España en coma: El Gobierno vetará cualquier medida que BAJE el precio de la luz porque recaudaría menos impuestos.

alvaro-nadal

“¿Alguien se imagina a un Gobierno criticando la bajada del precio del petróleo porque cobrará menos impuestos?”

Tal y como dice el titular, el gobierno del Partido Popular no permitirá el autoconsumo, e incluso subirá el precio de la electricidad para recaudar mas impuestos. Así como suena.

El Gobierno de Mariano Rajoy antepone los ingresos del Estado a que baje el precio de la luz. Es por ello que vetará cualquier medida que haga bajar el precio de la electricidad o fomente el ahorro de energía eléctrica.

Según el informe de la Secretaría de Estado de Energía (firmado por Alberto Nadal, ahora secretario de Presupuestos, el pasado 13 de octubre) sobre la Proposición de Ley 122-17 CPL 2360 sobre medidas urgentes de fomento del autoconsumo eléctrico del grupo parlamentario de Ciudadanos al que ha tenido acceso El Periódico de la Energía, el Gobierno vetará cualquier medida que haga bajar el precio de la luz o fomente el ahorro de energía eléctrica porque “tendría un impacto presupuestario por una menor recaudación tributaria (menor recaudación del impuesto sobre el valor añadido (IVA), impuesto especial de electricidad e impuesto sobre el valor de la producción de energía eléctrica)”.

Dicho informe asegura que el autoconsumo eléctrico tendría un impacto negativo en las cuentas del Estado. Según la SSE, habría un “impacto asociado por menor demanda y por tanto menor precio en el pool eléctrico”, entre otros.

“Es increíble, nunca he visto nada igual procedente de un Gobierno”, afirma Jorge Morales de Labra, vicepresidente de la Fundación Renovables. “Penaliza tanto el ahorro directo como el inducido”, afirma Morales. “Lo que nos está diciendo el Gobierno es que no va a aprobar ninguna medida que haga bajar el precio de la luz porque recaudaría menos. Es una salvajada”.

Según las cuentas del Gobierno, “se estima que el 2% del consumo eléctrico se produce con autoconsumo (cifra tomada de las apreciaciones del sector)”, dice. Una cifra que estima, que el Gobierno es incapaz de sacarla de un informe económico, y encima la achaca a terceros, en este caso al sector.

El 2% del consumo eléctrico español serían cerca de 5.000 GWh anuales, teniendo en cuenta los datos de REE de 2016 cuando se consumieron un total de 249.499 GWh en todo el ejercicio.

En la actualidad, toda la fotovoltaica, que tiene una potencia instalada de 4,5 GW, genera un total de 8.000 GWh si se tiene en cuenta la Península y Baleares. Si el autoconsumo genera 5.000 GWh y en su mayoría es fotovoltaico, tendría que haber instalados unos 2.800 GW de autoconsumo en España.

Según el registro de autoconsumo eléctrico del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, hay inscritos 560,2 MW de potencia eléctrica a través de instalaciones de autoconsumo, la gran mayoría de tipo 2.

Por lo que estas cifras estimadas por el Gobierno son totalmente engañosas, por no decir que son mentira.

Según el cálculo del Gobierno, el impacto sobre los presupuestos generales sería de unos 235 millones de euros procedente de:

1.- Impacto directo menor recaudación en el pool eléctrico:

El valor económico del pool son unos 11.000 Millones de euros (M€) anuales .
El 2% del consumo suponen 220 M€ que no se negociarían en el mercado. De los que se perderían los correspondientes impuestos:

– Impuesto de generación (7%): 15 M€
– Impuesto especial de electricidad (5,11%): 11 M€
– IVA (21%): 48 M€
– Total impacto directo menor recaudación en el pool: 74 M€

2.- Impacto asociado por menor demanda y por tanto menor precio en el pool eléctrico:

Se estima que retirar el 2% de la generación del pool equivale a 1€/MWh de reducción de precio (tomando como referencia lo que ha supuesto el incremento de la interconexión con Francia).

1€/MWh supone el 2% del precio del pool es decir otros 220 M€ (valor similar al impacto directo anterior) cuyos impuestos asociados serían otros 74 M€ de menor recaudación.

3.- Impacto asociado a la menor recaudación de peajes

Si el 2% dejara de recaudarse supondría 50 M€ menos de peajes. Que supondrían a su vez menos impuestos recaudados de 14 M€.

En total 162 M€ (asociados a impuestos en pool y peajes) más los impuestos no recaudados por el balance neto, que ascenderían a otros 73 M€ y que son difícilmente cuantificables, pudiendo ser incluso superiores, advierte el Gobierno. Así salen los 235 millones, y es por ello que el Gobierno hace este informe desfavorable sobre la proposición no de Ley de Ciudadanos.

Datos falsos

Según Frederic Andreu Casademont, de Solar Tradex, las cifras del Gobierno son totalmente engañosas porque el autoconsumo en España no genera el 2% de la electricidad consumida durante el año. “Partiendo de la primera premisa, no se puede aceptar este informe como válido”, asegura el experto en autoconsumo.

Casademont además entiende que existe una grave contradicción del Gobierno con este informe respecto a la política de eficiencia energética que se quiere propulsar desde la Administración. “El ministro dijo hace unos días que la energía más barata es la que no se consume, pues en este informe dice todo lo contrario”.

Más ingresos 

Desde el punto de vista tributario, el informe también resulta engañoso. Según Morales de Labra el Gobierno no tiene en cuenta los beneficios fiscales del autoconsumo. Sin ir más lejos, “el IVA que obtendrían las arcas del Estado por la simple puesta en marcha de casi 3 GW de fotovoltaica”.

Haciendo unas cuentas a bote pronto, Morales asegura que unos 3 GW de fotovoltaica supondrían unos 3.000 millones de euros por lo que el Estado obtendría el 21% de IVA que resultaría unos 630 millones de euros para las Arcas, “mucho más dinero que el impacto negativo que dice el Gobierno”.

En palabras parecidas se muestra también Daniel Pérez, socio del bufete Holtrop. “El informe del Gobierno, que no cita fuentes, tiene en cuenta solo una cara de la moneda como es la supuesta reducción de ingresos, y no la otra, que el el incremento de los ingresos fiscales que genera el autoconsumo (venta de instalaciones, IRPF de trabajadores, etc). Por no hablar del incremento de las rentas disponibles que tendrían los consumidores si se abaratara la electricidad”, afirma el abogado.

“¿Alguien se imagina a un Gobierno criticando la bajada del precio del petróleo porque cobrará menos impuestos?”, se pregunta Daniel Pérez. “A que no”, apostilla.

Asimismo, José Álvarez, de Goiener, afirma que el informe afirma que reducir la demanda es un problema. Algo inaudito para él ya que “las medidas de eficiencia energética tiene un impacto mayor en positivo”.

“Solo un ejemplo. ¿Cuánto se ahorrarían todas las administraciones si se implantara el autoconsumo eléctrico en los edificios públicos? Eso repercutiría luego en todos los ciudadanos”, afirma.

Álvarez explica a este diario que las medidas de eficiencia energética tienen una gran repercusión sobre las empresas y la competitividad de las mismas. “Se general más valor”.

Réplica de partidos

Según ha podido saber este diario, Ciudadanos y el resto partidos que apoyan esta proposición de Ley sobre fomento de autoconsumo, ya están trabajando en un contrainforme que eche para atrás estas cuentas del Gobierno.

Concretamente, el diputado de En Comú Podem, Josep Vendrell está realizando un informe en el que eche para atrás las tesis del Gobierno sobre la recaudación de impuestos de una medida como el autoconsumo.

Fuente: elperiodicodelaenergia.com

 

El Gobierno de Rajoy-Nadal no quiere que baje la luz

Por increíble que parezca, lo ha puesto por escrito. El impacto presupuestario de una menor recaudación tributaria —mayoritariamente relativa al IVA— es razón suficiente para que el Gobierno haya vetado un proyecto de ley impulsado por el Congreso de los Diputados.

El fondo, cómo no, es del famoso autoconsumo. Ese “atentado” que algunos “desalmados” pretenden perpetrar contra el sistema eléctrico español poniéndose unos paneles en el tejado para ahorrar unos euros en su factura de la luz a la vez que —qué cosas— contribuyen a ser más sostenibles con su deteriorado entorno. Luego nos quejaremos de que nos prohíban circular en coche por las ciudades…

Lo más grave es que en este caso, por mucha obsesión que tenga el Gobierno con el autoconsumo, el contexto es irrelevante. El argumento no es, como en otras ocasiones, que al dejar de pagar una parte de su factura los “desalmados” impongan al resto mayores cargos (lo de que las eléctricas ingresen menos por vender menos no se contempla). Es que la rebaja en la factura implica una menor recaudación de impuestos. Principalmente el omnipresente IVA y el impuesto especial de electricidad.

En un informe sin precedentes, en el que ni siquiera se tiene en cuenta el IVA que sí se ingresaría por la venta e instalación de los paneles (varias veces superior, por cierto, al que se dejaría de ingresar por los ahorros anuales en la factura de la luz), la demencia abarca no sólo el ahorro directo sino también el inducido. Efectivamente, el Gobierno reconoce que quien se pone un panel solar, al reducir la demanda que deben atender las eléctricas, contribuye a reducir la factura de la luz de sus vecinos. Y eso es intolerable, pues de ser así ellos también pagarían menos IVA.

Con el mismo argumento el Gobierno podría hacer uso de su facultad constitucional para -atención- vetar cualquier ley que pretendiera aprobar el Parlamento siempre que supusiera un ahorro en la factura de la luz.

Quizás entonces, al contrario de lo que nos dicen públicamente, nuestros responsables políticos celebren que el mercado eléctrico esté marcando estos días precios máximos de tres años. ¡Qué despropósito!

En un país con una altísima dependencia energética del exterior, que sufre descarnadamente cada vez que se dispara el precio del petróleo (ya lo estamos empezando a notar otra vez), reducir las facturas energéticas utilizando para ello fuentes renovables debería ser objetivo prioritario de cualquier gobierno, con independencia de su orientación política. Mucho más cuando quien está dispuesto a hacerlo no pide subvención ni apoyo alguno.

Es claro que nuestra Constitución requiere una reforma. Esa que evite que un Gobierno en minoría pueda ningunear al Parlamento con argumentos falaces y que, sobre todo, impida que se legisle en contra del interés general.

Fuente: 20 minutos

Portugal se quejará ante la UE por el almacén nuclear en Almaraz

almaraz-2

El Parlamento portugués aprobó por unanimidad el pasado viernes un voto de condena sobre la posibilidad de que se construya el almacén de residuos, un rechazo que ahora, opinó, se debe trasladar a instancias europeas.

“No estamos diciendo que haya necesariamente un impacto en Portugal, pero cualquier eventual impacto tiene que ser debidamente estudiado, lo que no se ha hecho”, dijo Fernandes.

El ministerio de Energía español no hizo comentarios, mientras que el de Medio Ambiente no respondió de manera inmediata.

La central se encuentra a 100 kilómetros de la frontera con el país luso y la directiva europea contempla que también deben estudiarse los impactos un proyecto así tendría en el país vecino. Este es el argumento que el ministro luso de Medio Ambiente puso encima de la mesa en una reunión en Madrid con el Gobierno para abordar el proyecto del almacén por la cercanía de la instalación con la frontera. El encuentro terminó sin acuerdo, y Portugal anuncia que el caso lo dirimirá la Unión Europa.

Impacto ambiental transfronterizo

Ante la falta de consenso el ministro Joao Matos Fernándes anunció que pedirán a la Comisión Europea que intervenga para que se haga una declaración de impacto ambiental transfronteriza del almacén de residuos nucleares que de la central nuclear de Almaraz.

Las obras de construcción del proyecto eran inminentes tras la declaración de impacto favorable del Ejecutivo de Rajoy, pero la situación puede dar un giro después de que Portugal reclame participar en el correspondiente periodo de información pública para poder hacer alegaciones.

“La directiva europea es muy clara, cuando hay un proyecto con impactos transfronterizos el estudio de impacto ambiental del mismo debe incluir a los dos países implicados y esto no ha ocurrido con el ATI de Almaraz”, informa Efe.

Respaldo unánime de la Asamblea de Portugal

El representante del Ejecutivo luso fue claro ante la prensa y trasladó que la DIA favorable del Ejecutivo de Rajoy, sin la inclusión de Portugal, ha causado “malestar” entre países amigos y vecinos.

Cuenta con el respaldo unánime de la Asamblea de la República, que dio luz verde a una resolución que condena la posibilidad de la construcción del ATI de Almaraz. Según los siete partidos políticos de ese Parlamento la decisión supone impactos y riesgos transfronterizos, y sin embargo el Gobierno español ha “ignorado” al Ejecutivo y al pueblo lusos.

Los diputados de Podemos Extremadura, Álvaro Jaén y Obed Santos, en la protesta de Lisboa / Podemos
Los diputados de Podemos Extremadura, Álvaro Jaén y Obed Santos, en la protesta de Lisboa / Podemos

Detrás del ATI se encuentra el debate de la ampliación del periodo de vida útil de las instalaciones, que el Parlamento de Portugal ha definido como “obsoleta”, la más antigua de todas las que operan en la actualidad en España.

La resolución aprobada en Portugal se queja de que la construcción de un nuevo almacén puede ser la puerta para ampliar la capacidad de combustible gastado es un indicio de que quieren ampliar la vida de Almaraz.

Concentraciones en Madrid y Lisboa

La repulsa ciudadana a la construcción del almacén de residuos nucleares también llegó este jueves a las calles de Madrid y Lisboa. Activistas de la plataforma Movimiento Ibérico Antinuclear se manifestaron a las puertas de del ministerio de Medio Ambiente mientras tenía lugar la reunión entre los gobiernos de España y Portugal.

Allí mostraron su repulsa al ATI de Almaraz y advirtieron, en consonancia con el gobierno luso, que el proyecto nace con la intención de extender su vida útil hasta los 60 años, con el consiguiente aumento de residuos nucleares que esta ampliación produciría.

Concentración ahora mismo frente al Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente para exigir el cierre de Almaraz /  ‏@ecologistas
Concentración frente al Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente para exigir el cierre de Almaraz / ‏@ecologistas

Mientras, en Lisboa se celebró una concentración a las puertas del Consulado de España para pedir al Gobierno español el cierre de la central y contra del cementerio nuclear temporal.

El acto fue convocado también por el Movimiento Ibérico Antinuclear, que agrupa a unas 50 organizaciones ecologistas y ciudadanas, entre ellas Ecologistas en Acción y partidos políticos españoles y portugueses. Contó con la presencia de Podemos Extremadura -liderado por su secretario general, Álvaro Jaén- y colectivos sociales como Marea Granate.

Entre otras reivindicaciones piden a las autoridades portuguesas “que se posicionen a favor de una fecha de cierre definida de la central, que debería coincidir con su permiso de explotación”, en 2020.

Los antinucleares afirman que la central “pone en riesgo no solo el territorio español sino también el portugués a través de la posible dispersión de radiactividad por la atmósfera y por el río Tajo en caso de accidente con escape radiactivo”.

“Un sumidero de residuos tóxicos”

El secretario general de Podemos Extremadura, Álvaro Jaén, señaló en Lisboa que su formación planteará propuestas en España para cerrar la central nuclear, que acabará a su juicio por convertir la comunidad autónoma “en un sumidero de residuos tóxicos”.

A la protesta también acudió la coordinadora del marxista Bloque de Izquierda (BE) luso, Catarina Martins, quien recordó que Almaraz está a apenas 100 kilómetros de la frontera española con Portugal, país que puede resultar “víctima” en caso de que se produzca un accidente.

“No es comprensible ni aceptable, en ningún país europeo, que centrales nucleares puedan funcionar después de su periodo de vida. Almaraz es una central peligrosa, ya debía haber sido cerrada, ya ha llegado al fin de su ciclo de vida y por tanto es doblemente peligrosa y doblemente inaceptable la actuación del Gobierno español”, informa Efe.

Martins recordó además que el Parlamento portugués aprobó por unanimidad el pasado viernes un voto de condena sobre la posibilidad de que se construya el almacén de residuos, un rechazo que ahora, opinó, se debe trasladar a instancias europeas.

Los portugueses que acudieron a la convocatoria, en su mayoría pertenecientes a ONG, expresaron su confianza en que esta situación se resuelva lo antes posible, como expuso a Efe Andreia Pereira, de la Asociación Portuguesa de Agricultura Biológica (AGROBIO).

“Si hay un acuerdo de cerrar la central tiene que ser cumplido, y esa decisión de no cerrar no puede simplemente tomarse de esta forma. Seguramente España llegará a esa conclusión”, dijo Pereira.

Fuente: reuters

eldiario.es