Cofrentes levantará un almacén para sus residuos nucleares

cofrentes

Estará listo en 2019, justo dos años antes de que expire el permiso para operar

El combustible gastado se almacena en una piscina, al límite de capacidad

9/11/2016 08:42

La central nuclear de Cofrentes construirá un almacén temporal individualizado (ATI) para almacenar el combustible radioactivo que ya se ha agotado ante la próxima saturación, en 2021, de la piscina donde se guardaban hasta la fecha. Iberdrola, la compañía que opera Cofrentes, ha iniciado los trámites administrativos para ejecutar en el recinto de la central esta nueva infraestructura, que entrará en funcionamiento en 2019, según confirmaron ayer fuentes de la eléctrica. El coste de las obras lo asumirá Enresa, la empresa pública responsable de la gestión de este tipo de residuos.

La parálisis del proyecto del cementerio nuclear programado en Villar de Cañas (Cuenca), que debería centralizar los restos del combustible procedente de todas las centrales del país, ha obligado a las empresas que operan estas instalaciones a buscar alternativas. Hoy, ya hay tres ATI en activo en las centrales de Trillo, José Cabrera y Ascó y el Gobierno ha autorizado la construcción de otro almacén en Santa María de Garoña. Además, Almaraz -como Cofrentes- ha presentado la solicitud formal.

El proyecto, que adelantó ayer eldiario.es, consta de dos losas de hormigón armado con resistencia sísmica y capacidad para almacenar un total de 24 contenedores de combustible. Se trata de una tecnología madura, cuya seguridad se ha contratado a lo largo de los últimos 15 años, indicaron desde la central.

El almacén temporal individualizado, que sólo albergará residuos generados en la propia central de Cofrentes, permitiría sobre el papel que esta nuclear continúe operando más allá de 2021, que es cuando vence la autorización otorgada por el Ejecutivo central. Iberdrola, no obstante, trató de desvincular la iniciativa de una hipotética ampliación del periodo de funcionamiento, que cuenta con la oposición frontal de los grupos ecologistas.

El Consell, por ahora, poco tiene que decir respecto el futuro ATI porque la tramitación del proyecto corresponde íntegramente al Ejecutivo central, si bien éste deberá informar a la Generalitat, que podrá alegar. El recinto albergará residuos hasta su traslado al futuro Almacén Temporal Centralizado (ATC).

El secretario autonómico de Medio Ambiente critica la «deslealtad» del Gobierno por no informarles del proyecto

El secretario autonómico de Medio Ambiente y representante de Els Verds-Equo en el Consell de la Generalitat manifestó ayer que el Gobierno central había actuado con deslealtad al no informarles del proyecto para construir un depósito de residuos radioactivos de alta actividad en el exterior del recinto blindado de la instalación nuclear.

«Nosotros no hemos recibido ninguna notificación ni de la propiedad de la central ni del Gobierno de España, lo que supone una muestra más de la deslealtad institucional con la que se trabaja en una materia tan delicada como los residuos radioactivos», aseguró el secretario autonómico.

«Evidentemente –añadió– no estamos de acuerdo en el planteamiento que se hace, especialmente si se intenta enmascarar con compensaciones económicas a los ayuntamientos la incompetencia del Gobierno en la gestión de estos residuos nucleares, que no debemos olvidar, son los más peligrosos».

Julià Álvaro insistió en el tema de las compensaciones a los municipios –todas las poblaciones afectadas con terrenos situados en el radio de 10 kilómetros del reactor nuclear reciben compensaciones que aumentan conforme crece el combustible gastado almacenado– al manifestar que en la situación actual «puede ser que a algunos ayuntamientos les venga ahora muy bien el dinero pero puede provocar problemas a futuro, muy complejos de resolver».

El secretario autonómico y líder de Els Verds-Equo recordó su posición a favor de que la vida operativa de la Central Nuclear de Cofrentes debe finalizar «en 2021, tal como está planificado».

«Lo que resulta increíble y es una muestra más de incompetencia de la administración central es que Villar de Cañas tuviera que estar en marcha desde 2011 y nos desayunemos con esta información que nos demuestra que la energía nuclear sigue siendo más un problema que la solución de nada».

Pese a estos planteamientos, Julià Álvaro reconocía que poco o nada puede hacer la conselleria en el proceso de autorización del almacén nuclear. «Nos consta que no tenemos ninguna competencia ni forma de intervenir en el proceso más allá de la opinión que haremos llegar al Gobierno cuando nos informe», manifestó.

Comparecencia

Por otra parte, el diputado autonómico David Cerdán, adelantó ayer que en las próximas horas el grupo parlamentario del PSPV-PSOE pedirá la comparecencia en las Corts del director de la Central Nuclear de Cofrentes para que explique los pormenores del proyecto y las razones que han llevado a Iberdrola a tomar la decisión de levantar un depósito para almacenar los residuos.

radiacion Cofrentes y AscoEmisiones de radiación de Cofrentes

Fuente: elmundo.es

levante-emv.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s