Técnicos nucleares denuncian “represalias” y maniobras “encubiertas” del CSN para reabrir Garoña

marti

El presidente del CSN y miembro del Opus Dei  Fernando Martí Scharfhausen

El Consejo de Seguridad Nuclear ha impuesto el “secretismo” y la “cultura del miedo”

La Asociación Profesional de Técnicos en Seguridad Nuclear y Protección Radiológica (ASTECSN) ha denunciado que en el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) se están imponiendo “represalias” y una “cultura del miedo” hacia los técnicos y especialistas, con el fin de promover una “desregulación encubierta” que facilite la reapertura de la central nuclear de Garoña o el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares.

VITORIA-GASTEIZ. La ASTECSN, constituida por técnicos del CSN, ha presentado este jueves en el Congreso de los Diputados un informe con 31 propuestas para mejorar el funcionamiento del Consejo de Seguridad Nuclear, según ha informado esta asociación en un comunicado.

El pleno del CSN avaló el pasado día 8 la reapertura de la central nuclear de Garoña, ubicada en Burgos pero muy próxima a Euskadi, si sus propietarios (Endesa e Iberdrola) realizaban algunas mejoras en la seguridad de las instalaciones. Tras el respaldo del CSN, la decisión definitiva de permitir o no la reapertura de la planta, que permanece cerrada desde 2012, corresponde al Gobierno central.

“CACIQUISMO”

La presidenta de la ASTECSN, Nieves Sánchez Guitián, ha criticado la “politización” del CSN, y ha denunciado el nombramiento de consejeros del CSN como Javier Dies (PP), del que ha destacado que fue “impuesto” por el Gobierno del Partido Popular “sin haber recibido el respaldo del Parlamento”. Estas designaciones –ha denunciado– “restan independencia” y suponen “una muestra de caciquismo”.

En lo que respecta a Garoña, Sánchez Guitián ha advertido de que “nunca las evaluaciones técnicas deben plantearse como excusa de decisiones políticas”. Por ese motivo, ha afirmado que “nunca se debería emitir un informe favorable para una autorización de explotación cuando se incluyen condiciones imprescindibles para poner en marcha el reactor”. El permiso para la reapertura –ha añadido– “solo debería darse si ya se han realizado las modificaciones exigibles”.

La asociación también ha criticado que el Pleno del CSN  –constituido por tres consejeros designados a instancias del PP y dos propuestos por el PSOE– “no entra en materia técnica” a la hora de adoptar sus decisiones, y que a los inspectores residentes “se les ha impedido hablar directamente con los técnicos especialistas”.

Además, ha censurado que el pleno del Consejo “no establece líneas estratégicas y no marca hojas de ruta en cuestiones relevantes”; y que “no debate siempre sobre los criterios a aplicar”, ni “resuelve discrepancias”.

“CULTURA DEL MIEDO”

La presidenta de la asociación ha afirmado que la mayoría del pleno “termina aprobando lo que las direcciones técnicas proponen sin preocuparse de sus fundamentos”, y que dichas direcciones técnicas “promueven una cultura del miedo, aplicando represalias cuando lo han  considerado necesario”.

VITORIA-GASTEIZ. En la misma línea, ha censurado que en el Consejo de Seguridad Nuclear “no se crean grupos de trabajo abiertos, sino que se busca la compartimentación de los trabajos y el clientelismo”. Todo ello unido al “secretismo de algunos expedientes, como los de Garoña, el del Almacén Temporal Centralizado (ATC) o Palomares”.

De esa forma –ha añadido– “se genera el ambiente adecuado para promover una desregulación encubierta, sin que nadie asuma la responsabilidad por omisión por todo aquello que no se mira, sin que se justifique el por qué”.

DEMASIADA FAMILIA EN TORNO AL CSN

¿Podría considerarse un conflicto de intereses, donde se mezclan las funciones de letrado y las de su relación filial de primer grado con la asesora personal de Fernando Martí?  (LEER MÁS)

Fuente: deia.com

Técnicos del CSN acusan al organismo de malversar recursos públicos por el informe de Garoña

marti2

El presidente del CSN y miembro del Opus Dei Fernando Martí Scharfhausen con el infausto Soria

Una asociación de técnicos de seguridad nuclear denuncia que el CSN destinó numerosos recursos para la elaboración de los informes que estipulaban las condiciones para la reapertura de la central de Garoña pese a las sospechas de que las propietarias no tienen intención de revitalizar la instalación.

La polémica está servida en el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). La Asociación de Técnicos de Seguridad Nuclear y Protección Radiológica (Astecsn) emitió un comunicado en el que llegó a acusar al organismo supervisor de malversas recursos públicos en la elaboración del informe que establecía las condiciones necesarias para que la central de Santa María de Garoña volviera a la actividad.

La asociación, que se ha mostrado notablemente crítica con el CSN en numerosas ocasiones, denuncia que el mismo día que el organismo dio su visto bueno a la reapertura de Garoña, “conocíamos noticias que indicaban que las propietarias de Garoña no iban a reabrir la planta nuclear”. Una circunstancia que lleva a este colectivo a concluir que el CSN fue utilizado “para fines no declarados”.

Fines que sustancian en un proceso para prolongar la vida del resto de centrales nucleares. Para argumentar esta cuestión, el comunicado de la Astecsn asegura que el día anterior a la aprobación del informe, el CSN remitió cartas al Ministerio de Energía, una por cada central nuclear, para proponer la modificación de las autorizaciones de explotación vigentes hasta ahora.

“Tras 30.000 horas de trabajo presuroso del Cuerpo Técnico, dedicadas a evaluaciones de informes e inspecciones a una instalación de la que se sospechaba que no había intención alguna de reabrir, el resultado puede ser que se hayan malversado recursos públicos, detrayéndolos de otras actividades de supervisión necesarias”, indica el comunicado, que culpa de esta circunstancia al hecho de “no haberse acometido a otros niveles el necesario debate político, ajeno al CSN, sobre el futuro de la energía nuclear en nuestro país”.

Continúa la guerra

Cabe recordar que, por el momento, Nuclenor (participada al 50% por Endesa e Iberdrola), la compañía que posee la licencia para operar la central de Garoña, no se ha pronunciado sobre si decidirá finalmente reabrir la instalación. En primer lugar, debe esperar a que el Gobierno decida si autoriza la medida, tras elevar las consultas oportunas con el informe del CSN en la mano.

No es la primera vez que esta asociación protagoniza un choque con el organismo supervisor. De hecho, la asociación fue protagonista indirecta de la comparecencia en la Comisión de Industria del Congreso del presidente del CSN, Fernando Marti. En su exposición, Marti incluyó un documento firmado por unanimidad del pleno en el que respondía a las numerosas denuncias realizadas por parte de la Astecsn. En este escrito, que quedó incorporado al diario de sesiones, el pleno denuncia la existencia de una carta que en la que “se pretende desacreditar de manera grave, y a nuestro juicio injustificada, a este organismo regulador”.

“El Pleno del CSN debe manifestar su honda preocupación por el contenido de una carta que, con descalificaciones profesionales, juicios de valor, y afirmaciones no basadas en evidencias, puede minar de manera grave la confianza de los ciudadanos y la sociedad en el organismo regulador”, rezaba la comunicación.

En cualquier caso, parece que la batalla entre esta asociación de técnicos y el CSN tendrá continuidad y más tras el debate abierto por el informe sobre la reapertura de Garoña.

DEMASIADA FAMILIA EN TORNO AL CSN

¿Podría considerarse un conflicto de intereses, donde se mezclan las funciones de letrado y las de su relación filial de primer grado con la asesora personal de Fernando Martí?  (LEER MÁS)

Fuente:  vozpopuli.com

El Congreso, sin el PP, apoya el cierre de la central nuclear de Garoña

garoña

Piden poner en marcha un plan de reindustrialización y adaptación económica en el área de influencia de la planta.

Rajoy está negociando los Presupuestos del estado utilizando Garoña como moneda de cambio con el PNV. (leer)

La Comisión de Energía, Industria y Agenda Digital ha apoyado, con el voto en contra del PP, instar al Gobierno a poner en marcha las medidas necesarias para proceder al cierre definitivo de la central de Santa María de Garoña (Burgos), así como poner en marcha un plan de reindustrialización y adaptación económica en el área de influencia de la planta.

MADRID. El texto, transaccionado entre Unidos Podemos y PSOE, pide también acometer el proceso de desmantelamiento de Garoña en “condiciones de seguridad para el medio ambiente y las personas” y que éste se produzca bajo la supervisión del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

Durante el debate de la iniciativa, la portavoz socialista en esta materia, Esther Peña ha denunciado la falta de inversión económica en el norte de la provincia de Burgos, en donde unos 14 municipios están afectados por la presencia de la central en su entorno.

La diputada ha señalado que esta zona ha envejecido porque los jóvenes no encuentran futuro laboral y ha denunciado las dificultades con la que sus habitantes se enfrentan a servicios normales, como el de telefonía móvil o Internet, por encontrarse en las cercanías de una central nuclear.

GAROÑA ESCONDE EL FUTURO DEL RESTO DE CENTRALES

“El PP ha invertido cero euros en cinco años, ni en empleo, ni en servicios ni en infraestructuras”, ha señalado Peña, quien ha acusado al Ejecutivo de usar Garoña como “moneda de cambio para aprobar los presupuestos”.

Para el portavoz de Unidos Podemos en la Ponencia encargada de las relaciones con el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), Juantxo López de Uralde, el Gobierno está escondiendo detrás de la central burgalesa lo que quiere hacer con el resto de plantas del país, es decir, ampliar su vida útil cuando, según ha denunciad el diputado, cada año que pasa Garoña es más insegura.

López de Uralde ha recordado que durante su primera etapa de funcionamiento sufrió grietas y se registró un calentamiento de agua en el Ebro, entre otros problemas. “El hecho de que haya cumplido 46 años no nos dá garantias de seguridad, nos hace dudar de que pueda ponerse en marcha”, ha insistido el coportavoz de Equo, quien ha deseado que éste sea el último debate sobre la reapertura de esta central.

EL PP ACHACA “PREJUICIOS” EN EL RESTO DE PARTIDOS

El único partido que ha votado en contra del texto, el PP, ha criticado los “prejuicios” del resto de partidos al tratar la energía nuclear. El portavoz ‘popular’ de Energía, Guillermo Mariscal, ha destacado que la intención del Ejecutivo es hacer realidad un mix energético equilibrado que permita el suministro a todas horas.

En cuanto al plan de reindustrialización, ha recordado que en 2009, durante el mandato socialista, se habló de una inversión de 900 millones en la zona con inversiones en carreteras, la construcción de un parador e incluso una vía de alta velocidad. “El Colegio de Economistas de Burgos estima que se invirtieron 20 millones”, ha señalado Mariscal, quien ha apuntado que el PP no continuó que este proyecto por los propietarios de Garoña solicitaron la reapertura.

GAROÑA ES PRESCINDIBLE

Rajoy ofrece al PNV cerrar Garoña a cambio de su apoyo para los Presupuestos de 2018

La central se convertiría en moneda de cambio para permitir al PP aprobar esas cuentas y acabar la legislatura sin depender del PSOE.

Se desconoce que ocurrirá con el recurso estatal a la ley antifracking vasca, aunque ambos partidos son profracking.

 

Fuente: deia.com

almacennuclear.wordpress.com/2017/02/22/rajoy-ofrece-al-pnv-cerrar-garona-a-cambio-de-su-apoyo-para-los-presupuestos-de-2018/

Nadal: recortará 600 M. a las renovables con tres informes de la CNMC en contra

alvaro-nadal

El Ministro de Energia tiene las ideas claras: recaudar más cobrando más con el IVA de la electricidad.

La Orden Ministerial que fija las retribuciones a las renovables para los próximos tres años acaba de ver la luz tras recibir la pasada semana el visto bueno de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos. La medida, tomada contra el criterio de la CNMC, supondrá un recorte de 600 millones en tres años para el sector.

El ministro de Energía, Álvaro Nadal, ha conseguido imponer su criterio a la hora de establecer las retribuciones a las renovables para los próximos tres años, lo que abrirá la caja de los truenos dentro del sector. La Orden Ministerial publicada este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE) contemplará una rebaja para estas retribuciones que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) calculó en unos 600 millones de euros durante todo el periodo. Fue en uno de los tres informes en los que el organismo supervisor se mostró en contra del criterio del Ministerio para establecer el precio de referencia para calcular las cantidades a destinar a los inversores para alcanzar la rentabilidad razonable.

Sin embargo, Nadal ha obviado la frontal oposición de la CNMC. Después de numerosos tiras y aflojas y remisiones de propuestas al organismo, el ministro logró la pasada semana la aprobación de la Orden definitiva por parte de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos. El contenido de la norma es básicamente el defendido desde el principio por Nadal, con la célebre fijación como precio de referencia de 2020 en adelante de 52 euros por megawatio/hora, que es el que propicia el recorte mencionado.

Esta cifra se emplea para calcular las estimaciones de ingresos de las instalaciones para el resto de su vida útil. A partir de ellas, el Gobierno debe otorgar una retribución para que los inversores alcancen una rentabilidad razonable. De este modo, cuanto más elevadas sean las estimaciones de ingresos por la venta de energía generada por renovables, más baja deberán ser las retribuciones públicas para lograr esta rentabilidad razonable.

Sin embargo, la CNMC se opuso enérgicamente desde el principio al contenido de la Orden Ministerial, especialmente en lo referido al precio. Porque la cifra, en realidad, correspondía a 2020 y los años siguientes (y no al trienio 2017-2019) pero el Ministerio decidió mantenerla como constante. Una hipótesis para la que, de acuerdo con el informe de la CNMC sobre la propuesta por la que se establecen los peajes de acceso de energía eléctrica para 2017, “no se proporcionaba metodología”.

Un cálculo a favor del Gobierno

El problema está en que la cifra no se corresponde con la que reflejan los mercados de futuros de la energía, entre 42,60 y 43,90 por megawatio/hora para los años 2017, 2018 y 2019. Una referencia que no fue tenida en cuenta por el Ministerio de Energía, frente a cuyo criterio se sitúa la CNMC.

El regulador considera que la Ley del Sector Energético no obliga al departamento que dirige Álvaro Nadal mantener para este periodo regulatorio “una cifra que no se justifica ahora”. Contrariamente a lo que sucedía cuando  se aprobó la Ley, el mercado de futuros recoge los precios a más de tres años, con lo que es posible incluso tener la referencia de 2020 en adelante. Y no es precisamente de 52 euros.

En concreto, para los años 2020 y 2021, el mercado de futuros de la electricidad contempla unos precios de 42,62 euros por megawatio/hora.

El sector prepara recursos

Cabe tener en cuenta que el cálculo incluido en la Orden Ministerial, concretamente en su Anexo V, afecta a los inversores en renovables desde este mismo año y no sólo a partir del ejercicio 2020. Aunque para los años 2017, 2018 y 2019 los precios de referencia son inferiores, la prima se calcula en relación con la vida útil de las instalaciones, con lo que la diferencia entre el precio fijado para 2020 en adelante y el contemplado para los citados próximos tres años será lo que dejen de percibir.

Si el Ministerio de Energía hubiera tenido en cuenta estos precios, sus retribuciones a las renovables deberían ser de 600 millones más que los que pagará desde que salga publicada la Orden. Con una retribución 10 euros por megawatio/hora inferior a lo que marca el mercado, los inversores tendrán prácticamente imposible alcanzar la rentabilidad razonable.

La batalla con el sector de las renovables está servida. Empresas y asociaciones del sector esperan ya la publicación de la Orden Ministerial para empezar a promover sus recursos contra la resolución, que no necesita pasar por el consejo de ministros y únicamente está a la espera de las correspondientes firmas y publicación en el Boletín Oficial del Estado.

Absurdeces del manual neoliberal del PP

Nadal, al ataque: “la luz es tan cara en España por las prisas de ZP con las renovables”.

Tras 5 años el PP sigue con las cantinelas para llenar los titulares del ABC, La Razón o 13 TV, como si estuviera en campaña electoral. Por supuesto Nadal echa la culpa a los incentivos  a las Rrenovables “olvidando” taimadamente los demás costes que se incluyen en la factura del pequeños consumidor, algunos de los cuales son:

  • Incentivos a la extracción  y consumo del carbón nacional. (leer)
  • Deficit de tarifa provocado en su mayoria por Aznar pero tambien por Rajoy-Soria.(leer)
  • Tratamiento de residuos nucleares. (leer)
  • Subvenciones a las grandes consumidores por si se necesitan desconectar de la red. Cosa impensable por el exceso de potencia instalada. (leer)
  • Manipulación de precios por parte de las productoras de electricidad, cerrando embalses y encendiendo térmicas de gas. (leer)

Fuente: vozpopuli.com

El Gobierno vetará cualquier medida que BAJE el precio de la luz porque recaudaría menos impuestos.

Tudanca acusa al PP de hacer “populismo” y lamenta que Urkullu mande más que Herrera

tudanca

El secretario regional del PSOE y portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Luis Tudanca, ha acusado al PP de hacer “populismo” respecto al futuro de la central nuclear de Santa María de Garoña, ubicada en el Valle de Tobalina, en Burgos, y ha lamentado que el lehendakari, Íñigo Urkullu, mande más en la Comunidad que el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera.

En declaraciones recogidas por Europa Press tras finalizar el pleno de las Cortes, Tudanca ha recriminado al PP la falta de explicaciones ante el “mercadeo” entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el PNV para sacar adelante los presupuestos generales del Estado, al parecer, con la clausura definitiva de Garoña como moneda de cambio.

“No son capaces de dar una explicación y venden esperanzas falsas”,

ha cuestionado el líder regional del PSOE, quien ha recordado que la realidad actual de la comarca burgalesa donde se ubica la central nuclear es de cientos de empleos perdidos sin la puesta en marcha de un plan alternativo. Tudanca ha achacado al PP de practicar “como pocos” el “populismo” que los populares recriminan a otras formaciones políticas mientras hacen con Garoña “un traje a medida” de las eléctricas para que puedan operar en el resto del parque nuclear del país.

“No les importa nada la comarca de las Merindades”,

ha sentenciado el político burgalés, quien ha sido tajante el evidenciar que Herrera “no pinta nada” ni en este asunto ni en otros como el carbón o la defensa de los ayuntamientos de la Comunidad.

Fuente: 20minutos.es

Rajoy ofrece al PNV cerrar Garoña a cambio de su apoyo para los Presupuestos de 2018

garoña2

Rajoy confirma que Garoña es  sólo un peón con el que amenaza Euskadi, Burgos y Rioja.

La central se convertiría en moneda de cambio para permitir al PP aprobar esas cuentas y acabar la legislatura sin depender del PSOE.

Se desconoce que ocurrirá con el recurso estatal a la ley antifracking vasca, aunque ambos partidos son profracking.

El PP podría salvar los PGE con el apoyo de Ciudadanos y los nacionalistas vascos y canarios

El Gobierno está negociando con el PNV el cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) a cambio del respaldo de esta formación a los Presupuestos del Estado de 2018, según avanza Cinco Días.

La central ubicada en el límite entre las provincias de Burgos y Álava, que suscita un fuerte rechazo de los nacionalistas vascos (especialmente, los alaveses), se convertiría así en moneda de cambio para permitir al PP aprobar las cuentas del próximo ejercicio y acabar la legislatura sin depender del apoyo del PSOE.

Con Ciudadanos (32 escaños), PNV (5), Coalición Canaria y Nova Canaria (uno cada uno), los populares (con 137 diputados) salvarían las cuentas de 2018 y, en el peor de los escenarios, tendrían que prorrogarlas en 2019, ya posible año electoral.

La prórroga de la licencia de la central nuclear más antigua de España, parada desde finales de 2012 por decisión de sus propietarias, Endesa e Iberdrola, ya cuenta con el informe preceptivo del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) favorable a la reapertura. El dictamen del CSN, considerado un precedente para permitir al resto de centrales nucleares alargar su vida de funcionamiento hasta los 60 años, está sujeto a inversiones millonarias que están pendientes y que Iberdrola (con sede en Bilbao) ha sugerido que no quiere realizar.

El Ministerio de Energía se ha dado un plazo de seis meses para tomar la decisión final sobre la petición de Nuclenor (la sociedad que explota Garoña), que pidió que la planta funcione 14 años más. En cualquier caso, la decisión final la adoptará el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Cinco Días recuerda que entre las muchas presiones en contra de la reapertura destacan las de la Diputación Foral de Álava, que ha amenazado con recurrir a los tribunales europeos si se concede la prórroga (al igual que el PSE-EE de la provincia) y, añade, la de muchos ayuntamientos de la zona, que amenazaban con boicotear a esta compañía dejándola fuera de los contratos de suministro energético.

En el Congreso de los Diputados también hay una mayoría en contra de reabrir Garoña y el PSOE ha anunciado la presentación de una proposición de ley para evitar la prórroga de la central.

Fuente:  eldiario.es

Una mancha radiactiva recorre Europa… y nadie conoce su origen

1
Partículas de yodo-131. IRSN

Parece que detrás de ese aumento de la radiación se encuentra la industria farmaceútica

Varios países de Europa, entre ellos España, registraron el pasado mes anormales concentraciones de yodo radioactivo a niveles no dañinos para la salud. La fuente se desconoce, pero episodios anteriores similares han situado estas emisiones en Rusia y Hungría.

Todo comenzó en el mes de enero. Entonces se detectó una fuente de pequeñas cantidades de radiación nuclear (yodo-131) en el norte de Noruega. Poco después se detectan trazas a nivel del suelo en Finlandia, Polonia, Alemania, República Checa, Francia y España. Ha pasado más de un mes y nadie sabe su origen.

 Antes de continuar con la historia conviene aclarar que lo más desconcertante de este extraño evento no es el nivel de radiación detectado, lo que trae de cabeza a científicos y amigos de la conspiración es saber su origen, ¿de dónde demonios ha salido el yodo radioactivo?

Usos del yodo radioactivo

Cuando hablamos de yodo-131 nos referimos a un radioisótopo del yodo que fue descubierto en 1938. Se calcula que tiene un período de vida de entre 6 y 8 días. En cuanto a su asociación, suele aparecer cuando hablamos de energía nuclear, cuando estamos ante procedimientos de diagnóstico y tratamientos médicos o para la producción de gas natural. Además juega un rol central como isótopo radioactivo presente en los productos de una fisión nuclear.

 Por tanto, es muy posible que te suene de haberlo escuchado asociado a los problemas de salud durante las pruebas de bombas atómicas que tuvieron lugar en la década de los 50, o quizás por el accidente de Chernóbil o más cercano en el tiempo con la crisis de la central nuclear de Fukushima.

Por suerte en esta historia que comenzó en el mes de enero, parece que no hay que temer por los niveles de radiación encontrados. El 13 de febrero el instituto francés IRSN, el organismo público para los riesgos radiológicos y nucleares, anunció que los niveles de yodo-131 aparecidos en los países europeos habían vuelto a la normalidad, aunque los científicos seguían tratando de determinar la fuente de la radiación.

El origen de la radiación

Obviamente, desde entonces saltaron las alarmas. Como decíamos antes, la vida media del yodo-131 es de ocho días máximo, por lo que su detección en la atmósfera suponía una prueba real de un reciente lanzamiento pero, ¿de dónde?

Hay rumores para todos los gustos. Dado el origen no faltan aquellos que insinúan que Rusia ha probado en secreto algún tipo de arma nuclear de bajo rendimiento en el Ártico, posiblemente en la región de Novaya Zemlya, área donde en el pasado han llevado a cabo ensayos nucleares. No es descabellado desde el punto de vista histórico. Las pruebas nucleares que tuvieron lugar en la década de los 50 no fue una exclusividad de Estados Unidos, Rusia también participó en la carrera.

Ocurre que el yodo-131 no sólo se asocia con la energía nuclear, también con la industria farmacéutica. Por ejemplo es bastante común el uso del mismo para tratar enfermedades relacionadas con tiroides o tipos de cáncer. Según contaba a Motherboard Astrid Liland, del NRPA:

Puesto que sólo se midió el yodo-131 y ninguna otra sustancia radiactiva, creemos que proviene de una compañía farmacéutica que produce fármacos radioactivos. El yodo-131 se utiliza para el tratamiento del cáncer.

No son los únicos. La Society for Radiological Protection del Reino Unido también ha comunicado que la presencia exclusiva del yodo radioactivo sugiere que la fuente no es un incidente nuclear, sino una instalación médica como un hospital o un proveedor de radiofármacos, aunque también aclaran que hoy por hoy todo es especulación.

¿Quién lo ha propagado?

Científicos examinando niveles de radiación. Getty

De ser así, ¿qué compañía estaría trabajando con el yodo-131? La NRPA ha explicado que su origen es incierto debido al clima de la zona. Los vientos cambian constantemente y ha sido imposible rastrear con exactitud su procedencia, aunque apuntan a una fuente de liberación en algún lugar de Europa del Este.

Una nube de yodo que ha acabado movilizando a la Fuerza Aérea de Estados Unidos, quienes enviaron un avión especializado en el examen de este tipo de partículas. Según The Aviationist, el 17 de febrero se desplegó el avión en el Reino Unido con un equipo que debe probar la naturaleza de la radiación en la atmósfera de Europa.

El último informe al respecto ha aparecido a través de la Organización para el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (OTPCE), el organismo que realiza un seguimiento de las posibles pruebas de armas nucleares. La organización ha explicado que:

Aunque algunas lecturas del yodo-131 por encima del nivel de detección mínimo se han observado desde el comienzo del año en Europa, no hemos medido nada extraordinario.

Así que las investigaciones siguen su curso. Mientras tanto, nadie sabe con exactitud el origen de este misterioso punto de radiación que se extendió en Europa, un acontecimiento que no plantea ningún riesgo para la salud, aunque sus implicaciones y la propia naturaleza de su uso deben ser aclaradas