Sigue el culebrón de Garoña. Iberdrola no la quiere, pero ¿y ENDESA?

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha anunciado ante la junta de accionistas que el grupo eléctrico revisará toda su estrategia en materia nuclear por la falta de rentabilidad económica de todas las instalaciones.

Lamentó los altos impuestos que pagan las centrales nucleares, pero no su aumento de ganancias.

Así mismo, Galán ha indicado que ha pedido a Endesa, su socio en Nuclenor, que desista de la petición de licencia de reapertura de Garoña, central que lleva cuatro años parada, porque no resulta rentable y lleva varios años en perdidas.

Galán destacó que la actual regulación española, que obliga a estas instalaciones a destinar el pago del 50% de sus ingresos en obligaciones regulatorias, hace que no sean rentables y eso no se puede justificar ante los accionistas del grupo energético.

El anuncio del presidente de Iberdrola ha arrancado un sonoro aplauso entre los accionistas presentes en la Junta General de Accionistas celebrada hoy en Bilbao, en que la gestión del equipo directivo de la eléctrica y las propuestas de acuerdos han sido aprobadas con más del 90% de los votos.

Sobre el daño que Garoña ha hecho en la comarca del Valle de Tobalina en forma de despoblación y paro y el almacén nuclear que quedará allí por décadas no se comentó nada.

Estamos viendo lo rentable que es la energía nuclear cuando incluso Westinghouse, empresa que construyó Almaraz, Asco yVandellos II, ha quebrado tras años de pérdidas. Sobre lo rentable que resultará para las generaciones futuras la gestión de los residuos nucleares de alta intensidad los próximos milenios no hay ninguna duda, son una herencia envenenada.

Seguimos sin saber cual es la opinión de ENDESA.

Obviamente si Garoña no es rentable económicamente para estas empresas (para el Valle de Tobalina es ruinosa) no se entiende el porqué del silencio de ENDESA, cuando la razón para su cierre sería tan obvio.

Los motivos podrían ser otros a los esgrimidos por Galán:

  • La presión social en Euskadi, Navarra y Aragón contra Garoña que está provocando pérdida de clientes hacia las cooperativas energéticas renovables.
  • La pésima imagen del sector nuclear en España, que contrarestra los colores verdes y el marketing de molinos eólicos que vende Iberdrola,  molinos, por otro lado, de los que se desprendió hace años en Italia   y  Francia . En España mantiene sus parques, aunque  la potencia eólica instalada de Iberdrola lleva casi ‘congelada’ desde hace años.
  • La situación técnica del reactor de Garoña y su circuito de refrigeración.

Fuente: eleconomista.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s