Nuclenor sostiene que la vida útil de Garoña puede alcanzar hasta ¡¡¡ 90 años !!!

GaroñaSu presidente asegura que no existe ningún «impedimento técnico» para reanudar la actividad aunque se requiera «alguna modificación»

El futuro de la central nuclear de Santa María de Garoña sigue en el aire mientras la empresa adjudicataria, Nuclenor, apuesta por su continuidad. Sobre este aspecto volvió a incidir ayer el presidente de la Sociedad Nuclear Española (SNE) y también de la compañía, José Ramón Torralbo, dado que hasta la fecha no se ha registrado ningún «impedimento técnico» para que la planta alargue su vida útil. Eso sí, «con alguna modificación».

En lo relativo a las actuaciones que se han llevado a cabo desde que la central cesó su actividad, explicó que se el circuito del cableado primario se ha sustituido por segunda vez. También reconoció que algunos elementos no se pueden sustituir con facilidad. Es el caso de la vasija, aunque la de Garoña, añadió, presenta una vida útil de entre 80 y 90 años.

Según recoge Europa Press, Torralbo recordó que la evaluación sobre las condiciones de la central todavía «no ha terminado» y añadió que «no se debe interferir en la decisión que adopte el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). Sobre la decisión final del Gobierno que determinará la continuidad o el cierre de la central, manifestó que Garoña atraviesa una etapa de «incertidumbres» a la espera del dictamen definitivo.

Aparte del informe regulador y de la decisión del Ejecutivo, el presidente de Nuclenor remarcó que la entrada en funcionamiento de la planta dependerá de la política energética que se establezca en España. En este sentido, señaló que «si se propusiera limitar a 40 años la vida útil» de las centrales nucleares no habría «más que hablar» al respecto. En caso contrario, una vez «superado» este límite, precisó que sería necesario establecer mecanismos que permitan determinar el plazo de las concesiones, así como su contenido y condiciones.

En cuanto a la solicitud de Garoña para alargar su actividad hasta los 60 años, Torralbo indicó que cualquier análisis sobre su viabilidad económica quedará irremediablemente supeditado a la decisión gubernamental. Al mismo tiempo, apuntó que Nuclenor ha invertido más de 300 millones de euros para garantizar las condiciones de reversabilidad de la planta. Así pues, «habrá que seguir invirtiendo bastante más, pero hay que esperar», apostilló.

Con el fin de justificar la prolongación de la vida útil de la planta hasta los 60 años, el presidente del SNE analizó el panorama nuclear internacional para recordar que hoy en día hay más de 115 centrales con idéntico permiso temporal, todas ellas sometidas a rigurosos sistemas de control para garantizar su seguridad.

Requisitos
El último de los requisitos que se le exige a Nuclenor para avalar una posible prórroga es la construcción de un nuevo almacén temporal para el tratamiento y gestión del combustible gastado. Lo confirmaba el pasado mes de octubre el presidente del CSN, Fernando Martí, durante la Comisión de Industria del Congreso de los Diputados después de comprobar que la piscina se encuentra «prácticamente saturada».

Fuente: elcorreodeburgos.com

Preparando el golpe nuclear

uralde

Desde hace ya años que la industria nuclear prepara minuciosamente el golpe. Se trata de que las centrales nucleares puedan alargar su vida desde los actuales 40 años, hasta los 60 e incluso más allá. Para ello hay una estrategia cuidadosamente preparada y diseñada, que anunció en su día el lobby de las eléctricas y que está desarrollándose con discreción y celeridad.

El alargamiento de la vida de las centrales nucleares tiene un objetivo económico evidente: conseguir que unas plantas ya amortizadas sigan generando beneficios el mayor tiempo posible. Lo que ocurre es que esa meta económica pasa por encima de una cuestión clave: la seguridad de unas plantas diseñadas para una vida mucho más corta que la que ahora se plantea. Para conseguir ese objetivo de alargar la vida de las centrales nucleares es indispensable la cooperación del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), ya que son imprescindibles cambios normativos que no podrían darse sin su colaboración.

En realidad el CSN debería ser un organismo garante de la seguridad nuclear y de la protección radiológica, independiente por tanto de la industria y de sus intereses. Sin embargo, gracias a una maniobra ejecutada por el Partido Popular en el último trimestre de 2015 se convirtió en un organismo politizado más allá de lo razonable y a las órdenes del sector nuclear. Concretamente el PP nombró, con la oposición del Congreso, al tercer Consejero de su partido, rompiendo con ello el equilibrio político que tuvo el Consejo desde sus inicios.

La primera batalla del golpe nuclear se está dando con la central nuclear de Garoña. Es evidente que el interés de la industria nuclear por Garoña transciende su importancia energética. La nuclear lleva cerrada desde 2012, y es probable que nunca vuelva a abrirse. Ayer mismo, en un intento evidente de mantener la presión, un alto cargo de la industria nuclear afirmaba que Garoña podría operar hasta los 90 años. A base de declaraciones de calibre grueso van preparando el camino para que el CSN anuncie el alargamiento de la vida de la central. En realidad, que luego se ponga en marcha o no es un objetivo secundario, ya que de lo que se trata es de garantizar que no se cree el precedente de cerrar una nuclear por haber llegado al final de su vida útil.

La segunda batalla de este golpe es la de los residuos radiactivos. Fracasado el intento de construir el Almacén Temporal Centralizado en Villar de Cañas (Cuenca) por la oposición social que ha obligado al gobierno de Castilla La Mancha a ponerle dificultades legales, las centrales se han lanzado a la construcción de ATI (almacenes de residuos dentro de sus instalaciones). El objetivo de estos ATI no es otro que tener hueco para almacenar los residuos radiactivos para los que no hay espacio si se alarga la vida de las centrales nucleares. Al estar las centrales pensadas para un funcionamiento de 40 años, el alargamiento de su vida lleva aparejada la necesidad de nuevo lugar de almacenar los residuos radiactivos.

En los últimos meses nos encontramos inmersos en la tercera batalla que busca allanar el camino para el alargamiento de la vida de las centrales: los cambios normativos. Este proceso ha tenido como uno de sus ejes el cambio de la escala INES (International Nuclear Event Scale) sobre ocurrencia y consecuencias de sucesos nucleares. Ahora va mucho más allá, y se encuentra el CSN enfrascado la reforma de la normativa sobre seguridad en las centrales nucleares. El CSN plantea incluso autorizar a las propias nucleares a proponer sus medidas de seguridad. ¿Dónde y para qué queda el organismo regulador en este escenario?

Lo cierto es que los intereses económicos de la industria nuclear, que no es otra que la industria eléctrica, están forzando la máquina política y técnica para conseguir su objetivo de maximizar la vida de los reactores nucleares existente. Esta lógica puramente económica tiene como principal víctima la seguridad nuclear, y con ella la de las personas y el medio ambiente. Y por ello es necesario paralizar este golpe que se lleva delante de manera silenciosa y de espaldas a la opinión pública.

Fuente:  blogs.publico.es/malas-hierbas

El Gobierno celebra la Navidad con otra subida de la luz.

alvaro-nadal

Rajoy, el gallego “non grato” y sus subalternos se van de vacaciones de Navidad antes que ningún español, pero antes de hacerlo, han subido el recibo de la luz.

El Ministro de Energía, Álvaro Nadal ha dicho que es mejor subir un 2,3% la luz, que subirla un 42%, luego se ha marchado de vacaciones de Navidad.

La factura de la luz volvió a subir en Noviembre un 2,3% y es el séptimo mes consecutivo de subidas del precio del kilovatio eléctrico. Desde el año 2008, la luz ha subido un 37,9%.

Esta nueva subida de tarifas es un negocio redondo para las eléctricas, ya que durante este mes de Diciembre, la demanda de energía se dispara.

A ver Mariano, si la economía va bien ¿Por qué subes la luz y sigues recortando servicios públicos?

Álvaro Nadal continua las políticas de José Manuel Soria

El nuevo ministro de Energía, Álvaro Nadal, no aporta nada distinto de su predecesor José Manuel  Soria, es un ministro de energía continuista y sin ideas nuevas para resolver nada.

Nadal es de la misma calaña que Soria, otra marioneta de las energéticas del IBEX35 manejada desde los consejos de administración, programado para proteger solo los intereses de las eléctricas.

El ministro Nadal, es capaz de quejarse una y otra vez, del alto precio del recibo la luz, con la misma naturalidad con la que sube la tarifa eléctrica un 2,3% y con la misma, con la que justifica el inventado déficit tarifario de las eléctricas, que tenemos que pagar todos los españoles, según él “por solidaridad”.

¿Alguien conoce a algún español decente que desee ser solidario con los consejeros y directivos de las multinacionales energéticas del IBEX35 con sedes en los paraísos fiscales?

¿Conocen a algún consumidor que quiera ser solidario con la empresa que le factura el gas o la luz y desee ingresarles donativos en sus paraísos fiscales?

¿Por Solidaridad? claro que no, los 30.000 millones de déficit tarifario de las eléctricas los pagamos “por Real Decreto” o sea “por cojones”.

¿España ha salido de la crisis?

Los datos de 2015 reflejan que las eléctricas realizaron 600.000 cortes de suministro, de los cuales alrededor de 150.000 serían cortes de más de una semana de duración, lo que es identificativo de verdaderas situaciones de pobreza.

Al gobierno Rajoy le da igual la situación de pobreza energética de, cada vez más hogares españoles, por eso sube la luz, sigue permitiendo la estafa del déficit tarifario y por eso lleva cinco años, mirando para otro lado y dejando que las suministradoras corten la luz a los que ya han perdido todo.

Mariano Rajoy se considera un gobernante ejemplar, un político que no ha cobrado 2.800.000 pts en negro, porque no se puede demostrar y lo demás ya ha prescrito, el presidente ha dicho humildemente que no va a cambiar ni una coma en sus políticas, que tanto fruto han dado a sus amigos empresarios, porque él dice que todo va bien.

La supervivencia de los pobres, no es una prioridad para el Gobierno

Mariano Rajoy no ha tenido tiempo, en 5 años, de hacer un real decreto, algo similar a lo que hizo con la Reforma Laboral para favorecer a los empresarios, pero esta vez hacerlo para que las familias que no tienen ingresos, puedan evitar morirse de frío, enfermar, asfixiarse con un brasero o arder en la más absoluta pobreza.

Es una cuestión de prioridades, para Rajoy la primera es, ayudar a las empresas y bancos con sedes en paraísos fiscales y la segunda es cumplir a rajatabla el artículo 135 de la Constitución, ese del equilibrio presupuestario.

Rajoy piensa que para cumplir el artículo 135, hay que saltarse a la torera, los otros 134 artículos, incluidos los fundamentales (derechos humanos)  y si de paso, hay que indultar a los amiguetes evasores, se les indulta y punto.

El inventado déficit tarifario

Este invento es otra consecuencia de la privatización de las empresas públicas del Gobierno Aznar.

El inventor fue el ministro Josep Piqué, quién acordó con las eléctricas el invento del déficit de tarifa, para aumentar sus beneficios económicos y asegurarse los sillones en los consejos de administración, todos los grupos parlamentarios lo sabían, pero aceptaron el trato a cargo de los impuestos de los ciudadanos.

El déficit de Tarifa es un saco sin fondo, donde las eléctricas metieron los costes de electrificación de toda España, desde los realizados por la dictadura franquista hasta los que realizan hoy en día, al dar el alta a cualquier consumidor, también incluyeron los costes de construcción de las primeras presas hidroeléctricas de los pantanos de Franco, realizadas por trabajadores esclavos (presos políticos de la dictadura), los costes de todas las centrales nucleares, las abiertas y las cerradas que ya estaban pagadas por que las hizo Franco, los costes de eliminación de residuos nucleares en el océano atlántico frente a Somalia y hasta el actual cambio a contadores inteligentes, un capricho de las eléctricas para despedir trabajadores y ganar más millones, capricho que estamos pagando todos los ciudadanos.

Las energéticas españolas achacan el déficit de tarifa a unos elevados costes de producción eléctrica, pero siguen produciéndola principalmente a través de caras y anticuadas centrales nucleares.

En la actualidad, los principales incrementos del coste son, la elevadísima factura del transporte y almacenamiento de los peligrosos residuos radiactivos y los gigantescos sueldos y primas, de directivos y consejeros de estas empresas, donde se sientan y aburren nuestros expresidentes y exministros.

Para garantizar el beneficio de las empresas energéticas, el ministro de Energía Nadal, ya ha recalcado que continuará con la prohibición del uso particular de energía solar.

Lo importante para Nadal y Rajoy es tener una ciudadanía totalmente dependiente de sus intereses personales y gustos, pero, que pague por todo, que les paguen a ellos y a sus amigos mafiosos, hasta por respirar.

Pero el grueso de nuestros impuestos no se dedica a servicios públicos, por eso cada día que pasa la educación y la sanidad están peor.

Ya lo dijo Abogacía del Estado, durante el macro juicio a la hermana del rey Felipe VI, “Hacienda no somos todos”.

Los españoles estamos hartos de las políticas de desprecio de todo lo decente y moral del gobierno de Rajoy.

El Presidente y el Gobierno, se van de vacaciones para disfrutar de las fiestas navideñas, merecidas, según ellos, pero pagadas con los impuestos de todos, incluidos los de los parados de larga duración que no cobran prestación alguna.

Fuente: movimiento-red.net

La factura de la luz es hoy un 70% más cara que hace diez años

luz-precio

El recibo se ha inflado en nada menos que 33 euros de media.

La factura de la luz del usuario medio es hoy un 69,8% más cara que hace diez años, según revela un análisis realizado por FACUA-Consumidores en Acción. El recibo se ha inflado en nada menos que 33 euros mensuales de media.

Así, en diciembre de 2006, una familia con un consumo mensual de 366 kWh y una potencia de 4,4 kW pagaba 47,27 euros al mes. Hoy, la factura representa 80,25 euros, partiendo del mismo consumo y potencia contratada y tomando como referencia las tarifas vigentes en los primeros 20 días de diciembre.

Hace justo diez años, el precio del kWh estaba en 10,66 céntimos (impuestos indirectos incluidos), mientras que en la actualidad se sitúa en 13,16 céntimos, un 23,5% más caro. En cuanto al término fijo de la factura, la subida ha sido tan injustificada como descomunal: el kW de potencia contratada estaba en diciembre de 2006 en 1,88 euros mensuales, mientras que hoy alcanza los 4,46 euros, un 137,2% más.

FACUA reclama al Gobierno que ponga fin a las prácticas oligopolísticas que provocan las desproporcionadas tarifas que pagan los usuarios en España. La asociación exige la intervención del sector para que sea el Ejecutivo el que fije periódicamente una tarifa asequible, dado que el sistema de fijación de precios existente en el mercado de la generación español fomenta la especulación y los abusos.

Se trata, advierte FACUA, de un sector donde nunca ha existido la competencia que se prometió engañosamente a los consumidores cuando se inició su liberalización, por lo que la única solución es emprender medidas similares a las adoptadas hace años en la UE con las tarifas móviles de roaming, de manera que sea el Gobierno el que fije los precios para los consumidores domésticos.

Además, la asociación demanda la bajada del IVA que se aplica a la electricidad, del 21%, impropio de un servicio esencial. En este sentido, reclama al Gobierno que baje el IVA de la luz al tipo mínimo permitido por la normativa europea, legislación que también debe ser modificada para facilitar una bajada mayor.

FACUA llama a los usuarios a acudir este miércoles a las movilizaciones convocadas en más de 60 ciudades (consúltalas aquí) y sumarse al apagón de una hora a partir de las 19h. Se trata de una iniciativa que promueve junto a otras 25 organizaciones de la sociedad civil y partidos políticos que apoyan el manifiesto nomascortesdeluz.org, así como numerosos colectivos locales.

El manifiesto reivindica la paralización de los cortes de electricidad a familias sin recursos y medidas gubernamentales contra los abusos tarifarios de las eléctricas. A través de seis reivindicaciones, reclaman que se ponga fin a los abusos que afectan a un servicio esencial, por lo que exigen también al Gobierno de España que regule una tarifa asequible a la que puedan acogerse todos los consumidores domésticos y una auténtica tarifa social para familias con bajos niveles de renta.

Factura mensual del usuario medio (datos con las tarifas vigentes en diciembre de cada año):

2006: 47,27 euros

2007: 48,59 euros

2008: 55,31 euros

2009: 60,19 euros

2010: 66,20 euros

2011: 78,64 euros

2012: 77,98 euros

2013: 77,37 euros

2014: 76,61 euros

2015: 76,81 euros

2016: 80,25 euros

Fuente: www.facua.org/es/noticia.php?Id=10997