Acusan al Gobierno de Rajoy de “mentir” en los pagos a Francia por residuos nucleares

La Plataforma contra el ATC en Villar de Cañas denuncia que se ha “manipulado” a la sociedad para construir un silo nuclear “ahora inútil”

Esta instalación, añade, “ya ha dejado de ser necesaria” puesto que las centrales nucleares tienen almacenes individuales en seco o están a punto de tenerlos

La Plataforma contra la instalación del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares en la localidad conquense de Villar de Cañas ha pedido explicaciones tanto al Gobierno estatal como al alcalde del municipio, José María Sáiz, al considerar que “se ha mentido” al respecto de que España pagaba 65.000 euros diarios a Francia por albergar los residuos nucleares españoles, como justificación para defender la necesidad de poner en marcha este cementerio nuclear.

Según la portavoz de la Plataforma, María Andrés, es “indignante” que durante años el Gobierno de Rajoy y el alcalde Villar de Cañas dijeran que se estaban pagando 65.000 euros diarios de penalización por la custodia de los residuos nucleares, y ahora, que se ha publicado que se empezará a contabilizar desde el 1 de julio, “no reconocen que han mentido a sabiendas para manipular a la opinión pública a favor de construir un ATC ahora inútil”.

Insiste la portavoz en que la realidad es que, 11 años después de la aprobación del sexto Plan general de residuos radiactivos, el ATC “ya ha dejado de ser necesario”, puesto que las centrales nucleares tienen almacenes individuales en seco o están a punto de tenerlos.

Asimismo, la Plataforma indica que según fuentes del Ministerio de Energía y Enresa las cantidades a pagar se devolverán una vez vuelvan los residuos a España descontando los gastos de almacenaje. Añade que estos residuos provenientes de la Central nuclear de Vandellós I son, junto con los 500 elementos combustibles de Garoña en el centro de reprocesamiento de Sellafield, “los únicos residuos nucleares de alta actividad que están fuera de nuestras fronteras”, apunta María Andrés.

Silencio de Nadal y el presidente del CSN

La multa por el retraso del ATC fue, según fuentes parlamentarias, una de las cuestiones sobre esta instalación que evitó contestar el presidente del CSN, Fernando Marti, en la comparecencia a puerta cerrada que realizó el pasado 6 de junio ante los diputados de la Comisión de Energía del Congreso. El ministro de Energía, Álvaro Nadal, también ha evitado desde su llegada al cargo en noviembre aventurar plazos sobre la puesta en marcha de la instalación. La ubicación fue decidida cuando la secretaria general del PP y hoy ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, era presidenta de Castilla-La Mancha.

En enero pasado, el ATC recibió un espaldarazo cuando el Tribunal Supremo anuló la ampliación de un espacio natural protegido que había decretado el Gobierno de Castilla-La Mancha, del socialista Emiliano García-Page, para bloquear el proyecto. Las dudas sobre la idoneidad de los terrenos elegidos no están todavía resueltas.

Fuente: eldiario.es

Registrado un terremoto de 2,3 grados cerca de donde se prevé el cementerio nuclear de Cuenca

 

El Instituto Geográfico Nacional ha detectado en la madrugada de este miércoles un terremoto de 2,3 grados en la escala de Richter en Hontanaya, en la Mancha de Cuenca.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de CLM pregunta que hubiera pasado si el temblor se hubiera dado con el ATC

Según la página web del Instituto, el seísmo ha tenido lugar en este término municipal a 1:03 horas de este miércoles, a doce kilómetros de profundidad.

No es la primera vez que este pueblo de la Mancha conquense, de alrededor de 300 habitantes, sufre un episodio similar.

Según ha explicado en declaraciones a Efe su alcalde, Emilio Lucas, al haber sucedido de madrugada “no se ha enterado nadie, se han dado cuenta cuando lo han escuchado al día siguiente”.

Lucas ha indicado que “ha pasado alguna vez más, con poca intensidad también, pero el año pasado fue a las cinco o las seis de la tarde y sí se notó”.

El epicentro del terremoto está situado a menos de 24 kilómetros en línea recta de la futura ubicación del Almacén Temporal Centralizado de residuos nucleares (ATC) que se quiere construir en otro municipio conquense, Villar de Cañas.

El riesgo sísmico ha sido uno de los planteamientos que han esgrimido quienes se oponen al almacén nuclear, especialmente tras el terremoto de Ossa de Montiel (Albacete) en febrero de 2015, de más de 5 grados en la escala de Richter.

QUÉ HUBIERA PASADO CON EL ATC

De otro lado, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha apuntado que el terremoto registrado ha sido “pequeño”, pero ha instado a “analizar lo que hubiera podido pasar si este temblor hubiera sucedido estando el ATC construido”.

“Es para estar preocupado”, ha considerado el consejero, quien ha opinado que “aquellos que tienen que tomar las decisiones” deben “reflexionar”.

“Mientras tanto, nosotros vamos a ir, como hemos dicho desde el principio, a todas las instituciones que sea necesario. Desde luego a Europa a poner de manifiesto el incumplimiento de la Directiva Hábitats por la no protección del espacio natural”, ha aseverado.

Del mismo modo, ha afirmado que acudirán a los tribunales a recurrir “todo aquello que vaya en contra de un espacio que los ciudadanos de Castilla-La Mancha quieren que se proteja”.

Plataforma contra el ATC de Cuenca presenta una queja por la falta de información del CSN

 

La Plataforma contra el Cementerio Nuclear en Cuenca ha presentado una queja al Consejo de Transparencia y Buen Gobierno (CTBG) ante la negativa de la dirección del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) a facilitar la información solicitada sobre la tramitación de la autorización de construcción del Almacén Temporal Centralizado (ATC) en Villar de Cañas (Cuenca).

La Plataforma ha recordado a través de una nota de prensa que el CSN vuelve a negarse a ofrecer información a pesar del “varapalo” que recibió del Consejo de Transparencia que le obligaba a publicar varios informes a instancia de ‘Transparencia Internacional’, negados hasta ese momento.

En la queja que ha presentado la Plataforma a través de Ecologistas en Acción, se incide en que “el análisis de los errores humanos en el accidente nuclear de Fukushima puso de manifiesto que la transparencia es un aspecto crítico en la seguridad nuclear”.

A ello ha añadido también que “la información solicitada se dará a conocer a la población en general y especialmente a la local que vive en las cercanías de los terrenos del proyecto de almacén nuclear”.

Por otro lado, la Plataforma contra el Cementerio Nuclear de Cuenca se encuentra ultimando los detalles de la que será la 8ª Marcha a Villar de Cañas, convocada para el domingo 7 de mayo.

Los responsables de la organización han confirmado la asistencia de tres autobuses, que partirán a las 8:30 horas de la Plaza de España, de Madrid; a las 10:00 horas, de Tarancón (Cuenca), y a las 9:30 horas de la estación de autobuses de Cuenca capital.

Los autobuses y otros vehículos que asistan a la marcha confluirán en la urbanización Casalonga, para iniciar a las 11:00 horas una marcha a pie hasta Villar de Cañas donde se leerá un manifiesto tras el recorrido que se ha acortado unos 500 metros con respecto a años anteriores.

Fuente:  clm24.es

Cuando el Uranio entra por la puerta la democracia sale por la ventana. (III). Las mentiras sobre el desarrollo y los puestos de trabajo ¿1.000 empleos?

Ante las mentiras y la ocultación intencionada de información en todo lo que rodea al basurero nuclear de Cuenca, el autor pretende, en una serie de cuatro artículos, desentrañar los engaños y demostrar con documentos la verdad del proyecto.

Mediante los cuatro artículos, el autor demostrará, que la única razón para la defensa enconada del alcalde de Villar de Cañas del proyecto del ATC son los 2,4 millones de Euros que recibiría anualmente el ayuntamiento que preside.

En esta tercera entrega se desmontan las mentiras sobre el desarrollo económico y los puestos de trabajo que se crearían en el proyecto del ATC

Carlos Villeta  04/04/2017

Ríos de tinta se han vertido sobre la creación de empleos en la obra del ATC. Las cifras han ido creciendo: primero se habló de entre 150 y 300 puestos de trabajo. Pero es muy llamativo que José María Saiz (alcalde de Villar de Cañas) ha llegado a declarar, sin ningún complejo, que los puestos de trabajo serán 1.000. Pero ¿Qué hay de verdad en esas cifras? ¿En qué trabajarían tantas personas? ¿Cuál sería su perfil profesional y su cualificación? ¿Dónde vivirían estos empelados?

Pablo Zuloaga, como jefe del departamento de Ingeniería de Residuos de Alta Actividad de Enresa y principal responsable del ATC en la empresa pública, tenía muy claro en qué consistía el proyecto. En un debate público en Villaescusa del Haro el 25 de marzo de 2012, preguntado por el asunto del empleo dijo “los empleos no serán la panacea”. Para Zuloaga, el proyecto del ATC tenía como fin la gestión de los residuos, no el desarrollo económico de una comarca.

Pero el alcalde de Villar de Cañas no es de la misma opinión y ha intentado por todos los medios “vendernos la moto” de los puestos de trabajo, llegando a recoger 11.000 currículos, a sabiendas de que el ayuntamiento no se encarga de la contratación. Estamos convencidos de que esa maniobra era puramente propagandística, puesto que los argumentos de Saiz no se sostienen con un análisis suficientemente riguroso.

Esto es lo único que dice el BOE en la resolución de 2009 para llevar a cabo la selección del emplazamiento del ATC: “Para la construcción de las instalaciones se estima un promedio diario de unos 300 trabajadores durante los cinco años de la primera etapa, con algún pico de hasta 500″. Ya no hay datos oficiales en la web de Enresa sobre el empleo. Sí que había una curva de empleo (ver gráfico adjunto) en la que figuran hasta 75 puestos directos durante el funcionamiento y tres picos con máximos de hasta 300, coincidiendo con las fases de construcción, dada la estructura modular de las bóvedas de almacenamiento.

En todo caso, los empleos en la fase de funcionamiento son, sobre todo, en el CTA (Centro Tecnológico Asociado) puesto que, en el almacén, una vez que se termine la descarga de los residuos nucleares (unos 20 años después de terminar la obra principal), apenas precisan de mano de obra. Así se reconoce en la web de Enresa, pues el ATC en funcionamiento es una instalación pasiva, sin generación de energía y con un funcionamiento altamente robotizado, puesto que las sustancias que se manejan son muy peligrosas.

Hay que aclarar que el empleo en funcionamiento, se refiere a la plantilla, no empleos nuevos. Según Enresa, buena parte de los trabajadores son de la plantilla actual. Se trata de científicos y técnicos de alta cualificación.

Aunque no se emplee a personas de la comarca podríamos esperar un elevado desarrollo económico por 3 vías: es una obra de gran envergadura (en torno a 1.000 millones de Euros) lo que supone dar de comer a un número considerable de trabajadores temporales; el aumento de población de Villar de Cañas con los trabajadores fijos y, por último, los empleos indirectos gracias a empresas auxiliares que se aprovecharían del vivero de y otras instalaciones empresariales.

Aunque es cierto que es difícil prever lo que pasaría si se construyera el ATC, un análisis serio, desmonta estas hipótesis. Vamos una por una:

Las inversiones millonarias y los trabajos de construcción

No cabe duda que la fase de construcción, llevaría al pueblo a gran cantidad de trabajadores, lo cual sería un importante impulso a la economía local: restaurantes, alojamiento, trabajo para pequeñas empresas locales de diversos tipos: electricistas, albañilería, suministros menores… Pero con varias limitaciones, la principal es que esta situación duraría los 5 años iniciales y luego 2 más en el año 10 y 18 del poryecto. Una vez terminada la construcción, la avalancha se iría con la misma velocidad con la que vino.

El hecho de que el dinero a gastar sea de en torno a 1.000 millones no supone que el pueblo sufra un cambio permanente en su economía ni hay relación directa entre la cuantía y las mejoras en rentas de la población o el empleo permanente. En la provincia de Cuenca, las inversiones del AVE fueron de una cuantía superior y no se tradujo en un despegue económico.

Interacción de los trabajadores fijos con Villar de Cañas

Ya hemos mencionado que hasta 150 personas trabajarían en el CTA. Pero es ingenuo pensar que alguno de ellos viva en Villar de Cañas. Esto no ocurre en ninguna instalación nuclear y más en este caso, en el que muchos de los trabajadores desempeñan actualmente su labor en otro lugar (la mayoría en Madrid) por lo que es poco probable que cambien su residencia. La autovía A-3 permite llegar desde la capital al ATC en menos de hora y media. En todo caso, el cambio de residencia podría ser a otras poblaciones como Arganda o Tarancón (o cualquier otra de la periferia de Madrid).

Por otro lado, la interacción de estos trabajadores con el pueblo sería mínima, No pasarían por Villar de Cañas para ir a su puesto de trabajo. Para comer o tomar un café, tienen de camino el área de servicio del KM 124 de la A-3.

Empleo indirecto

Ya hay construido (y abandonado desde 2014) un vivero de empresas, un laboratorio y otras instalaciones empresariales. Entre los documentos oficiales relacionados con el ATC, se menciona que hasta 7 empresas del sector nuclear podrían estar interesadas en ubicarse.

Se prevé una cierta presencia de estas empresas en lo que se ha denominado monocultivo nuclear. El resto de sectores serían expulsados de la zona. Es lo que ha pasado en otras zonas con instalaciones nucleares. Por poner un ejemplo, en Cifuentes, muy cercana a la central nuclear de Trillo, cerraron una piscifactoría y una planta embotelladora. En la zona no hay tejido empresarial sin vinculación a la central nuclear.

Dicho de otro modo, los puestos de trabajo indirectos, serían escasos y restringidos a empresas tecnológicas del sector nuclear. Esto supone que una vez desmantelado el ATC (con funcionamiento de 60 años) la situación del pueblo volvería una posición similar a la anterior a su instalación, pero mucho peor, puesto que el resto de actividades estarían muy debilitadas o directamente habrían desaparecido. En resumidas cuentas, el proyecto del ATC es todo lo contrario a un proyecto sostenible y no solo por los problemas ambientales.

Repercusión negativa

Entre las 49 organizaciones que conforman la Plataforma Contra el Cementerio Nuclear en Cuenca, está Asaja, UPA y ADIMAN, conscientes del desastre que supondrá para agricultores y ganaderos un cementerio nuclear.

Muchos empresarios de Cuenca se han sentido damnificados ante la perspectiva tan negativa que supondría para sus negocios, la construcción de un almacén nuclear en la provincia. Por ello, se constituyeron en la “Agrupación de Empresarios Contra el Cementerio Nuclear”, celebraron una jornada el 28 de junio de 2012 con ponencias de los sectores turístico, la agroindustria y las energías renovables.

En conclusión, este análisis, nos lleva a defender, que la única razón del alcalde y la secretaria de Villar de Cañas, para apoyar el proyecto del ATC, son los 2,4 millones de Euros (el 400% del presupuesto municipal actual) que recibiría el ayuntamiento cada año durante el funcionamiento del ATC. Llegados aquí, la pregunta es pertinente: si es tan bueno el ATC, si es tan beneficioso, si es verdad que no es peligroso ¿Por qué dan tanto dinero? Que cada uno saque sus conclusiones.

¿QUE HA PASADO EN LAS COMARCAS DEL ALMACEN NUCLEAR DE CÓRDOBA (EL CABRIL), EN GAROÑA O EN ASCÓ?

Como muestra un par de datos respecto al almacen nuclear de El Cabril en la provincia de Córdoba y en las centrales de Garoña y Ascó:

  • Reconocen que El Cabril ha sido perjudicial para los pueblos de su alrededor. José Larios Martón, miembro del Consejo Andaluz de Medio Ambiente y coordinador general del Foro para el desarrollo sostenible en Andalucía,  resaltó que los pueblos cercanos al Almacén de Residuos Nucleares de Baja y Media Actividad de El Cabril «no ha fijado población y ha condicionado la comercialización de los productos agroalimentarios, como la miel producida en la zona, que se comercializa sin identificar su origen». (leer)
  • La “riqueza” de la energia nuclear ha hecho que hasta 2010 los pueblos cercanos a El Cabril perdieran el 12% de su censo desde que entró en funcionamiento. (leer).  Idéntica situación ocurría en Garoña y en Ascó, donde las centrales no conservaron población autóctona, espantaron inversiones y no fijaron población trabajadora cualificada de las centrales.

Y es que aunque no se diga este tipo de industria debido a su riesgo se implanta lejos de centros poblados e incluso mal comunicados, donde no se realizan inversiones de mejora de infraestructuras ni de desarrollo.

POBLACIÓN DE HORNACHUELOS DESDE 1900 HASTA 2016


Segun los datos publicados por el INE a 1 de Enero de 2016 el numero de habitantes en Hornachuelos es de 4.598, 44 habitantes menos que el en el año 2015. En el grafico siguiente se puede ver la evolucion demografica que ha habido en el municipio a lo largo de los años, para ver cuantos habitantes tiene Hornachuelos segun su edad podemos verlo en la piramide de poblacion.
Si lo que interesa es saber cual es la poblacion de Hornachuelos segun el lugar donde han nacido los habitantes (Continente, Pais, Comunidad Autonoma, Provincia, o Municipio) puede verlo en nuestro estudio demografico de poblacion segun lugar de nacimiento.

POBLACIÓN DEL VALLE DE TOBALINA DESDE 1900 HASTA 2016

tobalina poblacion.PNG

En contra de lo que los lobbies nucleares nos venden a través de  los medios masivos sobre la riqueza y empleo que crea una instalación nuclear,  analizando la tabla anterior vemos que la central de Garoña no solo no ha atraido personas al Valle de  Tobalina  sino que las ha espantado.

Fuente:  lacomarcadepuertollano.com

Leer:      Almacen Nuclear de El Cabril o la imposición que arruinó a una comarca.

Industria oculta problemas en el terreno donde irá el silo nuclear de Cuenca.

Aumentan los casos de cáncer en las zonas próximas a un almacen nuclear en Alemania.

Castilla-La Mancha ve “graves” deficiencias en el informe ambiental de Enresa sobre el silo nuclear

La Dirección General de Espacios Naturales devuelve a la promotora este estudio y ha suspendido el proceso de evaluación ambiental del basurero nuclear en la localidad conquense de Villar de Cañas

Señala más de una veintena de consideraciones que la empresa pública no ha incorporado a su texto sobre la afectación a la Red Natura 2000

El documento coincide en el tiempo con las sentencias que suspenden la protección ambiental de la Laguna del Hito por la cual la Junta quería frenar el proyecto del ATC

Falta de avales de instituciones científicas de prestigio, criterios prefijados previamente, ausencia de los riesgos geológicos y radiológicos y de la situación legal del suelo, son solo algunas de las numerosas deficiencias detectadas en el estudio básico ambiental de afectación a la Red Natura 2000 que elaboró la empresa pública Enresa para la construcción del basurero nuclear en la localidad conquense de Villar de Cañas.

Así lo señala un informe de la Dirección General de Espacios Naturales y Política Forestal de Castilla-La Mancha, elaborado este mismo mes de marzo y que coincide en el tiempo con la decisión del Tribunal Supremo y del Tribunal Superior de Justicia de la comunidad autónoma de suspender la protección ambiental que la Junta había dado a la Laguna del Hito para frenar este proyecto de almacén de residuos nucleares (ATC).

En primer lugar, en el informe se constata como “muy llamativo” que en un proyecto de esta envergadura, y habiendo transcurrido más de cinco años desde su aprobación en el Consejo de Ministros, no se haya realizado un estudio adecuado y un documento “técnico y científico suficiente”. Establece así que el documento no está avalado por ninguna institución científica de reconocido prestigio de la propia Administración y que está “dirigido a la obtención de un determinado resultado de la evaluación ambiental, resultado que ha sido prefijado previamente”.

Dicho esto, el informe de la Junta pasa a detallar punto por punto otras deficiencias importantes que no contemplan ni las indicaciones de la Directiva Habitat de la Unión Europea, ni la Ley estatal de Patrimonio Natural y Biodiversidad, ni la Ley castellano-manchega de Conservación de la Naturaleza. Este es uno de los motivos por los que el Ejecutivo autonómico contempla la posibilidad de recurrir a Europa tras las sentencias españolas.

Por eso establece, en primer lugar, que “se obvia” la situación jurídica actual, al no recoger el informe de Enresa la petición de la Junta de que la Laguna del Hito sea declarada Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), con las consecuencias que ello conlleva. No aparecen tampoco estudios e informes “relevantes” sobre los objetivos principales de conservación de esta zona, incluida en la Red Natura 2000.

Seguidamente, la Dirección de Espacios Naturales también considera una irregularidad que el estudio ambiental de la empresa pública no recoja los riesgos geológicos y radiológicos ni los impactos en el régimen hidrológico del río Záncara. Sobre la radioactividad, Enresa “evita pronunciarse” afirmando que la afección de este complejo se ha contemplado más “como una mera instalación o edificación de tipo industrial” sin incluir que las consecuencias de un accidente “distarían mucho” de cualquier otro tipo de industria.

En los impactos geológicos y consecuencias para el medio ambiente, el informe detalla riesgo de contaminarían de Acuíferos que suministran agua para consumo humano y regadío que pueden alterar el sistema fluvial y palustre; riesgo de ‘karstificación’ del terreno o disoluciones de rocas con consiguientes colapsos o deformaciones graves en las estructuras nucleares; y riesgo de expansividad del terreno.

A todo ello une el hecho de que ni siquiera se haga mención en el estudio de Enresa a la situación legal del suelo donde se pretende construir el ATC, estando anulado el Plan de Ordenación Municipal (POM) de Villar de Cañas.

Sin evaluar efectos en hábitas ni alternativas

También “se obvian los efectos perjudiciales que provocaría el complejo sobre la generación de los hábitats y las especies de interés comunitario” recogidos en el Formulario de Datos de la Red Natura 2000, y se denuncia la “inexistencia” de una evaluación de alternativas (la posibilidad de construirlo en otro sitio) exigida en numerosa jurisprudencia del Tribunal Supremo a este respecto y que se aporta con el informe.

El estudio de Enresa se refiere a “una única ubicación y no procede a evaluar otras opciones recogidas en el informe realizado por la Comisión Interministerial creada para estudiar las diferentes alternativas de ubicación del silo nuclear y sus complejos adyacentes.

Otro dato significativo que incorpora el Gobierno de Castilla-La Mancha es que, según la Ley estatal de Patrimonio Natural, la ampliación de la protección de la Laguna del Hito cuenta ya con un régimen de “protección preventiva”, obtenida desde el momento en que se envío al Ministerio de Medio Ambiente la lista de espacios naturales propuestos como LIC para su traslado a la Comisión Europea.

Como consecuencia de todo ello, el estudio ambiental ha sido rechazado y devuelto a la empresa pública con el argumento de que “no se considera viable realizar una adecuada evaluación de las repercusiones del ATC sobre el medio ambiente y sobre el espacio de la Red Natura 2000 y sus objetivos de conservación con la información aportada por el promotor”. Concluye que debe procederse asimismo a la suspensión del procedimiento de evaluación ambiental al no poder llevarse a cabo una evaluación adecuada en los términos que establece y exige la legislación vigente.

Fuente: eldiario.es

Anulada la protección medioambiental que impide el basurero nuclear en Villar de Cañas

El Gobierno castellano-manchego aprobó hace año y medio esta medida, que también fue suspendida cautelarmente por el Tribunal Supremo

Ahora, el Tribunal Superior de Justicia anula su ejecutividad, que suponía ampliar la ZEPA de la Laguna del Hito próxima al futuro emplazamiento del ATC

Nueva vuelta de tuerca judicial contra la medida aprobada por el Gobierno de Castilla-La mancha para intentar frenar el emplazamiento del cementerio nuclear en la localidad conquense de Villar de Cañas. La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) ha acordado suspender la ejecutividad de este decreto de la Consejería de Agricultura, mediante el que se amplió la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de la Laguna de El Hito y se realizó la propuesta a la Comisión Europea para su declaración como Lugar de Importancia Comunitaria. Al ser una zona próxima a la futura instalación del Almacén Centralizado de Residuos (ATC), la Junta pretendía con ello evitar su construcción.

La medida fue aprobada en julio de 2015, pocas semanas después de constituirse el Gobierno de Emiliano García-Page, y tiene como objetivo realizar actos en ese territorio que supongan una “transformación sensible” de la realidad física o biológica del entorno”, algo que haría que no fuera posible continuar con el proceso de construcción del almacén nuclear en Cuenca.

Posteriormente, en octubre de 2015 el Gobierno del estado presentó un recurso contencioso-administrativo ante este mismo Tribunal contra este acuerdo del Consejo de Gobierno, que ahora el Alto Tribunal castellano-manchego resuelve.

Se trata de un nuevo varapalo judicial a esta protección medioambiental, puesto que el pasado 17 de enero también el Tribunal Supremo acordó la suspensión cautelar de este acuerdo al considerar que, en la ponderación de los intereses públicos y generales en conflicto, era “más atendible” proseguir las actuaciones para la instalación del ATC, que pretende una “pronta y correcta” gestión de los residuos radioactivos, que la aprobación inmediata de la ampliación de un espacio protegido para aves.

Sobre la duración del procedimiento

Desde el Gobierno castellano-manchego afirmaron, sobre esta última decisión del Supremo, que verían las implicaciones de la misma. De hecho, el consejero de Medio Ambiente, Francisco Martínez Arroyo, explicó que este procedimiento de protección ambiental finalizó en octubre de 2016, antes de que el Tribunal opinara sobre el recurso que presentó la Delegación del Gobierno.

No obstante, ahora el auto del Tribunal de Justicia castellano-manchego determina la suspensión tanto de la aprobación inicial de la media medioambiental como del decreto posterior de en octubre de 2016. Según estipula, las mismas consideraciones que llevan a decidir la procedencia de la suspensión de aquel acuerdo también sirven para extender la suspensión cautelar del decreto.

“La valoración del conflicto y la ponderación del perjuicio, no es meramente económica, sino que atiende a la seguridad nuclear”, argumenta. Y añade que la ejecutividad del decreto recurrido implica el “entorpecimiento a la gestión de los residuos radioactivos y, por consiguiente, el debilitamiento de la seguridad nuclear, con lo que se daña un servicio público de carácter esencia”.

Fuente:www.eldiario.es

Sentencia

Municipios con nucleares: se decide sobre centrales sin contar con población

El gerente de la Asociación de Municipios de Áreas Nucleares (AMAC), Mariano Vila D’Albadal, se ha quejado hoy de que “todo el mundo toma decisiones sobre las centrales nucleares sin tener en cuenta a la población” que vive en las zonas donde se encuentran las plantas o los almacenes de residuos radiactivos.

“Detrás de una central hay gente que come, familias que viven y niños que van al colegio, si nadie hace nada por dinamizar estas zonas -tras el cierre de una central- es una depresión económica importante; en Zorita -Guadalajara- solo hay más que ir para verlo”, ha dicho a Efe el gerente de AMAC a su entrada a una comparecencia en el Congreso.

En dicha intervención en la ponencia de energía nuclear del Congreso, a puerta cerrada, Vila D’Albadal va a transmitir a los diputados que los municipios en áreas nucleares “están de acuerdo con el alargamiento de la vida de las centrales, incluida Garoña, siempre que sean seguras y su prórroga de actividad sea conocida, discutida y hablada” con los ayuntamientos afectados.

El gerente de AMAC ha lamentado también que se estén construyendo almacenes de residuos nucleares (ATI) en las plantas nucleares, debido al retraso en la construcción del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de Villar de Cañas (Cuenca), con “una política de hechos consumados, no pactada con los municipios”.

“Entendemos que -estos ATI- no correspondían según el Plan General de Residuos Nucleares aprobado en 2006”, ha agregado.

Vila D’Albadal ha avanzado que AMAC ha pedido una reunión con el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) para que les expliquen el aval dado a la central de Garoña (Burgos) para operar hasta 2031 si cumple con los requisitos de seguridad exigidos, y otra con el secretario de Estado de Energía, Daniel Navia.

Por su parte, el presidente de AMAC y alcalde de Cofrentes, Salvador Honrribia, ha incidido también en que los municipios con centrales son partidarios de que estas sigan funcionando mientras cumplan con los requisitos de seguridad exigidos por el CSN.

“Las centrales nucleares dan vida a los municipios donde están y el debate sobre el alargamiento de su vida útil no existe en ellos”, ha añadido.

Desde AMAC aseguran que hay 60.000 personas que viven en zonas con instalaciones nucleares en España.

Fuente: lavanguardia