Las eléctricas paralizan dos centrales nucleares y frustran la bajada del recibo de la luz

garoña

¿Puede España prescindir de cierto tipo de centrales contaminantes?

¿Están manipulando las Eléctricas el precio de la luz según su propia conveniencia?

Permanecen inactivas “por recarga” las instalaciones de Ascó II y la de Trillo. Compensan así el ahorro por la producción con energía hidroeléctrica, que es más barata.

Adiós a la bajada del recibo de la luz ansiada por 16 millones de hogares. Las previsiones a mediados de mes anticipaban un alivio para el bolsillo de los españoles en el próximo recibo. Pero la coincidencia de dos centrales nucleares paralizadas al mismo tiempo y otra combinación de factores han dado al traste con esta buena noticia.

n las tres primeras semanas de mayo, el coste de producción de la electricidad se había abaratado con respecto al mes pasado. El precio por megavatio hora (MWh) pasaba de24,11 euros en abril, hasta los 23,53 euros por MWh en la primera quincena de mayo.

Tal y como se contó entonces en ECD, si se trasladaban esos costes al recibo final, según cálculos realizados por el propio sector, se preveía una rebaja del precio de la luz de un 5% en el recibo del mes de mayo. Esto significaba, en definitiva, que los consumidores iban a tener que pagar hasta 10 euros menos.

Este descenso respondía fundamentalmente a las abundantes lluvias y, en menor medida, al fuerte viento que venía soplando en algunas zonas de la Península. Estos dos fenómenos atmosféricos han provocado que se genere mucha electricidad a través de las centrales hidroeléctricas y los parques eólicos.

Se ha reducido el aporte de la nuclear

Pues bien. Según ha sabido El Confidencial Digital por fuentes del sector, a pesar de que ha habido un gran aporte renovable (superior al 50%), se ha registrado también otra combinación de factores que han provocado un vuelco en las previsiones que se venían manejando hasta ese momento.

Un menor aporte nuclear (ha habido más indisponibilidades este mes) se han unido a que este mes es el típico en que se suele empezar a soltar menos agua para hacer funcionar la fuente más cara de todas: los ciclos.

Dos centrales nucleares permanecen paralizadas este mes de mayo por recarga. Es el caso de la de Ascó II, en Tarragona; y la de Trillo, en Guadalajara.

Una circunstancia que va a tener una considerable repercusión en el recibo. Experimentará en mayo su primera subida desde que se inició 2016, aunque acumula un descenso de más del 16% en lo que va de año.

En concreto, la factura se incrementará en torno a un 1,7% con respecto al mes pasado, cortando con la espiral bajista que había encadenado desde enero. En lo que va de mayo, el recibo de la luz de un consumidor medio ascendía a 49,05 euros hasta el pasado viernes, frente a los 48,19 euros en los mismos días de abril.

El carbón y el gas encarecen el precio

Hay que tener en cuenta, por tanto, que el elemento que más influye en España en el precio mayorista de electricidad tiene que ver con la parte de demanda que cubren las centrales térmicas convencionales (carbón y gas natural).

El recibo es más caro cuanto más carbón y gas se utilice para producir energía eléctrica. En este caso, las eléctricas tienen además mayor margen de maniobra para establecer los precios, al poder repercutir también al usuario los impuestos medioambientales que el Gobierno aplica al uso de estas fuentes de energía.

Por consiguiente, al usuario final le sale más barato que las compañías recurran a las centrales hidroeléctricas y eólicas para producir electricidad.

Las eléctricas ya rebajaban la euforia

Desde las grandes compañías, como Iberdrola Endesa, ya matizaban entonces a ECD esas previsiones de rebaja. No contemplaban que se consolidara en el tiempo.

Efectivamente, reconocían que se estaban viendo obligadas a soltar más agua de lo habitual porque los embalses están a rebosar. Pero advertían ya de que la eventualidad de una escasez de lluvias futura no aconsejaba tampoco recurrir con excesivo ímpetu a este recurso en los próximos meses.

Las restricciones de agua que pudieran sobrevenir por la ausencia de precipitaciones importantes este verano recomiendan prudencia. No descartaban, por tanto, un repunte de los precios de cara a los recibos de los meses de verano.

Fuente:  elconfidencialdigital

 

 

Un depósito de residuos nucleares y dos centrales amenazan la seguridad de la población estadounidense a causa de las abundantes filtraciones de sustancias tóxicas a las capas de agua cercanas.

2La central nuclear Turkey Point en FloridaWikimedia / Acroterion

En los últimos 18 meses han sucedido varias averías en varias centrales y las plantas nucleares de Estados Unidos. Algunas de ellas no fueron importantes, pero otras suponen una amenaza para la vida. Sin embargo, la mayoría de estos incidentes pasaron desapercibidos para los medios.

La planta nuclear de Hanford

Pese a un importante proyecto de limpieza medioambiental, la mayor fuente de temores es la antigua fábrica de plutonio de Hanford Site, en el estado de Washington. Desde mediados de abril más de 50 empleados de la planta han requerido asistencia médica debido a las consecuencias de inhalar materiales tóxicos.

almacen bidon

Ha sufrido defectos que no tenía ningún otro reactor nuclear del mundo

Los corresponsales de RT en EE.UU. se han puesto en contacto con algunos extrabajadores de las instalaciones, que sufren varias enfermedades relacionadas con su antiguo lugar de trabajo.

“Trabajé en Hanford más de 20 años. Me intoxiqué. Tenía una encefalopatía tóxica y los nervios dañados“, relató un exempleado de la planta. “Me intoxiqué con los vapores y por esa causa el volumen vital de los pulmones disminuyó un 40%. Me diagnosticaron la enfermedad reactiva de las vías respiratorias”, dijo otro.

3

El ‘Chernóbyl del río Hudson’

El número dos es la central nuclear de Indian Point, 55 kilómetros al norte de Nueva York, que suministra la cuarta parte de la energía eléctrica que consume la ciudad. Es responsable de una enorme fuga de tritio y funciona bajo una licencia expirada aprovechando un resquicio legal.

indianpoint13

Según cálculos de una investigación periodística, está averiada al 30%.

“Ha sufrido defectos que históricamente no tenía ningún reactor nuclear del mundo“, dijo a RT el autor de la investigación, Paul Dirienzo. “Esto es suficiente para expresar preocupación”.

La central de Turkey Point

La central nuclear de Turkey Point, situada en las costas de Florida, derrama tritio desde sus canales de enfriamiento. La concentración de esta sustancia en las aguas alrededor de la planta es 215 superior a los índices normales, según unas pruebas realizadas este año. También es importante la dosis radioactiva que se libera al océano Atlántico.

salt-at-turkey-point

1

Además, por culpa de la central se formó una capa de agua salada que ha avanzado unos 6 kilómetros hacia el interior del continente. Esta capa amenaza depósitos subterráneos que abastecen de agua a 3 millones de personas.

Leer más

Denunciarán al pleno del CSN por “prevaricación y delito de coacción” con el ATC

Ecologistas en Acción prepara una denuncia por “prevaricación y delito de coacción” contra el Pleno del CSN por su actuación en las autorizaciones del basurero nuclear de Cuenca.

Tanto los ecologistas como el cuerpo técnico del CSN denuncian las coacciones infligidas a algunos funcionarios para que los informes fuesen favorables

Ecologistas en Acción prepara una denuncia contra el pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) por “prevaricación y un posible delito de coacción contra los técnicos del organismo” en el proceso de análisis y autorización previa del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares que Enresa va a construir en Villar de Cañas (Cuenca).

Según han confirmado a Vozpópuli fuentes oficiales de la organización ecologista, la decisión de presentar la denuncia se tomará en breve, después de que sus asesores jurídicos redacten el texto de la misma. Por un lado, tanto Ecologistas en Acción como el cuerpo técnico del CSN coinciden en que la autorización previa dada a Enresa por el Pleno del Consejo para poner en marcha la construcción del basurero nuclear se hizo a sabiendas de que los terrenos elegidos suponen un riesgo para la seguridad del almacén, tal y como alertaron tanto los técnicos del área geológica del CSN como la consultora especializada URS.

Los geólogos del CSN alertaron de las “características desfavorables” de los terrenos elegidos y a cómo esto puede influir en la “seguridad operativa” del ATC. También avisaron de los sobrecostes (más de 200 millones de euros) que generaría paliar esos problemas y carencias geológicas de los terrenos.

Todos los consejeros, excepto Narbona, apoyaron la autorización previa del ATC a sabiendas de que los terrenos no son seguros

La consultora estadounidense a la que el CSN encargó un informe independiente concluyó que “el emplazamiento previsto es inadecuado” y avisó de la inestabilidad de la cimentación de los edificios que albergarán los residuos de muy alta radiactividad por las filtraciones de agua y la posible disolución de los yesos de los terrenos.

Pese a todos estos informes desfavorables, el Pleno del CSN del 27 de julio de 2015 dio a Enresa la “autorización previa” para comenzar los trabajos de construcción del cementerio nuclear, lo que provocó una demoledor voto particular de la consejera Cristina Narbona, la única que se mostró en contra de la decisión del organismo presidido por Fernando Marti.

La consejera nombrada a propuesta del PSOE acusó  a sus compañeros del Pleno de autorizar el ATC sin ceñirse al “exquisito y escrupuloso respeto a las máximas condiciones de seguridad” ni cumplir los principios de “neutralidad, independencia, transparencia y credibilidad exigibles al regulador nuclear”.

Tanto los ecologistas como el cuerpo técnico del CSN denuncian las coacciones infligidas a algunos funcionarios para que los informes fuesen favorables

Los asesores de Ecologistas en Acción utilizarán este voto particular en su argumentario jurídico para presentar la denuncia por prevaricación. Los otros cuatro consejeros sabían que estaban autorizando la construcción de un almacén de residuos radiactivos en unos terrenos que no garantizan la seguridad y aun así siguieron adelante, denuncian las fuentes de Ecologistas.

Pero además de esto, la organización ecologista, en línea con las denuncias internas de un buen número de técnicos, acusa al presidente del CSN y sus consejeros afines (el pleno lo forman cinco miembros, tres a propuesta del PP, tras la renuncia del consejero de CiU, y dos por PSOE) de coaccionar a los técnicos para conseguir informes favorables que respaldaran la autorización previa para Enresa.

“Los responsables del CSN, al ver que los técnicos del área de Geología no emitían informes favorables, acudieron a los técnicos del área de Ingeniería, a los que presionaron para que sus informes fueran favorables a la autorización“, señalan las fuentes consultadas en Ecologistas en Acción.

Fuente: vozpopuli.com