Un informe del CSN revela que Garoña no cumple parte de los requisitos para autorizar su reapertura

GaroñaEl dictamen técnico del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) avala la reactivación de Garoña a pesar de que la central no ha ejecutado las mejoras que el propio CSN le exigió en abril de 2015 como condición previa.

Antes de que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) responda a la solicitud de reapertura de la central nuclear de Garoña, la empresa propietaria, Nuclenor, tenía que haber ejecutado una serie de mejoras reclamadas por el propio CSN. Pero esas condiciones previas no se han culminado. Y, sin embargo, a pesar de este incumplimiento, el CSN ha emitido un dictamen técnico favorable a la reapertura de la central. Un dictamen técnico que ahora debate el pleno del Consejo que tiene que decidir si lo ratifica y emite un informe favorable a la petición de Nuclenor. Este miércoles se reúne el pleno.

En ese dictamen técnico que avala la reapertura de la central -al que ha tenido acceso la CADENA SER-, el propio CSN admite los incumplimientos de Nuclenor pero no los tiene en cuenta y da luz verde a su reactivación.

El dictamen revela que el 16 de abril de 2015 la dirección técnica del CSN informó a Nuclenor de que para emitir el informe preceptivo sobre la renovación de la autorización era necesario que estuvieran terminadas varias inversiones como la instalación de un nuevo sistema de tratamiento de gases o la protección contra la caída del techo del edificio de turbina, además de tareas relacionadas con los sistemas eléctricos de seguridad y el aislamiento de contención primaria.

A renglón seguido, el dictamen certifica que Nuclenor “no ha finalizado la implantación de esas modificaciones de diseño” y que se encuentran en distintos grados de avance. Pero el documento soslaya estas faltas y añade que “quedan fuera del alcance de la presente propuesta de dictamen”. Y avala la reapertura.

En otro punto del dictamen técnico, y sin hacer mención específica a estas inversiones, el CSN señala sobre los “asuntos pendientes” que “el titular ha adquirido los correspondientes compromisos para su resolución antes de la carga de combustible”.

En todo caso, la decisión definitiva del organismo todavía no se ha tomado y está pendiente de una votación en el pleno del Consejo de Seguridad Nuclear que está analizando el dictamen técnico. Ese consejo está formado por cinco miembros, tres de ellos excargos y políticos del Partido Popular.

Pasado el filtro del CSN, la autorización final sobre el futuro de la central queda en manos del Ministerio de Energía.

Las empresas propietarias de la central solicitaron su reapertura en 2014, pero desde entonces han aflorado divergencias entre Endesa e Iberdrola. Esta última se ha mostrado a favor de cerrarla definitivamente por el alto coste económico de las inversiones necesarias para retomar su actividad.

Fuente:

cadenaser.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s