Las eléctricas despiden a un joven periodista por informar de las nucleares

“La fuente había participado en el programa que muchos años antes buscaba construir la primera bomba nuclear nacional. El objetivo fue suspendido. Citó a Máximo en una cafetería, la del Círculo de Bellas Artes. Era un informe sobre vuelos de control de la radiactividad de las centrales nucleares de la época, en los años 70, cuando todavía no había normas de seguridad adecuadas o las que había eran escasas y no apropiadas.

El responsable de los programas nucleares había ordenado usar los vuelos de detección de yacimientos de uranio y otros para ver qué pasaba en los contornos de las tres centrales nucleares operativas dentro de un plan de construcción de 25.

Una historia de la ‘prehistoria’. El caso es que los firmantes del informe aseguraban que el aparato medidor se petaba de escala superior porque la radiación que captaba era más alta que la que podía medir, exactamente al acercarse y al pasar por encima del penacho de la chimenea de la central. Máximo cambió un tecnicismo en el titular: penacho radiactivo por nube y el asunto también pasó a la portada de la edición regional cercana a la central.

Los alcaldes de las zonas próximas pidieron la dimisión del responsable de toda la seguridad nuclear por entender que se les habían ocultado datos y que si no era así querían la cabeza del periodista, según fuentes cercanas al asunto desde dentro de la Administración.

Las empresas propietarias mandaron cartas de aclaración y en sus textos citaban como publicadas fragmentos de textos que no eran los publicados exactamente.

Publícalas con una “N de la R”. Máximo se quedó con cara de desconocimiento ante la orden recibida del director, pero guardó silencio. Volvió a su mesa y preguntó a su jefe directo: ¿Qué es N de la R? Nota de la Redacción… Ándale, qué fácil era.  Aturdido y algo cansado puso una N de la R corta y directa sin mencionar que en los textos se afirmaban como publicadas cosas distintas a la exactitud de las palabras escritas en la noticia. N de la R: “La Redacción se remite a los textos publicados”. Y fin de la historia.

El caso es que semanas después, justo antes de que acabara el periodo de prueba (enero 1991) para que el contrato fijo fuera tal, el jefe de personal llamó a Máximo a su despacho. Estaba despedido.  ¿Por qué? No lo sé. Yo cumplo órdenes.

El veinteañero Máximo no esperó los quince días de rigor, se sintió insultado. Cuando atravesaba la redacción con sus cosas se cruzó con el Director ¿Por qué? Preguntó con su caja de papeles, rotuladores y agendas en la mano. “Son decisiones que a veces hay que tomar”, le respondió con mirada de cariño y paso acelerado. Y se acabó.

Se quedó unos días tirado en el sofá de casa viendo películas de acción y gatear a su primer bebé y sentir crecer al segundo de camino. Le llamó una persona de confianza.

Cita en la terraza de las Vistillas. “Pidieron tu cabeza y se la dieron”. Meses después Máximo tuvo acceso a la agenda de uno de los que pidieron su cabeza, había comido con dos personas principales del diario, antes del despido y después.  Alguien informado le aseguró que una persona cercana a uno de los protagonistas de la comida sangrienta fue ‘enchufada’ en un puesto de trabajo mediante una carta de recomendación enviada. ¿Con contrato fijo? Seguro. Una empresa de comunicación que trabajaba para el sector estuvo cerca del  asunto de la presión al medio de comunicación.

El máximo responsable de la época en el control de la seguridad de las centrales nucleares asegura hoy (2017) de forma rotunda recordando el hecho: No tengan la menor duda, las eléctricas propietarias de la central pidieron su cabeza y se la dieron. Manu Militari.” (sólo habia 2 relacionadas con centrales nucleares)

CAPÍTULO APARTE DEL LIBRO ‘MÁXIMO PERIODISMO: ASÍ SE CONSIGUEN 20 NOTICIAS EXCLUSIVAS DE PORTADA Y GANA EL PREMIO NACIONAL”

¿Había algo que ocultar en aquel informe? ¿no es tan buena e inocua la energía nuclear?

¿No será quizá que los habitantes del Norte de Burgos eran prescinibles para la obtención de beneficios económicos de 2 empresas eléctricas?

 

Fuente:  noticias24horas.com

Mas info:  Zorita y Garoña violaron todos los límites de emisiones radioactivas en su primeros años de funcionamiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s