El Gobierno pide a los españoles que se acostumbren a una electricidad cara

alvaro-nadal

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital del Gobierno, Álvaro Nadal, ha asegurado este lunes que los españoles se tendrán “que acostumbrar a precios más altos (de la energía) en momentos determinados”, y a una dinámica “con mucha volatilidad” de precios.

El ministro ha hecho esta reflexión en la inauguración del V Simposio Empresarial Internacional organizado por la Fundación para la Sostenibilidad Energética y Ambiental (Funseam) en Barcelona, donde ha destacado que, superada la “casi tormenta perfecta” que se produjo en enero, ahora los precios de la energía atraviesan una “situación diferente”.

El ministro ha explicado que las circunstancias meteorológicas han cambiado por completo y que, por ello, el precio del megavatio eléctrico ha pasado de 91 euros a los 49 de este lunes o a los 29 de ayer.

En esta línea, ha asegurado que, aunque sigue sin haber “agua” y tampoco ha mejorado el precio del petróleo, sí que lo ha hecho la situación en Francia y hay un “vendaval enorme” en España que ha hecho que los precios de la electricidad estén hoy 20 euros por debajo de Francia y Alemania. Lo curioso es que la venta al por menor siempre suele superior en España. ¿¡!?

Así mismo, ha destacado que las medidas impulsadas por el Gobierno en el sector del gas, con la introducción del creador de mercado, han contribuido a que el precio del megavatio hora en gas descendiera de 40 a 30 euros.

AUTOCONSUMO ELÉCTRICO

Sobre la prohibición de la autogeneración eléectrica (Impuesto al Sol) sigue sin pronunciarse. Caso de eliminarse esta prohibición , podría producirse cerca del 2% de la electricidad mediante placas solares individuales, según indicó en el BOE el propio Ministerio de Industria.

 

Fuente: ABC

 

Nos venden Garoña y el fracking. La cara más oscura de la luz

CENTRAL NUCLEAR DE GAROÑANo se habla de otra cosa en estos días. Los máximos históricos del precio de la electricidad harán que las facturas suban, de media, 100 euros por línea contratada. ¿Qué podemos hacer para defendernos?

ríos de tinta impresa, horas de debate televisado, decenas de programas de radio y multitud de comparecencias políticas tratan de arrojar luz sobre lo que ocurre con las facturas eléctricas, a cuyas cifras las compañías del ramo parecen arrojar levadura. Los precios crecen sin control y los informativos no hacen más que alertar de nuevos repuntes históricos. Ni los expertos en desencriptación avanzada parecen dar con las claves para desentrañar una factura de la luz y la población se echa las manos a la cabeza cada vez que piensa en el próximo recibo. Mientras, los responsables del Gobierno tratan de aclarar la situación explicando que como ni llueve ni hace viento, los aerogeneradores y las presas no producen y hay que echar mano del gas para echar a andar las más que deficitarias centrales térmicas. Demasiadas ideas para tratar de comprender, de forma sencilla, a qué nos enfrentamos y qué podemos hacer para ahorrar en la factura. Koldo Navascués, presidente de la Asociación de Personas Consumidoras y Usuarias Vasca, EKA/ACUV, ilumina el camino y aporta cordura a la controversia.

En las últimas semanas, “centenares” de consumidores están contactando con la asociación. No para presentar reclamaciones, ya que como aclara Navascués “no hay ninguna reclamación que hacer, se nos impone un precio y punto”, sino para solicitar información. ¿Qué hacer para ahorrar? Lo primero para lograr el objetivo consiste en aclarar los conceptos básicos y centrarse en lo importante.

Existen dos tipos de tarifas: la regulada y la libre. En la primera, las eléctricas se ven obligadas a aplicar el precio que se les impone y en la segunda, habitualmente sazonada con numerosas ofertas y llamativos descuentos, las cinco compañías que componen el oligopolio de la luz fijan el precio que quieren. Es fácil deducir que las empresas hacen todo lo posible para atraer a los clientes hacia el lado oscuro del mercado libre.

“Las eléctricas se han preocupado de comunicar rápidamente que a sus clientes no les afectan estas subidas de 6 o de 15 días al año. Claro. No les afecta esa subida, pero lo que no dicen es que están pagando por encima del precio de venta del pequeño consumidor -tarifa regulada- durante los 350 días restantes”, arranca el presidente de EKA/ACUV.

Actualmente, el 52% de los clientes “domésticos” se encuentra en el mercado libre. Es decir, que paga más de lo que, según advierten los expertos, debería. En julio de 2013 se modificó la regulación del mercado y todos los clientes de las compañías pasaron a formar parte del grupo de tarifa de último recurso, es decir del mercado regulado. “Evidentemente, esto no les gustó a las eléctricas y durante estos últimos años se han encargado de ir sacando de ahí a la gente. A veces con muy malas prácticas comerciales, incluso engañosas”, repasa el portavoz.

Los últimos análisis comparativos sostienen que las tarifas reguladas siguen siendo más económicas que las libres, si bien es cierto que al principio, habitualmente durante el primer año del contrato, los descuentos aplicados consiguen reducir un poco las distancias. “Una vez que ha pasado el año -avanza Navascués-, te dicen que te van a cobrar el kilovatio hora a 0,15 euros y como tampoco tienes referencias, te parece bien, cuando la realidad es que el precio regulado puede ser de 0,11 en ese momento. Eso sí, no sabemos cuánto durará la tarifa regulada”. Por todo ello, lo que recomienda EKA/ACUV a los usuarios es que soliciten cuanto antes a sus compañías un cambio a tarifa regulada, “algo que están obligados a hacer si se les pide y que es totalmente gratuito siempre y cuando no se cambie la potencia instalada”.

El problema no son sólo los precios, también lo es la opacidad. ¿Sabe alguien a cómo se compra el metro cúbico de gas de Argelia? Debe de ser un secreto de Estado, porque a partir de ahí cualquiera podría hacer el cálculo sobre los márgenes que tienen, los costos y demás. Si no disponemos de esos datos no podemos saber si se está manipulando o no el sector”, ilumina.

En nombre de la asociación que preside, Navascués no aconseja a los usuarios sumarse a las hoy tan promocionadas compras colectivas de energía. “Lo hemos estudiado y al final no resultan, sin más”, precisa. Lo que sí recomiendan es unirse a las cooperativas de energías renovables, una alternativa más verde, cívica y que, según el experto, sale a cuenta a la hora de abonar los recibos.

En el caso particular de EKA/ACUV, animan a sus asociados a entrar a formar parte de Goiener, una cooperativa que cuenta ya con más de 5.000 participantes. Al margen de ofrecer siempre el mejor precio posible, garantiza que toda la energía que comercializan es verde.

Además de sumarse a este tipo de iniciativas, Navascués recomienda revisar la potencia que tenemos instalada en nuestro hogar, ya que si es excesiva y podemos reducirla, lo notaremos en la factura. “Si tenemos contratados 4.400 y los bajamos a 3.300 -apunta- ya obtendremos un ahorro de unos 6 euros al mes. El cambio a menos sale por unos 11 euros IVA incluido, pero hay que tener cuidado porque subirlo cuesta 50 euros”.

Ante los repetidos anuncios de picos en los precios, el presidente aclara que “sube ese día y en una franja horaria determinada, no es que suba todo el mes”. También aporta otro pequeño detalle sobre otra de las novedades impuestas recientemente por el mercado energético. “En teoría, existe un agravio comparativo entre los usuarios que tienen contador digital y los que permanecen con el analógico. Se supone que a los que tienen el digital se les ajustan los consumos a los costos horarios, aunque luego hacen una media diaria y mensual, exactamente igual que con los usuarios de contadores analógicos. En realidad, no tenemos ni idea de cómo nos están cobrando porque la factura no detalla los cálculos hora a hora”, concede.

En cuanto a la labor de descifrado de las facturas, Navascués explica que contiene términos tan genéricos que no se sabe muy bien a qué corresponden. Sin ir más lejos, la “potencia facturada” es un coste fijo que marca el Gobierno para todo el año y que incluye lo que se denominan “peajes”. “Estos peajes tienen siete u ocho apéndices: el déficit tarifario, el precio del carbón, la moratoria nuclear, Ceuta y Melilla… Al final, las normas las dictan las eléctricas y el Gobierno las firma”, manifiesta.

Las claves

Los argumentos dados para justificar la subida de la tarifa sirven para apoyar la reapertura de la central

vitoria – El Gobierno argumenta que el precio del kilowatio se ha disparado porque, como no llueve ni hace viento, hay que quemar gas, carbón y otros combustibles para generar electricidad. Una estrategia que, en opinión de Koldo Navascués, presidente de EKA/ACUV, sirve a las eléctricas para vender a la ciudadanía las bondades de la energía nuclear y, de paso, apoyar la reapertura de la central nuclear de Santa María de Garoña.

La misma idea sirve para fomentar la apertura de pozos de fracking en Álava para la extracción de gas mediante una metodología que se caracteriza por su inseguridad. El repunte de los precios del petróleo ha conseguido, tal y como advierte Navascués, que se reabran pozos ya abandonados de fracking en Estados Unidos. “Si yo fuera el propietario de Garoña estaría más que encantado de ponerla de nuevo en marcha. Hablamos de una central súper amortizada, que cada kilowatio que produce puede salirle por dos céntimos y cuyos dueños lo cobran a seis. A ver qué negocio tiene un beneficio del 300%. Nos están vendiendo la idea de que el clima influye en la producción, y claro que influye, pero no tanto. No es determinante a la hora de fijar los precios, las subastas sí lo son”, garantiza. – A.B.

Los datos

Tarifa regulada. Para ahorrar, lo primero que recomiendan los expertos es comprobar si estamos en el mercado libre o en el regulado. En el primer caso, que incluye a más de la mitad de los usuarios, recomiendan pasarse a las tarifas reguladas, que no incluyen ofertas pero que facturan el kilowatio hora más barato. El cambio es gratuito y sale a cuenta.

Cooperativas. EKA/ACUV aconsejan unirse a cooperativas de energías renovables, que ofrecen buenos precios y garantizan que toda la energía que comercializan entre sus usuarios es verde.

la frase

El presidente de EKA/ACUV explica que la potencia facturada que figura en nuestros recibos de la luz es un concepto que fija el Gobierno y que incluye los denominados “peajes”. Al final, el consumidor paga por la moratoria nuclear, el déficit tarifario, el mantenimiento del precio del carbón…

La cifra:   6 EUROS 6

euros al mes podemos ahorrar si decidimos rebajar la potencia contratada. Hay que ser cuidadosos, ya que si la bajamos en exceso, la luz saltará en cuanto encendamos varios electrodomésticos. Hay que realizar un cálculo del consumo y obrar en consecuencia. Reducir la potencia cuesta unos 11 euros, IVA incluido, pero volver a subirla cuesta 50 euros.

Fuente: noticiasdealava.com

Red Eléctrica tiene nuevo político giratorio del PP: el exdirector de la Guardia Civil, Fernández de Mesa

fernandez-de-mesaNueva puerta giratoria de un político a Red Eléctrica de España (REE) Arsenio Fernández de Mesa, que fue director general de la Guardia Civil hasta el pasado mes de noviembre ha sido “nombrado” nuevo consejero independiente de la sociedad.

Según El Pais no es hermano de Íñigo Fernández de Mesa, alto cargo del Ministerio de Economia de Guindos, aunque desconocemos si serán familia de otro tipo

La colocación del político del Partido Popular, que dejó su impronta en la benemérita con un suntuoso retrato y el absoluto rechazo a las reivindicaciones salariales, es la enésima rueda giratoria que realiza el Gobierno de Mariano Rajoy, ya que esta empresa está controlada al 20% por el Estado, a través de sus acciones en la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi).

A través de un comunicado, Red Eléctrica ha dado a conocer este nombramiento, al considerar a Fernández de Mesa el “idóneo” para el cargo por su experiencia en materia de seguridad integral. Su currículum no es para menos. En 1979 fue nombrado Oficial de segunda de la Junta del Puerto de El Ferrol del “Caudillo”, posteriormente fue nombrado cesado como Delegado del Gobierno en Galicia (2000-2004) y finalmente,en diciembre del 2011, llegó su nombramiento como Director General de la Guardia Civil. También se pudo encontrar su nombre en las sucesivas papeletas electorales de AP/PP (municipales y generales) que se ha presentado entre 1979 y 2011 publicadas por las diferentes Juntas Electorales.

En cuanto a su trayectoria dentro del Partido Popular, señalar que se afilió a Reforma Democrática (Alianza Popular) en Diciembre de 1976, tras lo que fue primer Presidente de NN.GG. de Alianza Popular en Ferrol y su comarca, presidente del Partido Popular en Ferrol, secretario General Adjunto del Partido Popular en la Provincia de La Coruña, miembro de los Comités Ejecutivos Provincial y Regional de Galicia del PP, miembro de la Junta Directiva Nacional de Partido Popular, coordinador Territorial Nacional desde el Congreso de Refundación de Sevilla y secretario de la Comisión Organizadora de los XII, XIII, XV y XVI Congresos Nacionales PP.

Polémicas y vínculos con la Gürtel

Ferández de Mesa ha estado presente en algunas de las mayores chapuzas políticas del Partido Popular, empezando por la catastrofe medioambiental del Prestige en noviembre del 2002, cuando él era Delegado del Gobierno en Galicia, hasta las muertes de 15 inmigrantes que intentaban cruzar la frontera en Ceuta y a los que la Guardia Civil, con Fernández de Mesa como director genral, atacó con pelotas de goma mientras nadaban hacia la orilla española. El nuevo consejero de Red Eléctrica aseguró que esto no había ocurrido calificando la posibilidad de su uso como “inhumano”, aunque poco después del ministro del Interior lo reconocío en el Congreso.

El nombre del exdirector general de la Guardia Civil, también apareció en el largo listado de altos cargos del PP que recibieron presuntamente regalos de la trama Gürtelcomo ya es sabido. En concreto, se trató de una estancia de cinco noches en el Hotel Meliá Gran Fénix, de cinco estrellas, entre el 10 y el 15 de febrero de 2004, por un coste de 1.497 euros a 300 euros por noche.

Fuente:  elplural.es

El Gobierno se resiste a dejar de controlar la mitad del recibo de luz como exige Bruselas

alvaro-nadal

La normativa europea trata de evitar que los gobiernos hagan política con la manipulación del precio de la luz

La Comisión Europea ha amenazado con denunciar a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea si el Gobierno no deja de ejercer el control directo que mantiene sobre parte del recibo de la luz. Bruselas exige al Ministerio de Energía que ceda la fijación de los peajes de acceso del sistema eléctrico al supervisor del sector -en el caso español, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC)- como marca la normativa europea.

El Gobierno español se resiste a atender por completo el requerimiento de la Comisión y defiende que el manejo final de esa parte de la factura eléctrica siga en manos del Ministerio alegando cuestiones de “soberanía nacional”, aunque ha dado ya los primeros pasos para intentar aplacar a Bruselas y conseguir cerrar el expediente.

El ministro de Energía, Álvaro Nadal, remitió el pasado noviembre una carta a Bruselas comprometiéndose a conceder más independencia a la CNMC en este campo. Pero el Ejecutivo propone un sistema de “doble lectura” en el que la CNMC propondría los peajes, el Gobierno sería el encargado de fijarlos realmente y el supervisor daría posteriormente el visto bueno, aunque no se explica cómo se resolverían las discrepancias, según adelantan El País y El Mundo. Sin embargo, el propio ministro llegó a mostrarse la semana pasada abiertamente en contra de ceder las competencias por completo.

Los peajes de acceso que determina el Ministerio de Energía -hasta hace unos meses lo hacía el Ministerio de Industria- sirven para cubrir los costes regulados del sistema (transporte, distribución, primas a renovables, ayudas al carbón…) y representan cerca de un 45% de la factura eléctrica total que acaban pagando los clientes. El resto del recibo lo constituyen el precio de la propia electricidad (35%), que se establece con la cotización del mercado eléctrico mayorista, y los impuestos (20%).

Soberanía nacional

“El Gobierno y las Cortes tienen mucho que decir sobre la parte fija del recibo eléctrico. Hay una parte que debe reservarse para la soberanía nacional”, sentenció la pasada semana el ministro de Energía, Álvaro Nadal, en el Congreso de los Diputados. “Si ustedes creen que debe ser sólo la CNMC quien fije los peajes”, dijo el ministro a los partidos de la oposición, “yo no lo comparto”.

Y es que desde el Ejecutivo se insiste en que la reglamentación comunitaria no exige ceder todo el control a la CNMC. “La normativa europea dice que el supervisor se encargará de fijar la metodología o de fijar los precios de los peajes, no que deba fijar la metodología y los precios, como sostienen algunos elementos… algunas personas de dentro de la CNMC”, explicó Nadal. Pero Bruselas parece tener otra interpretación del contencioso.

El Gobierno estaría intentando cumplir con Bruselas dando una mayor participación en el proceso de fijación de los peajes energéticos al supervisor, pero teniendo el Ministerio la última palabra sobre cómo repartir el pago de los costes fijos del sistema, al considerar que se trata de una de las bases de la política energética del Ejecutivo.

La CNMC ha llegado a aprovechar la publicación de informes preceptivos sobre el sector para quejarse abiertamente contra la dilación del Gobierno en adoptar estas medidas.

Más de tres años de investigación

La Comisión Europea abrió en 2013 un expediente de oficio a España por la incorrecta aplicación de las directivas europeas del mercado interior de la energía. Una legislación que establece que debe ser el supervisor, la CNMC, el encargado de fijar la cuantía de los peajes eléctricos o, en efecto, al menos su metodología de cálculo. Pero en España el regulador sólo asigna formalmente esos peajes, mientras que es directamente el Gobierno el que los fija previamente.

El año pasado la Comisión finalizó su larga investigación después de tres años y comunicó a Madrid la apertura de un procedimiento de infracción de manera definitiva, en el que el Gobierno tenía derecho a presentar sus alegaciones.

Las aclaraciones aportadas por el Gobierno español no cambiaron el parecer de Bruselas, que se ha decidido por avanzar hacia el procedimiento con una opinión razonada afeando que el Gobierno haya usurpado competencias propias del regulador (y que antes de la reforma del anterior Gobierno del PP en España tenía la extinta Comisión Nacional de la Energía, integrada en la actual CNMC).

Sin embargo, el largo periodo en que el Gobierno estuvo en funciones por la convocatoria de unas segundas elecciones el pasado año ha venido retrasando el proceso abierto por Bruselas. Pero ahora la amenaza de que España acabe denunciada ante el Tribunal de la UE si el Gobierno vuelve a estar sobre la mesa. Y es que la Comisión Europea publicará el próximo 17 de febrero una nueva lista de infracciones cometidas por los estados miembro, y ahí se verá si Bruselas se decide a denunciar a España o acepta la propuesta del Gobierno a la espera de que se concrete con más detalle, informa Europa Press.

La normativa europea trata de evitar que los gobiernos hagan política con la manipulación del precio de la luz. Que en España la cuantía y el reparto de los peajes dependa exclusivamente del Gobierno ha hecho posible, por ejemplo, que el Ejecutivo utilizara el superávit del sistema eléctrico de los últimos años para aplicar rebajas de los peajes en año electoral. De hecho, el propio ministro Nadal presumió la pasada semana en el Congreso de haber destinado ese superávit a recortar los peajes en 2016 y subrayó su compromiso de mantenerlos congelados durante toda la actual legislatura.

Fuente:  elindependiente.com

ABC se hace altavoz de las penosas declaraciones del Ministro de Energia de España

alvaro-nadal

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ha reconocido esta tarde en el Congreso la «fortísima volatilidad» de los precios de la luz en las últimas semanas, lo que ha ocasionado una «elevada preocupación social» y «compromete la competitividad de las empresas». No obstante, ha subrayado que España tiene precios inferiores que Francia, Bélgica, Italia, Suiza y, puntualmente, también que Alemania y Holanda.

Nadal, que comparece en la comisión de Energía para explicar el incremento de los precios de la electricidad, ha afirmado que esta subida «ni es la primera vez que sucede», «ni se han alcanzado precios históricos».

El ministro ha enumerado durante cuarenta minutos las causas «que están afectando a todos los países», como el encarecimiento del petróleo (80%), el gas (172%) y el carbón (124%) en los mercados internacionales, la ola de frío y el parón nuclear en Francia (10% menos) que han ocasionado un fuerte aumento de la demanda, la menor llegada de gas de Argelia -más barato- o la depreciación del euro (8%).

Además, en el caso español, han perjudicado también la caída de las reservas hidráulicas y la ausencia de viento.

Nadal ha desvelado que nuestro país evitó hace unos días que en Francia se vieran obligados a realizar cortes de luz por falta de suministro, «gracias a que mantuvimos al 100% las interconexiones con el país vecino por solidaridad y responsabilidad, algo que no hicieron otros estados».

Por último, ha recordado que gracias a que el Gobierno decidió congelar la parte del recibo que está regulada o peajes (60% del mismo), el incremento de los precios ha sido menor.

En el turno de intervenciones, la portavoz socialista ha dicho que «estamos pagando sardinas a precios de besugo», en alusión a que el gas, que es más caro, es el que está marcando el precio de toda la generación eléctrica, entre las que se encuentran la hidráulica y la nuclear, que son mucho más baratas.

Como curiosidad se puede apuntar que había una gran expectación en la comparecencia del ministro. De hecho, en la sala se han reunido más periodistas que diputados.

LA VISIÓN DE LA OPOSICIÓN

La mayoría de las intervenciones de los grupos de la oposición se refirieron a las recientes declaraciones del ministro sobre que la factura eléctrica subirá 100 euros este año si se mantienen los precios actuales y a las palabras de esta mañana del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sobre la lluvia y su repercusión en el descenso de los precios.

El portavoz de CUP-EC-EM, Josep Vendrell, ha dicho que «dejen de invocar a la lluvia» y Melisa Rodríguez, de Ciudadanos, invitó a todos los diputados a «salir a la calle y bailar la danza de la lluvia», además de pedir una auditoría de costes del sistema eléctrico y un pacto de Estado sobre energía.

Joan Capdevilla, de ER, calificó la comparecencia del ministro como de «llegar y besar el santo», ya que «qué casualidad que ayer empezó a bajar el precio de la luz». Dijo de Nadal que «se crece con el castigo», lo que provocó las risas de la sala. Capdevilla tuvo que matizar que «le estoy alabando».

EL BLOQUEO AL AUTOCONSUMO LO SUFRIMOS TODOS LOS ESPAÑOLES

El Gobierno de Mariano Rajoy antepone los ingresos del Estado a que baje el precio de la luz. Es por ello que vetará cualquier medida que haga bajar el precio de la electricidad o fomente el ahorro de energía eléctrica.

Según el informe de la Secretaría de Estado de Energía (firmado por Alberto Nadal, ahora secretario de Presupuestos, el pasado 13 de octubre) sobre la Proposición de Ley 122-17 CPL 2360 sobre medidas urgentes de fomento del autoconsumo eléctrico del grupo parlamentario de Ciudadanos al que ha tenido acceso El Periódico de la Energía, el Gobierno vetará cualquier medida que haga bajar el precio de la luz o fomente el ahorro de energía eléctrica porque “tendría un impacto presupuestario por una menor recaudación tributaria (menor recaudación del impuesto sobre el valor añadido (IVA), impuesto especial de electricidad e impuesto sobre el valor de la producción de energía eléctrica)”.

Dicho informe asegura que el autoconsumo eléctrico tendría un impacto negativo en las cuentas del Estado. Según la SSE, habría un “impacto asociado por menor demanda y por tanto menor precio en el pool eléctrico”, entre otros.

“Es increíble, nunca he visto nada igual procedente de un Gobierno”, afirma Jorge Morales de Labra, vicepresidente de la Fundación Renovables. “Penaliza tanto el ahorro directo como el inducido”, afirma Morales. “Lo que nos está diciendo el Gobierno es que no va a aprobar ninguna medida que haga bajar el precio de la luz porque recaudaría menos. Es una salvajada”.

Según las cuentas del Gobierno, “se estima que el 2% del consumo eléctrico se produce con autoconsumo (cifra tomada de las apreciaciones del sector)”, dice. Una cifra que estima, que el Gobierno es incapaz de sacarla de un informe económico, y encima la achaca a terceros, en este caso al sector.

EMPRESAS AMENAZAN CON CERRAR SI LA LUZ SIGUE A ESTOS PRECIOS

Los altos precios que está registrando estos días el mercado mayorista de electricidad han hecho saltar las alarmas en la gran industria nacional. Las fábricas son las principales consumidoras energéticas del país y, en muchos casos, la luz es el principal coste de su cuenta de resultados, por encima de otros gastos logísticos, fiscales e incluso los derivados de la propia materia prima. Por este motivo, el actual escenario de precios -con registros máximos desconocidos desde el año 2013- está cayendo como una losa en la competitividad de estos grupos.

La situación es tal que Oficemen, la patronal que reúne a las principales cementeras que operan en España, advirtió ayer de que la fuerte escalada de precios eléctricos registrada en los últimos días puede provocar el cierre de algunas de las 35 fábricas del sector en el país. Esto tendría un notable impacto sobre el paro en un sector que emplea a 15.000 personas.

EL RECIBO MEDIO DE LA LUZ SUPERARÁ EN ENERO LOS 90 EUROS.. SERÁ EL PRECIO MÁS CARO DE LA HISTORIA, SEGÚN FACUA

Será unos 10 euros más caro que el de diciembre y superará los récord de julio de 2015 y marzo de 2012, según la asociación de consumidores

En los 26 primeros días de enero la factura para un consumidor medio asciende a 88,48 euros, de acuerdo con sus estimaciones  leer mas

Fuente:

elmundo.es/economia/2017/01/26/588911e3468aeb10498b4611.html

eldiario.es/economia/recibo-superara-mayor-historia-Facua_0_605789661.html

El Gobierno de Rajoy-Nadal no quiere que baje la luz

Por increíble que parezca, lo ha puesto por escrito. El impacto presupuestario de una menor recaudación tributaria —mayoritariamente relativa al IVA— es razón suficiente para que el Gobierno haya vetado un proyecto de ley impulsado por el Congreso de los Diputados.

El fondo, cómo no, es del famoso autoconsumo. Ese “atentado” que algunos “desalmados” pretenden perpetrar contra el sistema eléctrico español poniéndose unos paneles en el tejado para ahorrar unos euros en su factura de la luz a la vez que —qué cosas— contribuyen a ser más sostenibles con su deteriorado entorno. Luego nos quejaremos de que nos prohíban circular en coche por las ciudades…

Lo más grave es que en este caso, por mucha obsesión que tenga el Gobierno con el autoconsumo, el contexto es irrelevante. El argumento no es, como en otras ocasiones, que al dejar de pagar una parte de su factura los “desalmados” impongan al resto mayores cargos (lo de que las eléctricas ingresen menos por vender menos no se contempla). Es que la rebaja en la factura implica una menor recaudación de impuestos. Principalmente el omnipresente IVA y el impuesto especial de electricidad.

En un informe sin precedentes, en el que ni siquiera se tiene en cuenta el IVA que sí se ingresaría por la venta e instalación de los paneles (varias veces superior, por cierto, al que se dejaría de ingresar por los ahorros anuales en la factura de la luz), la demencia abarca no sólo el ahorro directo sino también el inducido. Efectivamente, el Gobierno reconoce que quien se pone un panel solar, al reducir la demanda que deben atender las eléctricas, contribuye a reducir la factura de la luz de sus vecinos. Y eso es intolerable, pues de ser así ellos también pagarían menos IVA.

Con el mismo argumento el Gobierno podría hacer uso de su facultad constitucional para -atención- vetar cualquier ley que pretendiera aprobar el Parlamento siempre que supusiera un ahorro en la factura de la luz.

Quizás entonces, al contrario de lo que nos dicen públicamente, nuestros responsables políticos celebren que el mercado eléctrico esté marcando estos días precios máximos de tres años. ¡Qué despropósito!

En un país con una altísima dependencia energética del exterior, que sufre descarnadamente cada vez que se dispara el precio del petróleo (ya lo estamos empezando a notar otra vez), reducir las facturas energéticas utilizando para ello fuentes renovables debería ser objetivo prioritario de cualquier gobierno, con independencia de su orientación política. Mucho más cuando quien está dispuesto a hacerlo no pide subvención ni apoyo alguno.

Es claro que nuestra Constitución requiere una reforma. Esa que evite que un Gobierno en minoría pueda ningunear al Parlamento con argumentos falaces y que, sobre todo, impida que se legisle en contra del interés general.

Fuente: 20 minutos

Los políticos del sector electrico. O como entender lo que pasa con la factura de la luz

fotoelectricas
Analizando esta foto quizá puedas entender las dos noticias siguientes:

Fuente: fueralacasta.org/tag/caspa/