La renuncia de un directivo del gigante energético francés EDF cuestiona el plan nuclear de Reino Unido

La dimisión del director financiero, Thomas Piquemal, alimenta la incertidumbre y la oposición a la construcción de dos reactores nucleares en Reino Unido

El aumento de la participación de EDF en la obra, que ha pasado de un 40%-50% al 66,5%, clave en las discrepancias en el plano económico

La obra, cuyo coste se calcula en torno a los 23.000 millones de euros, suscita críticas por su precio, las implicaciones técnicas y sobre todo medioambientales

Thomas Piquemal, director financiero del gigante energético francés Electricite de France (EDF), presentó su dimisión a la compañía por su desacuerdos ante la viabilidad económica del proyecto de construcción de dos reactores nucleares en Hinkley Point, en Reino Unido, y para el que está previsto desembolsar 23.000 millones de euros. Según publican los medios económicos, la decisión de Piquemal confirma los temores de que el proyecto puede suponer un descalabro financiero para la compañía francesa.

La renuncia tiene lugar poco después de que el pasado jueves tanto François Hollande como David Cameron reafirmaran su compromiso y apoyo en la construcción de ambos reactores, durante la reunión franco-británica que mantuvieron en la localidad de Amiens. Tras este acuerdo se aventura un cambio de la participación de EDF en el proyecto Hinkley Point, prevista inicialmente en un 40-50% pero que se elevó hasta el 66,5%, lo que se traduciría en un mayor esfuerzo económico por parte del gigante energético francés.

Como informa Bloomberg, este será la primera planta nuclear construida en Gran Bretaña en décadas y contará con la colaboración en su edificación de la China General Nuclear Power Corporation (CGN), tras el acuerdo que alcanzaron ambas compañías el pasado mes de octubre, pese a que lo llevan planeando desde el 2008. 

El alto coste de la obra, calculado en unos 23.000 millones de euros, además de las implicaciones técnicas y medioambientales de los reactores nucleares han desatado la contestación social, a la que ahora se suma Thomas Piquemal con sus discrepancias en el plano económico por la falta de rentabilidad del proyecto.

EDF, cuya propiedad es en un 84,5% del estado francés y con gran presencia en el país anglosajón, sufrió ayer una caída del 9,6% en el valor de sus acciones tras la salida de Piquemal, que será sustituido provisionalmente por Xavier Girre. La compañía no sufría un desplome del precio de sus acciones desde junio de 2014 y protagonizó la mayor caída en el índice de la Euro Stoxx Utilities.

Fuente: eldiario.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s