Cayo Lara denuncia irregularidades y nepotismo en el proyecto del cementerio nuclear de Villar de Cañas en Cuenca

 APUNTA AL PRESIDENTE DE ENRESA, HOMBRE DE CONFIANZA DE MARÍA DOLORES DE COSPEDAL

Cuando se van a cumplir tres años de la decisión adoptada el 30 de diciembre de 2011 por el Gobierno de Mariano Rajoy de instalar el almacén temporal de residuos nucleares en Villar de Cañas (Cuenca), los indicios de improbidad y nepotismo del presidente de la Empresa Nacional de Residuos Nucleares (Enresa), encargada de ponerlo en marcha, han obligado al dirigente de Izquierda Unida (IU), Cayo Lara, a pedir aclaraciones al Gobierno sobre las irregularidades y las “contrataciones a dedo”, como si el cementerio nuclear fuera un cortijo del PP. Lara también reclama explicaciones sobre si el emplazamiento elegido es el más adecuado.

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha manifestado sus dudas y ha exigido nuevos estudios geológicos, hidrográficos, sísmicos y de cimentación. Miembros de la Plataforma contra el Cementerio Nuclear de Cuenca  acudirán hoy al Congreso de los Diputados, donde comparece el presidente de Enresa y otros altos cargos, pero no podrán entrar porque la reunión es a “puerta cerrada”. Ya el periodista Rafael Barret dijo hace un sigo que cuanto más grave es un asunto más lo tapan.

Según fuentes de Enresa, el comportamiento de su presidente, Francisco Gil-Ortega Rincón, no se caracteriza por la transparencia ni por el código de buen gobierno. Antes, al contrario, los indicios de despotismo y sus hermanos menores, el nepotismo y la opacidad, han obligado al presidente del grupo parlamentario de Izquierda Plural a pedir explicaciones al Gobierno. Gil-Ortega llegó en 2012 a la presidencia de Enresa sin experiencia en el sector, pero con el mérito y la capacidad de ser de la confianza de la secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal. Con anterioridad había sido alcalde de Ciudad Real, senador y vicepresidente de las Cortes de Castilla-La Mancha con el PP.

La primera prueba de idoneidad fue la opacidad de su remuneración, que ronda los 105.000 euros brutos anuales, el límite máximo fijado por decreto en 2012. La segunda ha sido el cobro de gastos, almuerzos y viajes interiores e internacionales sin más justificación que los extractos de su Visa. La normativa de la empresa le obliga a presentar las facturas para cobrar, pero se comprende que algunos gastos (eventos, fiestas y copas) eran poco decorosos. Cuando el responsable jurídico y secretario del consejo de administración, Jesús Moreno Vivas, calificó de posible “enriquecimiento injusto” y advirtió la “incompatibilidad” del cobro de las dietas y los gastos de “difícil justificación”, Gil-Ortega ofreció su tercera prueba de idoneidad para el cargo: lo cesó inmediatamente. En su lugar nombraron a la también abogada del Estado Fabiola Gallego.

Dispuesto a demostrar más dotes de mando, remitió el 17 de julio una solicitud a la dirección de costes de personal de Hacienda para realizar 28 contrataciones indefinidas y urgió el 24 de septiembre pasado una respuesta a la Secretaria de Estado de Presupuestos, alegando su “extraordinaria preocupación” por el posible retraso en la construcción del almacén nuclear de Villar de Cañas. En realidad, ni los informes técnicos exigidos por el CSN han sido presentados ni las obras del primer almacén, estimadas en unos 250 millones de euros y a las que optan tres grandes constructoras, han sido adjudicadas.

La urgencia de Gil-Ortega en llenar la compañía de familiares, recomendados y correligionarios del PP era tan grande que cuando la dirección de auditoría le previno que se requerían perfiles técnicos de acuerdo con las funciones y no se podía contratar “a dedo” al personal, pues el incumplimiento de las normas de publicidad y transparencia conculcaba los principios de igualdad, mérito y capacidad, ordenó el cese inmediato del director de organización y recursos humanos, Jesús Horcajo. Fuentes de la empresa señalan que con anterioridad había contratado por el mismo procedimiento a unas cuarenta personas. Según la Plataforma contra el Cementerio Nuclear, “mucho nos tememos que las prisas son más bien de índole electoral y los ‘perfiles especializados’ podrían guardar más relación con clientelismos políticos que con perfiles técnicos”.

El peor emplazamiento

Al margen del estilo de mando manifiestamente mejorable del presidente de Enresa, la instalación del silo de residuos radiactivos sigue generando un rechazo y una desconfianza fundada en la ocultación de datos e informes técnicos. Según explica el portavoz de la Plataforma contra el Cementerio Nuclear, Job Moya, Enresa habría hurtado información fundamental al CSN, pues gran parte de los datos que el Consejo solicita están en manos de la empresa desde febrero pasado. Así ocurre con un estudio geológico elaborado por Golder y ATSG que reconoce la existencia de “dolinas de subsidencia, generadas por la disolución de algunos estratos yesíferos”, con las consiguientes cavidades en el subsuelo. La Plataforma ha solicitado ese informe y no lo ha obtenido. “Ahora sabemos que tampoco se lo han dado al CSN”, añade Moya.

El CSN ha cuestionado la idoneidad del emplazamiento desde el punto de vista geológico. En un informe de 32 páginas advierte a Enresa de múltiples carencias en la documentación presentada para la solicitud de la autorización previa y pide aclaraciones e información adicional sobre 124 aspectos relacionados con la geología y geoquímica del terreno, geotécnia, prospección geofísica, sismología, hidrogeología, hidroquímica e hidrogeología superficial y meteorología. Informes que deberán contener evidencias y demostrar, entre otros aspectos, la “estabilidad y competencia del terreno de cimentación, acotando los posibles riesgos de colapso”; un análisis más profundo del comportamiento de las áreas subterráneas, y “una ampliación de los estudios geofísicos destinados básicamente a descartar la presencia actual de oquedades en el terreno”.

De momento, el basurero nuclear no cuenta con ninguno de los seis permisos preceptivos y, si como sugiere el CSN, el Gobierno eligió en diez días (después de años de deliberaciones) el peor emplazamiento posible por influencia de Cospedal sobre Rajoy, el dirigente de IU, Cayo Lara, le pide que lo aclare y rectifique, pues un proyecto estimado en 1.000 millones de euros no se puede realizar sin las máximas garantías de seguridad.

A nivel local, la Plataforma contra el Cementerio Nuclear presentó ayer lunes sus alegaciones al plan de ordenación municipal de Villar de Cañas –una localidad de 450 habitantes– porque, entre otras cosas, ignora los riesgos medioambientales del silo de residuos radiactivos. Y se solidarizó con la concejala socialista Olga Bravo, miembro de la Plataforma, quien tras preguntar al alcalde sobre el informe del CSN, fue increpada y descalificada por la secretaria municipal (una funcionaria meramente administrativa, cuyo cometido es levantar acta): “¡Vosotros sois una panda de manipuladores ignorantes!” (min. 2:44 del vídeo). El alcalde admitió que si el CSN dice que el ATC no se hace, no se hará. Y razonó que hasta su granja de gorrinos necesita informes.

“¿Estás comparando el almacén nuclear con una granja de cerdos?”, se extrañó la concejala Bravo.

“Es mucho más molesta”, terció la citada secretaria.

Asamblea contra el Fracking en el Norte de Burgos presenta 13.400 firmas contra el fracking.

Asamblea vecinal contra el fracking presenta 13.400 firmas contra el fracking

(18/11/2014)

Entrevista a un miembro de la Asamblea contra el fracking en Burgos y a un geólogo profracking, que según decía era de Greenpeace ( Greenpeace está en contra del fracking)

Entrevista a Shale Gas España y miembro de la Asamblea contra el Fracking de Burgos.  Con Juan Carlos Muñoz de BNK Petroleum y ACIEP entre otros

Esto es lo que quieren hacer en Burgos con el benepalcito de la Junta de Castilla y León.

Exigen la paralización de las obras y licitaciones del cementerio nuclear de Cuenca

Tanto IU como PSOE plantean la necesidad de paralizar el proyecto del ATC (Almacén Temporal Centralizado de Residuos Nucleares) ante las dudas que plantean los informes sobre la seguridad de los terrenos elegidos.

El CSN duda de que Villar de Cañas sea la localización idónea.

Tras conocerse que un informe elaborado por el Consejo de Seguridad Nacional (CSN) cuestiona la idoneidad del emplazamiento previsto para el Almacén Temporal de Residuos, tanto Izquierda Unida como el PSOE han exigido la paralización de todas las obras del proyecto.

El informe considera que es necesario que Enresa, empresa pública que se encarga de la construcción, elabore al menos tres nuevos estudios geológicos, hídricos y sismológicos sobre la estabilidad del terreno y vuelve a plantear elementos sobre los que existen dudas desde el comienzo del proyecto.

Desde IU se plantea incluso paralizar toda licitación, contrato o avance en la construcción del cementerio hasta que, al menos, el CSN entienda que se cumplen los máximos estándares de seguridad y que los estudios sobre el suelo sean completos.

Eva Jiménez (co-responsable regional de medioambiente) ha asegurado además que su formación tiene clarísimo que el ATC no debe construirse por infinidad de motivos y cuestiones que, a la larga, serán perniciosas para la comarca en vez de positivas, como se intenta vender. Con este informe encima de la mesa se está poniendo en entredicho la futura seguridad de la ciudadanía y, obviamente, no puede llevarse a cabo una instalación de este tipo sin que el CSN esté 100% convencido de la ubicación y la seguridad de la infraestructura.

Por su parte el partido socialista ha registrado una proposición no de ley para su debate en Pleno, en la que exigen “la paralización inmediata de las obras del Almacenamiento Temporal Centralizado de Residuos Nucleares de Villar de Cañas (Cuenca)”. Resaltan que “el CSN ha cuestionado la idoneidad del emplazamiento del ATC en Villar de Cañas al exponer a Enresa sus múltiples dudas en el citado informe en el que advierte de muchas deficiencias”. Y además, ha subrayado que “la seguridad de las personas de la comarca está por encima de los intereses políticos que pueda tener el PP en Castilla-La Mancha”.

El Grupo Socialista ha presentado también una batería de iniciativas en el Congreso sobre el ATC de Villar de Cañas, en las que solicitan explicaciones y diversa documentación, y se suman a la petición también planteada por IU para que el citado informe se haga público para conocimiento de toda la ciudadanía.

Desde IU se plantean un rechazo frontal a la posible instalación en cualquier otro lugar de la región “no queremos que el ATC esté en Cuenca, ni en Castilla-La Mancha con las pocas garantías que nos están dando y, menos aún, como entelequia salvadora de la economía manchega” aseguran.

Fuente:  google

Enresa adjudica nuevas obras secundarias del cementerio nuclear

Concede los estudios de geotecnia, sismicidad y geofísica del ATC a un estudio de ingeniería madrileño.

La adjudicación se hará por 110.960 euros.senal_atc-Villar de Cañas

Enresa ha adjudicado nuevas obras secundarias y estudios necesarios para ubicar en la localidad conquense de Villar de Cañas el Almacén Temporal Centralizado (ATC) ya conocido coloquialmente como el ‘cementerio nuclear’. En esta ocasión ha adjudicado los estudios de geotecnia, sismicidad y geofísica necesarios para ubicar el ATC en la localidad.

Lo hace además a la empresa madrileña ‘ByA Estudio de Ingeniería’, que ya realizó previamente los estudios y la monitorización de sismicidad del área de Villar de Cañas. Concretamente en esa ocasión había que estudiar la sismicidad y el peligro de terremotos que había en el municipio conquense y la adjudicación costó 144.000 euros, muy por debajo de la cantidad estipulada de adjudicación por Enresa que era de 200.000 euros.

En esta ocasión también la empresa ha bajado el precio de los servicios, concretamente unos 5.000 euros. Estos nuevos informes están adjudicados por un montante de 110.960 euros, IVA no incluido.

La mayoría de las adjudicaciones de servicios e informes previos a la construcción del ATC están resultando a un precio muy por debajo que el máximo fijado por Enresa para cada uno de los puntos. Destaca por ejemplo la rebaja que tuvo la adjudicación de la tramitación urbanística del ATC que fue de más de la mitad del dinero presupuestado por la compañía pública.

Uno de cada tres euros que invertirá el Estado en 2015 en Castilla-La Mancha irá a parar a estas obras del ATC, en total 190 millones. Una obra que  corre peligro de ser inútil antes de nacer siquiera por los retrasos que lleva unido a que las centrales nucleares del país ya están elaborando soluciones para almacenar sus propios residuos nucleares en almacenes propios, por lo que a corto y medio plazo haría que el ATC no fuera necesario, unas obras que de hecho se están apresurando a hacer en otras centrales del país por la necesidad de almacenar los residuos en alguna parte sin tener que alquilar espacio de contenedores nucleares a otros países (como ocurría hace unos años con residuos españoles en Francia o Reino Unido).

Fuente:  google

 

Bélgica comenzará la construcción de un almacén de residuos nucleares en 2015, al tiempo que cierra centrales

7/11/2014 

Bélgica iniciará en 2015 la construcción de su almacén temporal para gestionar los residuos nucleares de baja y media actividad al mismo tiempo que comienza la cuenta atrás de sus centrales atómicas, tras la decisión del país adoptada en 2013 de cerrar todos sus reactores a partir del próximo año, comenzando por las unidades 1 y 2 de Doel.

En un encuentro con periodistas españoles, del que se hace eco Europa Press, el director general de ONRAF, la empresa que gestiona los residuos nucleares en Bélgica (equivalente a ENRESA en España), Marc Demarche, ha explicado que hasta 1982 los desperdicios atómicos de vida corta (300 años) se tiraban al océano Atlántico, en el Golfo de Vizcaya, pero a partir de ese año, comenzaron a guardarse en Dessel donde también se construirá el nuevo almacén.

En este mismo lugar ya se encuentra el almacén temporal para los residuos de alta actividad y el combustible gastado por el parque atómico hasta 1992. A este almacén temporal comenzaron a llegar a los residuos de este tipo después de haberlos enviado a Francia para su reproceso y vitrificación.

Mientras, el combustible y los residuos de larga vida del parque atómico belga generados a partir de 1993 se guardan en cada instalación, bien en piscinas o en seco, hasta que el Gobierno adopte una decisión o solución definitiva. Para ello, en el país llevan 40 años investigando y probando posibles soluciones geológicas en suelos arcillosos.

En el caso belga, ha añadido que el periodo de consulta pública es mayor que en España, por lo que entre 1974 y 2010 se acometieron las pruebas e investigaciones y en ese año empezó la fase de consulta pública; un año después se estableció un plan de gestión de residuos y se acordó iniciar el almacén de residuos nucleares de baja y media actividad en 2017, de modo que pueda entrar en operación en 2020. En tanto, los residuos se almacenan en bidones en un almacén de Dessel.

Así, la última de las centrales belgas echará el cierre en 2025, de acuerdo con el plan de cierre. Hasta entonces, ONRAF analiza cada cinco años la situación de todas las instalaciones nucleares y radiactivas con el fin de asegurar que éstas hacen sus correspondientes aportaciones para contribuir al futuro desmantelamiento. “Nos hacemos cargo del proceso de residuos desde el inicio hasta el final y, los de corta y media vida los almacenamos como en El Cabril (Córdoba)”, ha comentado.

Esto consiste en identificar las fuentes, incinerar para reducir el volumen y armonizar los tamaños, estabilizar estos residuos, confinarlos y, finalmente almacenarlos durante 100 años para posteriormente trasladarlos al almacenamiento definitivo.

En concreto, Bélgica lleva desde 1974 investigando la solución definitiva y ha hecho pruebas de construcción de un almacén geológico profundo en un suelo arcilloso, porque la arcilla absorbería y liberaría muy lentamente los isótopos radioactivos en caso de salir de donde están confinados, de modo que si llegan a la atmósfera no serían perjudiciales.

Fuente:   google

Holanda ampliará en 2015 el almacén de residuos nucleares, idéntico al que se construirá en España

BORSELE, 16 Nov.

   Holanda está en fase de licenciamiento de la ampliación del HABOG, su almacén temporal centralizado de residuos nucleares, donde alberga los de baja, media y alta actividad para los próximos 100 años, al mismo tiempo que España está en la fase previa a la construcción de su silo atómico para los residuos de alta actividad y el combustible gastado en Villar de Cañas (Cuenca), que prevé iniciar sus operaciones en tres años.

   En una visita al almacén que gestiona COVRA, la empresa estatal que gestiona estos residuos, como ENRESA en España, su director general, Hans Code, ha explicado a los medios que antes de la existencia de este almacén, los residuos radiactivos se lanzaban en bidones al mar.

   Así, ha señalado que aunque el programa atómico de Holanda es más pequeño que el de España, está “muy diversificado”, ya que cuenta con dos reactores (uno de ellos ya no opera), una planta de investigación, otra de enriquecimiento de uranio y una industria médica que produce el 60 por ciento de los isótopos radioactivos para uso médico de Europa. En definitiva, el HABOG, albergará todos los residuos nucleares del país producidos entre 1992 y 2024.

   “En Holanda tenemos que ser muy cuidadosos con la forma en que usamos la tierra porque no sobra nada de espacio. Somos un país pequeño y para nosotros es inconcebible tener un almacén como El Cabril y otro como el ATC”, ha comentado.

   De este modo, en el HABOG se guardarán todos los residuos nucleares de forma segura durante cien años porque la gestión de la radiación, según Codee, es “esperar a que decaiga y, mientras tanto mantenerla en un lugar seguro; después, se acabó el peligro de la radiación (…), como en el Cabril, donde la radiación terminara pasados 300 años”.

   A diferencia del ATC de Villar de Cañas, el ATC holandés está juntó al mar, frente a una central nuclear en funcionamiento, una central térmica y una planta petroquimica, una refinería de petróleo y un parque eólico en el sur del país de los tulipanes y muy cerca de Borsele, un municipio de unos 21.000 habitantes en el que la cifra de paro no supera el 6%.

RESISTENTE AL IMPACTO DE UN AVIÓN MILITAR

   En el diseño de seguridad, el almacén está preparado para mantener sin ningún tipo de afectación los residuos en el caso de un terremoto de magnitud 6 en la escala Ritchter, puede afrontar el impacto de un avión militar tipo F-16A Falcón fighter, inundaciones de 10 metros sobre el nivel del mar, una explosión de gas y vientos severos de 125 metros por segundo.

   En la instalación albergan los residuos de alta actividad que previamente se han enviado a Francia para su reprocesado, de modo que vuelven como cristales vitrificados.

   Su director general ha añadido que la instalación de COVRA trata de integrarse con la población y, con este objetivo, organizan exposiciones de arte y distintos eventos culturales dentro de la instalación, algo posible debido a que se trata de una instalación pasiva, en la que no se produce energía o reacciones nucleares.

   El HABOG, igual que el diseño del ATC de Cuenca, tiene una estructura modular dividida en tres zonas; la primera de ellas es el área de recepción, a donde llegan los bidones con los residuos, la segunda es la de procesamiento de los bidones y la tercera es la del almacenamiento.

   El proceso se hace de forma controlada: desde una sala al otro lado de los residuos –separada por una pared de 1,7 metros de espesor– se comprueba a través de un cristal plomado de más de un metro de grosor como se hacen las operaciones robotizadas y, finalmente los residuos se guardan en unos depósitos con capacidad para almacenar cinco unidades unas sobre otras, que pueden ser extraídas para su revisión en caso de que se detectara algún problema en las revisiones que se acometen cada dos meses.

   Por su parte, el alcalde de Borsele, Jaap Geelock, ha manifestado que los habitantes del municipio viven de manera tranquila y sin preocupación por que el silo nuclear esté en el patio de atrás de su casa. De hecho, ha relatado que en el pasado él fue muy activo en contra de la energía nuclear porque hasta 1992 los residuos se lanzaban al mar.

   Sin embargo, una vez que se prohibió esta acción y se optó por almacenar los residuos en seco en una instalación segura, estuvo de acuerdo. En una entrevista con periodistas españoles en el HABOG, ha subrayado que incluso la organización Greenpeace estuvo de acuerdo con el proyecto al considerar que así “se podía convivir” con los residuos.

   El alcalde ha añadido que defiende ante el resto de su partido la instalación en su municipio. Asimismo, ha bromeado con que a veces siente envidia de sus colegas españoles porque en España el Gobierno paga a los ayuntamientos nucleares varios millones al año a diferencia de Holanda donde “no hay compensaciones”.

   “No se preocupen. No hay posibilidad de que se liberen materiales. No va a pasar nada, es seguro. Para Holanda esta es la mejor forma de tratar y gestionar los residuos”, ha trasladado a la población española.

   En todo caso, sobre el futuro almacén geológico profundo para guardar definitivamente los residuos, el alcalde confía en que se pueda llegar en el seno de la Unión Europea, a una solución conjunta en vez de almacenar cada país sus propios residuos.

   En España, el almacén, físicamente tendrá unos 300 metros de largo por 20 metros de alto y ocupara una superficie de 32 hectáreas. La decisión de optar por un almacén donde centralizar los residuos del parque atómico español se adoptó en el Parlamento en 2004 y el emplazamiento de Villar de Cañas fue elegido en el último Consejo de Ministros de 2011, el 30 de diciembre.

 

(De la enviada especial de EUROPA PRESS Eva González)

Los informes ocultados al CSN del ATC en Villar de Cañas (Cuenca)

El contenido del informe del CSN, pone en duda tanto la idoneidad de los terrenos para construir el ATC en Villar de Cañas (Cuenca), como el procedimiento mismo de elección de terrenos. Además, muestra las deficiencias de la documentación entregada a pesar de existir los informes solicitados.senal_atc-Villar de Cañas

La Plataforma contra el cementerio nuclear en Cuenca, a la que pertenece Ecologistas en Acción, incrementa su actividad mediante reuniones informativas, mociones en ayuntamientos y contactos con formaciones políticas.

En una información aparecida en varios medios de comunicación nacionales se da a conocer el contenido de un informe elaborado por el organismo controlador en materia de seguridad nuclear y protección radiológica CSN (Consejo de Seguridad Nuclear) y remetido a Enresa el 17 de septiembre.

En dicho informe, se desgranan las dudas del organismo público, en relación con la idoneidad de los terrenos y las deficiencias en la documentación presentada, con 124 aspectos a mejorar.

El informe del CSN pone el foco en los mismos aspectos que ya denunció la plataformaVentana nueva y que se plasmaron en las más de 2.600 alegaciones presentadas en el pasado mes de julioVentana nueva. Y que, a día de hoy, no han sido contestadas.

El regulador, solicita aclaraciones e información adicional (entre otros aspectos) sobre el “funcionamiento hidrogeológico local… aspecto de máxima importancia de cara a establecer la seguridad del emplazamiento en cuanto a su estabilidad (interacción agua/terreno) y en cuanto al hipotético transporte de contaminantes desde la instalación”. Así mismo solicita “una ampliación de los estudios geofísicos destinados básicamente a descartar la presencia actual de oquedades en el terreno”.

Sin embargo, buena parte de la información solicitada por el CSN, estaría ya en poder de Enresa. Así lo demuestra un estudio elaborado por Golder y ATSG, entregado a Enresa el 14 de febrero de 2013Ventana nueva. El contenido de dicho informe (que reconocía la existencia de “dolinas de subsidencia, generadas por la disolución de algunos estratos yesíferos” y que podría haber cavidades en el subsuelo) estaría detrás de la negativa de Enresa a entregarlo a la Plataforma (que lo solicitó a tres organismos diferentes) como a ocultarlo al CSN.

Es muy grave que Gil-Ortega, presidente de la empresa pública Enresa, nos niegue la información que hemos solicitado y que consideramos que por ley está obligado a facilitar. Pero más grave aún, es que lo oculte al organismo público encargado en velar por la seguridad radiológica de todos los ciudadanos“.

Ha declarado esta mañana en Villar de Cañas Job Moya, portavoz de la Plataforma.

El informe del CSN desmentiría las declaraciones del presidente de Enresa (Francisco Gil-Ortega) que ha asegurado en numerosas ocasiones la idoneidad de los terrenos. Gil-Ortega ha sido criticado por la Plataforma por atreverse a fijar la fecha en la que los diferentes organismos competentes expedirían las 6 licencias preceptivas para poder iniciar las obras del ATC.

El documento del CSN, también pone en entredicho el procedimiento de licitación de la obra principal del ATC, que Enresa sacó a concurso por 217 millones de Euros cuyo periodo de presentación de ofertas finalizó el 27 de octubre. La fecha de firma del contrato la fijaba Enresa en el “1 de febrero de 2015, condicionada a la obtención de la licencia Municipal de obras y la obtención de la Autorización Previa y de construcción que concede el Ministerio de Industria, Energía y Turismo”.

Para MoyaLas prisas de Gil-Ortega, que han convertido el proyecto del cementerio nuclear en una auténtica chapuza, solo tienen una motivación política, apremiado por iniciar las obras antes de que las elecciones autonómicas y locales de 2015 pudieran echar del poder al PP. Puesto que no existe prisa alguna, ya que las centrales nucleares ya disponen de almacenamiento propio o están a iniciando los trámites para construirlo. El argumento de la penalización por parte de AREVA por almacenar los residuos de Vandellós I en Francia, tampoco vale, pues en breve estará construido el ATI (Almacén Temporal Individualizado) de Vandellós II, a donde podrían ir dichos residuos. Si se para este despropósito, podríamos utilizar los 2.700 millones de Euros de dinero público que nos ahorraríamos, en sanidad, educación o servicios sociales”.

La Plataforma ha realizado en la mañana de hoy domingo, una reunión informativa en la Plaza del ayuntamiento de Villar de Cañas para dar a conocer a la población de la comarca, el informe del CSN y las implicaciones que (a juicio de la Plataforma) tiene en el futuro del proyecto. Entre las propuestas de futuras acciones se encentran la de pedir que se presenten mociones contra el ATC en los ayuntamientos del entorno de Villar de Cañas e incrementar los contactos con las diferentes formaciones políticas de cara a las próximas elecciones autonómicas, para que se posicionen inequívocamente contra el cementerio nuclear.

Fuente:   google

IU-CLM: “Todas las adjudicaciones, contratos y licitaciones del Almacén Nuclear de Cuencadeben paralizarse”

Eva Jiménez: “No podemos seguir hacia delante si el organismo que vela por nuestra seguridad no está convencido de la ubicación del cementerio. Hay que paralizarlo todo o se estará engañando a la ciudadanía”

Izquierda Unida de Castilla-La Mancha ha salido al paso sobre las informaciones aparecidas en relación con la construcción del futuro ATC tras el informe del Consejo de Seguridad Nuclear (máximo órgano en esta materia). En primer lugar, desde IU piden que este importante informe se haga público para el conocimiento de toda la ciudadanía. Según lo conocido, aseguran, “el CSN albergaría dudas sobre los terrenos elegidos para el futuro cementerio nuclear y pide más información al respecto”. En este sentido, y sin tener en cuenta en esta ocasión “otros muchos perjuicios” que desde IU entienden que llevaría este almacén a la provincia de Cuenca –y a La Mancha en general-, sostienen que es imprescindible paralizar toda licitación, contrato o avance en la construcción del cementerio hasta que, al menos, el CSN entienda que se cumplirán los máximos estándares de seguridad y que los estudios sobre el suelo han terminado.

Desde la formación mantienen que “no se puede actuar de otra manera” y que, de hacerlo, “se estaría jugando, por un lado, con la seguridad de la ciudadanía y, por otro, con el dinero público”, ya que algunas adjudicaciones podrían después no llegar a materializarse y esta ruptura podría suponer costes o pagos de la administración a cambio de nada.

En este sentido, Eva Jiménez (corresponsable regional de Medioambiente) ha asegurado que su formación tiene clarísimo que el ATC no debe construirse por infinidad de motivos y cuestiones que, a la larga, “serán perniciosas para la comarca en vez de positivas, como se intenta vender, pero es que, además, con este informe encima de la mesa se está poniendo en entredicho la futura seguridad de la ciudadanía y, obviamente, no puede llevarse a cabo una instalación de este tipo sin que el CSN esté 100% convencido de la ubicación y la seguridad de la infraestructura”.

Para Jiménez, “no pararse a reflexionar ante este documento sería un error que muy poca gente podría entender y que podría costar muy caro”. Aunque las conclusiones de dicho informe no varían mucho de lo que la Plataforma contra el Cementerio Nuclear (y otros grupos y partidos como la propia IU), no es baladí que sea este órgano quién los emite y “no pueden dejarse en un cajón como se ha hecho con las demás alegaciones y denuncias sobre los terrenos”. Además, se refuerzan las dudas que recientemente planteaba IU en el Congreso ante la partida presupuestaria que se plantea en los Presupuestos Generales del Estado 2015 para instalaciones, y ratifica la petición de IU de paralizar la licitación que se está llevando a cabo por Enresa y que podría significar un alto coste en indemnizaciones a las empresas concesionarias si, finalmente, se paraliza el proyecto.

Desde IU-CLM no quieren que el ATC esté en Cuenca (ni en Castilla-La Mancha) “con las pocas garantías que nos están dando y, menos aún, como entelequia salvadora de la economía manchega”. IU cree que el ATC “hoy está más lejos que nunca y reforzará su actividad para conseguir que esta perniciosa instalación llegue a nuestra tierra”. Además, reafirma su compromiso con la Plataforma contra el Cementerio Nuclear y muestra su apoyo a futuras convocatorias de la misma.

Fuente: google

El CSN detecta “carencias” de información en el proyecto del almacén de residuos nucleares

Solicita un informe a la Empresa Nacional de Residuos (Enresa)

Enresa asegura que es algo “normal” en el proceso para autorizarlo

El Gobierno escogió el municipio de Villar de Cañas, en Cuenca

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), ha solicitado a la Empresa Nacional de Residuos (Enresa) más información sobre el proyecto del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares de alta actividad y combustible gastado que se va a instalar en el municipio de Villar de Cañas, en Cuenca, tras detectar algunas “carencias” en la información de los trabajos previos para su construcción.

La intención del Gobierno es que los trabajos comiencen en la primavera de 2015 para que el silo nuclear pueda empezar a almacenar residuos a finales de 2017 o principios de 2018.

Respecto a este informe, al que ha tenido acceso Europa Press, fuentes de Enresa han afirmado que está ultimando la preparación de la información adicional solicitada por el CSN, y que estos requerimientos son “algo normal dentro de un proceso de licenciamiento”. En este sentido, han añadido que tiene previsto entregar estos datos al organismo regulador a mediados del mes que viene.

El informe solicitaba a Enresa que le enviase los datos requeridos antes del 31 de octubre porque, entre otras cosas la información actual sobre abastecimientos, movimiento de tierras y medidas de protección, entre otros, es insuficiente.

En concreto, el informe, que ha sido realizado por el director técnico de seguridad nuclear del CSN, Antonio Munuera, reclama un estudio de caracterización del emplazamiento que incluya tres informes resumen y que integre con una única terminología los datos aportados hasta el momento: geológico-geofísico-sismológico; geoquímico-petrológico- mineralógico-sedimentológico y otro que incluya los aspectos hidrológico-hidrogeológico e hidroquímico.

Estabilidad del terreno y riesgo de inundación

Para el CSN la documentación adicional solicitada a Enresa deberá “contener evidencias y demostrar”, entre otros asuntos, la estabilidad y competencia del terreno de cimentación, acotar los posibles riesgos de colapso y subsidencia; el comportamiento de las aguas subterráneas y su contribución a los riesgos de posible colapso y confirmar que la cota de explanación prevista evita el riesgo de inundación externa.

En cuanto a la hidrología superficial quiere el “detalle necesario” para identificar de forma inequívoca el nivel máximo de inundación sin riesgo para la instalación.

Por otro lado, sobre los aspectos de geología estructural, el informe de Munuera destaca que “faltan datos estructurales” para dilucidar la interpretación cartográfica y el sentido de movimiento de las fallas y que los perfiles geológicos deben tener mayor longitud “hasta zonas fuera del emplazamiento”.

Sobre el abastecimiento, señala que no se informa del lugar exacto del sondeo ni la profundidad a la que se extraerá el agua ni el volumen. En cuanto a la explanación de tierras, de acuerdo con los planos aportados parece que el edificio de espera de contenedores y el propio almacén de residuos se encontrarían cimentados sobre un terraplén.

Al mismo tiempo, indica que “no existe” una cartografía estructural con la interpretación cinemática de las estructuras frágiles y dúctiles. También exige a la empresa estatal de residuos radiactivos que realice catas o trincheras más profundas para obtener un perfil hasta la zona no alterada que permita distinguir las posibles fracturas y sugiere que se ejecute algún sondeo como complemento.

Una información “crucial” sobre la estructura

En este sentido, cree que Enresa debe “justificar” su afirmación de que “los mapas no se han extendido a la nueva zona cartografiada pues carecían de interés” porque para el director de seguridad nuclear es “crucial” a la hora de interpretar la estructura profunda.

El informe contiene asimismo una batería de propuesta de actividades relativas a estos aspectos. En concreto, sobre geotecnia cree necesario justificar la ausencia de una adecuada justificación de los puntos planteados supondría que la definición de las condiciones de cimentación de los diferentes edificios y servicios del ATC carecería de un conocimiento suficiente para garantizar el comportamiento seguro de los mismos.

Por otro lado, sobre los aspectos de sismología quiere que Enresa aclare distintas cuestiones relativas al potencial de las fallas activas en la comarca y considera que restringir el análisis de deformación reciente y paleosismicidad “a un área tan pequeña como ocho kilómetros alrededor del emplazamiento” ya que “no parece suficiente por lo que se debe abordar una superficie mayor.

Fuente: google

Gas Natural: «La energía nuclear es básica»

«La energía nuclear es básica. Es fundamental para el futuro».

El asesor en energía atómica de Gas Natural Pablo García ofrece una charla en Escolapios donde les introduce en los principios «de un sistema que es fundamental para el futuro»

Así lo sentenció ayer el voluntario de la asociación Jóvenes Nucleares Pablo García en la conferencia que ofreció en Escolapios para informar a los alumnos de primero y segundo de bachillerato de los pros y los contras de la energía nuclear. García es asesor para Gas Natural en cuestiones referidas a la energía nuclear. Es antiguo alumno de Escolapios.

Al parecer no dijo nada sobre el futuro que supone para España la central de Garoña, central de primera generación (circuito primario), llena de grietas e inagurada por Franco en 1971.

El soriano García apuntó que «he sido defensor de la energía nuclear desde que inicié los estudios de física, y ahora me dedico a ella. Considero que es un tipo de energía que precisa más información, ya que es una energía barata, y su precio sólo viene determinado por una inversión inicial. Además hay que tener en cuenta que el uranio es abundante y está repartido por todo el mundo. Se trata de una energía limpia que no emite dióxido de carbono a la atmósfera».

Por contra, destacó el tema referido a los residuos que este tipo de energía puede generar, «y los problemas referidos a la seguridad nuclear. En cuanto a los residuos está la empresa Enresa. El mayor volumen de residuos lo genera la energía nuclear», declaró. Apuntó que «tenemos un almacén de residuos de baja actividad en Córdoba, y ahora estamos involucrados en el proyecto del construcción del almacén temporal centralizado de elementos de combustible usado».

En lo que se refiere a la asociación Jóvenes Nucleares a la que pertenece apuntó que «nuestro objetivo es informar a todo aquel que quiera escucharnos de todas las aplicaciones que hay. Estamos en un sector donde la información pública no nos es favorable y creemos que es por la desinformación que hay al respecto», declaró García.

En la charla se centró también «en otros usos a los que se puede aplicar también la energía nuclear y la radiación, como médicos, industriales. De hecho hay una empresa en Ólvega que hace usos agroalimentarios».

Por otra parte expuso también «las desventajas y cómo se trata el tema de la gestión de recursos nucleares, contando también lo que ocurrió en Chernobyl y el Fukushima, de manera que al final de la charla los alumnos puedan formarse una opinión en torno a la energía nuclear», explicó García.

En la conferencia a los alumnos de bachillerato también les explicó el modo de funcionamiento de un redactor nuclear, «con los dos tipos que hay de agua a presión y agua en ebullición». García concluyó que «se trata de que los alumnos vean que se trata de una cosa muy controlada, muy conocida e investigada, para que pierdan el miedo y si quieren posicionarse a favor o en contra sepan elegir por qué».

Jóvenes Nucleares promueve la transferencia de conocimientos y experiencias entre las generaciones madura y joven de profesionales del sector nuclear.

Fuente: internet