Mantener las centrales nucleares cuesta a los españoles 6.000 millones de euros extra

Al igual que ocurre con las pensiones, que albergan un gran problema financiero, no hay dinero para mantener abiertas las centrales nucleares y desmantelarlas también resultaría costoso. El problema que entrañan las centrales nucleares en España no es energético sino económico ya que cerrarlas costaría 6.000 millones de euros y mantenerlas supondría es misma cantidad de dinero en inversiones en seguridad, según ha publicado Expansión.

Entre 2023 y 2028 los siete reactores atómicos cumplen 40 años de vida útil, desde Almaraz en Extremadura hasta Cofrentes en Valencia. Una de las posibles soluciones para las centrales nucleares es extender su vida útil hasta 50 o 60 años más, pero eso supondría un gasto adicional en inversión para su seguridad. Iberdrola cifró este gasto en hasta 6.000 millones de euros. Además, los años adicionales de funcionamiento también suponen más residuos y más costes para gestionarlos.

Enresa, empresa estatal que gestiona un fondo de casi 5.000 millones de euros y que está controlada en un 20% por Sepi y en un 80% por Ciemat, se encargaría del cierre de las nucleares y de la gestión de los residuos atómicos. Este fondo se a alimentado durante años de las aportaciones de las propias eléctricas y tiene dos problemas principales: los casi 5.000 millones de euros que tiene sólo 4.350 euros es para centrales nucleares y sus residuos, y por otro lado, el fondo es insuficiente para todo lo que tiene que soportar.

Entre 2023 y 2028 los siete reactores atómicos cumplen 40 años de vida útil, desde Almaraz en Extremadura hasta Cofrentes en Valencia. Una de las posibles soluciones para las centrales nucleares es extender su vida útil hasta 50 o 60 años más, pero eso supondría un gasto adicional en inversión para su seguridad. Iberdrola cifró este gasto en hasta 6.000 millones de euros. Además, los años adicionales de funcionamiento también suponen más residuos y más costes para gestionarlos.Enresa, empresa estatal que gestiona un fondo de casi 5.000 millones de euros y que está controlada en un 20% por Sepi y en un 80% por Ciemat, se encargaría del cierre de las nucleares y de la gestión de los residuos atómicos. Este fondo se a alimentado durante años de las aportaciones de las propias eléctricas y tiene dos problemas principales: los casi 5.000 millones de euros que tiene sólo 4.350 euros es para centrales nucleares y sus residuos, y por otro lado, el fondo es insuficiente para todo lo que tiene que soportar.

La propia Enresa valora en 8.925 millones el coste de la clausura de las nuclreares, considerando una vida útil media de 40 años, cifra que aumentaría a 9..328 millones de euros si la vida útil fuese de 50 años.

El pasado año el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, advertía de la falta de sostenibilidad económica de sus nucleares si se mantenían las cargas que se aplican a esta actividad. Instó entonces al Gobierno a aplicar una rebaja de las tasas para conseguir que el negocio subsista porque, tal y como ha indicado el comité de expertos energéticos, esas plantas permiten cumplir con los compromisos medioambientales. En su informe remitido al Ministerio de Energía, también apuestan por el cierre del carbón, otra de las batallas de la eléctrica para ser una firma puntera en sostenibilidad, como Galán recuerda habitualmente a los accionistas, que este viernes se darán cita en la junta anual en Bilbao.

Fuente: intereconomia.com

Tertulianos de TVE:”La voltaica cuesta muchísimo y lo que se puso es muy obsoleto. La nuclear es la más limpia y segura”

Se rompe barril de lodo radioactivo en Estados Unidos

El Departamento de Energía de Estados Unidos comentó  que el barril de 55 galones se rompió en el Laboratorio Nacional de Idaho (de 890 millas cuadradas), uno de los mejores laboratorios federales de investigación nuclear del país.

La ruptura provocó una alarma de incendio, y tres bomberos del Laboratorio Nacional de Idaho extinguieron el barril humeante y lo alejaron de una docena de barriles cercanos.Cuando los bomberos salieron del edificio, los trabajadores de emergencia detectaron una pequeña cantidad de material radiactivo en su piel, dijo la portavoz del departamento, Danielle Miller.

Así mismo Miller mencionó que no se detectó ningún material radiactivo fuera del edificio donde ocurrió la ruptura. Funcionarios federales dijeron que es la primera ruptura conocida de un barril que contiene lodo radioactivo en el sitio, pero que podría no ser la última.

Eso se debe a que el mantenimiento secreto de registros durante la Guerra Fría hace que sea difícil para los funcionarios conocer el contenido exacto de barriles similares. El barril contiene una mezcla de fluidos y solventes que provienen de la producción de armas nucleares en la planta de Rocky Flats cerca de Denver.

La posible causa que provocó la ruptura

Una teoría preliminar acerca de la causa de la ruptura es que la descomposición radiactiva hizo que el barril se calentara y encendiera partículas de uranio, Dijo que una investigación intentará determinar si hay otros barriles en riesgo de ruptura comentó Milley.

Los trabajadores que ingresan a la estructura, incluso antes de la brecha, deben usar aparatos de respiración autónomos y usar ropa protectora completa. Las autoridades dijeron que no se detectó radiación fuera de la estructura, que tiene filtros especiales para evitar que las partículas radiactivas escapen.

No está claro cuántos barriles hay en la estructura de piso de tierra que tiene 116 metros de largo y 50 metros de ancho. El barril que se rompió se había movido a la estructura de contención en preparación para el envío a la Planta Piloto de Aislamiento de Residuos cerca de Carlsbad, Nuevo México.

nuclear waste is stored in underground containers at the Idaho National Laboratory near Idaho Falls, Idaho. U.S. officials are considering extending the use of the eastern Idaho Nuclear waste treatment facility beyond its scheduled closure this year so it can repackage radioactive waste brought in from other states before it’s sent to a permanent disposal site in New Mexico. (AP Photo/Keith Ridler, File)

El sitio se ha utilizado para la eliminación y el almacenamiento de desechos nucleares a partir de la década de 1950. El gobierno federal ha estado limpiándolo después de batallas judiciales y varios acuerdos con Idaho en la década de 1990 en medio de las preocupaciones de los funcionarios estatales de que Idaho se estaba convirtiendo en el vertedero de desechos nucleares del país.

Wendy Wilson de Snake River Alliance, un grupo de vigilancia nuclear con sede en Idaho, dijo que el incidente es un recordatorio de por qué el estado no debería permitir el envío de más desechos nucleares a Idaho para recibir tratamiento.

 

El cierre de este almacén estaba previsto para 2018

Fuente: chispa.tv

Mas: Colapsa un tunel en un almacen nuclear del estado de Washinton 2017