IU-CLM: “Todas las adjudicaciones, contratos y licitaciones del Almacén Nuclear de Cuencadeben paralizarse”

Eva Jiménez: “No podemos seguir hacia delante si el organismo que vela por nuestra seguridad no está convencido de la ubicación del cementerio. Hay que paralizarlo todo o se estará engañando a la ciudadanía”

Izquierda Unida de Castilla-La Mancha ha salido al paso sobre las informaciones aparecidas en relación con la construcción del futuro ATC tras el informe del Consejo de Seguridad Nuclear (máximo órgano en esta materia). En primer lugar, desde IU piden que este importante informe se haga público para el conocimiento de toda la ciudadanía. Según lo conocido, aseguran, “el CSN albergaría dudas sobre los terrenos elegidos para el futuro cementerio nuclear y pide más información al respecto”. En este sentido, y sin tener en cuenta en esta ocasión “otros muchos perjuicios” que desde IU entienden que llevaría este almacén a la provincia de Cuenca –y a La Mancha en general-, sostienen que es imprescindible paralizar toda licitación, contrato o avance en la construcción del cementerio hasta que, al menos, el CSN entienda que se cumplirán los máximos estándares de seguridad y que los estudios sobre el suelo han terminado.

Desde la formación mantienen que “no se puede actuar de otra manera” y que, de hacerlo, “se estaría jugando, por un lado, con la seguridad de la ciudadanía y, por otro, con el dinero público”, ya que algunas adjudicaciones podrían después no llegar a materializarse y esta ruptura podría suponer costes o pagos de la administración a cambio de nada.

En este sentido, Eva Jiménez (corresponsable regional de Medioambiente) ha asegurado que su formación tiene clarísimo que el ATC no debe construirse por infinidad de motivos y cuestiones que, a la larga, “serán perniciosas para la comarca en vez de positivas, como se intenta vender, pero es que, además, con este informe encima de la mesa se está poniendo en entredicho la futura seguridad de la ciudadanía y, obviamente, no puede llevarse a cabo una instalación de este tipo sin que el CSN esté 100% convencido de la ubicación y la seguridad de la infraestructura”.

Para Jiménez, “no pararse a reflexionar ante este documento sería un error que muy poca gente podría entender y que podría costar muy caro”. Aunque las conclusiones de dicho informe no varían mucho de lo que la Plataforma contra el Cementerio Nuclear (y otros grupos y partidos como la propia IU), no es baladí que sea este órgano quién los emite y “no pueden dejarse en un cajón como se ha hecho con las demás alegaciones y denuncias sobre los terrenos”. Además, se refuerzan las dudas que recientemente planteaba IU en el Congreso ante la partida presupuestaria que se plantea en los Presupuestos Generales del Estado 2015 para instalaciones, y ratifica la petición de IU de paralizar la licitación que se está llevando a cabo por Enresa y que podría significar un alto coste en indemnizaciones a las empresas concesionarias si, finalmente, se paraliza el proyecto.

Desde IU-CLM no quieren que el ATC esté en Cuenca (ni en Castilla-La Mancha) “con las pocas garantías que nos están dando y, menos aún, como entelequia salvadora de la economía manchega”. IU cree que el ATC “hoy está más lejos que nunca y reforzará su actividad para conseguir que esta perniciosa instalación llegue a nuestra tierra”. Además, reafirma su compromiso con la Plataforma contra el Cementerio Nuclear y muestra su apoyo a futuras convocatorias de la misma.

Fuente: google

El CSN detecta “carencias” de información en el proyecto del almacén de residuos nucleares

Solicita un informe a la Empresa Nacional de Residuos (Enresa)

Enresa asegura que es algo “normal” en el proceso para autorizarlo

El Gobierno escogió el municipio de Villar de Cañas, en Cuenca

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), ha solicitado a la Empresa Nacional de Residuos (Enresa) más información sobre el proyecto del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares de alta actividad y combustible gastado que se va a instalar en el municipio de Villar de Cañas, en Cuenca, tras detectar algunas “carencias” en la información de los trabajos previos para su construcción.

La intención del Gobierno es que los trabajos comiencen en la primavera de 2015 para que el silo nuclear pueda empezar a almacenar residuos a finales de 2017 o principios de 2018.

Respecto a este informe, al que ha tenido acceso Europa Press, fuentes de Enresa han afirmado que está ultimando la preparación de la información adicional solicitada por el CSN, y que estos requerimientos son “algo normal dentro de un proceso de licenciamiento”. En este sentido, han añadido que tiene previsto entregar estos datos al organismo regulador a mediados del mes que viene.

El informe solicitaba a Enresa que le enviase los datos requeridos antes del 31 de octubre porque, entre otras cosas la información actual sobre abastecimientos, movimiento de tierras y medidas de protección, entre otros, es insuficiente.

En concreto, el informe, que ha sido realizado por el director técnico de seguridad nuclear del CSN, Antonio Munuera, reclama un estudio de caracterización del emplazamiento que incluya tres informes resumen y que integre con una única terminología los datos aportados hasta el momento: geológico-geofísico-sismológico; geoquímico-petrológico- mineralógico-sedimentológico y otro que incluya los aspectos hidrológico-hidrogeológico e hidroquímico.

Estabilidad del terreno y riesgo de inundación

Para el CSN la documentación adicional solicitada a Enresa deberá “contener evidencias y demostrar”, entre otros asuntos, la estabilidad y competencia del terreno de cimentación, acotar los posibles riesgos de colapso y subsidencia; el comportamiento de las aguas subterráneas y su contribución a los riesgos de posible colapso y confirmar que la cota de explanación prevista evita el riesgo de inundación externa.

En cuanto a la hidrología superficial quiere el “detalle necesario” para identificar de forma inequívoca el nivel máximo de inundación sin riesgo para la instalación.

Por otro lado, sobre los aspectos de geología estructural, el informe de Munuera destaca que “faltan datos estructurales” para dilucidar la interpretación cartográfica y el sentido de movimiento de las fallas y que los perfiles geológicos deben tener mayor longitud “hasta zonas fuera del emplazamiento”.

Sobre el abastecimiento, señala que no se informa del lugar exacto del sondeo ni la profundidad a la que se extraerá el agua ni el volumen. En cuanto a la explanación de tierras, de acuerdo con los planos aportados parece que el edificio de espera de contenedores y el propio almacén de residuos se encontrarían cimentados sobre un terraplén.

Al mismo tiempo, indica que “no existe” una cartografía estructural con la interpretación cinemática de las estructuras frágiles y dúctiles. También exige a la empresa estatal de residuos radiactivos que realice catas o trincheras más profundas para obtener un perfil hasta la zona no alterada que permita distinguir las posibles fracturas y sugiere que se ejecute algún sondeo como complemento.

Una información “crucial” sobre la estructura

En este sentido, cree que Enresa debe “justificar” su afirmación de que “los mapas no se han extendido a la nueva zona cartografiada pues carecían de interés” porque para el director de seguridad nuclear es “crucial” a la hora de interpretar la estructura profunda.

El informe contiene asimismo una batería de propuesta de actividades relativas a estos aspectos. En concreto, sobre geotecnia cree necesario justificar la ausencia de una adecuada justificación de los puntos planteados supondría que la definición de las condiciones de cimentación de los diferentes edificios y servicios del ATC carecería de un conocimiento suficiente para garantizar el comportamiento seguro de los mismos.

Por otro lado, sobre los aspectos de sismología quiere que Enresa aclare distintas cuestiones relativas al potencial de las fallas activas en la comarca y considera que restringir el análisis de deformación reciente y paleosismicidad “a un área tan pequeña como ocho kilómetros alrededor del emplazamiento” ya que “no parece suficiente por lo que se debe abordar una superficie mayor.

Fuente: google