Las obras que Enresa ha adjudicado al silo nuclear tras su paralización, al detalle

En total suman más de 7,5 millones de euros y se corresponden en su mayoría con estudios, trabajos y sondeos del terreno para el ATC

Según datos de la Plataforma contra el Cementerio Nuclear, entre esos contratos se encuentra uno de ingeniería adjudicado el pasado noviembre a empresas relacionadas con Iberinco, en cuya dirección está el marido de Cospedal

cospedal almacen

En el listado se recoge también un conjunto de obras “innecesarias” como la edición y diseño una revista y obras para el Vivero de Empresas

Cuando el pasado mes de julio el nuevo Gobierno de Castilla-La Mancha decidió declararle la ‘guerra’ a proyecto de cementerio nuclear en la localidad conquense de Villar de Cañas, esta iniciativa del Gobierno central se dio por paralizada. La decisión de la Junta fue ampliar una zona protegida próxima a los terrenos de construcción, concretamente el espacio Red Natura en la Laguna del Hito. Desde entonces, son dos veces las que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ha dado la razón a esta decisión no permitiendo que se aplicaran las medidas cautelares solicitadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Ahora, el ATC solo podría llevarse a cabo si fuera declarado de interés general.

Este es el motivo por el que los colectivos ecologistas y antinucleares que conforman la Plataforma contra el Cementerio Nuclear de Cuenca han ido recopilando los contratos que la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa) ha adjudicado después de esa fecha, incluso con el proyecto prácticamente paralizado.

 En total, las obras adjudicadas por esta empresa desde el 30 de julio de 2015 hasta la actualidad ascienden a más de 7,5 millones de euros. Se trata de una decena de proyectos de diversa índole donde además pueden apreciarse algunas variaciones significativas entre las fechas de licitación y las de adjudicación. Mientras algunas adjudicaciones se han retrasado dos años, ejecutándose después de la iniciativa de la Junta, otras, como las últimas del pasado mes de marzo, se han licitado y adjudicado en la misma fecha.

A continuación, los datos que la Plataforma ha recopilado sobre los proyectos licitados o adjudicados después de julio de 2015:

Proyectos ATC

Otro de los datos relevantes en los que ha incidido este colectivo es que entre este listado se encuentra el expediente correspondiente al servicio de ingeniería de apoyo al licenciamiento para el almacén de espera de contenedores y el módulo de residuos especiales del ATC, adjudicado el pasado 5 de noviembre por 2,5 millones de euros. La adjudicataria es la UTE Proyecto ATC Enresa (Gas Natural–Iberdrola) que el pasado mes de enero la Plataforma vinculó con la empresa Iberinco, de la que forma parte Ignacio López del Hierro, marido de la expresidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal.

En general, según apuntan, desde la entrada de López del Hierro, esta compañía (directamente o a través de empresas participadas) ha recibido adjudicaciones en cinco contratos por valor de casi 37 millones de euros:

Tabla resumen de licitaciones / Plataforma con el Cementerio Nuclear

Tabla resumen de licitaciones / Plataforma con el Cementerio Nuclear

Estos últimos datos forman parte de los datos enviados a la Fiscalía a Anticorrupción, dentro de la denuncia de la Plataforma, que pide que se investigue la sincronización entre el nombramiento de Francisco Gil-Ortega como presidente de Enresa (que después dimitió) y la entrada de López del Hierro en Iberinco, entre otras cuestiones.

Aparte, en el listado aparece también un conjunto de proyectos adjudicados que la Plataforma considera “innecesarios”, como la realización, edición y diseño de la revista ‘Dinamo CLM’, el suministro e instalación de mobiliario para el laboratorio conjunto en Villar de Cañas, y obras en el Vivero de Empresas. Todos ellos suman casi un millón y medio de euros:

Proyectos "innecesarios" para el ATC / Plataforma contra el Cementerio Nuclear

Proyectos “innecesarios” para el ATC / Plataforma contra el Cementerio Nuclear

 Fuente: eldiario.es

La mina de uranio de Salamanca hace dimitir al alcalde de Retortillo

berkeley_uranio2

Berkeley ha conseguido que la Junta de Castilla y León le conceda la licencia medioambiental tras ocultar que iba a generar residuos radiactivos

Lorenzo Calderón tira la toalla al verse traicionado por sus concejales, con la sombra de Berkeley sobre el escenario.

La dimisión de Lorenzo Calderón, alcalde de Retortillo y un firme luchador contra la instalación del almacén de residuos radiactivos que la minera Berkeley quería construir en la zona del Yeltes, se ha convertido en una nueva batalla ganada por la empresa australiana para acabar abriendo la mina de uranio y el almacén de residuos en el oeste de la provincia.

Calderón se ha visto traicionado por los otros dos ediles del PSOE en el municipio (hay tres socialistas y dos del PP), Manuel Francisco Hernández y Juan Francisco Matías, primero en su lucha contra el almacén de residuos radiactivos que afectaría a Retortillo, Villavieja de Yeltes, Villares de Yeltes y Alameda de Gardón, y a partir de ahí en otras decisiones de menor calado que han ido minando la confianza entre ellos hasta desembocar en su marcha.

Calderón llevaba en su programa electoral la consulta popular para que los vecinos dijeran si querían o no la mina y el almacén de residuos radiactivos en su pueblo. Como el Consejo de Ministros no lo autorizó, esa idea quedó desechada.

Posteriormente, se produjo el primer desengaño de Calderón con sus dos compañeros de partido. Fue cuando la Confederación Hidrográfica del Duero abrió el periodo de alegaciones a la autorización a Berkeley para utilizar el agua del río Yeltes para limpiar la tierra separada del mineral extraído de la mina, y devolver esas aguas al cauce del Yeltes.

Para su sorpresa hubo cuatro votos en contra de alegar por uno solo, el suyo, a favor de recurrir la autorización. “No comparto esa opción, pero la decisión se tomó por mayoría y yo la acepté porque soy demócrata”, explica el exalcalde de Retortillo.

Residuos radiactivos

Calderón habría aceptado la mina de uranio “porque en sí no es problema y da trabajo”, pero lo que le hizo combatir el proyecto de Berkeley, además del uso de las aguas del Yeltes, es su intención de construir un almacén de residuos radiactivos, “un cementerio nuclear” que afectaría a los municipios de Villares de Yeltes, Villavieja, Retortillo y, ya en La Raya con Portugal, a Alameda de Gardón, lo cual ha suscitado la protesta de los ecologistas lusos. “Ya que somos pobres, fíjate si ponen en esta zona un cementerio nuclear”, recalca Calderón.

Paralelamente, aumentaba la brecha entre el alcalde y los otros dos concejales socialistas, que a sus espaldas acudieron al diputado del PSOE en la zona y concejal de Ciudad Rodrigo, Carlos Fernández Chanca, para decirle que “la mayoría de los vecinos del pueblo estaban contra mi forma de actuar“, relata el alcalde dimisionario, y que (Chanca) debía elegir “entre ellos y yo. Yo quiero lo mejor para mi pueblo, que es donde nací. Soy demócrata y acepto la mayoría, aunque no comparta sus decisiones, pero para estar de alcalde y no pintar nada me voy, porque los votos los tienen otros. Dimito porque no tengo la confianza de los otros dos concejales del PSOE. ¿Para qué quiero ser alcalde si cuando se plantea cualquier cosa la mayoría está en otro lado? Yo dejo la vía libre para que el pueblo salga beneficiado de los posicionamientos que se tomen a partir de ahora”, comenta Calderón.

Intereses

Los dos concejales del PP, Andrés Matías y Eustaquio Martín, trabajan para Berkeley, y el anterior alcalde, Javier Santamartina, también del PP, vendió en 2012 una finca de su propiedad a la compañía minera por 197.000 euros, el doble de su precio de mercado para instalar allí sus oficinas. Esta operación se cerró meses después de que la minera iniciara la tramitación de los permisos ante la Junta y ante el propio Ayuntamiento.

Lo que queda por saber son los motivos por los que los dos ediles del PSOE han conspirado contra él y se han alineado con los del PP en la votación para evitar las alegaciones ante la CHD y sobre otros asuntos de menor enjundia propuestos por el alcalde que le han empujado a presentar su renuncia. El último, la supresión de las vaquillas de las fiestas de junio y destinar ese dinero a contratar a alguien en el pueblo. La propuesta se votó en el pleno de presupuestos del pasado 18 de marzo, y Calderón volvió a quedarse solo. Fue el detonante y lo que se quiere utilizar desde el otro frente para justificar su dimisión.

Está orgulloso de haber conseguido reducir ya este año un 10% el IBI (quería bajarlo un 25% en la legislatura), pero se va con la espina clavada de no haber podido abrir la casa asistida (residencia de ancianos) Cristo del Consuelo, y unas cuantas puñaladas por la espalda.

El camino de Berkeley

Berkeley ha conseguido que la Junta le conceda la licencia medioambiental tras ocultar que iba a generar residuos radiactivos; el Ministerio de Industria le dio su autorización pese a los recelos del Consejo de Seguridad Nuclear; y la UE le ha dado su visto bueno porque considera la extracción del uranio como una actividad “estratégica”, aunque no es de extrañar que algo haya tenido el buen hacer de Lamela (pagado por la mina) con Arias Cañete, comisario de Energía de la UE, y su exjefe en el Ministerio de Agricultura, para obtener las bendiciones europeas.

Ahora, desaparece otro obstáculo en el camino de la minera para lograr su objetivo de abrir la mina de uranio a cielo abierto y un almacén de residuos radiactivos. Ha bastado con que dos concejales de pueblo traicionen al alcalde que miró más allá del empleo y prebendas que iba a generar un proyecto cuyo impacto en la zona durará siglos y que pone en riesgo la agricultura, ganadería y el balneario.

Fuente:  lacronicadesalamanca.com

Podemos pide la dimisión de Arias Cañete

Podemos Salamanca preguntó este lunes al PP “qué más necesita” para pedir la dimisión de Miguel Arias Cañete, eurodiputado del PP y comisario europeo de Energía, por la implicación de las empresas de su mujer en los ‘papeles de Panamá’, que han puesto al descubierto miles de empresas que trasladaban sus fondos para que un despacho de abogados panameño los blanqueara mediante sociedades ‘offshore’.

La secretaria general de Podemos en Salamanca, Estefanía Rodero, recordó que la familia Domeq, a la que pertenece la mujer de Arias Cañete, recibe cada año 1,8 millones de euros en ayudas de la PAC por sus explotaciones agrícolas y ganaderas.
Recibe mucho dinero de ayudas europeas y luego aparee en el listado de ricos que han tenido sociedades para blanquear dinero.
Recordó, igualmente, que gracias a la proximidad de Miguel Lamela (contratado por la minera Berkeley) con Arias Cañete, comisario europeo de la Energía, la minera australiana ha obtenido la autorización comunitaria para su mina de uranio y almacén de residuos radiactivos en la zona del Yeltes.

Fuente: lacronicadesalamanca.com