“La energía nuclear es la más barata” pero queremos más primas. Si lo entiendes, enhorabuena.

No contentas con que sea el erario público el que sufrague el coste de gestionar los residuos de alta intensidad durante miles de años, las empresas del Oligopolio Eléctrico Español piden primas para seguir operando las nucleares.

El sector aplaude que el Gobierno conceda más tiempo para la renovación de las licencias.

Mientras en Alemania y Suiza cierran las centrales nucleares sin dar ningún tipo de indemnización cuando se ha vencido su vida útil, en España se utilizan como chantaje al gobierno de todos y todas las españolas para lucrarse aún más, mientras generan nuevas toneladas de residuos nucleares. Los tribunales al parecer impondrán alguna indemnización sin especificar cuantía.

Las nucleares quieren aprovechar el tiempo extra que les ha concedido el Gobierno —que no obligará a dos de las centrales más importantes del país a solicitar ya la renovación de su licencia para operar más allá de los 40 años— para negociar un cambio en su sistema retributivo. Piden algo así como unas primas que garanticen la rentabilidad del negocio. Las eléctricas —propietarias de las centrales— se quejan de que las cuentas no les salen debido, según dicen, al aumento de la carga fiscal en los últimos años sobre el sector.

Ignacio Araluce, presidente del Foro Nuclear —la asociación que defiende los intereses de este sector—, aplaudió este miércoles que el Ministerio de Energía haya emprendido una reforma de urgencia para retrasar el momento en el que las centrales deben solicitar la renovación de su licencia. Si no se cambiaba la norma vigente, dos de las cinco centrales del país —Almaraz y Vandellòs— tendrían que presentar sus solicitudes de renovación ya. Almaraz este mes y Vandellòs en julio. Y sería para operar más allá de los 40 años.

Sin embargo, los grupos conservacionistas —como Ecologistas en Acción— y Equo han criticado esta medida. El partido verde acusa al Ejecutivo de tomar “decisiones que nuevamente benefician a las empresas propietarias de las centrales”.

El ministerio justifica el retraso en la presentación de las solicitudes en que esta legislatura se debe acordar en el Congreso una estrategia energética de largo recorrido que debe establecer qué tipo de tecnologias y en qué proporción utilizará España en las próximas décadas para generar electricidad. En ese plan también se tendría que decidir si las centrales nucleares deben seguir operando más allá de los 40 años o cerrar al cumplir las cuatro décadas, lo que supondría el fin de este sector la próxima década.

Araluce apostó este miércoles por seguir utilizando la energía nuclear. Argumentó que esta forma de generar electricidad no emite gases de efecto invernadero, aunque produce unos residuos radiactivos para los que no se ha encontrado una solución definitiva.

El responsable del Foro Nuclear abogó también por replantearse, además del mix energético, el “futuro” del marco retributivo de las centrales y de los impuestos y tasas.

Iberdrola —propietaria junto a Endesa de la mayoría del parque nuclear español— ha encabezado una batalla pública para que el Gobierno le reduzca los impuestos, argumentando que el negocio atómico ya no es rentable por la fiscalidad. Pero el Ministerio de Hacienda ha descartado tocar los impuestos.

Araluce defendió este miércoles esa bajada fiscal. Y también el cambio en el sistema de retribución. Según explicó, a las centrales se les debería compensar de alguna forma que son “estables”, es decir, que siempre están disponibles. Se trataría de establecer un sistema de primas o un pago por capacidad como el que reciben las centrales térmicas, de cargón y gas natural, por estar disponibles para garantizar la seguridad del sistema eléctrico.

Foro Nuclear

Alemania pide 24.000€ millones a las eléctricas por gestionar sus residuos

Fuente: elpais.com

Anuncios