El alcalde de Zamanzas defenderá en Bruselas el cierre de Garoña

En su intervención ante la Comisión de Peticiones el 25 de abril, expondrá que «accionar el botón de puesta en marcha supondría retroceder 46 años» y pide un plan de reindustrialización.

Estará acompañado por Fernando Ruíz, concejal de Vivir en Tobalina y Marco Antonio Manjón de Imagina Burgos.

El alcalde de Valle de Zamanzas, Juan José Asensio, defenderá su petición de cierre definitivo y desmantelamiento de la Central Nuclear de Santa María de Garoña ante la Comisión de Peticiones de la Unión Europea. Será el próximo 25 de abril, con motivo de la reunión ordinaria del ente, en la que los miembros debatirán la propuesta y tomarán una decisión al respecto. Y se ha invitado al peticionario a asistir al momento, e incluso a intervenir, y Asensio está decidido a viajar a Bruselas, aunque aún está cerrando los flecos del viaje y su financiación.

La Comisión de Peticiones aceptó a finales de 2016 la petición registrada por Asensio, al considerar que cumplía requisitos para ser examinada. Al admitirse a trámite se pedía también a los miembros de la Comisión que realizasen una investigación preliminar del caso para, a su vez, emitir una respuesta. Ahora, se acaba de comunicar al alcalde de Valle de Zamanzas que su petición ha sido incluida en el orden del día de la próxima reunión, y se le invita a acudir para defenderla personalmente, e incluso a aportar más documentación si así lo considera necesario.

En octubre recibió la confirmación de que su petición había sido aceptada. El apoyo del eurodiputado Florent Marcellesi ante la Comisión de Energía (Equo-Los Verdes) resultó fundamental para dar salida a su proposición y tener voz. Ahora, Asensio se prepara para sintetizar en cinco minutos todas sus razones para reclamar el desmantelamiento definitivo de la planta. A grandes rasgos, su mensaje deja entrever que «accionar el botón de puesta en marcha supondría retroceder 46 años».

Aunque acudirá el 25 de abril en calidad de invitado y sabe que sus palabras no son vinculantes, el regidor espera que los parlamentarios tengan constancia de que la central se cerró en su día «por cuestiones de seguridad». Por ello, en su discurso expone que Garoña desde 2012 «ha notificado 136 incidentes y arrastra desde hace más de 30 años fallos estructurales de diseño en la vasija del reactor que hacen peligrar la seguridad de cerca de 3.000.000 de personas».

Al margen de ese «riesgo muy elevado», Asensio asegura que los cuatro años de parón «no han sido impedimento» para garantizar el abastecimiento de la red eléctrica nacional. Así pues, reclamará un «plan urgente» de revitalización que «genere seguridad y un mundo rural que deje de perder población y oportunidades». En este sentido, pide la implicación de Europa a la hora de aportar fondos que ayuden a poner en marcha la reindustrialización del entorno, ya que «no llegaron» cuando se decretó su cierre en 2013.

Asensio no entra en el tira y afloja que mantienen en estos momentos el Ejecutivo central e Iberdrola sobre el futuro de la planta, pero sostiene que el aluvión informativo en torno a Garoña arroja «dudas» sobre la decisión final. Visto lo visto, mantiene sus reservas a la hora de hacer pronósticos.

En principio, Asensio no estará solo. Está previsto que le acompañen el portavoz provincial de Imagina Burgos, Marco Antonio Manjón y  Fernando Ruíz, concejal de Vivir en Tobalina en el Valle de Tobalina.

El alcalde de Zamanzas agradece el apoyo de la candidatura ciudadana a esta reivindicación al trasladar una moción similar a la que él presentó en la Diputación. En su opinión, el futuro de Garoña debe circunscribirse primeramente a Burgos, por eso no alcanza a comprender las negociaciones entre el PNV -aunque reme en la misma dirección- con el PP como si de una moneda de cambio se tratase.

Fuentes:

burgosconecta.es

elcorreodeburgos.com

Berkeley se lava la cara en Vitigudino mientras arrasa Retortillo

El Consistorio de Vitigudino  cederá los terrenos para la plantación, en un principio, de 50 hectáreas con 5.000 encinas, ampliable a 100 hectáreas, mientras Berkeley arrasa las encinas centenarias para la mina de uranio en Salamanca.

La Junta de Castilla y León hace dejación total. Los guardas forestales no controlan el estrago causado por Berkeley pero multan a los vecinos si cortan una rama más gruesa de lo debido.

El Ayuntamiento de Vitigudino y la empresa minera Berkeley han alcanzado un acuerdo de colaboración que se resume en la reforestación de 50 hectáreas de la dehesa vitigudinense con la plantación de 5.000 encinas, un acuerdo ampliable en un principio a 50 hectáreas más y que supondrá la plantación de 10.000 encinas.

Por la cesión de estas 50 hectáreas por un periodo de tres años, el Ayuntamiento recibirá a cambio 40.000 euros por la plantación y 15.000 euros más en concepto de alquiler por tres años en los que la empresa minera deberá realizar las labores de mantenimiento de la plantación. Del pago de estas cantidades, el segundo se materiaizaba este lunes tras la firma del convenio de colaboración, mientras que los 40.000 euros se harán efectivos en el momento que se inicien las actuaciones de reforestación.

Estos 55.000 euros se materializarán en la mejora de infraestructuras para el municipio, en primer lugar de la dehesa, con reparación de la valla perimetral y otras necesidades que se estimen en la dehesa. También la empresa minera construirá un campo de fútbol para entrenamientos y los vestuarios bajo el graderío del nuevo campo de fútbol.

Según explicó el alcalde de la localidad, Germán Vicente, “el dinero no pasará por el Ayuntamiento, la empresa se encargará de licitar, adjudicar y ejecutar las obras mediante empresas externas, así como de plantar las encinas, el Ayuntamiento no tendrá que hacer nada, tan solo ceder el uso del terreno por tres años, pero podrá seguirse aprovechando igual por el ganado”.

La plantación de encinas “no supondrá impedimento alguno para continuar con el uso tradicional del terreno”, habitualmente como pasto para el ganado, añadía el regidor. “Las plantas estarán protegidas para que el ganado pueda continuar pastando, y además se procederá a acondicionar zonas de pradera, por lo que la ocupación real de zonas de pasto será cuestión de meses”.

Para el alcalde esta propuesta “es un tren que no debíamos dejar pasar porque supondrá un aumento considerable del valor de la dehesa y sin que requerimientos especiales”, es más el alcalde deseaba que la experiencia de la plantación de 5.000 encinas en estas primeras 50 hectáreas resulte positiva para ampliar el acuerdo a las 100 hectáreas y si es posible a un mayor número. El valor de la dehesa de Vitigudino se multiplicará por cuatro, porque además del aprovechamiento de la bellota, muy importante, el ganado tendrá también cobijo y dejará de ser el actual erial sin apenas árboles. La revalorización de la dehesa de Vitigudino será un hecho sin precedentes”.

Sobre el proyecto minero de Berkeley en Retortillo, Germán Vicente quería mantenerse al margen, “nosotros ni entramos ni salimos en ese tema, lo que hacemos es aprovechar la oportunidad que se nos ofrece y que si no la cogemos nosotros lo hará otro Ayuntamiento. Creo que no nos condiciona a nada y no tenemos nada que perder, Berkeley no nos ha puesto ninguna condición, únicamente se trata de facilitarles el suelo durante tres años para plantar y mantener en ese tiempo la plantación”.

El coste de la plantación por hectárea será de 3.500 euros y será una empresa externa, contratada por Berkeley, la que se encargue de los trabajos. A la espera de que Berkeley logre las autorizaciones necesarias, el inicio de la plantación podría darse en el próximo otoño. La zona elegida para la plantación es la situada en la margen izquierda de la carretera dirección a Yecla de Yeltes.

Arrancan encinas centenarias para abrir una mina de uranio en Salamanca

La gigantesca mina de uranio que la multinacional australiana Berkeley Energía pretende explotar en Retortillo (Salamanca), diseñada como la más grande de Europa, muere matando antes incluso de haber nacido.

A pesar de carecer de todos los permisos necesarios para continuar un proyecto con tan poco futuro como es el de la energía nuclear, ha comenzado a destruir la zona en la que tiene previsto ubicar la mina a cielo abierto. Un encinar adehesado de extraordinario valor ambiental donde se están arrancando de cuajo decenas de encinas centenarias localizadas en un espacio protegido declarado por Europa Red Natura 2000, las “Riberas de los Ríos Huebras, Yeltes, Uces y afluentes”.

La plataforma Stop Uranio, ONG como el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y partidos como IU o Equo han calificado este arranque de atentado medioambiental. Son las primeras encinas que caen. WWF calcula que serán taladas más de 30.000 árboles, cifra que la empresa rebaja a 8.996, prometiendo la futura plantación de 30.000 encinas jóvenes como parte de su plan de restauración ambiental.

La Fiscalía investiga la mina de uranio de Salamanca por delito medioambiental

La Fiscalía de Salamanca ha admitido a trámite la denuncia presentada por la plataforma Stop Uranio ante el comienzo de las obras de la mina sin tener todos los permisos.

Ha incoado diligencias por la excavación de una balsa de 25.000 m2 junto a suelo protegido bajo el paraguas de obras de exploración que no necesitan permiso

La Guardia Civil y el servicio regional de Medio Ambiente consideran que se han hecho labores “extractivas” que necesitan una autorización previa

La Fiscalía de Medio Ambiente también abre diligencias por la tala de cientos de encinas en un hábitat protegido de la Red Natura 2000

 

Fuente:  blogs.20minutos.es/cronicaverde/2017/03/24/arrancan-encinas-centenarias-para-abrir-una-mina-de-uranio-en-salamanca/

salamancartvaldia.es/not/146192/ayuntamiento-vitigudino-berkeley-alcanzan-acuerdo-para-dehesa/

eldiario.es/sociedad/Fiscalia-investiga-Salamanca-delito-medioambiental_0_622588584.html

Como no, el Colegio de Geólogos, partidario de la mina de uranio en Salamanca

Al igual que apoyaron el fracking en su día en contra de todos los estudios científicos, los geólogos quieren la mina de uranio de Berkeley Resources Ltd. en Salamanca

El Colegio de Geólogos de España niega que exista riesgo para el medio ambiente y la población en la explotación de las minas de Retortillo, en Salamanca, y la Sierra de Ávila. Se muestran partidarios de conocer los recursos autóctonos para reducir la dependencia de España de suministro energético procedente del exterior. Critican el acuerdo derivado del pacto de reindustrialización de prohibir el fracking en Castilla y León. Consideran que negar la exploración parece poco razonable

Entienden el temor social que ha provocado en las localidad colindantes, pero aseguran que el riesgo es limitado si la explotación se realiza con las mejores técnicas y se controla por personal cualificado. Defienden que es necesario de cara a conocer los recursos con que cuenta Castilla y León. Unos recursos que sí existen, por ejemplo, de uranio en Retortillo (Salamanca). El presidente del Colegio de Geólogos, Manuel Regueiro, rebaja el miedo de contaminación radioactiva que pregonan las organizaciones ecologistas.

Eso sí, Regueiro puntualiza que estas actividades tienen que estar muy controladas por las administraciones y gestionada por personal cualificado para una extracción sostenible y con técnicas que devuelvan el territorio explotado a su estado original. Respecto a la mina de feldespato en la Sierra de Ávila asegura que este material es inocuo para el ser humano.

Sin embargo, desde el Colegio de Geólogos recomiendan que, además de contar con las autorizaciones legales, ha de haber un respaldo social. Ante el clima de contestación ciudadana tanto en Salamanca como en Ávila, Regueiro pide a las empresas que se replanteen los proyectos.

Fuente: libertaddigital