Tres Universidades Europeas desmontan el fraude de las lecturas de los Contadores “Inteligentes”

Los Contadores Inteligentes fueron conectados a través de un cuadro eléctrico, a una gama de aparatos que consumen energía, tales como bombillas de ahorro de energía, calentadores, bombillas LED y pequeños electrodomésticos.

Los investigadores compararon después el consumo real del sistema con las lecturas del medidor electrónico de energía.

En los experimentos, 5 de los 9 contadores inteligentes dieron lecturas que eran mucho más altas que la cantidad real de energía consumida. De hecho, en algunas configuraciones, éstas eran hasta 582 % más altas.

Las observaciones de un consumidor que fueron reportadas son consistentes con los resultados contenidos en este documento:
un pequeño circuito electrónico consumió sólo una cantidad muy pequeña de corriente de pico, pero hizo que el medidor leyera 500 W,
resultando en una Consumo anual de energía adicional de 4380 kWh.

A esto se le debe de añadir que en España no se ha transpuesto la Directiva Europea de Eficiencia Energética 2012/27/UE  en cuyo artículo 9 se desarrollan las características de los nuevos Contadores Inteligentes, así como la Norma Internacional IEC 61000-4-19 la cual desarrolla la compatibilidad electromagnética (EMC).

 

Técnicas de ensayo y medición – Prueba de inmunidad a Las perturbaciones del modo diferencial y la señalización en la gama de  frecuencias 2 kHz a 150 kHz a a.c. Puertos de alimentación.

Las lecturas inexactas se atribuyen al diseño del medidor de energía, junto con el uso cada vez mayor de dispositivos de conmutación modernos (a menudo eficientes desde el punto de vista energético).

Aquí, la electricidad consumida ya no tiene una forma de onda perfecta, sino que adquiere un patrón errático.Los diseñadores de los medidores de energía modernos no han hecho suficiente tolerancia para los dispositivos de conmutación de este tipo.

Cuando desmantelaron los medidores de energía probados, los investigadores encontraron que los que estaban asociados con lecturas excesivamente altas contenían una “Bobina de Rogowski”, mientras que aquellos asociados con lecturas excesivamente bajas contenían un “Sensor Hall”. Frank Leferink señala que “Los medidores de energía que probamos cumplen con todos los requisitos legales y están certificados. Estos requisitos, sin embargo, no han hecho suficiente tolerancia para los dispositivos de conmutación modernos.

Fuente: https://plataforma.quieroauditoriaenergetica.org

Escrito en inglés

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s