El presidente de Iberdrola anuncia a los sindicatos el cierre de la central nuclear de Garoña

 Garona_Cierre_ya
Sánchez Galán comunicó el jueves a los representantes de los trabajadores que la planta burgalesa, parada desde diciembre de 2012, “no se va a reabrir”

Sanchez Galán dijo la semana pasada que se están cerrando plantas atómicas “porque no son viables” y atribuyó la decisión a motivos “puramente económicos”.

El anuncio se produjo en el tradicional encuentro que el máximo responsable de la compañía mantiene con los sindicatos la víspera de la junta de accionistas de la eléctrica

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, comunicó el pasado jueves a los sindicatos de la compañía que la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) se cerrará “por motivos económicos”, según ha comunicado una de las organizaciones sindicales presentes en ese encuentro, ELA, en un correo electrónico remitido este lunes a la plantilla de la primera eléctrica española.

Galán hizo este anuncio en la tradicional reunión que mantiene con los sindicatos y los máximos representantes de Recursos Humanos de la eléctrica, en la víspera de la Junta General de Accionistas de Iberdrola del pasado viernes. En el encuentro también estaban presentes el director de Finanzas y de Recursos de Iberdrola, José Sáinz Armada, y el director de Recursos Humanos, Ramón Castresana.

 Motivos reales

Entre los motivos reales podría estar el estado físico de Garoña y que lleva sin funcionar mas de 3 años.

Así mismo la oposición popular es más grande que nunca incluso desde todos los partidos del Pais Vasco, Alava y muchos de Castilla y León y Madrid.

Es de sobra conocido que el impacto económico de Garoña para el ayuntamiento del Valle de Tobalina es positivo pero no ha ayudado al desarrollo de la comarca ni a fijar población. Ver opinión del Colegio de Economistas de Burgos.

Muchos ayuntamientos de Álava se han pasado a cooperativas energéticas renovables en protesta por Garoña y el efecto llamada a la población podria afectar a la cuenta de resultados de Iberdrola.

Las inversiones en seguridad de Garoña podrían no hacer suficientemente rentable la instalación, no digamos ya si se tiene en cuenta el riesgo de accidente de una instalación de 45 años de antigüedad.

Garoña tiene un largo historial de accidentes o incidentes (ver algunos)

El grosor del edificio de contención de Garoña es muy fino y deja pasar mucha radiación y a mucha distancia en comparación con centrales mejor construidas.

Radiacion Garoña_2
radiacion Cofrentes y Asco

Todo el dia llorando

Es curioso que el presidente de una de las empresas que basa su producción en centrales nucleares, de gas y carbón y en centrales gratuitas financiadas con el dinero público y los presos políticos durante el franquismo  asegurara que el negocio de generación de electricidad de Iberdrola en España es deficitario y, en ese contexto, los representantes de los trabajadores le preguntaron por el futuro de Garoña. Su respuesta, que la planta se cierra por motivos económicos y “no se va a reabrir”.

El pasado martes, Galán recordó en una entrevista que en todo el mundo se están cerrando varias centrales nucleares, “y no por razones políticas, sino económicas, porque no son viables”. “No es tanto nuclear sí o nuclear no, sino si es segura o no, o si es eficiente o no”, señaló.

Iberdrola es la copropietaria de Garoña, la central nuclear más antigua de España, a través de Nuclenor. El otro 50% pertenece a Endesa. La planta lleva parada más de tres años, pero Nuclenor ha pedido al Ministerio de Industria operar hasta 2031, cuando se cumplirían 60 años desde su puesta marcha.

La petición, presentada en 2014, requiere del visto bueno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), organismo cuyo consejo está controlado por el PP, que es proclive a la reapertura. Sin embargo, tras las últimas elecciones, todos los grupos políticos salvo el PP remitieron una carta al regulador nuclear en la que le instaron a aplazar el proceso de evaluación para la reapertura de la planta hasta la conformación del nuevo Gobierno.

Preguntado por este asunto, el ministro de Industria, Energía y Turismo en funciones, José Manuel Soria, ha señalado este lunes que en su departamento no hay ninguna petición de cierre de la central de Garoña. Por su parte, Iberdrola no ha hecho comentarios.

Fuente:  eldiario.es

Cofrentes hará un almacén con sus residuos radiactivos por el retraso en el ATC de Cuenca

cofrentes
Fuentes de la central de Cofrentes negaban todavía ayer que hubiera un proyecto, pese a las evidencias y pruebas aportadas por Levante-EMV.

La posición oficial es que «no hay nada en marcha, ni siquiera se ha iniciado ningún trámite», aseguró el portavoz oficial de Cofrentes, Javier Sala.

El retraso en la construcción del Almacén Temporal Centralizado de residuos radiactivos de Villar de Cañas (Cuenca), en lo sucesivo ATC, obligará a la Central Nuclear de Cofrentes (CNC) a guardar su combustible gastado y parte de sus elementos más contaminados en 24 contenedores situados al aire libre dentro del perímetro vallado de la instalación.

contenedor radioContenedores en superficie conresiduos de alta intensidad

Enresa, la empresa estatal responsable de gestionar los residuos radioactivos con el dinero que aportan las empresas explotadoras del parque nuclear como Iberdrola„ «no nos ha comunicado nada (sobre un posible retraso en la construcción del ATC de Villar de Cañas) y por lo tanto no hay nada, tan solo un proyecto por definir por si hubiera que hacer frente a esa contingencia», manifestó el portavoz. Sin embargo, la documentación a la que ha tenido acceso este diario „un informe elaborado por dos inspectores del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) el pasado mes de diciembre„ no ofrece lugar a dudas sobre lo avanzado del proyecto.

Inspección en diciembre

La inspección, realizada físicamente en la central los días 14 y 15 de diciembre de 2015 y ratificada por las partes (CSN y CN Cofrentes) el 21 de marzo de 2016, analiza la situación actual de las dos piscinas de combustible gastado de la nuclear de Cofrentes, donde se encuentran almacenados los elementos más radioactivos generados en la central desde su entrada en servicio.

Según la redacción final del acta, «el licenciamiento» „proceso para la obtención de todos los permisos„ del Almacén Temporal Individualizado de Combustible Gastado (ATI) «previsto en el emplazamiento de la central «podría iniciarse a final de año (2015), «según planificación de actividades enviada por el titular»„en alusión a Iberdrola.

«Se trataría „según información suministrada a los inspectores„ «de una instalación en plataforma de hormigón para 24 contenedores con una capacidad máxima de 61 elementos cada uno, condicionada por la potencia de la grúa de manejo del cofre», edificio blindado en el que se encuentran las piscinas de combustible.

Según el citado documento, esta modificación «proporcionaría almacenamiento para el combustible de 5 recargas» permitiendo el funcionamiento de la central nuclear valenciana «hasta el año 2031», diez años más del plazo máximo estimado con la capacidad actual.

El texto añade, además, que las «previsiones del titular son presentar la evaluación de impacto ambiental en el segundo semestre de 2016, la solicitud de modificación para la construcción y montaje hacia el último semestre de 2016 y la solicitud de puesta en marcha en 2017, con el objetivo de poder tenerlo operativo a principios de 2019.

Respecto al tipo de contenedor, Iberdrola comunica a los inspectores del Consejo de Seguridad„ de hecho pide una modificación del acta para que quede claramente expresado„ que todavía no está decidido, aunque apunta a que se tratará de contenedores mixtos, de almacenamiento y transporte, supuestamente para facilitar su posterior traslado al ATC de Villar de Cañas, si finalmente se terminan las obras.

Fuente:  levante-emv.com