Del mismo modo, se mantienen los proyectos del Tren de Alta Velocidad entre Burgos y Vitoria y el Corredor Cantábrico-Mediterráneo.

Además, los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año prevén 3 millones de euros en el Plan de Intervención Multimodal para el apoyo de los trabajadores, y se sigue a la espera de que se produzca el cambio normativo en lo que se refiere a los fondos destinados para los municipios afectados por el futuro cierre de Garoña, previsto en el plan gubernamental.

Ver mas reportajes sobre Garoña y sus comarca

Fuente: radio arlanzon

El cierre de Garoña es efectivo según la Audiencia Nacional

La Audiencia Nacional afirma en su sentencia ante el recurso presentado por Greenpeace contra el Ministerio de Industria que la orden de revocación del cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) ha quedado sin efecto, tal y como pedía la organización ecologista. La sentencia desestima el recurso interpuesto por la organización ecologista contra el Ministerio de Industria, porque el propio Ministerio ha dejado sin efecto su orden de revocación.  (VER LA SENTENCIA)

14 febrero 2014

La Audiencia Nacional ha sentenciado, ante un recurso presentado por Greenpeace contra Industria, que la orden de revocación del cierre de la nuclear de Garoña (Burgos) ha quedado sin efecto, tal y como pedía la organización ecologista.

La orden de cierre definitivo de Garoña fue aprobada por el anterior presidente del Ejecutivo José Luis Rodríguez Zapatero en julio de 2009, pero el Gobierno del PP revocó la decisión, y se mostró favorable a la prolongación de su vida útil -fue una de sus promesas electorales-.

Nuclenor se negó entonces a solicitar la prórroga (hasta 2019) si no se le eximía de pagar las nuevas tasas que recoge la ley de medidas fiscales para la sostenibilidad energética.

En virtud de la sentencia de la Audiencia Nacional, Greenpeace asevera que “la orden de cierre de Garoña del PSOE está en vigor y el único camino, que cumple con la legalidad vigente y con la seguridad nuclear, es el desmantelamiento de la segunda central nuclear más vieja de Europa”, en palabras de Raquel Montón, responsable de la campaña Nuclear de Greenpeace.

En julio de 2012, Industria revocó parcialmente la Orden Ministerial del 3 de julio de 2009, que establecía la parada de Garoña para el 6 de julio de 2013.

Esto permitía a Nuclenor (Endesa e Iberdrola) solicitar una nueva autorización de explotación por seis años más.

Esta orden ha quedado sin efecto según la Audiencia Nacional porque el cese definitivo de explotación anula la orden de reapertura y “carece de sentido pronunciarse sobre la legalidad de una orden que ha quedado sin efecto”.

“Solo hay una única dirección posible según marca la ley y según indican las normativas de seguridad nuclear: el desmantelamiento. Si el Gobierno modifica las leyes para hacer este carril de doble dirección estará jugando con nuestra seguridad nuclear”, ha concluido Montón.

Fuente: elcorreo

El Gobierno redacta un real decreto a la medida de Garoña para legalizar su reapertura

En el pais de pandereta en que el PP ha convertido a España, una central de 41 años, con un reactor de 2ª mano y de un modelo único en el mundo (e idéntico al de Fukushima), podría volver a la actividad si solicita una renovación de la licencia de explotación antes del próximo 6 de julio de 2014.pandereta

La empresa Nuclenor, titular de la central nuclear de Santa María de Garoña, podrá pedir una solicitud de renovación de la autorización de explotación antes del 6 de julio próximo, de acuerdo con el último borrador de un Real Decreto redactado a la medida de la planta burgalesa para legalizar su apertura.

Así, el ‘Proyecto de Real Decreto para la gestión responsable y segura del combustible nuclear gastado y de los residuos radiactivos’, al que ha tenido acceso Europa Press, plantea la fórmula de ‘renovación de la autorización de explotación’ para que la planta burgalesa pueda volver a operar.

De acuerdo con el Reglamento de Instalaciones Nucleares vigente, una licencia de cese de explotación como la que afecta a Garoña está encaminada al desmantelamiento de la planta, por lo que, en caso de que pretenda evitarlo y prolongar la vida de la central hasta 2019, Nuclenor debía solicitar una nueva autorización de explotación y seguir los requerimientos que esto conlleva.

Para evitarlo, el texto incorpora una disposición adicional primera que modifica el Reglamento de Instalaciones Nucleares y Radiactivas de 1999 en sus artículos 5, 12, 20, 28, 36, 37 y agrega una disposición transitoria sexta que se refiere, precisamente, al caso en el que se encuentra la central burgalesa.

Un año de plazo

Dicha disposición transitoria se refiere a las centrales que hubieran obtenido una declaración de cese definitivo de la explotación por razones distintas a las de seguridad nuclear o protección radiológica. Según el borrador, podrán solicitar la renovación de la autorización de explotación siempre que no hubiera llegado a transcurrir un año desde la obtención de declaración de cese.

El documento precisa que el procedimiento a seguir será «el establecido para solicitar una renovación de la autorización de explotación», y deberá adjuntar la actualización de los correspondientes documentos, a lo que añadirá la documentación o requisitos adicionales que se determinen en cada caso, teniendo en cuenta la situación concreta de la instalación, los avances científicos y tecnológicos, el estado del arte de la normativa aplicable y la experiencia operativa propia y ajena acumulada durante el periodo de explotación de la instalación, así como otros aspectos relevantes para la seguridad. «Transcurrido el citado plazo de un año sin que haya tenido lugar la solicitud, la declaración de cese adquirirá, igualmente, carácter definitivo», añade el texto.

Fuente: www.elcorreo.com/vizcaya/v/20140131/sociedad/gobierno-redacta-real-decreto-20140131.html