1989: La rotura de la tuberia de Garoña dejó escapar más de 60.000 litros de agua radioactiva

Recortes de prensa  de DIARIO 16 en el verano de 1989 muestran los problemas de la central de Garoña pese a las declaraciones del CSN y de las empresas propietarias.

El Director de Garoña reconoció otros problemas de los que no se dió aviso.

La rotura de la tuberia de Garoña dejó escapar más de 60.000 litros de agua radioactiva.

El gobernador civil de Burgos estuvo a punto de el Plan de Emergencia Nuclear de Garoña

A la fuga de agua radioactiva hay que sumar:

Podemos observar que la  rentabilidad para Burgos y Alava ha sido negativa a todas luces.

El tipo que acabó con las renovables en España ahora cobra por dar conferencias en el extranjero en las que defiende que son la mejor alternativa energética

El exministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, el padre del gran hachazo a las renovables en España, ahora tiene una nueva vida en la que se dedica a defender a ultranza a las energías renovables.

Pero lo hace fuera de España, quizá piense que las energías renovables son la mejor opción para todo el mundo menos para su propio país, uno de los más ricos en viento y sol.

El exministro Soria acudió al Crans Montana Forum que se desarrolló en la ciudad sahariana de Dakhla, allí se celebró por tercer año consecutivo este foro que cuenta con el auspicio del mismísimo Rey Mohammed VI. Este año el título era Hacia una nueva África. Estabilidad, cohesión y solidaridad para un desarrollo sostenible. El rol cohesionador de Marruecos.

 Soria fue invitado para hablar en la mesa sobre energías renovables, y defendió a capa y espada un proyecto que él conoce bien, el complejo hidroeólico de Gorona del Viento, que tiene como objetivo suministrar solo con renovables la isla de El Hierro.

La intervención de Soria se enmarcó en el panel sobre Producción y suministro de energía, definido en el programa como la clave del progreso y crecimiento de las economías emergentes. El ex ministro recalcó que no participaba en representación del Gobierno de España, sino a título personal y con el fin de aportar la experiencia adquirida durante los años en que ejerció como ministro de energía. Se manifestó a favor del uso de las energías renovables como camino a disminuir la dependencia energética del exterior que durante décadas han soportado los países no productores de petróleo.

José Manuel Soria el hombre que acabó con las renovables en España ahora se dedica a defenderlas. Como dijo el gran Groucho Marx: Estos son mis principios, si no le gustan, tengo otros.

Fuente: primaveravalenciana.info

SORIA, ESE GRAN POLÍTICO ESPAÑOL

Según El Correo, NUCLENOR ha reconocido que Garoña no es viable económicamente

La noticia se ha publicado apenas 24 horas después de que el director de Garoña reconociera en el Congreso que Garoña está en buenas condiciones de operar hasta 2031 “con algunos cambios”.

Cualquiera que navegue por esta página web encontrará curioso que el CSN cesara a sus 2 inspectores en Garoña cuando se estaba considerando el aumento de sus plazos de operación.

Así mismo, técnicos del CSN han denunciado oscurantismo en la forma de trabajar, presiones y que Garoña no cumple con los requisitos a que le obligó el CSN.

Fuente: El Correo

Técnicos nucleares denuncian “represalias” y maniobras “encubiertas” del CSN para reabrir Garoña

Un informe del CSN revela que Garoña no cumple parte de los requisitos para autorizar su reapertura

El CSN cesa  a sus 2 inspectores en Garoña

El Congreso, sin el PP, apoya el cierre de la central nuclear de Garoña

Las Cortes de Aragón piden el desmantelamiento de la central nuclear de Garoña

Los Parlamentos de Navarra y Pais Vasco piden el cierre de Garoña

ARTÍCULO EN EL DIARIO VASCO

Nuclenor, la sociedad propietaria de la central nuclear de Garoña, considera económicamente inviable la continuidad de la planta radicada en Burgos tras analizar detalladamente el informe del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), según han asegurado a este periódico fuentes cercanas a la empresa. El coste de volver a poner en funcionamiento la central se eleva a 205 millones de euros, según los cálculos de Nuclenor, sociedad participada al 50% por Iberdrola y Endesa. Este importe incluye las inversiones exigidas por el Consejo de Seguridad Nuclear, incluidas en el último informe emitido por el organismo, y que ascienden a unos 170 millones; así como el resto de gastos operativos y otros como los ligados al combustible.

El Gobierno ha abierto un periodo de consultas sobre la reapertura de Garoña y se ha dado un plazo de seis meses antes de tomar una decisión final. No obstante, según las fuentes consultadas, Nuclenor ya habría anticipado al Ministerio de Energía su conclusión sobre la inviabilidad económica de la planta.

La central de Garoña dejó de estar operativa el 1 de enero de 2013, aunque entró en parada el 16 de noviembre de 2012. Han pasado más de cuatro años y desde esa fecha hasta el cierre del ejercicio pasado Nuclenor ha invertido 330 millones de euros en labores de mantenimiento necesarias de cara a una posible reapertura, que nunca podría ser antes de enero de 2019. La propietaria de Garoña registró el año pasado unas pérdidas de 67 millones de euros.

El Consejo de Administración de Nuclenor no ha adoptado todavía una decisión formal sobre el futuro de la central nuclear. No tendrá que hacerlo hasta que el Gobierno decida si da o no el permiso para reabrir Garoña. El informe del Consejo de Seguridad Nuclear en el que permite que se alargue la vida útil de la central si se realizan las inversiones exigidas para garantizar la seguridad no es vinculante (lo sería si indicara que no es seguro operar la central), por lo que la autorización es decisión del Ejecutivo. En todo caso, si el Gobierno de Rajoy optara por permitir que Garoña volviera a producir energía, la decisión última correspondería a Nuclenor, a la que no le salen los números para que la central sea rentable.

Desde el propio Ministerio de Energía han reconocido que incorporar Garoña a la red puede suponer un coste importante, aunque piensan que sigue siendo un negocio rentable. Hace ahora un año, el presidente de Endesa, Borja Prado, vinculaba el futuro de Garoña a una decisión empresarial al aclarar que no existe «ningún compromiso político» con respecto al futuro de la central. En la última junta de accionistas de la eléctrica, que tuvo lugar en abril del año pasado, Prado relacionaba cualquier decisión a la viabilidad «desde el punto de vista técnico y financiero». También el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, habría insinuado a los sindicatos de la compañía, en el marco de la misma junta de accionistas, la complejidad de reabrir la central por las condiciones económicas que esa operación exigía, según apuntaron fuentes sindicales.

«Primer peldaño»

Más allá de las consideraciones estrictamente empresariales y financieras, el Ministerio de Energía quiere implicar a los partidos políticos de la oposición en la decisión que tome el Gobierno sobre la reapertura de la central o su cierre definitivo, como todo parece. El departamento que dirige Álvaro Nadal va a utilizar el plazo del que dispone para «negociar con los partidos, las comunidades autónomas y los agentes implicados», según fuentes del departamento de Energía.

El ministerio, donde niegan que se haya negociado con el PNV el cierre de Garoña a cambio de su apoyo para los Presupuestos del Estado, insiste en que el debate sobre la central es sólo «un primer peldaño» de cara a otras decisiones similares que se deberían tomar a medio plazo, como la autorización para que Almaraz (Cáceres) -cuya vida útil expira en 2020- también siga en funcionamiento. Después les llegaría el turno a Vandellós (Tarragona), también en 2020; Cofrentes (Comunidad Valenciana) en 2021; Ascó I y II (Tarragona) en ese mismo ejercicio; y Trillo (Guadalajara), en 2024. Ante esta coyuntura, «puede ser un debate central por central o grupal sobre el futuro del sector», apuntan fuentes gubernamentales, donde alegan que al estar en un Ejecutivo en minoría, es recomendable una posición negociada.

La prohibición de que se amplíe la vida útil de cualquiera de los ocho reactores que hay en España provocaría, según el departamento que dirige Álvaro Nadal, un incremento del precio de la luz que se situaría en el entorno del 25%, según las estimaciones del Ministerio de Energía. Por ello, apuestan por mantener el actual ‘mix’ de nucleares, carbón y ciclos junto a la mayor presencia de plantas renovables.

Fuente: eldiariovasco

Nuclenor dice que Garoña, con 3 revisiones en 10 años, es «más fiable» que la media

El director de la central nuclear de Santa María de Garoña, Miguel Ángel Cortés, defendió que la planta burgalesa es «más segura» y fiable que la media del resto de centrales nucleares en el mundo y recordó que paso tres revisiones exhaustivas en diez años, informa Europa Press.

Cortés compareció ayer ante la Comisión de Energía, Turismo y Agenda Digital del Congreso de los Diputados para explicar aspectos técnicos y repasar las actuaciones de la central para mantener la planta en «las mejores» condiciones de seguridad, ante el «doble escenario» al que se enfrenta Garoña, que son la continuidad de la operación o bien, el cese definitivo.

Cortés expuso que Garoña «se ha sometido en los últimos 10 años a tres revisiones» que han concluido que «no existen impedimentos técnicos para la operación segura de la central», ya que la prioridad y «premisa» de Nuclenor, su titular «ha sido y es la seguridad» de la instalación, la protección de los trabajadores y el público y el respeto al medio ambiente».

«Toda nuestra gestión se desarrolla en torno a este principio y la principal motivación de nuestras actividades es el mantenimiento de las adecuadas condiciones para el funcionamiento seguro y fiable de la central», manifestó.

Cortés elogió a los 242 trabajadores de Nuclenor  (no 800) y a los más de 200 empleados de empresas colaboradoras porque «se han enfrentado de modo ejemplar al reto que esta situación representa».
Respecto a las tres evaluaciones pasadas por Garoña en estos últimos 10 años, resaltó la «fiabilidad» de la central «por encima de la media del resto de centrales nucleares en el mundo».

La primera de estas revisiones se prolongó durante tres años, entre 2006 y 2009, tras la que el Consejo de Seguridad Nuclear se mostró favorable para que la planta pudiera operar hasta 2019. Posteriormente, entre 2011 y 2012, Garoña realizó las pruebas de resistencia a raíz del accidente en la central nuclear de Fukushima Daichi, igual que el resto de las instalaciones nucleares españolas y, según Cortés «se puso de manifiesto que Garoña está al mismo nivel» que las demás.

En este contexto, expuso a los diputados que las pruebas sirvieron para evidenciar las «grandes diferencias existentes» entre la central nuclear de Garoña y la de Fukushima, desde las obvias por localización y sismicidad, hasta las propias de diseño (1).

La tercera de estas evaluaciones se realizó desde 2014 a 2017 y según Cortés fue «rigurosa y exhaustiva» pues incluyó entre otros la revisión de la vasija y de sus elementos internos.

En definitiva, el director de Garoña dijo que el CSN aprobó «la viabilidad» de que la central opere «con seguridad hasta 2031 con determinadas condiciones».

No comenta que a mediados de los años 90 un equipo de ingenieros estadounidenses se negaron a firmar la ITV de Garoña y tuvieron que contratar a un equipo coreano que si firmó.

Fuente:  elcorreodeburgos.com

(1) Garoña y Fukushima se construyeron sobre los planos idénticos de Westinghouse

Castilla-La Mancha ve “graves” deficiencias en el informe ambiental de Enresa sobre el silo nuclear

La Dirección General de Espacios Naturales devuelve a la promotora este estudio y ha suspendido el proceso de evaluación ambiental del basurero nuclear en la localidad conquense de Villar de Cañas

Señala más de una veintena de consideraciones que la empresa pública no ha incorporado a su texto sobre la afectación a la Red Natura 2000

El documento coincide en el tiempo con las sentencias que suspenden la protección ambiental de la Laguna del Hito por la cual la Junta quería frenar el proyecto del ATC

Falta de avales de instituciones científicas de prestigio, criterios prefijados previamente, ausencia de los riesgos geológicos y radiológicos y de la situación legal del suelo, son solo algunas de las numerosas deficiencias detectadas en el estudio básico ambiental de afectación a la Red Natura 2000 que elaboró la empresa pública Enresa para la construcción del basurero nuclear en la localidad conquense de Villar de Cañas.

Así lo señala un informe de la Dirección General de Espacios Naturales y Política Forestal de Castilla-La Mancha, elaborado este mismo mes de marzo y que coincide en el tiempo con la decisión del Tribunal Supremo y del Tribunal Superior de Justicia de la comunidad autónoma de suspender la protección ambiental que la Junta había dado a la Laguna del Hito para frenar este proyecto de almacén de residuos nucleares (ATC).

En primer lugar, en el informe se constata como “muy llamativo” que en un proyecto de esta envergadura, y habiendo transcurrido más de cinco años desde su aprobación en el Consejo de Ministros, no se haya realizado un estudio adecuado y un documento “técnico y científico suficiente”. Establece así que el documento no está avalado por ninguna institución científica de reconocido prestigio de la propia Administración y que está “dirigido a la obtención de un determinado resultado de la evaluación ambiental, resultado que ha sido prefijado previamente”.

Dicho esto, el informe de la Junta pasa a detallar punto por punto otras deficiencias importantes que no contemplan ni las indicaciones de la Directiva Habitat de la Unión Europea, ni la Ley estatal de Patrimonio Natural y Biodiversidad, ni la Ley castellano-manchega de Conservación de la Naturaleza. Este es uno de los motivos por los que el Ejecutivo autonómico contempla la posibilidad de recurrir a Europa tras las sentencias españolas.

Por eso establece, en primer lugar, que “se obvia” la situación jurídica actual, al no recoger el informe de Enresa la petición de la Junta de que la Laguna del Hito sea declarada Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), con las consecuencias que ello conlleva. No aparecen tampoco estudios e informes “relevantes” sobre los objetivos principales de conservación de esta zona, incluida en la Red Natura 2000.

Seguidamente, la Dirección de Espacios Naturales también considera una irregularidad que el estudio ambiental de la empresa pública no recoja los riesgos geológicos y radiológicos ni los impactos en el régimen hidrológico del río Záncara. Sobre la radioactividad, Enresa “evita pronunciarse” afirmando que la afección de este complejo se ha contemplado más “como una mera instalación o edificación de tipo industrial” sin incluir que las consecuencias de un accidente “distarían mucho” de cualquier otro tipo de industria.

En los impactos geológicos y consecuencias para el medio ambiente, el informe detalla riesgo de contaminarían de Acuíferos que suministran agua para consumo humano y regadío que pueden alterar el sistema fluvial y palustre; riesgo de ‘karstificación’ del terreno o disoluciones de rocas con consiguientes colapsos o deformaciones graves en las estructuras nucleares; y riesgo de expansividad del terreno.

A todo ello une el hecho de que ni siquiera se haga mención en el estudio de Enresa a la situación legal del suelo donde se pretende construir el ATC, estando anulado el Plan de Ordenación Municipal (POM) de Villar de Cañas.

Sin evaluar efectos en hábitas ni alternativas

También “se obvian los efectos perjudiciales que provocaría el complejo sobre la generación de los hábitats y las especies de interés comunitario” recogidos en el Formulario de Datos de la Red Natura 2000, y se denuncia la “inexistencia” de una evaluación de alternativas (la posibilidad de construirlo en otro sitio) exigida en numerosa jurisprudencia del Tribunal Supremo a este respecto y que se aporta con el informe.

El estudio de Enresa se refiere a “una única ubicación y no procede a evaluar otras opciones recogidas en el informe realizado por la Comisión Interministerial creada para estudiar las diferentes alternativas de ubicación del silo nuclear y sus complejos adyacentes.

Otro dato significativo que incorpora el Gobierno de Castilla-La Mancha es que, según la Ley estatal de Patrimonio Natural, la ampliación de la protección de la Laguna del Hito cuenta ya con un régimen de “protección preventiva”, obtenida desde el momento en que se envío al Ministerio de Medio Ambiente la lista de espacios naturales propuestos como LIC para su traslado a la Comisión Europea.

Como consecuencia de todo ello, el estudio ambiental ha sido rechazado y devuelto a la empresa pública con el argumento de que “no se considera viable realizar una adecuada evaluación de las repercusiones del ATC sobre el medio ambiente y sobre el espacio de la Red Natura 2000 y sus objetivos de conservación con la información aportada por el promotor”. Concluye que debe procederse asimismo a la suspensión del procedimiento de evaluación ambiental al no poder llevarse a cabo una evaluación adecuada en los términos que establece y exige la legislación vigente.

Fuente: eldiario.es

Anulada la protección medioambiental que impide el basurero nuclear en Villar de Cañas

El Gobierno castellano-manchego aprobó hace año y medio esta medida, que también fue suspendida cautelarmente por el Tribunal Supremo

Ahora, el Tribunal Superior de Justicia anula su ejecutividad, que suponía ampliar la ZEPA de la Laguna del Hito próxima al futuro emplazamiento del ATC

Nueva vuelta de tuerca judicial contra la medida aprobada por el Gobierno de Castilla-La mancha para intentar frenar el emplazamiento del cementerio nuclear en la localidad conquense de Villar de Cañas. La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) ha acordado suspender la ejecutividad de este decreto de la Consejería de Agricultura, mediante el que se amplió la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de la Laguna de El Hito y se realizó la propuesta a la Comisión Europea para su declaración como Lugar de Importancia Comunitaria. Al ser una zona próxima a la futura instalación del Almacén Centralizado de Residuos (ATC), la Junta pretendía con ello evitar su construcción.

La medida fue aprobada en julio de 2015, pocas semanas después de constituirse el Gobierno de Emiliano García-Page, y tiene como objetivo realizar actos en ese territorio que supongan una “transformación sensible” de la realidad física o biológica del entorno”, algo que haría que no fuera posible continuar con el proceso de construcción del almacén nuclear en Cuenca.

Posteriormente, en octubre de 2015 el Gobierno de la nación presentó un recurso contencioso-administrativo ante este mismo Tribunal contra este acuerdo del Consejo de Gobierno, que ahora el Alto Tribunal castellano-manchego resuelve.

Se trata de un nuevo varapalo judicial a esta protección medioambiental, puesto que el pasado 17 de enero también el Tribunal Supremo acordó la suspensión cautelar de este acuerdo al considerar que, en la ponderación de los intereses públicos y generales en conflicto, era “más atendible” proseguir las actuaciones para la instalación del ATC, que pretende una “pronta y correcta” gestión de los residuos radioactivos, que la aprobación inmediata de la ampliación de un espacio protegido para aves.

Sobre la duración del procedimiento

Desde el Gobierno castellano-manchego afirmaron, sobre esta última decisión del Supremo, que verían las implicaciones de la misma. De hecho, el consejero de Medio Ambiente, Francisco Martínez Arroyo, explicó que este procedimiento de protección ambiental finalizó en octubre de 2016, antes de que el Tribunal opinara sobre el recurso que presentó la Delegación del Gobierno.

No obstante, ahora el auto del Tribunal de Justicia castellano-manchego determina la suspensión tanto de la aprobación inicial de la media medioambiental como del decreto posterior de en octubre de 2016. Según estipula, las mismas consideraciones que llevan a decidir la procedencia de la suspensión de aquel acuerdo también sirven para extender la suspensión cautelar del decreto.

“La valoración del conflicto y la ponderación del perjuicio, no es meramente económica, sino que atiende a la seguridad nuclear”, argumenta. Y añade que la ejecutividad del decreto recurrido implica el “entorpecimiento a la gestión de los residuos radioactivos y, por consiguiente, el debilitamiento de la seguridad nuclear, con lo que se daña un servicio público de carácter esencia”.

Fuente:www.eldiario.es

Sentencia

Miles de personas se manifiestan en Vitoria contra Garoña

Manifestacion cierre central nuclear garoña . Vitoria, 18-03-2017. Fotografia Rafa Gutierrez

Habían prometido «un tsunami popular» y, finalmente, el sábado inundaron las calles de Vitoria. Miles de personas se reunieron en la Plaza de la Virgen Blanca antes del atardecer para sumarse a la marcha convocada por el colectivo Araba Sin Garoña. Un mes después de que cientos de alaveses exigiesen el «cierre definitivo» de la central nuclear frente a la sede de la Diputación, familias, grupos sindicales y vecinales protestaron de forma masiva bajo el lema ‘No reapertura. Garoña itxi betiko’.

La sección burgalesa de la coordinadora Ecologistas en Acción habilitó autobuses desde la estación de Miranda para desplazarse a la protesta, a la que acudieron vecinos de los tres territorios vascos. La manifestación se dejó sentir en varios lugares de la capital alavesa de forma simultánea bajo una fuerte presencia policial. Instantes antes de que la marea tomara rumbo hacia la calle Mateo de Moraza con el legendario logotipo del contra la central en alto al son de ‘Ikusi mendizaleak’, los aficionados reunidos en el estadio de Mendizorroza para presenciar el derbi contra la Real Sociedad clamaban en el estadio. Algunas peñas deportivas protagonizaron una kalejira previa al partido a las cinco de la tarde.

Los gritos de ‘no a las nucleares’ sonaron de manera constante durante el recorrido por las calles de la capital alavesa. No obstante, a su paso por la sede del Partido Popular y la subdelegación del Gobierno central las reivindiaciones fueron sustituidas por expresiones de rechazo. Cuando los primeros manifestantes alcanzaron el final de la calle la Paz, los últimos aún salían de la Virgen Blanca. «La inacción de los partidos ha causado que falten instrumentos para parar Garoña», criticó Alberto Frías, portavoz del movimiento Araba sin Garoña, al final de calle La Paz. «Basta de proposiciones de no ley, denunciaremos todos los postureos que se produzcan a partir de ahora», advirtió antes de demandar que el debate para el que el Ministerio de Industria se ha dado seis meses de plazo quede supeditado a una orden ministerial.

  Tras recorrer las calles Ortiz de Zárate, Florida y Dato, la multitud llevó sus proclamas hasta el Parlamento vasco antes de regresar a su punto de partida. La marcha estuvo ambientada por un grupo de txistularis, pero la música era casi imperceptible desde la cabecera debido al gran número de asistentes. Begoña Vázquez, secretaria comarcal de ELA en Álava, apeló a «los deseos de la mayoría social» antes de poner en duda la independencia del Consejo de Seguridad Nuclear y exigir a los partidos con representación política en el territorio «que lleguen a un acuerdo con el Partido Popular para detener la reapertura de Garoña».

Un «congreso en la calle»

Más de 250 colectivos alaveses apoyaron la marcha, entre ellos los sindicatos ELA, CCOO, UGT, ESK, STEILAS, CNT, CGT, HIRU y un centenar de personalidades originarias del territorio. Numerosos grupos políticos expresaron su conformidad con la concentración y representantes como el Diputado general Ramiro González, el alcalde Gorka Urtaran y varios miembros de la Corporación municipal se sumaron a ella.

«Espero que esta sea la última vez que tengamos que salir a la calle para pedir el cierre de Garoña, basta ya», exclamó Urtaran en la Virgen Blanca. Por su parte, Frías hizo un llamamiento a las fuerzas políticas para que negocien el cierre de la central durante las negociaciones previas a la aprobación de presupuestos del Gobierno vasco. El portavoz tampoco olvidó el encuentro que el PP celebró ayer en el Palacio Europa para designar a su presidente. «El verdadero congreso ha tenido lugar en las calles de Vitoria», recordó a Mariano Rajoy.

Fuente: elcorreo.com