DETECTAN UN AGUJERO EN UN REACTOR DE FUKUSHIMA Y NIVELES DE RADIACIÓN RÉCORD

Japón, en alerta tras detectar un gran agujero en el reactor nuclear de Fukushima

Altos niveles de radiación en un centro de secundaria de Fukushima

Las secuelas de Fukushima, cinco años después de la catástrofe
A tan sólo 3 años para los Juegos Olímpicos de 2020, Japón está desesperado por tranquilizar a los atletas del mundo y convencerlos de que todo va bien, aunque a la luz de las recientes informaciones, lo tendrá difícil (a no ser que continúe el encubrimiento generalizado).

La Compañía Eléctrica de Tokio (Tepco) asegura haber encontrado unos niveles de radiación récord en el reactor número dos de la central nuclear de Fukushima Daiichi, afectada por el terremoto y posterior tsunami de 2011.

Tepco ha anunciado que se han alcanzado los 530 sieverts por hora, lo que provocaría la muerte de una persona tras una corta exposición, según ha informado la agencia japonesa Kiodo.

La compañía también ha indicado la localización de un agujero de un metro cuadrado en la cubierta metálica bajo el recipiente de presión del reactor, apuntando que probablemente lo causó un combustible nuclear fundido, aunque no han podido confirmar de qué se trata.

La central de Fukushima-1 sigue arrastrando las consecuencias del terremoto y tsunami del 11 de marzo de 2011, que arrasó la costa de esa prefectura japonesa, provocando el peor accidente nuclear de la historia junto al de la central de Chernóbil, en Ucrania.

La brecha fue descubierta por investigadores de TEPCO, gracias a un brazo mecánico con una cámara que grabó esta zona, prácticamente inaccesible, del interior del reactor. TEPCO en su informe más reciente sobre la situación de Fukushima I explican que la fuga se encuentra en una rejilla metálica por debajo y dentro del recipiente de presión del reactor.

El agujero habría sido provocado por una de las fugas de combustible nuclear fundido que afectó a la central y que afectó directamente al recipiente. Dichos restos de combustible fueron localizados en torno al agujero.

Desde el accidente provocado por el tsunami de 2011, el nivel más alto de radiación alcanzó los 73 sieverts por hora, una cantidad ya de por sí muy peligrosa, ya que sólo 8 sieverts pueden resultar fatales para un ser humano. Esta cifra ha batido todos los récords hasta la fecha en los últimos días hasta llegar a los alarmantes 530 sieverts por hora.

Los niveles de radiación registrados son ahora tan altos que hasta las máquinas más avanzadas nos lo pueden soportar y quedan destruidas tras apenas dos horas de exposición. Por este motivo, mientras se investiga el alcance total de la fuga radiactiva, Japón está estudiando un plan de contención y desmantelamiento total de la central.

Fuente:  elmundo.es

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s