El CSN autoriza el traslado de 750 kilos de residuos nucleares desde Francia a la central de Almaraz (Cáceres)

Basura nuclear almacenada

El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha autorizado el traslado de 750 kilogramos de residuos sólidos tecnológicos con actividad radiactiva procedentes desde Greváux-les-Guide, en Maubeuge (Francia) hasta la central nuclear de Almaraz, en Cáceres.

Se trata de los residuos radiactivos resultantes de las operaciones de descontaminación y revisión de dos motores de las bombas del circuito primario de Almaraz, según consta en el acta del pleno a la que ha tenido acceso Europa Press.

En total, se enviaron los motores de seis bombas del circuito primario de Almaraz para su mantenimiento y limpieza. De estos, ya han sido devueltos los residuos generados en la limpieza de cuatro de estas bombas en el marco de la autorización de la Dirección General de la Energía y el Clima de Francia para el traslado entre Areva Somanu y la planta cacereña con fecha 13 de julio de 2012 y que expiraba el 12 de julio de 2015.

Sin embargo, quedaron pendientes dos envíos restantes que según el informe del CSN no se han podido realizar dentro de la validez de esa autorización, por lo que Areva Somanu tuvo que pedir un permiso nuevo para el traslado de estos residuos de cara a realizarlo entre septiembre de 2015 y septiembre de 2018.

Así, el 21 de julio pasado, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo remitió al regulador atómico la solicitud presentada por Francia para trasladar estos residuos y el Pleno del CSN estudió la propuesta el pasado 23 de septiembre y emitió un informe favorable pero con tres condiciones.

En primer lugar, según el acta de la citada reunión, se exige que este transporte sea realizado por un “transportista registrado en el Registro de sustancias nucleares y materiales radiactivos, excepto que la empresa que realice las expediciones lo haga bajo la contratación de otra que ya esté registrada.

Además, el CSN pide a Areva Somanu que le remita una notificación sobre las expediciones de transporte de los residuos, con quince días de antelación a la entrada en la central nuclear de Almaraz. En esta notificación deberá constar tanto la fecha prevista de arribada a la planta atómica cacereña, la identificación de la empresa de transporte y el número de bultos y el contenido de los mismos.

Se trata de unos residuos calificados de baja y media actividad, de modo que según el informe del pleno del CSN, pueden se “acondicionados” por la central nuclear de Almaraz donde podrán ser almacenados temporalmente hasta su retirada por parte de la Empresa Estatal de Residuos (ENRESA), para su almacenamiento definitivo en el almacén de El Cabril (Córdoba).

En concreto, el transporte se realizará “de manera similar a las otras cuatro expediciones ya realizadas”, es decir, en bidones de 200 litros introducidos en un contenedor de 20 pies y en un bulto industrial de tipo 2.

Según el Acuerdo Europeo para el transporte de mercancías peligrosas por carretera que se aplica tanto en España como en Francia, este tipo de bultos no requieren de una autorización para su transporte ni tampoco la aprobación previa de un diseño específico para estos.

Fuente:  www.teinteresa.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s