Un escape en el sistema de refrigeración obliga a paralizar la central nuclear de Ascó

27/04/17

La central nuclear de Ascó ha dado parte al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) de la parada forzosa de uno de los dos reactores que operan en el complejo tras descubrirse una anomalía en el sistema de refrigeración de la instalación. En concreto, según han informado fuentes de la central, y así lo ha confirmado la subdelegación del Gobierno en Tarragona, el protocolo de seguridad se activó durante la noche del miércoles tras detectarse un aumento del caudal de “agua no identificada” en el sistema refrigerante del reactor.

Al no poder descartar que se tratase de una fuga de la barrera de presión del sistema de refrigeración del reactor, los técnicos de la central optaron por ordenar una parada preventiva de la unidad. Tras la investigación pertinente se ha identificado el origen de la fuga en una válvula de drenaje y se ha descartado una avería en la barrera de presión. Los servicios de mantenimiento mecánico de la central están trabajando en la reparación. La planta cuenta con sumideros dentro de la contención para asegurar la recogida de posibles pérdidas de agua y, según aseguran fuentes de la nuclear, “Ascó I se encuentra en condición segura”. Añaden que la incidencia no ha tenido afectación para las personas ni para el medioambiente.

Noviembre de 2014. La nuclear de Ascó II informa de un vertido de 1.000 litros de agua contaminada

El vertido se ha producido debido al mal cierre de una de las tres cañerías que se utilizan para devolver el agua al sistema. Durante cinco minutos ha estado saliendo el agua que se guarda en tanques cuando se realiza la recarga y que se devuelve al sistema cuando está a punto de finalizar la recarga, como es el caso. El vertido recogido está considerado de baja y media actividad. (leer)

Abril de 2011. Una fuga en Ascó vierte agua radiactiva sobre 14 operarios

Una fuga de 25.000 litros de agua radiactiva en la nuclear de Ascó I (Tarragona) vertió líquido contaminado sobre 14 operarios de la planta que trabajaban en el edificio de contención donde se aloja el reactor, que se encuentra parado por recarga de combustible.  (leer)

Abril de 2008. La fuga radiactiva en Ascó fue cien veces mayor de lo declarado

El Consejo de Seguridad Nuclear acusó a la planta de ocultar información y le abrió un expediente – Analizaría a 700 personas por si resultaron afectadas

No fue un suceso menor, como dijo la central nuclear de Ascó I, en Tarragona. La planta, propiedad de Endesa, declaró el pasado 4 de abril de 2008 que había detectado una fuga radiactiva. Pero dijo que era insignificante, nimia, apenas nada. El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), que debió de ver algo extraño, pidió los informes originales sobre los que se basaba. La documentación terminó de llegar ayer y la respuesta es contundente. En una nota durísima, el CSN acusó a la central de “inadecuado control del material radiactivo” y de proporcionar “información incompleta y deficiente”. (leer)

Fuente: elpais

Anuncios