Los municipios con centrales nucleares, sin compensaciones tras la desaparición de la Fundación Enresa

Parece que el dinero va a dejar de servir como excusa para querer tener cerca de casa una central nuclear. Quizá así ahora el debate sea serio y afloren las realidades que los sobornos económicos han estado ocultando.

alcaldes enresa

Los alcaldes de 26 poblaciones junto a centrales nucleares de todo el país reivindican los cientos de miles de euros que han dejado de ingresar por la supresión de la Fundación Enresa.

A las puertas del almacén de residuos nucleares de El Cabril en la sierra cordobesa, los alcaldes han realizado un acto de protesta por el montante que no han recibido para proyectos presupuestados para 2014 en sus pueblos.

Los ayuntamientos, que han puesto el dinero de sus fondos para ejecutar los proyectos, se ven ahora con un “agujero” para cerrar el presupuesto anual ante la falta de los ingresos prometidos por Enresa.

Un total de 26 alcaldes y representantes de municipios tan distantes como Vandellós (Tarragona), Trillo (Guadalajara), Almaraz (Cáceres) u Hornachuelos (Córdoba) han participado este martes en un acto de protesta contra la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa) frente a las puertas del almacén de residuos radiactivos de El Cabril, en la sierra cordobesa. Todos ellos forman parte de los municipios que se encuentran en áreas afectadas por las centrales nucleares de España y con este acto han exigido el pago de las ayudas compensatorias que han dejado de recibir por la supresión de la Fundación Enresa.

La Fundación Enresa fue suprimida a finales de 2013, en el marco de la supresión de la Fundación de ENRESA tras las medidas del Gobierno para la reestructuración y racionalización del sector público, si bien ya tenía acuerdos y convenios vigentes con los distintos municipios cercanos a centros nucleares que se traducían en montantes concretos de dinero que los ayuntamientos ya habían presupuestado para este año 2014.

Pero las ayudas no han llegado y los ayuntamientos han puesto de su bolsillo el dinero a la espera de recibirlo, algo a lo que se comprometió Enresa. Sin embargo, el resultado de todo ello es que, a falta de unas semanas para concluir 2014,

“nos encontramos con un agujero en nuestros presupuestos”, explica la alcaldesa de Hornachuelos (Córdoba), María del Carmen Murillo.

En estos años, a través de las ayudas de la Fundación Enresa, cada municipio pagaba proyectos de carácter social, medioambiental, formativo, cultural o deportivo para el desarrollo de su pueblo en compensación por estar junto a una central o almacén nuclear.

Según los datos aportados a  eldiarioandalucia por la Asociación de Municipios en Áreas de Centrales Nucleares (AMAC), sólo Hornachuelos (Córdoba) ha dejado de ingresar 160.000 euros de la Fundación Enresa. El montante asciende a 180.000 euros para las localidades cercanas a la central de Trillo y otros 135.000 euros para los pueblos junto a Vandellós. A esas cifras hay que sumar los montantes de los acuerdos concretos entre la Fundación Enresa con otros municipios de las zonas afectadas que no forman parte de AMAC y que no están contabilizados por la asociación, pero que también han dejado de ingresar estas ayudas.

“No estamos dispuestos a que nuestros vecinos pierdan ni un solo euro”

Los alcaldes han querido “protestar por la supresión de la Fundación Enresa, dado el quebranto económico que ello les está suponiendo” y han puesto de manifiesto “el rechazo de los regidores a la reducción de ingresos, en forma de convenios para la financiación de múltiples actividades en sus localidades, que les ha supuesto la desaparición de la citada fundación”, explican desde el Ayuntamiento de Hornachuelos.

Su alcaldesa es tajante: “Exigimos que haya una respuesta en una semana”. Porque si no, anuncia, “no descartamos nuevas acciones más duras contra la empresa”. “No estamos dispuestos a que nuestros vecinos pierdan ni un solo euro”, dice para explicar que su ayuntamiento ya ha gastado de su bolsillo el dinero, por ejemplo, en la instalación de un parque infantil, pero la ayuda de Enresa no ha llegado. “Y eso es lo que le sucede a todos los alcaldes que han venido (a la protesta). Todos tenemos un desfase en los presupuestos porque no han llegado las ayudas comprometidas”.

Por su parte, desde Alanís (Sevilla), municipio afectado también por El Cabril, recuerdan que “el presidente de Enresa, Francisco Gil-Ortega, se comprometió a buscar una solución para poder cubrir las cantidades comprometidas para 2014”. Sin embargo, apuntan, “la realidad es que, con el año a punto de finalizar, los municipios no han recibido solución alguna”. El alcalde de Alanís llega a decir en un comunicado público que se siente “engañado y maltratado por parte del Ministerio de Industria y la Secretaría de Estado”, organismos a los que los alcaldes habían solicitado una reunión para abordar este asunto, sin que se haya producido.

“El siguiente paso será movilizar a nuestros vecinos que, sin duda, responderán enérgicamente para defender los que les pertenece”,

añade y es que los alcaldes reunidos este martes en Hornachuelos prometen nuevas acciones de protesta si en un corto plazo de tiempo si no reciben respuesta positiva del Ministerio de Industria.

Fuente: diario.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.