El Parlamento portugués condena por unanimidad el almacén nuclear de Almaraz

almaraz
La aprobación por el Consejo de Ministros español del cementerio de Almaraz (Cáceres) no ha gustado al Gobierno ni a la Asamblea de Portugal. Al conocer el acuerdo de final de año, el ministro de Medio Ambiente, João Pedro Matos, canceló una reunión prevista con la ministra española del mismo ramo. “El acuerdo español viola la ley europea y quiebra el principio de lealtad entre vecinos”, declaró al conocer el plan del Gobierno español.

La protesta del Ejecutivo ha continuado en el Parlamento. Este viernes la Asamblea del República ha unido en la protesta a todas las fuerzas políticas sentadas allí, desde la derecha del CDS a la izquierda más extrema, el Bloco de Esquerda y el PC, pasando por los verdes de diferente adscripción.

“La Asamblea de la República”, dice el voto de la cámara en un lenguaje muy portugués, “condena la posibilidad de decisión del Gobierno español sobre un proyecto de construcción de un almacén para residuos nucleares en Almaraz, con evidentes impactos y riesgos transfronterizos, ignorando a la población de Portugal”.

Los políticos portugueses recuerdan que la central de Almaraz está “obsoleta” y que ha registrado “varios incidentes ligados a su sistema de refrigeración”, lo que, en definitiva, afecta al uso de aguas del río Tajo, que desemboca en Lisboa.

“La proximidad y el uso de este río internacional”, continúa la protesta del Parlamento portugués, “son factores suficientes para que Portugal no sea, en ninguna circunstancia, ignorado en los proyectos relacionados con la central nuclear”.

Las autoridades lusas se han quejado de la decisión tomada por sorpresa y sin consultar al vecino. “En el plano de las relaciones bilaterales entre los dos Estados, y ante el potencial riesgo e impacto de la decisión para las poblaciones y áreas protegidas de los dos lados de la frontera, el asunto no podría dejar de envolver la comunicación previa, la articulación y el acompañamiento del tema con el Estado portugués”.

Según el parlamento portugués, la decisión de España pone de actualidad la necesidad de un “debate relevante sobre el recurso a la energía nuclear y sus consecuencias a largo plazo, que debe implicar a autoridades, instituciones científicas y sociedades civiles portuguesas y españolas, que aún no ha tenido lugar”.

Portugal se vanagloria en el acuerdo de la Asamblea de la República, de haber optado por el recurso a “energías renovables como camino de futuro y de garantía de independencia energética, demostrando la existencia clara de un camino alternativo y sostenible”.

La decisión de crear el almacén de residuos también ha provocado la protesta de las organizaciones verdes españolas y, concretamente, las extremeñas.

Fuente: elpais.es

Los inspectores del CSN alertan de los fallos de refrigeración en Almaraz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .